Posts tagged ‘De repente los Gómez’

Fallidas adaptaciones españolas de series

Esta semana, cuando escribí sobre el fracaso de la adaptación española de Las chicas de oro, pensé que sería interesante hacer un repaso a otras adaptaciones que no tuvieron salida en la tele nacional. No hay que ser injustos, hay grandes éxitos como Sin tetas no hay paraíso, Gavilanes, Barrio Sésamo, Pepa y Pepe (de Rosseane), o Doctor Mateo (Doc Martin), pero también es cierto que de los fracasos se aprende más.

Las novatadas. En 2006 tanto Cuatro como laSexta hicieron sus intentos adaptativos. No pasaron de aquel año. Ni Mesa para cinco (laSexta), ni Matrimonio con hijos (Cuatro), llegaron demasiado lejos. Quizá es que fue demasiado pronto o es que no supieron dar con las ficciones adecuadas. Yo, como fan de Cinco en familia, vi en su adaptación un auténtico despropósito.

Los culebrones. Este género ha dado muchas alegrías a la tele nacional, pero también muchos disgustos. Podríamos dividirlos en dos categorías, los de coste medio (convencionales), y los de coste elevado (modernizados). No diré coste bajo porque no creo que salga barato hacer una serie que termina fracasando.

En coste medio un culebrón fracasado recientemente es Mi gemela es hija única (Telecinco), que llegó para sustituir a Yo soy Bea que, como sabéis, fue un culebrón de coste medio de mucho éxito. Es la demostración clara de que repetir fórmula nunca es garantía de éxito.

Los culebrones de coste alto tampoco son garantía de nada. En Cuatro fallaron con Valientes y en Antena 3 lo hicieron con Somos cómplices. Incluso trajeron a JR para aparecer en el primer episodio y aquello no sirvió de nada.

Argentina. Categoría especial para las series que se han adaptado de este país porque ya venían de fábrica con un planteamiento diferente y porque no sólo se han adaptado culebrones. Quizá el fracaso más sonado fue Los exitosos Pells (Cuatro), pero no funcionó mejor Lalola (Antena 3), y la segunda temporada de Hermanos y detectives (Telecinco), fue la última.

Series anglosajonas. Además de los ejemplos que he puesto al principio de la entrada también se han intentado adaptar series más actuales y ahí es donde entran ejemplos como La chica de ayer (Antena3, Life on Mars), De repente, los Gómez (Telecinco, The Riches), o RIS Científica (Telencinco). Sin lugar a dudas, la serie de José Coronado se coronó, valga la redundancia, como el fiasco por excelencia. Era demasiado pretencioso intentar emular a CSI y salir bien parado, por mucho que la idea viniera ya adaptada de Italia.

Menudo repaso, ¿no? Y eso que me he dejado los parecidos razonables del tipo Hospital Central y Urgencias porque no es propiamente una adaptación. Todas las series que he mencionado son adaptaciones cofesas y seguro que me he dejado muchas. ¿Os acordáis de alguna más?

Anuncios

19 diciembre 2010 at 08:30 14 comentarios

Cambios y más cambios en una temporada atípica

Sólo dos días he estado desconectada, sólo dos, y parece mentira la cantidad de cosas que han pasado. Voy a comentar las que me parecen más relevantes aclarando que, si me parecen importantes, es porque creo que tienen significados más allá de conseguir audiencias. Lo explico punto por punto.

  • laSexta: Denominación de origen pasa a emitirse a diario antes de Sé lo que hicisteis… y desaparece temporalmente Padre de familia. Denominación de origen se estrenó el domingo pasado después de Salvados y a partir del 2 de noviembre estará en las sobremesas a diario. En ocasiones anteriores cambios similares han terminado perjudicando a Sé lo que hicisteis…, como ocurrió con el efímero estreno de Cómo conocí a vuestra madre pero, a pesar de esto, laSexta vuelve a hacer el cambio. Mi teoría: Denominación de origen es una producción de Mediapro y, como producción propia, no quieren lanzarla a los leones tan pronto, así que le buscan otro hueco a ver si cuela. A mí ni me pega un programa de reportajes a esas horas pero es un formato que está funcionando en otras cadenas y, por lo visto en el primer programa, con ciertos toques de juventud, así que habrán pensado que si a otros les funciona, por qué no a ellos. Veremos cómo cuadra el experimento.
  • Antena 3: Baja de Joaquín Climent en Física o Química para rejuvenecer el reparto de profesores. Una pena, porque Joaquín Climent me gusta, pero entiendo que Antena 3, viendo el éxito desmesurado de Curso del 63, quiera incidir en la parte más juvenil de la serie y dejarse de medias tintas. El público que interesa es el joven, así que para qué darle migajas al público más adulto. Qué extraño que un reality de nuevo cuño influya en una serie que lleva tres temporadas.
  • laSexta: Salvados vuelve a su horario habitual y El aprendiz se emitirá después. Esta semana toca reportaje sobre Valencia y tengo mucha curiosidad por ver cómo el Follonero nos muestra al mundo a los valencianos. Como pasó con el reportaje de Melilla, estoy segura de que a más de uno le escocerá el resultado. Respecto al cambio de horario, ya lo comentamos aquí: era una prueba con poco fundamento y sólo ha durado una semana. Sólo espero que Salvados no se resienta con estos movimientos.
  • Telecinco: De repente, los Gómez se van a la TDT y son sustituidos por Hospital Central. Era de esperar porque la serie no terminaba de ser redonda y, además, siempre me dio la sensación de que ni Telecinco tenía demasiadas esperanzas depositadas en ella. La han estrenado, han cumplido con su tarea y ahora vuelven con una de sus series estrella que tendrá el horrendo desafío de luchar contra Curso del 63. Qué duro va a ser como no consigan estar a la altura. Es injusto que llegue la serie de golpe, sin apenas promoción, y que se le exija un rendimiento fuera de órbita. Los estrenos hay que planificarlos mejor. Y hablando de estrenos, parece que la cadena prepara una especie de “Ana Rosa a baja resolución” para las mañanas de los fines de semana. Quieren batir a las temáticas y ofrecen más de lo mismo para su público estrella, el seguidor de los espacios del corazón. Como emitir Sálvame las veinticuatro horas del día resultaría cansino, parece que van a hacer una propuesta con otro nombre para, en el fondo, dar contenidos y tratamientos similares. Qué monotonía. Y por último y en plan de rumor sin confirmar, parece que van a producir una serie tipo Doctor Mateo pero llamada Tiempo de descuento, con un futbolista famosos que termina en un pueblo entrenando a un equipo de fútbol infantil. Telecinco copiando a otras cadenas, esto sí que es una novedad. De todas formas, respecto a esto hay muy poco que decir porque ni siquiera las tramas están cerradas y será mejor esperar acontecimientos.
  • La 1: José Mota volverá a estar en Nochevieja en nuestros hogares. Sin lugar a dudas, el fichaje de José Mota ha sido una de las apuestas más rentables de la cadena y cada cosa que ha hecho ha funcionado a todo trapo. A mí su humor no me termina de gustar pero entiendo que sea un fenómeno porque es versátil y hace un humor casi blanco pero sin llegar a la ñoñería. Sus imitaciones de personajes y la parodia de programas parecen la clave de su éxito.

Con todo esto, resulta difícil hacerse planteamientos ni siquiera a corto plazo respecto a la televisión y es una pena. Las audiencias son una tiranía pero a veces tengo la sensación de que las cadenas prueban y disponen de sus parrillas con cierta irreflexión. Al final, lo mejor para la audiencia es la constancia, cierte coherencia, y todos estos cambios suelen ser mal recibidos, sobre todo porque ahora hay tal cantidad de oferta que resulta imposible fidelizar a los espectadores sólo con contenidos. En resumen: que a ver si dejan la parrilla tranquila de una vez.

Por cierto, ya tenemos el premio en nuestras manos. Estoy pensando en la forma de ponerlo a vuestra disposición y en cuanto esté todo listo podréis disfrutar de él, que es de todos.

24 octubre 2009 at 10:24 17 comentarios

‘De repente, los Gómez’, a medio gas

Anoche me puse a ver De repente, los Gómez, la nueva serie que estrenó Telecinco. Tenía que empezar a las 21:45 horas pero como el fútbol no había terminado en La 1, alargaron hasta que el árbitro pitó el final del partido a las 21:55 emitiendo promos repetitivas de su TDT. Como lo leéis. Antes de la serie ni siquiera emitieron anuncios “de verdad”. A estas horas en las que escribo aún no se han publicado los índices de audiencia así que no puedo saber si la chapuza funcionó. Más tarde me enteraré.

La serie, dicen que inspirada en The Riches, cuenta la historia de una familia que sobrevive gracias a los hurtos que lleva a cabo el padre. En uno de esos robos presencia un asesinato y para proteger su testimonio, que incrimina a uno de los delincuentes más peligrosos del país, la policía introduce a toda la familia en un programa de protección de testigos y tienen que dejar su barrio humilde para irse a vivir a una urbanización de lujo. El planteamiento no nos es ajeno, muchas veces hemos visto cómo personajes tienen que desarrollarse en ambientes ajenos al suyo, como pulpos en garajes. En las series nacionales encuentro un referente en Mis adorables vecinos, por ejemplo, o en El síndrome de Ulises en el caso opuesto de rico que va a barrio pobre.

Respecto a otro tipo de similitudes, De repente, los Gómez responde a eso que se ha dado en llamar dramedia pero funciona a medio gas. La parte de comedia no es tronchante, a mí ni siquiera me arrancó media sonrisa (el humor favorito de cada uno va por barrios), y la parte de drama pareció más parodia que otra cosa, la tensión está mal llevada en parte, creo yo, por ciertos fallos de dirección y de realización que abundan en planos innecesarios y en fallos de ritmo. Dos secuencias importantes en el capítulo de ayer me sirven de ejemplo: la del asesinato me parece que está muy mal resuelta, sobreactuada y pareció de teatrillo; la de la llegada de los Gómez a su nueva casa, con música y una voz en off fue todo lo contrario, divertida, con ritmo. Me quedé con la sensación de que esta serie tenía que ser otra cosa y que al final cambiaron de idea e introdujeron la supuesta gravedad. Seguramente me equivoque pero es lo que me pareció.

Tenemos entre manos una serie familiar. Un matrimonio con dos hijos adolescentes (chico y chica, la chica está cañón y el chico menos), y unos gemelos de nueve años. No hay abuelo pero hay un tío entre rejas, el gran Enrique Villén, el alienígena de Plutón BRB Nero entre otras muchas cosas. Un buen plantel de secundarios en el que destaca, para mi gusto, Javier Veiga como vecino víctima de los desmanes de esta familia. De los protagonistas, Alicia Borrachero me parece que está fantástica (tengo debilidad por esta actriz), Gustavo Salmerón me parece que no le ha encontrado el punto al papel (nunca me ha gustado demasiado), y las interpretaciones de los niños me parece que dejan mucho que desear (siempre tengo la sensación en este tipo de series que a los niños, si son monos, se les perdona que interpreten el texto como cantando los número de la lotería).

Cuando la serie terminó sentí que no tenía ganas de más, pero tampoco de menos. Creo que el problema de esta serie es que va a pasar muy desapercibida y eso, en Telecinco, es pecado mortal. Visto el capítulo de ayer, estoy segura de que habría funcionado mucho mejor en plan comedia y, además, habría sido más reconocible para los espectadores de la cadena. Repito que las secuencias de drama tienen muy poca intensidad y eso, en una serie que se vende como un thriller de suspense, queda extraño. El policía, interpretado por Diego Salas, me habría gustado más si hubiese caído del lado de la parodia pero en el contexto de la serie se me hacía raro, verlo ahí siempre tan enfadado, tan intenso, tan serio, a pesar de que nadie le hace ni caso.

En fin, que la serie no estuvo mal. Se deja ver a pesar de los fallos que he comentado, pero no creo que impacte (espero equivocarme). En lo que a mí respecta no sé si repetiré porque no es mi género favorito pero bueno, cosas peores se han visto, eso seguro. De repente, los Gómez no intenta nada demasiado nuevo y si se desarrolla de una manera diferente no han sabido hacérmelo ver. Para ser un piloto, me ha parecido que ponían poca carne en el asador.

15 octubre 2009 at 08:25 12 comentarios

Estrenos: las cadenas juegan al ratón y al gato

¿Habéis visto las promos de los estrenos de temporada? Todos acaban diciendo “muy pronto” o “próximamente”. Esto es porque nadie quiere que la competencia le chafe las novedades con apuestas consolidadas y huyen como de la peste de dar más información de la debida. Hasta el último momento nada es seguro a pesar de que la ley que intenta evitar la contraprogramación obliga a las cadenas a comunicar la programación diaria con un plazo de, como mínimo, tres días de antelación.

Fruto de esta esquizofrenia colectiva son los bailes de programación que tendrán consecuencias hasta bien entrado diciembre, mes en el que terminarán, si no se cancelan antes, las nuevas propuestas. Durante este tiempo cualquier programa o serie que se incorpore tendrá que quedarse con las migajas o desbancar otras producciones de su día de emisión. Al final las audiencias son las que marcarán los destinos de todo.

Además, y fruto del ansia de posicionar sus productos en este año de crisis, la temporada de estrenos se ha adelantado a agosto. El año pasado el 17 de septiembre aún estábamos pendientes de novedades. Este año para esa fecha ya estará todo el pescado vendido. El resultado es un follón considerable en el que hay que estar pendientes de los cambios de última hora. Hasta dentro de las propias cadenas hay luchas intestinas de poder en las que las productoras también tienen mucho que decir.

De repente, los Gómez se bate el cobre en Telecinco con La que se avecina, que en las últimas tres semanas ha tenido unos buenos datos de audiencia que le llevaron esta semana a liderar la noche del miércoles. La duda que les corroe es decidir cuál de estas dos producciones terminará emplazada en domingo, un día maldito sobre todo desde que Pekín Express (Cuatro), apareció en el mapa, y sabiendo que Doctor Mateo (Antena 3), a priori, tampoco va a cambiar su día de emisión. Por cierto, muy listos los de Antena 3 porque el domingo 6 de septiembre, sabiendo que previsiblemente les iba a tocar competir contra Pekín Express y Gran Hermano, se han sacado de la manga un especial de la serie y se reservan el capítulo de estreno para la siguiente semana, sin Gran Hermano de por medio.

90-60-90 Diario secreto de una adolescente (Antena 3), parece que terminará emplazada en lunes, en el horario de Física o Química, que habrá que ver dónde la meten. Esto ha sido un buen golpe de efecto porque desde Telecinco estaban esperando a ver en qué día caía la serie para plantarle lo nuevo de Sin tetas no hay paraíso pero los de Antena 3 la han puesto en lunes sabiendo que CSI es intocable. A pesar de eso, Telecinco se ha sacado de la manga Harper’s Island que, a pesar de que se emitirá en La Siete, el lunes tendrá estreno también en Telecinco a partir de las once. Esto es lo que yo llamaría un enroque.

Pero no vayáis a pensar que estas cosas sólo pasan en el prime time. Ni hablar. Cuatro ha programado el estreno de Los exitosos Pells el lunes 7 de septiembre pero no dicen la hora, los muy ladinos, y no la dirán hasta el último momento porque saben que Antena 3 anda ojo avizor, con su nueva serie Cómplices a punto de caramelo y dispuesta para entrar en la batalla en cualquier momento. Cómplices es la serie de la que os hablé para la que han fichado a J.R.,. Con ese reclamo, si yo fuera Cuatro tampoco las tendría todas conmigo.

Y después de todo esto, lo mejor es saber que es provisional. Habrá cambios de última hora, parrillas modificadas in extremis, programas y series que retrasan misteriosamente su hora de inicio para no chocar frontalmente con la competencia, estrenos casi sin publicidad para mantener a la audiencia alejada del mando y todo porque los primeros datos son muy importantes…, para los contratos publicitarios. Todo esto se hace para conseguir resultados que permitan contratar publicidad y conseguir anunciantes, que no audiencia. Que el mando a distancia nos coja confesados.

28 agosto 2009 at 08:12 12 comentarios

La nueva temporada de Telecinco, igual que la vieja

En una promo que dura casi tres minutos, las únicas novedades son Mi familia contra todos, Toma Cero, Fibrilando, G-20,  dos TV Movies y De repente, los Gómez. El resto del tiempo se lo pasan repasando las audiencias de los espacios y adornando los datos con palabras como prestigio, consolidado, garantía, líder, entretenimiento y cosas así. Vamos, que más que un avance de temporada es una especie de publireportaje orientado a glosar las maravillas de una cadena que en el último mes ha sido superada en audiencia hasta por algunas temáticas.

Lo tienen complicado. La crisis es un problema para todos pero lo cierto es que no se afronta igual desde el liderazgo que desde la pérdida de espectadores. Lo que más gracia me ha hecho ha sido lo del “deporte de masas”. Van a retransmitir quince partidos de la UEFA y con ello piensan, según dicen, atraer “un interesante target objetivo, el masculino, complementando así al público habitual de la cadena”. Supongo que con esto afirman que la cadena la ven sobre todo mujeres y esto, lo creáis o no, es malo. Lo adecuado es liderar en el target comercial en su conjunto y esto lo perdió hace meses.

De las novedades y dejando de la lado las TV Movies, las apuestas de ficción se reducen a De repente, los Gómez, una serie familiar protagonizada por Alicia Borrachero, y a Fibrilando, la vuelta de tuerca de Camera Café. Me ha extrañado no ver en la promo nada de Acusados pero eso tiene que deberse a que no mencionan los estrenos de después de navidad.

El programa de Risto, G-20, será cosa de ver. Lo extraño es que parece que se emitirá a las nueve y media de la noche, una hora poco golfa, así que se enfrentará a Pablo Motos y al Wyoming. El programa ha tenido ya dos productoras antes del estreno y dicen las malas lenguas que más de uno se ha llevado las manos a la cabeza ante el resultado del piloto. Las imágenes que se ven en el vídeo, con él mismo con su mecanismo de pie en el centro de un plató, dan idea de la intención de azote público que tiene. En lo que a mí respecta si este tipo de cosas no están hechas con humor no terminan de gustarme. Veremos cómo resulta el invento.

Y no quiero dejar de mencionar lo de los concursos, el advenimiento del entretenimiento barato si funcionan. Familias y provincias representadas en Mi familia contra todos. Las imágenes del vídeo son de otra versión, yo diría que de la americana, muy en rollo nacional a lo Allá tú. Y los azafatos y azafatas de Toma cero me han recordado a Money, Money, que lo presentaba Josep Lobató en Cuatro. No parecen grandes desafíos pero si entretienen pueden darse con un canto en los dientes.

No parece una apuesta sólida para recuperar el liderazgo. Da más la sensación de ser una programación de transición que sigue la estrategia de buscar grandes datos en momentos puntuales con programas concretos, como Gran Hermano o el fútbol. Aseguran las franjas fuertes que tienen e intentan complementarlas con picos de audiencia. Esto es una estrategia y puede funcionar, claro, pero no nos olvidemos de que el resto de cadenas también hacen su trabajo y que hay programas en teoría imbatibles que un buen día pinchan, como le ha pasado a Operación Triunfo.

Os dejo para terminar con el juego de las siete diferencias. El siguiente vídeo es de la Navidad pasada. Hay que ver qué pocas cosas han cambiado. Ya no son líderes pero siguen promocionando prácticamente las mismas cosas.

4 agosto 2009 at 09:26 7 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.250.983 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: