Posts filed under ‘Personajes’

Belén Esteban ya tiene reality…, en Internet

Lo que nos temíamos ha llegado y Belén Esteban ya tiene un reality para lavar su imagen, algo que no puede hacerse en un quirófano. Lo primero en lo que he pensado ha sido en el asunto de los derechos de imagen. Este cutre publireportaje está firmado por Shephy Productions, cuya web es sólo una pantalla con unos datos de contacto. En Google aparece esa productora vinculada a algo relacionado con el cubo de Rubick (surrealista, lo sé), y aquí he encontrado el nombre del productor José Pastor, cuyo videobook podéis ver aquí y que resulta que es uno de los actores de Becari@s, una de las series on-line de Telecinco. Ya se va cerrando el círculo, ¿verdad? Todo queda en casa.

No conozco los pormenores pero, desde luego, algo huele a podrido en Dinamarca. ¿Acaso iba a dejar La fábrica de la tele, que tiene contratada a Belén Esteban, que se dejase ver en Internet así como así? Con la de dinero que le pagarán por la exclusividad, como para dejarle que campe a sus anchas y haga lo que dé la gana. Así que esto parece ni más ni menos que una campaña publicitaria orientada a llegar más allá del público de Sálvame, que la adora. No sé si sabrá ella que no se le puede caer bien a todo el mundo. Por ahora “su” programa no se resiente con la imagen que tiene de ella el público en general así que no entiendo este afán por aparecer de golpe y porrazo como Teresa de Calcuta.

Voy a ser honesta: no he visto el episodio completo por varios motivos. Porque si esta señora es o no buena persona me importa bien poco y porque lo poco que he visto no me ha gustado nada, refiriéndome a los aspectos técnicos. Esos dos factores combinados me han hecho fácil cerrar la ventana pero, eso sí, os cuelgo el episodio por si os interesa echarle un vistazo. Mi curiosidad morbosa no da para tanto.

Tiene guasa, por otro lado, que esto lo hayan sacado en Internet. No entiendo bien la pretensión de este movimiento. ¿No habría sido mejor hacerle una sección propia en Sálvame y ya está? No pretenderán cautivar con semejante documento a las hordas de gentes que antes veían en esta mujer la representación de algo poco edificante. Que no es todo esto contra Belén Esteban, o al menos yo no lo entiendo así. Lo que creo que ocurre es que la gente está harta de culebrones, por lo menos un sector importante de los espectadores, y lo que hacen con la imagen de esta mujer es crear una víctima constante, una pobrecita que se defiende como puede de los ataques de los poderosos. Seguro que semejante historia funcionaba a las mil maravillas en las sobremesas de La 1, pero en Internet puede ser víctima de trolls sin compasión y, francamente, se lo está buscando.

Y en fin, amigos, éste es uno de los peligros de Internet, que cualquiera con una cámara de vídeo puede exponer al mundo lo que se le ocurra. Gracias a esta libertad se han descubierto verdaderos talentos pero ya os digo que éste no es el caso. En fin, ellos sabrán. Desde mi punto de vista es peor el remedio que la enfermedad. Lo que no arregle un buen zapping…,.

Anuncios

24 agosto 2010 at 08:43 14 comentarios

La batallita: insultos y policía judicial

Ya os comentaba el otro día que he tenido algún que otro problema por las opiniones que tanto yo como los lectores del blog depositamos por aquí. Nunca ha llegado la sangre al río, no os vayáis a creer, pero han pasado cosas surrealistas más de una vez.

Recuerdo, por ejemplo, a un tertuliano de la prensa rosa al que puse a caer de un burro una vez. El muy señor me la guardó y cuando se publicó una entrevista mía en otro medio aprovechó para dejar un comentario con su nombre y apellidos cuestionando mis principios porque había sido capaz de poner en duda su trabajo sin conocerle. Esto me hizo gracia, la verdad, y no hizo sino confirmar mis sospechas acerca de la catadura de este señor. Por cierto, que hace tiempo que no se sabe nada de él pero yo prometo que no le he mandado un mal de ojo.

Otra vez tuve que cortar un hilo de comentarios que se estaba convirtiendo en un foro de consultas y consejos sobre una enfermedad, a raíz de una crónica que hice de un programa. Dejé claro que recomendaba a la gente a ir al médico y borré los correos electrónicos para no alimentar una vía poco apropiada para resolver temas de esa índole.

Pero sin duda lo más fuerte me ocurrió con unos comentarios injuriosos que se publicaron en una entrada. Permitidme que no dé detalles pero es que una escarmienta de estas cosas. Al principio de tener el blog tuve cierta manga ancha con algunos comentarios. Luego los comentarios fueron subiendo de tono y os sorprenderíais de las cosas que he tenido que borrar. He llegado a banear IP’s porque hacían campaña diaria de acoso y derribo contra alguien, normalmente contra los personajes rosa más relevantes del momento.

Los comentarios en cuestión los dejé en su momento porque no me parecían nada demasiado grave al lado de, por ejemplo, acusaciones muy brutas sobre el consumo de drogas que se adjudicaban a ciertas personas. En este caso se hablaba mal de un equipo de gente que se hacía cargo de la sección de un programa, sí, se cuestionaba su profesionalidad, pero yo no le di mayor importancia. Craso error.

Primero recibí un correo electrónico del responsable del equipo de esa sección en el que me avisaba del comentario y me decía que la persona que lo había puesto estaba denunciada. Yo edité el comentario, borré las alusiones directas y le contesté al señor diciéndole que ya había eliminado lo peor. No fue suficiente. Me volvió a escribir exigiéndome que borrara el comentario. Como el comentario no era de un lector habitual y yo no tenía ganas de líos lo borré y me olvidé del asunto. O lo intenté.

A los pocos días escuché en el buzón de voz del fijo de casa un mensaje de una señora que, con voz trémula, se identificaba como aludida en otro comentario de ese hilo en el que la llamaban “la churrera” (os prometo que la señora dejó eso grabado en mi contestador), me decía que la policía judicial le había dado mi número y me pedía que borrase el comentario. Ahí me preocupé y me faltaron dedos para entrar en el panel de administración del blog y darle a eliminar comentario.

Así terminó aquella historia y nunca más supe de la churrera, su jefe ni del señor que iba dejando comentarios contra ellos allí donde podía. El programa sigue emitiéndose y diré, como pista anecdótica, que es de Telecinco. A decir verdad, los personajes de Telecinco son los que más odios levantan, a juzgar por los comentarios que tengo que borrar casi a diario.

Moraleja: la gente tiene tiempo libre para buscar en Google programas y poner a caldo al personal allí donde se pueda. Y no borres mañana lo que puedas borrar hoy, que nunca se sabe. A veces es difícil discernir qué puede ser hiriente o qué no. Obviamente, acusar a alguien de prostitución tiene como destino asegurado la papelera pero los hay inteligentes y sutiles, mucho, que lo ponen más difícil. Se me ha acusado de censura, claro, pero tengo a Mauro Entrialgo como mantra espiritual y me sirve para comprender la simpleza de este mundo tan complejo.

20 agosto 2010 at 08:51 16 comentarios

Madre no hay más que una

Lo sabemos, lo sabemos, nuestras madres son sagradas, y más si las comparamos con algunas de las madres de las series. ¿Acaso los personajes de ficción no hacen muchas veces buenos a las personas que nos rodean? ¿Nunca habéis pensado, viendo una serie, que dais gracias por tener la madre que tenéis? Y mira que nos quejamos de ellas, pero es que hay ciertos ejemplos que tienen la habilidad de dejarnos con la boca abierta. Aquí van los míos.

Tara (United States of Tara). Adoro a Toni Collette, qué le voy a hacer, y su personaje de Tara me parece unos de los grandes personajes de todos los tiempos. La comedia negra ayuda, claro, pero no hay que restarle mérito al guión, que consigue que una mujer con personalidad múltiple y complejos traumas ocultos luche denodadamente por ser una buena madre y, más aún, lo consiga.

Ruth Fisher (A dos metros bajo tierra). Una mujer como ésta merece estar en un altar. Sus conflictos emocionales son el patrón típico de la frustración actual: una mujer que lo tiene todo menos el amor de sus hijos y que lucha por conseguirlo llegando a unos extremos lamentables. Lo que siempre me ha gustado de ella es su vida interior y sus ansias desmedidas por ser feliz.

Lois (Malcolm). Si algo se puede decir de Lois es que es fuerte, o aparenta serlo. Tiene que lidiar con cuatro hijos que son verdaderos demonios, con un marido pusilánime y con una madre endemoniada. Todo lo que haga Lois está justificado por sus circunstancias y sus mejores momentos son cuando explota pero de verdad. No obstante al final siempre termina haciendo lo conveniente, por muy raro que sea, y es que tiene un corazón enorme.

Lorelai y Emily Gilmore (Las chicas Gilmore). Qué decir de esta pareja. Emily es una señora muy rica, tradicional, que ha tenido la mala suerte de tener una hija descarriada cuya vida es un desastre. El pulso es constante. Lorelai tiene una hija, Rory, con la que no quiere repetir los errores que cometió su madre con ella y la trata como si fuera su mejor amiga. Emily interfiere constantemente en la vida de Lorelai para intentar encarrilarla y Lorelai se rebela constantemente como si fuera una adolescente. Uno de los conflictos más tiernos que he visto en mucho tiempo. Sí, soy una ñoña.

Mercedes Alcántara y Herminia (Cuéntame cómo pasó). De la tele nacional podría haber escogido a muchas madres pero he elegido a estas por dos razones: porque son totalmente opuestas a las anteriores y porque representan un modelo de familia tradicionalista, muy lejano al actual, y me choca que este tipo de enfoques sigan teniendo tanto éxito. Herminia es la abuela prototípica y Mercedes una madre coraje que se adapta a los nuevos roles sin descuidar su papel. Dos luchadoras que se acompañan y que gustan mucha a los espectadores.

Estelle Constanza (Seinfeld). De esta serie podría haber escogido a cualquiera pero Estelle tiene todos mis respetos porque es una friki de mucho cuidado que vive como si no lo fuera, porque no entiende a su hijo y no lo esconde, y porque sea como sea la realidad, nunca le supera.

Claro, hay muchas más madres en la ficción que podrían servirnos de ejemplo pero para eso tenéis los comentarios. Podéis publicar los vídeos que queráis pegando la URL de YouTube al final del texto que escribáis así todos podremos reírnos o sobrecogernos con esas madres de series. Eso sí, no olvidéis que la realidad siempre supera la ficción así que estad atentos.

15 agosto 2010 at 09:19 16 comentarios

Los freaks de Jesús Quintero

Jesús Quintero será recordado por dignificar a todo aquel al que entrevista. Es algo que se lo he oído decir a él y que también recogen en la entrada de la Wikipedia que le dedican. Ahí destacan lo que dijo en una entrevista sobre si sus entrevistados eran freaks:

“No me gusta definir a la gente, cada uno es como es y yo lo acepto. Una vez los llamé “perros verdes” como un elogio a la diferencia, a la rareza. Son los únicos que todavía se atreven a ser ellos mismos cuando los demás andamos uniformados por las modas y el pensamiento único”.

Dicho esto, muy respetable y comprensible, hay que reconocer que los espectadores nos hemos partido de risa y hemos convertido en celebridades a algunos de sus entrevistados. Yo creo que ha sido poco comprendido el espíritu de Quintero pero es que, viendo los vídeos, no es fácil de comprender.

El Penumbra. Un contactado habitual de la tele durante mucho tiempo. Estuvo en Ratones coloraos. Su éxito: tomarse muy en serio a sí mismo, hasta la indignación. Siempre que habla parece que esté enfadado. Además imita a la perfección el sonido de la guitarra.

Pozí. Manolo Reyes. Aunque se dio a conocer en Crónicas marcianas, la primera entrevista se la hizo Quintero en Ratones coloraos. Las últimas noticias le sitúan tristemente en la indigencia.

El Risitas y el Peíto. Una pareja cómica de antología. Son Juan Joya Borja y Antonio Rivero Crespo, cuñados de verdad. El Peíto murió en diciembre de 2003. El apodo le venía por parte de padre, porque el hombre hacía pedorretas con la boca cuando jugaba al dominó. Como muchos de los personajes a los que Quinteró catapultó al estrellado, tenía un pasado de alcoholismo y de indigencia. Siempre se consideró un artista. La primera aparición de la pareja fue en El vagamundo.

La Cerda. Nacho Torbellino, alias Torbe. Personaje recurrente en Ratones coloraos que luego ha adquirido relevancia por méritos propios. Este señor se ha dedicado en su vida a hacer lo que le ha dado la gana, como tiene que ser. No le va mal y es un icono de la industria del porno.

Sí, lo pillo. El valor de la diferencia y de ser uno mismo. Es difícil sobrevivir así en un entorno hostil porque la sociedad es muy cruel. Así y todo, y como os veo venir, en los comentarios podéis añadir los que queráis pero con cuidado, por favor. He consultado con WordPress y me dicen que creen que hay riesgo de explosión en el blog si colgamos una entrevista a Ynestrillas, así que sed prudentes, por favor.

8 agosto 2010 at 08:41 9 comentarios

Animación y realidad, una extraña combinación

Desde siempre me han gustado las series que mezclaban animación y realidad porque me parecían alucinantes. Ya de mayor he comprendido que el producto no es complicado de hacer pero de aquella admiración infantil surge hoy esta entrada. Gracias a ella he podido recordar algunas de mis series favoritas y, de paso, he encontrado un par de rarezas que no conocía. A ver qué os parece.

Las comedias de Alicia (1923-1927, Walt Disney). No se pueden considerar tele, lo sé. Pero son una colección de cuarenta y un cortometrajes en los que se mezclan animación y realidad, siendo un precedente importante del género y uno de los primeros escalones en la carrera de Disney. Os dejo uno para que le echéis un vistazo, pero en YouTube podéis verlos todos si tenéis curiosidad.

Clutch Cargo (1959). Esto es una rareza que yo no conocía pero de la que he encontrado sobrada información aquí. Según cuentan, inventaron el asunto de poner bocas reales a los dibujos para ahorrar costes y el resultado, visto ahora, es extraño, muy raro, y de un poco de “cosica”. El sistema se llamó “Syncro Vox” y, como podéis ver en el vídeo, animación en sentido estricto había poca y el resultado es un poco pobre.

Pumuki (1982). Empezó como un personaje de radionovela en Alemania pero la serie, una de las primeras en mezclar animación y realidad, tuvo éxito en toda Europa. El duende era un puñetero, como sólo podían serlo los personajes que nos llegaba de aquella parte de Europa, y me caía fatal, pero le guardo un rincón nostálgico en mi corazón y soy capaz, a día de hoy, de cantar entera la cancioncita de la intro de la serie.

Fraggle Rock (1983). Jim Henson montó una serie muy completa. La mayoría de los personajes eran marionetas, como recordaréis, pero las historias del tío Matt, el viajero, eran en entornos reales, y Doc, el inventor que tiraba las postales de Matt a la papelera era un actor cuyo perro marioneta, Sprocket, ve a Gobo cada vez que se adentra en el taller a recuperar las postales e intenta que Doc lo vea. Al final de la serie, Doc conoce a los Fraggle y se hacen amigos.

Lizzie McGuire (2001). Sí, esta serie ya me pilló mayorcita pero sabéis que nunca he dejado de ver series infantiles o juveniles si me gustaban, y esta me gustaba mucho. Era divertida, con un humor bastante negro y con unas situaciones paródicas sobre la adolescencia protagonizadas por la pandilla de frikis protagonistas. La serie es eminentemente real, pero Lizzie tiene un dibujo animado que viene a ser como su conciencia y que aparece siempre para ayudarle. La serie sirvió de plataforma a Hilary Duff.

No me diréis que no se han hecho combinaciones extrañas. El cine, eso sí, da más jugo, pero en la tele se han probado cosas interesantes y con bastante éxito. ¿Me he dejado alguna serie de la tele que mezclase animación y realidad? Podéis ponerla en los comentarios pero no quiero cerrar la entrada sin recordar a Jessica Rabbit y su gran frase: “No soy mala, es que me dibujaron así”.

25 julio 2010 at 09:28 16 comentarios

Sustituciones de verano: éxitos a cara o cruz

Ésta de arriba es Marta Fernández, que está sustituyendo con mucho éxito a Ana Rosa Quitana en las mañanas de Telecinco. La apuesta era complicada pero la jugada les ha salido redonda y el programa no es que vaya tan bien como siempre, no, es que está pulverizando a Lucía Riaño, que sustituye a Susana Griso y está llevando a los infiernos a Espejo Público en las mañanas de Antena 3, que está empeorando sus datos a todo tren. Esta comparación tan simple me ha hecho pensar en los programas que se siguen emitiendo en verano y en el test que supone para ellos las sustituciones.

Por ejemplo, Ximo Rovira solía ser un fijo estival de Antena 3 pero parece que se han cansado de su poca efectividad y este verano van a probar con Quico Taronjí al frente de DEC, otro presentador que no lleva una trayectoria demasiado regular. El caso de Sé lo que hicisteis… quizá sea más complejo porque su crisis de audiencia se arrastra desde hace más tiempo pero este verano está siendo para ellos infernal en cuanto al share, coincidiendo con las vacaciones de Ángel Martín y Dani Mateo (yo sigo pensando que Ricardo Castella no lo hace mal, pero no encuentra su sitio).

Otros programas como El intermedio o Buenafuente, en laSexta, que se emiten en formato refrito, sí que están manteniendo sus datos de audiencia con una efectividad menor que en temporada, claro, pero sin sufrir el descalabro de otros espacios que han optado por la fórmula de la sustitución y, por tanto, que siguen costando dinero.

¿Qué demonios significa todo esto? Yo me atrevo a pensar que esta época es perfecta para testar qué programas funcionan realmente de por sí y qué programas tienen tirón sólo con el presentador o presentadora oficial. Ana Rosa es prescindible (hasta ella lo es), pero hay otros programas más endebles que no soportan un cambio de cara, sobre todo si la cara de repuesto ha perdido el favor de la audiencia o no consigue marcar un estilo propio que le haga llamar la atención de los espectadores.

No me gustaría ser presentadora reserva a la vista de la situación. No es sólo que les encasqueten un programa hecho y derecho que sólo pueden dedicarse a presentar haciendo llamadas a la suerte, es que además tienen que digerir el pedrusco que supone responsabilzarse de su éxito o fracaso. Demasiada carga para unos profesionales que, nos gusten más o menos, también tienen derecho a ganarse la vida. Corren el riesgo de sufrir el síndrome Ximo Rovira y terminar desapareciendo del panorama. Vivir con eso tiene que ser un incordio.

En septiembre veremos qué es de la vida de estos sustitutos, en qué quedan sus esperanzas, porque lo que está claro es que si, por ejemplo, Lucía Riaño termina hundiendo del todo Espejo Público, la cadena no se planteará introducir cambios en el programa pero condenarán a la presentadora al ostracismo. Las cadenas podrían aprender muchos de estos momentos veraniegos pero parece que prefieren hacer oídos sordos y creer que el verano no ha pasado. Es así como se queman los programas.

24 julio 2010 at 09:36 13 comentarios

Presentadoras y actrices: el largo camino a la interpretación

Ya lo dijo Pilar Rubio en su día, que si fichaba por Telecinco era porque tendría la posibilidad de participar en alguna serie de la cadena. De eso hace seis meses y hoy ya sabemos que será la estrella femenina de Piratas, una serie sobre lo obvio que estará ambientada en la época de los corsarios. A primera vista, promete ser una producción de las gordas.

La carrera de Pilar Rubio en el cine ha existido pero ha sido irregular, no ha alcanzado éxitos relevantes, y la televisión es un medio más que útil para probar registros, sobre todo si una es presentadora estrella.

Por otro lado, hace unos días me preguntaba dónde iba Cristina Urgel y hoy ya sé la respuesta: se ha ido a Colombia a grabar la serie La Reina del Sur para Antena 3 y Telemundo. Otra presentadora que ficha por una cadena con la promesa de hacer entretenimiento a cambio de ficción. En este caso, el proyecto es ambicioso porque Telemundo tendrá la serie de sesenta episodios y, aprovechando la jugada, Antena 3 hará la misma serie pero en trece capítulos. Un mismo proyecto para dos mercados diferentes, y Cristina Urgel intentando meter cabeza a ambos lados del Atlántico.

La trayectoria como actriz de Cristina Urgel en cine ha sido aún más irrelevante que la de Pilar Rubio, pero sí se puede asociar su nombre a algunos proyectos de ficción televisiva que tampoco han ido muy allá (El auténtico Rodrigo Leal o La dársena de poniente, por ejemplo), pero que la sitúan en el recuerdo de algunos espectadores.

Y es que éste es el nuevo rumbo para las presentadoras con ansias de dar el salto y consolidarse como actrices: tienen que aceptar presentar entretenimiento para que la cadena les brinde ficción. Y no todas las cadenas sirven para esto. La 1, por ejemplo, no acostumbra a mezclar papeles. Cuatro y laSexta apenas producen ficción y no les caben estrellas con demasiado relumbrón en sus parrillas (aún les falta conseguir espectadores). Pero Telecinco y Antena 3 son cadenas idóneas para dar este salto.

En ambos casos, el nivel de producción propia es elevado. Esto no asegura el éxito y en cada proyecto hay un riesgo pero el mercado de actrices nacionales está tan ajustado que ser presentadora para ser actriz parece una fórmula sólida para evitar otros obstáculos. La televisión asegura a veces más espectadores que una película en el cine, se hacen contactos y puede que, al final, alguien las tome en serio y les dé el papel de su vida. Es difícil, sí, pero es posible.

Sin ir más lejos, me acuerdo de Belén Rueda. Su camino ha sido largo pero ya ha tocado con éxito todos los palos y en la próxima temporada volverá a estar en Telecinco con otra serie (Soldados). Si esto nos lo hubieran dicho hace años, nos habríamos partido de risa.

23 julio 2010 at 08:30 7 comentarios

Entradas antiguas Entradas recientes


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.254.253 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: