Posts filed under ‘Autonómicas’

Delitos y pifias

En estos momentos no tenemos en España una serie de abogados que rompa la pana pero tampoco nos hace falta. Distintos programas y cadenas nos hacen el favor de ofrecernos día a día ejemplos de cómo pasarse la ley por el forro en beneficio de la audiencia. Últimamente se han dado ejemplos para todos los gustos y así, mezclados, parecen todos como menos importantes, pero hay cosas verdaderamente espeluznantes en el panorama.

Telecinco demanda a laSexta porque considera que los ataques y los insultos que le envían desde Sé lo que hicisteis… le son perjudiciales. Esto es un asunto baladí y creo que Telecinco, crecida en el ámbito de las demandas que le han hecho los famosos por los comentarios que de ellos se han hecho en sus programas, se encuentra más cómoda resolviendo estas cuestiones en los tribunales. Pataleta al canto.

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid dice haber pasado nota a la Fiscalía para que investigue y proteja el derecho a la intimidad de la hija Belén Esteban. Todas las cadenas van a degüello con el asunto y hablan del tema en sus programas, poniendo a caldo a Telecinco y reproduciendo de esta manera lo que el Defensor del Menor condena. Paradoja al canto.

Un juzgado de Sevilla admite a trámite una querella contra Canal Sur y Telemadrid porque en sus programas La tarde con María (del Monte), y Alto y claro (de Curri Valenzuela), entraron en el perfil de Tuenti de Marta del Castillo y emitieron imágenes de sus amigos, menores de edad, sin taparles la cara ni nada por el estilo. Esto es lo que me parece más grave de todo.

¿Cómo no vamos los espectadores a tener la sensación de que hay espacios y cadenas que funcionan pagando multas? ¿Compensa el hacer las cosas sin pensar en las consecuencias? El verdadero problema de todo esto, desde mi punto de vista, es que la única pena a la que tienen que someterse es la multa económica. Si hubiese una multa de prestigio se lo pensarían mejor antes de hacer nada pero eso de la vergüenza colectiva no funciona mucho por aquí y para cuando un caso de estos quiere resolverse a los espectadores ya se nos ha olvidado el asunto y ellos pueden seguir campando a sus anchas como si no hubiera pasado nada.

Por ejemplo, se me ocurre: en el caso de vulnerar la intimidad de menores y atentar contra su derecho al honor. Suspensión inmediata del programa hasta que se resuelva el asunto. ¿No precintan un domicilio en el que se ha producido un crimen? Pues lo mismo. Que se condene a los profesionales que incurren en el delito con inhabilitación o algo así. Igual os parece que exagero pero está de sobra demostrado que las multas a cascoporro no frenan para nada toda esta absurda tendencia al despropósito.

Ojalá los espectadores condenásemos en masa este tipo de acciones y dejásemos de ver un canal sólo por eso. Lo cierto, en cualquier caso, es que a veces se nos pide a los espectadores que actuemos con una integridad intachable como si fuésemos un colectivo homogéneo. No podemos estar a todas horas y en todas partes pero de alguna manera habrá que atajar todo esto.

6 octubre 2009 at 07:11 14 comentarios

‘Polònia’: ser o no ser humor

Muchas veces os he hablado de Polònia, un programa de humor que se emite en TV3 y que disecciona la realidad política, social y cultural catalana y española con una inteligencia desmedida para los tiempos que corren. En su último programa incluyeron un nuevo personaje, Hitler, que invadió Polonia y que pretendía detener al equipo y a los políticos. Toni Soler, conductor del programa, pide la ayuda de Franco para resolver el problema y Franco coge a Hitler y se lo lleva a Arenys de Munt, donde se hizo recientemente el referéndum de la discordia. Os lo explico porque el vídeo está en catalán, para los que no lo entendáis. Sé que explicar un chiste es penoso pero en este caso no había más remedio.

La polémica se ha agriado más de la cuenta y ha entrado en términos desquiciantes pero todo surge a raíz de unas declaraciones de Pilar Rahola, la que fuera en otros tiempos tertuliana de Crónicas Marcianas. Ella considera que Polònia humaniza a un asesino de masas y banaliza la funesta importancia del personaje, que distorsiona la realidad histórica y que contribuye a quitarle hierro a las barbaridades cometidas por Hitler y por Franco. Toni Soler ha manifestado que asume las críticas y no ha querido entrar a hacer una guerra con este asunto.

Yo no soy Toni Soler y a Pilar Rahola mi opinión no le importará en absoluto pero aún así quiero expresar lo que pienso porque cada vez que se intenta coartar la libertad de la sátira muere un gatito. La risa, el sarcasmo, la ironía y la caricatura son todos ejemplos de crítica que se han desarrollado en los tiempos en los que la libertad de expresión era un bien escaso. Ahora no nos encontramos en esa situación pero esos elementos siguen valiendo exactamente para lo mismo: para vehicular el mensaje de una realidad a través del humor.

Claro que este método no es apto para las Universidades y vale que en las escuelas no enseñen quién fue Franco poniéndole a los niños vídeos de Polònia, pero de ahí a afirmar que un programa de televisión de humor contribuye a distorsionar la imagen histórica del personaje creo que hay un paso, y largo. Se olvida la señora Rahola de que para entender Polònia hay que saber quién era Hitler y hay que estar al día de la actualidad, sin eso no se ve la gracia por ningún sitio. Pero que haya gente que no esté al tanto de esas cosas no es culpa de un programa de televisión, y deducir de eso que esas personas puedan llegar a creer que Franco era un vejete entrañable es insultante.

Me da la sensación de que hay ciertas élites que están por encima del bien y del mal y que se sienten en la obligación de proteger a los pobrecitos como nosotros de los peligros nocivos de la televisión. Ven males donde no los hay. Polònia es genial tal y como está, señora Rahola, y no se preocupe que los ciudadanos lo entendemos todo. Incluso que no incluya en la biografía que aparece en su web oficial su intervención en Crónicas Marcianas. Por suerte eso podemos confirmarlo en su ficha como “tertuliana” de La Tribu.

Nota: Esta entrada está programada. Cuidad el blog.

26 septiembre 2009 at 07:49 18 comentarios

La politización de las autonómicas

¿Qué problemas son los que detectáis en vuestras respectivas televisiones autonómicas? La de mi comunidad, Canal 9, para mí está absolutamente politizada y es parcial a más no poder. En líneas generales podríamos además quejarnos de que las autonómicas son un pozo de inversión sin fondo, acumulan deudas, no se rigen por los criterios de televisión pública marcados para Televisión Española y su desarrollo local es absolutamente irregular.

El nacimiento de las televisiones autonómicas con formato de televisiones públicas, financiadas por los gobiernos autonómicos y por el Estado, nos lleva de forma irremediable a situarnos en los centros políticos de poder en lo que se refiere a la toma de decisiones y esto se refleja en los consejos de administración de las diferentes cadenas, como muy bien se expresa en este artículo.

Cada televisión autonómica tiene una ley que la regula y en todos los casos se expresa la necesidad de que los integrantes de los respectivos consejos de administración sean personas con perfiles profesionales vinculados al medio pero en la práctica este requisito no aplica y la mayoría de los consejeros son personas adscritas a diferentes partidos que, más que velar por la integridad de la calidad y la función social de la televisión, dirimen pugnas políticas que después vemos reflejadas en los contenidos de una u otra forma.

Los cargos en los consejos de administración, además, no son honoríficos y dependiendo del territorio los miembros de los consejos cobran unos sueldazos de impresión o sólo cobran dietas, pero cobran por desempeñar un trabajo de una forma contraria a la Ley y en connivencia con el resto de partidos. Si todos hacen lo mismo nadie va a tirar la primera piedra.

Esta situación sería insostenible si las autonómicas no tuvieran audiencia pero lo cierto es que, en mayor o menor medida, su éxito en espectadores es reseñable y en estos tiempos controlar una televisión es un elemento necesario, vinculado de forma insoslayable a la actividad política de cada partido.

No sé si hay marcha atrás ni si hay otra manera. La televisión es un negocio y la palabra negocio lo dice todo. Ahora mismo manda el entretenimiento así que vamos a entretenernos. Si queréis algún tipo de límite buscadlos en vosotros mismos. Yo tengo los míos. He vivido grandes cosas frente a la tele: catarsis colectivas, pequeños descubrimientos, emociones con las series, indignación con la realidad…,. Yo no renuncio, me niego.

27 agosto 2009 at 09:37 14 comentarios

YouTube en las televisiones: el caso Telemadrid

¿Cuántas veces habéis visto un informativo en el que se ilustra una noticia con imágenes de YouTube? O la sección de Miki Nadal, como la del vídeo de arriba, en la que se cita YouTube como vía al vídeo, pero no se da otra información. Se está generalizando la vergonzosa explotación de contenidos de Internet sin citar a los autores y el último y flagrante ejemplo lo he encontrado, vía Menéame, en el blog de Thehardmenpaht.

Thehardmenpath es autor de un cortometraje alojado en YouTube por causas ajenas a él. Esto es bastante habitual. Yo también he encontrado mis cortometrajes subidos a YouTube por terceras personas. Se manda el corto a algún que otro sitio, se distribuyen copias y al final termina apareciendo por ahí. Abajo tenéis una captura de pantalla (si pincháis en ella vais al vídeo), en la que han cogido un trozo de uno de mis cortos para comprarlo con alguien que salió en Callejeros. A la derecha, en las categorías, sale el nombre del corto, mi nombre y el año de producción. Así es como hay que hacer las cosas y en Internet hay mucha gente que las hace bien.

sumergidosyoutube

Es exactamente lo que reclama Thehardmenpath respecto a su cortometraje Idea, que usaron en Telemadrid incluyéndolo en un documental titulado La guerra de la SGAE (podéis verlo íntegro en la cuenta de YouTube de Mordad89). Su cortometraje dura treinta segundos y en Telemadrid le cortaron los créditos y lo colocaron citando como fuente YouTube.

La carta abierta que ha escrito Thehardmenpath a Telemadrid es clara, completa e imprescindible (os la enlazo otra vez porque, insisto, su lectura es reveladora). No reclama parte de los beneficios que la cadena ha obtenido con la emisión de su cortometraje, sólo reinvidica el derecho moral de la autoría, su condición de autor que es innegable y que pasa por encima de entidades de gestión de otros derechos comerciales. Critica la desidia con la que Telemadrid ha realizado el documental porque no se han preocupado en lo más mínimo en saber de quién es el cortometraje.

“Acreditar a Youtube es como decir que “Érase un hombre a una nariz pegado” es obra de la Biblioteca Nacional”.

Sólo puedo decir que todo esto es una verdadera vergüenza. Las televisiones (también se han dado casos certificados en prensa como éste, que es copia y pega de este otro artículo mío en ¡Vaya Tele!, y que en el diario firma la “redacción”), toman las cosas de Internet como si fueran contenidos sin autor y no se molestan en dar la dirección, en poner un enlace, en mencionar al autor ni nada parecido lo que, a efectos prácticos, conduce a la idea de que son contenidos propios. Como dice Thehardmenpath, la autoría y el derecho de cita es obligatorio y sólo puede renunciar a él el autor, que no es el caso.

Se siguen confundiendo los conceptos de nombre y de identidad y hacen un mal uso de ellos vinculándolos a la autoría. Este blog, por ejemplo, está firmado por “Ruth”, que no tiene por qué ser mi nombre real, aunque en mi caso coincide. Podría haberme puesto “Teléfila”, por ejemplo, esa sería mi identidad y tendría igualmente derecho a cita. Todo lo que hay en Internet es de alguien. Los textos que leéis aquí a diario no son del señor WordPress. Estoy dándole vueltas a la misma perogrullada todo el rato. ¿De verdad hay que explicarle esto a los responsables de los grandes medios a los que se les supone, como mínimo, una licencitura en la materia y unos conocimientos asociados mucho mayores de los que yo tengo al respecto? El pez grande se come al chico, vale, pero como peces chicos no tendríamos que dejarnos comer así como así. Todo mi apoyo a Thehardmenpath que, por cierto, se llama Alejandro Pérez. Si véis su corto Idea en YouTube veréis en las categorías cómo se reconoce su autoría. En cualquier caso, reproduzco los créditos de su cortometraje.

ideacreditos

9 mayo 2009 at 09:36 18 comentarios

Alfredo Urdaci deja la tele

Que no es broma, ¿eh? Urdaci es desde el 1 de enero el nuevo jefe de prensa de Paco el Pocero y su cometido será el de limpiar la imagen del constructor, algo manchada por sus ataques furibundos, como el que podéis ver en el vídeo de arriba, y por las sombras de corrupción y de especulación urbanística que empañan su prestigio como empresario. Este si que es un buen regalo de Reyes, no me diréis que no.

Urdaci abandona algunos de los espacios televisivos en los que está trabajando ahora para encarar este nuevo reto profesional. Ya no podremos verle en Locos x Madrid o en La Noria. Y además el gesto no obedece a razones económicas, sino que según dice busca una estabilidad fuera de la tele, un sector en crisis (claro, el mercado inmobiliario funciona a todo tren). El Pocero es para él un hombre hecho a sí mismo. Dios les cría y ellos se juntan.

Lo cierto es que no se puede decir que Urdaci tenga miedo al trabajo porque limpiar la imagen de Paco el Pocero tiene su tarea.

Lo de la urbanización de Seseña, que es lo que Urdaci tiene que limpiar, consiste en acusaciones de corrupción, insultos, acusaciones de robo de agua…, y todo un sinfín de prendas que actualmente está así:

No le envidio la tarea.

6 enero 2009 at 10:40 13 comentarios

El Rey pierde audiencia. ¿Es noticia?

Esto sí que es una crisis, y lo demás son tonterías. El discurso de Nochebuena del Rey ha perdido audiencia respecto a años anteriores. Quizá este sea el detonante que necesitábamos para que se cambie el sistema de medición de los audímetros porque parece ser que el hecho es muy importante, a juzgar por las letras que dedican la mayoría de los medios a analizar el fenómeno.

El discurso se emitió en veintiuna cadenas nacionales en abierto, ha sido lo más emitido del año y este año se ha emitido en más cadenas que nunca, y a pesar de eso se quedó en un 77,9% de cuota de pantalla, un dato que empeora las cuotas superiores al 80% de los últimos cuatro años. Pero por favor, que no es para tanto. Ha perdido unos puntitos de nada. ¿Estamos locos o qué? Me da la sensación de que se busca la noticia por la noticia en este asunto, pero bueno. Yo preguntaría cuántos de los que vieron el discurso prestaron verdadera atención a lo que se decía.

El que dará la matraca con el tema será Jordi Évole en Salvados, que hizo campaña para que el Rey dijera crisis y lo dijo, aunque su campaña poco habrá tenido que ver porque caía por su propio peso que se mencionase la palabrita de marras. Lo que sí que está generando comentarios es eso que dijo de “tirar del carro”, muy coloquial y clarito, para que todos los españoles sepamos hacia dónde ir. Todos los años se genera un movimiento de desinformación en este sentido, el año pasado se hizo con la foto esa que tenía detrás en la salía plantando un árbol.

En fin, que yo creo que si hiciera algo más de humor no tendría estos problemas de audiencia. Si esperásemos de su discurso algo realmente relevante, más allá de consejos y consideraciones, le haríamos algo más de caso. Os dejo uno de mis discursos favoritos, que firmaron los de El informal en sus buenos tiempos.

Y los de Polònia plantearon alternativas de mejorar el discurso para aumentar la audiencia. Geniales.

27 diciembre 2008 at 17:49 7 comentarios

La justicia veta el uso de cámaras ocultas

Las imágenes de arriba pertenecen a un reportaje que El Mundo TV produjo en 2005 sobre los atentados en Madrid. En él el uso de la cámara oculta fue una pieza clave para contar la historia que ellos querían contarnos. La cámara oculta sirvió, además de para vulnerar el derecho a la intimidad de las personas, para transmitir secretismo y clandestinidad porque no nos olvidemos de que a estas alturas la cámara oculta como recurso ha sido tan sobreexplotada que el espectador la relaciona directamente con el delito.

El Tribunal Supremo trabaja ahora para determinar que el uso de cámaras ocultas en televisión es una intromisión ilegítima e injustificada en la intimidad de las personas y Melchor Miralles, director de El Mundo TV, ha puesto el grito en el cielo, no sé yo si movido por el interés en la defensa de la libertad de información o más bien apurado porque ve que se le cierra la posibilidad de negocio que ha estado desarrollando los últimos años. De hecho, en el catálogo de la empresa que dirije podemos ver los siguientes logros: 7 días, 7 noches o Primera línea, programa en el que se explicita el uso de las cámaras ocultas.

La sentencia del Supremo se emite a raiz de un programa que se emitió en una cadena valenciana (con la Iglesia hemos topado), en el que se grabaron imágenes en la consulta de una naturópata. Miralles defiende que este reportaje consiguió la condena de esta señora por intrusismo profesional y que el reportaje sirvió de prueba durante el juicio. En ese juicio se consideró que el vídeo tenía carácter informativo pero ahora el Supremo estima lo contrario. Veremos qué opina el Tribunal Constitucional, porque la batalla no ha terminado, pero en cualquier caso las cámaras ocultas son el pan nuestro de cada día en la tele y su uso, desde mi punto de vista, es cada vez más irrelevante y más morboso.

Aquí hacen un breve repaso de los programas que hacen uso de cámara oculta. Diario de… o Ana Rosa usan habitualmente este formato y nos han enseñado cómo manipular un certamen de Miss o los malos tratos en una guardería (hablamos de aquello aquí). Telecinco también destapó una supuesta manipulación en las elecciones del Real Madrid con cámara oculta. Hace meses un asunto similar que ya comentamos aquí supuso la retirada del reportaje sobre el marido de Lola Flores en Telecinco, porque uno de los testimonios grabado con cámara oculta denunció que no consentía la difusión de esas imágenes. Pero no sólo Telecinco hace uso y disfrute de la cámara oculta. En La 1, aquel programa presentado por Juan Ramón Lucas titulado El ojo público del ciudadano las usaba como método (lo comentamos aquí), y Antena 3 también suele tirar de ellas en sus programas de “investigación”.

A mí la cámara oculta siempre me ha parecido un recurso de investigación a tener en cuenta, necesario en contadas ocasiones, pero cuando un programa entero o toda una investigación se basan en ella, creo que se pervierte su sentido, sobre todo si se utiliza para denunciar a personas en concreto y no como testimonio de una realidad más general. Lo que se hace últimamente con la cámara oculta es ridiculizar a las personas, ponerlas en evidencia, criminalizar situaciones concretas y, sobre todo, generar alarma social. Ante una sospecha de un delito, ¿no habría que dar parte a las autoridades en lugar de colar a un reportero armado con un bolso gigante? Porque si os fijáis, en la mayor parte de los casos los “investigados” salen con nombres y apellidos, se les ve la cara a la perfección, pero los “investigadores” mantienen su anonimato en todo momento. Me parece vergonzoso que se apele a la libertad de información para generar productos de dudoso rigor informativo, pero así está “el mundo”.

19 diciembre 2008 at 08:08 9 comentarios

Entradas antiguas Entradas recientes


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.259.401 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: