Posts tagged ‘Sálvame’

Telecinco en boca de todos

Que hablen de uno, aunque sea mal. Ésta parece ser la máxima que rige ahora en la cadena amiga después de que intentasen durante un tiempo hacer lavado de imagen y sus audiencias se vieran resentidas. No sé, la verdad es que no tenía muchas ganas de escribir esta entrada porque estas estratagemas de Telecinco empiezan a resultarme molestas como espectadora. Sé que en el fondo lo hacen para eso, para generar el debate maniqueísta de o estás conmigo, o estás contra mí, y yo no quiero posicionarme, no me da la gana. Es decir, que su programación me podrá gustar más o menos, pero no soy quién para cuestionar con qué se entretiene la gente. Al final he decidido decir mi opinión por un motivo: para intentar sacar a la luz sus triquiñuelas e intentar que nadie caiga en la deriva que buscan, la de hacer víctimas y verdugos de todo esto. Si están donde están es porque quieren y el concepto negativo que muchos tienen de la cadena se lo ganan a pulso.

  • Telemanía. Es la web de tele de Telecinco. En ella abundan los titulares contra Antena 3, todos escritos con una mala leche digna de la pluma más afilada. A saber y en portada en el momento en el que escribo esto: “A A3 le sale el tiro por la culata al rematar La princesa de Éboli“, “Antena 3 cambia sin parar su parrilla para intentar remontar su audiencia en mínimos”, “DEC baja a mínimos con el ‘Caso Fran'”. Buceando en el archivo de noticias encontramos muchas más cosas: “Los mineros de Chile, encerrados por Antena 3”, “Antena 3 monta el ‘caso Fran’… que dispara la audiencia de Sálvame“. Y hasta el infinito y más allá. Desde esta web se hace campaña diaria de acoso y derribo contra Antena 3 como parte de esa disputa eterna entre cadenas. Y como de webs va la cosa, Telecinco denunció a Antena 3 porque consideró que falseaba los datos de visitas de su web.
  • Contraprogramación. Célebre el reciente numerito, que aún no ha terminado, de poner a rodar su miniserie Felipe y Letizia persiguiendo a los romanos de Hispania (Antena 3), por la parrilla. ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿Fue Hispania la que abrió la veda o fue Felipe y Letizia? El último movimiento, en cualquier caso, ha sido de Telecinco y la gran perjudicada ha sido Tierra de lobos, que de golpe y porrazo está, sin comerlo ni beberlo, a expensas de lo que haga Antena 3.
  • Broncas entre productoras. Esto lo contaba ayer La chica de la tele. Las propias productoras que generan contenidos del corazón para Telecinco se han declarado la guerra en los programas. Todo un show orquestado por unos grandes guionistas, sin duda. Ayer pude ver cómo en directo Belén Esteban amenazaba veladamente a su nueva némesis, la novia de su ex cuñado, diciéndolo que llevase cuidado que el contrato le vencía pronto. Pensé que Vito Corleone aparecería en el plató pero no, era Paolo Vasile. Una confusión la tiene cualquiera.
  • Quejas de la audiencia: Telecinco es la cadena que más quejas acumula y el programa más denunciado es, como todos podemos suponer, Sálvame. Ojo, que hay que mirar los datos con lupa. Después de Sálvame la emisión que más quejas ha acaparado ha sido Qué vida más triste (laSexta), así que a las quejas de los espectadores hay que darles la importancia justa y necesaria. Según yo lo entiendo, los detractores de Telecinco patalean más y mejor que los detractores del resto de cadenas, pero sirva el dato como un aporte más a todo este espectáculo de polos opuestos.
  • Gran Hermano, la metáfora. Y con apenas una semana y pico de vida, la casa (quizá tendría que hacer uso del plural), de Gran Hermano ya se ha dividido en dos grupos. Cada grupo en su casa y Mercedes Milá en la de todos: guapos en una y frikis descastados en la otra. No soy yo la que se inventa los términos, son los habitantes de la casa los que han hecho la división atendiendo a cuestiones basadas en el atractivo físico. Antes de la escisión que se materializó anoche los grupos ya tomaban entidad y vida propia, no creo que este resultado haya podido sorprender a nadie. Se elevan ya acusaciones a diestro y siniestro de vejación, machismo y demás, un debate que creo que trasciende al programa en sí. El cásting de este año era para que pasara esto: al que le guste, bien; al que no, que cambie de cadena. En el fondo me parece que no es más que la representación de todo lo expuesto antes, donde los presuntamente guapos vendrían a ser una extensión de Mujeres y hombres y viceversa y, por ende, de la cadena, y a los frikis les queda el papel de renegados a lo Antena 3. Nunca eso de “como la vida misma” tuvo tanto sentido.

22 octubre 2010 at 09:46 5 comentarios

Caída y auge de María Teresa Campos

Ya empezamos a ver las cosas claras y el chocolate espeso. Si hace unos días comentábamos con guasa la desaparición de María Teresa Campos de La 10, hoy me desayuno con la noticia de que va a ser la defensora del espectador en Sálvame. Cómo es el karma, amiguitos. La Campos, que otrora fue jefa de Jorge Javier y que se quieren tanto como el agua y el aceite, pasa ahora a ser su empleada, y gracias. Este Vasile sí que sabe cómo articular una venganza. Cada día gana más puntos para convertirse en mi villano favorito.

Habrá quien entienda que esto de Sálvame es un premio para la Campos que le garantiza minutos adicionales de tele en uno de los programas más vistos de la tarde. Como decían los clásicos, no hay que aceptar regalos de los griegos, en referencia al famoso Caballo de Troya, y es que este caramelo tiene toda la pinta de estar envenenado. ¿Qué pierde Sálvame con esta incorporación?: nada. ¿Qué puede perder la Campos, además de la paciencia?: pues grados en ese escalafón virtual que tiene montado en la cabeza y que le hace creer que ella sigue siendo la estrella televisiva de antaño.

Tendrá el consuelo de tener cerca a su hija Terelu, que sabrá sacarle de los aprietos cuando haga falta. Tanta endogamia se me atraganta un poco, la verdad, pero no es la primera vez que en el plató de Sálvame actúan estirpes casi completas. De hecho, creo que ése es uno de los secretos de su éxito, que aquello parezca el patio de una comunidad de vecinos cualquiera. Una especie de Aquí no hay quien viva reconvertido al entretenimiento. ¡Váyase, señora Karmele!, o “un poquito de por favor” es lo que les hace falta a menudo.

Que nadie me entienda mal, no tengo nada en contra de la Campos, su familia o Sálvame. Soy de las que piensa que hay que entretenerse y dejar que se entretengan los demás, cada uno a su gusto. Pero no me he podido resistir a comentar el caso porque es un paradigma de cómo puede ser una trayectoria actual. Cuando la Campos volvió a Telecinco se quedó con La mirada crítica y lo defenestró. Total, para terminar en Sálvame. No tiene nada de malo pero está claro que la trayectoria que ella había elegido era otra. Buscaba esa retirada entre los grandes y suerte tendrá si consigue entrar en el panteón de los rigurosos.

Y todo esto sin contar los ánimos que rondarán en La 10, donde sí hay gente que como ella se creen el oro y el moro, aspiran a una trayectoria seria y se han quedado con un palmo de narices porque han perdido a un buen gancho para sus espectadores. Cuando empiecen a salir las autobiografías y las biografías autorizadas será tiempo para que la Campos dé explicaciones. Menudo papelón.

Para terminar, el título de la entrada viene a cuento porque todo esto me ha recordado a la gran serie Caída y auge de Reginald Perrin en la que Reginald, agobiado por la mediocridad de su empleo estable, desaparece y cuando regresa monta una exitosa empresa de basura reciclada.

6 octubre 2010 at 10:01 10 comentarios

El trío de ‘Sálvame’, ‘Toma cero’ y Tania Llasera

Hay ecuaciones en la que una de las variables falla. En este caso fallan dos. Del titular podríamos quedarnos con Sálvame como único salvavidas porque Toma cero era de vergüenza ajena y el éxito que pueda tener Tania Llasera al frente de Mira quién mira aún está por demostrar.

Sálvame llega hasta las cuatro horas como si nada, para intentar frenar de una vez por todas el éxito de El diario. Y es que hay que tener mala leche, para dos espacios que le funcionan a Antena 3, querer neutralizar uno es de ser muy maquiavélicos. ¿No pueden dejarles que sigan soñando con ovejas eléctricas?

Para afrontar tamaño reto en Telecinco han decidido por fin finiquitar Toma cero, un concurso sin enjundia que seguía en su horario contra viento y marea. Yo llegué a pensar que habían pactado con el diablo. De otra forma no se entiende que con sus datos, sus espectáculos bochornosos y su falta de tensión se mantuviese en antena. Ésta ha sido la víctima propiciatoria de la historia. El cornudo que se va con el rabo entre las piernas.

Para afrontar las cuatro horas de programa que tendrá ahora Sálvame y no tener que mudarse a vivir a Telecinco, Jorge Javier Vázquez ha dejado Mira quién mira en manos de Tania Llasera, otra de las reporteras hurtadas a laSexta que casualmente vendrá a bailarle el agua, nunca mejor dicho, a su antigua compañera Pilar Rubio. El Mira quién mira será ahora menos incisivo porque, las cosas como son, la mano que tiene Jorge Javier con estos programas no la tiene nadie. No sé si Tania Llasera tendrá la mala baba que hace falta pero más le vale hacer un entrenamiento intensivo para atenuar sus poses de niña bien, que entre tante gente de barrio no van a pegar ni con cola. Ella sería la amante en este trío.

Sálvame sigue haciendo audiencia a manos llenas. De no ser por los culebrones de La 1 tendrían las tardes para ellos solos. El secreto de este éxito no es otro que el de convertir una tertulia de salón en un programa, el de generar conflictos a lo reality con los colaboradores y el de comentar las noticias sin un atisbo de periodismo. Todo ello guiado por el eficaz Jorge Javier Vázquez, al que se le nota que disfruta como un enano cada vez que tiene que perseguir a alguien hasta los baños de la cadena. Meriendan en directo, pagan por las palabrotas, se ríen de sí mismos y, de vez en cuando, a lo culebrón, tienen declaraciones de amor en directo. A mí no me entretetiene el invento pero entiendo su éxito. Además con el tiempo han aprendido y las querellas, si las hay, irán para lo colaboradores, así que Telecinco estará libre de multas. ¿Se puede pedir más? Sí, sólo una cosa, que la gallina de los huevos de oro no muera de éxito.

Cuatro horas diarias, más el Deluxe, más el Mira quién mira suponen mucho trabajo para todos. En algún momento tendrán que coger vacaciones. ¿Qué será de Telecinco entonces?

19 marzo 2010 at 07:15 12 comentarios

‘Sálvame’, multa que te crió

No acabo de entender los argumentos contra Sálvame para colocarle una multa por vulnerar el horario de protección infantil. Es cierto, sí, lo vulnera, pero en estos momentos ninguna cadena lo respeta. ¿Acaso son más nocivas para los niños las historias de Sálvame que las de El diario (Antena 3)? ¿Los culebrones que emite La 1 son más apropiados? ¿Las series que pone laSexta son adecuadas para el público infantil? ¿El reality de Cuatro es idóneo?

La historia viene contada aquí y es la siguiente: hay varias denuncias de diferentes organismos de protección del espectador que se han trasladado al Comité de Autorregulación, la entidad encargada de velar por el respeto al horario de protección infantil, pero el Ministerio de Industria ha decidido iniciar un expediente al programa por una de las denuncias referida una emisión que contenía referencias sexuales explícitas. Éste expediente podría terminar en una multa de 300.000 euros. Al común de los mortales puede parecernos un pastizal pero, como bien explica Anómalo, esa cantidad es irrisoria para la cadena y equivale a doce minutos de publicidad. Una nadería sin importancia.

A mí no me gusta Sálvame pero porque no me entretiene, no porque considere que es una porquería. En el caso de serlo, no es peor que otras emisiones que, vulnerando los mismos códigos, se van siempre de rositas en asuntos como éste. Defendí en su momento que Padre de familia en laSexta no tenía que ser expedientado así que sería hipócrita por mi parte atacar a Sálvame en sentido contrario. Desde mi punto de vista, en ambos casos se trata de ficción porque Sálvame es como un culebrón de telerrealidad, pero ficción al fin y al cabo.

No entiendo por qué, puestos a quejarse, nadie se queja de las historias de El diario, que en manos de un niño pueden hacerle llegar a conclusiones equivocadas. Está más de moda ir en contra de Telecinco. Una cosa no quita la otra, pero de qué sirve que una cadena cambie sus modos si en el resto se puede seguir viendo lo mismo.

Y lo de siempre: la tele no es una niñera, el Código de Autorregulación no sirve de nada, las multas son para limpiar conciencias y en realidad el desarrollo infantil importa bien poco. Cuánto nos gusta quedarnos en lo superficial para no atacar lo profunda. Jamás volverá a haber un horario infantil tal y como lo conocimos hasta hace unos años, jamás. A ver si nos vamos haciendo a la idea.

7 enero 2010 at 09:00 13 comentarios

La guerra sucia del corazón: los cebos

Tengo curiosidad, verdadera curiosidad, por saber cómo se plantean los guiones de los programas que arrasan los viernes por la noche. La guerra sin cuartel que se traen DEC y Sálvame nos permite ver cuáles son sus armas y cuáles de ellas funcionan. Muy interesante si se analiza con frialdad y si se contemplan los resultados finales de la batalla.

Anoche ganó Sálvame pero tampoco fue por goleada, no os vayáis a pensar. Entre los dos espacios sumaron más de cuatro millones y medio de espectadores, cosa que certifica qué interesa en la noche de los viernes. Yo no tengo por costumbre ver ni Antena 3 ni Telecinco pero sabía qué proponían cada una de las cadenas como “pièce de résistance”: en Antena 3 tenía a Bárbara Rey y a Sofía Cristo, juntas en un plató por primera vez; y en Telecinco tenía al padre de Borja Thyssen y anunciaban la nueva cara de Belén Esteban.

Hoy veo en la web de Antena 3 que a Bárbara y a su hija les pusieron unas imágenes de Ángel Cristo en plena agresión, algo que no habían publicitado; y en la web de Telecinco confiesan que la cara de Belén Esteban que anunciaban sólo se pudo ver gracias a un retrato robot que hizo su cirujano plástico. Es decir: que Antena 3 se guardó una baza para el directo sin anunciarla y Telecinco no hizo lo que había anunciado. Ganó Telecinco y, además, siguen teniendo la cara de Belén Esteban para enseñarla otro día. No sé cómo será esa cara, pero seguro que es una cara dura (mal chiste, lo siento).

Pero no sólo el corazón vive de cebos. Estaba yo viendo anoche Ajuste de cuentas en Cuatro. Antes del último corte publicitario pusieron unas imágenes en las que una chica decía: “La culpa es de mi suegra”, y la suegra a su vez hacía como que respondía: “¿Estás grabando? Vale. Y una mierda”. Claro, nos quedamos a ver cómo la familia terminaba como el rosario de la aurora pero después de un corte eterno el programa siguió como si nada, sin sangre ni vísceras, y de esos cortes morbosos ya no hubo noticia. Qué fraude.

Parece que hacer un cebo es la cosa más fácil del mundo; lo difícil es que ese cebo sea bueno y funcione. Hay guionistas que se dedican sólo a hacer cebos, para que veáis la importancia del asunto. Antena 3 sigue sin saber hacerlos porque lo importante no es que sean verdad o no, es que enganchen. Los de Telecinco siempre enganchan y tienen buenos resultados; los de Antena 3 se quedan cortos.

Cuando realmente llega la noticia “cebada” al espectador ya se le ha olvidado qué esperaba ver. Esto es resultado de que en la televisión de entretenimiento todo cambia muy deprisa, los espectadores nos olvidamos enseguida de lo que hemos visto hace cinco minutos y nuestro nivel de atención no es comparable a la atención que prestamos cuando estamos viendo ficción así que cuando finalmente nos cuentan algo por lo que hemos estado esperando, si es o no verdad es lo de menos, lo que importa es el envoltorio de la noticia.

Mención aparte merece esta práctica en informativos, donde proliferan los cebos porque los informativos están perdiendo la pureza de su formato para conseguir audiencia acercándose a los programas de entretenimiento. No me gustan en este caso, ni los entiendo ni los comparto pero es algo contra lo que parece que no se puede luchar. Una cosa son los titulares de un informativo y otra muy diferente es un cebo con música dramática e imágenes ralentizadas y saturadas de la lesión de un jugador de fútbol, por ejemplo. Por desgracia, en la tele se imita lo que funciona y como los cebos cumplen su función, cebos para todos.

12 diciembre 2009 at 10:10 11 comentarios

Fabricando un linchamiento, jugando con la verdad

Me resulta muy difícil comprender la posición de la televisión en la sociedad actual, muy difícil. Y lo que más me duele es que los últimos acontecimientos hacen que me resulte un medio absolutamente indefendible en determinadas cosas. Tampoco comprendo las lógicas que la sociedad aplica a la televisión.

El vídeo de arriba fue emitido por montones de televisiones en sus informativos, que es donde depositan la mayoría de los espectadores la dosis de verdad diaria que nos llega a través de la tele. Se escamotearon, eso sí, los segundos iniciales en los que un reportero, periodista o lo que sea arenga a la señora para que insulte al hombre que sale del coche. En muchos informativos se consideró que esa parte no era relevante. En comentarios posteriores en diferentes medios hemos podido ver cómo se afirma sin rubor que esa es una práctica habitual. No podemos extrañarnos. Lo que los espectadores ven como verdad no es, al fin y al cabo, nada más que televisión vestida de verdad, como un lobo con piel de cordero.

Cuando el caso se resuelve a favor de la víctima del linchamiento llueven disculpas más o menos afortunadas, más o menos creíbles, de los medios implicados. Sobre todo aparecen las justificaciones que se basan en informaciones erróneas. ¿Quieren decir que emitir el vídeo de arriba cortado es fruto de una mala información? No entiendo el silogismo. Ante la polémica entran en juego los programas de la casquería, que ponen sobre la mesa ofertas millonarias para que el vilipendiado o alguien de la familia cuente su historia un viernes por la noche al calor del corazón, siempre relacionado con los sentimientos, y empieza una nueva etapa en la construcción de la verdad televisiva.

En esto aporta algo de luz el abogado del injustamente detenido, que afirma que si su defendido sale en televisión él abandona el caso. Pone en juego argumentos de peso y saca a colación la cantidad de abogados que se mueren de ganas de añadir este caso a sus currículums. No puede evitar que el hermano acepte una oferta y vaya a DEC, rechazando la oferta de Sálvame. No consigo entender por qué nadie puede llegar a concluir que el linchamiento que se le ha hecho en informativos pueda resolverse, aclararse o denunciarse en un programa del corazón. Otro silogismo que se me escapa. ¿No habría sido mejor una rueda de prensa abierta a todos los medios? ¿En qué les beneficia situarse en la órbita de una productora privada? Creo que se equivocan.

Y última parte, por ahora. El programa en el que anoche salió el hermano del detenido fue líder de audiencia. La misma gente que hace una semana le habría pegado una paliza sin más contemplaciones a este hombre, contemplan ahora la verdad del hermano retransmitida en un programa del corazón. La verdad ha pasado de los informativos a los programas del corazón. ¿Hasta dónde llegará esto? Nuestra sociedad necesita tratamiento psiquiátrico urgente.

5 diciembre 2009 at 09:56 12 comentarios

Paz Padilla presentará ‘Sálvame’, en serio

Ya decía Jorge Javier Vázquez que él hace “neorrealismo televisivo” y ahora, además, en su programa va a haber surrealismo por un tubo porque han fichado a Paz Padilla de sustituta de Jorge Javier los viernes, para que él reponga fuerzas para presentar Sálvame Deluxe. Estaba claro que J. J. no podía aguantar el ritmo de los viernes (pocos hay que puedan aguantar dos directos tan largos en un solo día), pero la sustituta que se han buscado no me parece del todo apropiada.

No es que piense que Paz Padilla no pueda hacerlo bien, que seguro que sí, es que no me pega ni con cola. No es una profesional a la que se le pueda relacionar directamente con el mundo del corazón y eso para la audiencia, que necesita de identificaciones, puede resultarle chocante. Por otro lado siempre me ha parecido que tenía un sentido del humor bastante diferente al que se gastan en Sálvame, menos irónico que el suyo, aunque Paz Padilla siempre que ha hecho falta ha soltado una burrada.

¿Podrá hacernos creer que le interesa todo lo que desfile ante sus ojos? No lo sé pero como actriz que es tendrá que hacer ver que está en su salsa, aunque eso no sea del todo cierto. De alguna manera me quedo con la sensación de que el panorama profesional está fatal. No es que sea un descrédito presentar Sálvame pero si le sale bien después va a costarle desvincularse de esa imagen (el encasillamiento en este género es atroz). Ella ha manifestado muchas veces que su máxima aspiración era ser actriz pero o bien bromeaba, o no ha encontrado el tortuoso camino.

La noticia me ha parecido muy rara, la verdad. Sólo espero que esto sea lo que Paz Padilla quiere sinceramente hacer y que el fenómeno Sálvame no la engulla en su callejón sin salida. Sálvame es hoy por hoy un mero programa de entretenimiento, es cierto, pero hay muy poca gente que lo entiende o que, al menos, lo respeta. Le deseo en cualquier caso la mejor de las suertes.

29 octubre 2009 at 07:05 23 comentarios

Entradas antiguas


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.256.904 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: