La ley de la calle en televisión

1 octubre 2008 at 07:43 22 comentarios

Que dos personas supuestamente cultas acaben insultándose en un plató no parece que sea flor de un día. El tono de los ¿debates? ha ido descendiendo hasta las catacumbas de la educación y los buenos modos. Que nadie se equivoque, no soy demasiado mojigata para estas cosas, pero ver a Miguel Ángel Rodríguez y a María Antonia Iglesias en La Noria como energúmenos, con el insulto en la recámara para rematar cualquier argumento, me da mucha vergüenza.

Pero no han sido los únicos. Aquí podéis ver un vídeo (en catalán), de otra discusión (vía Menéame), sobre el feminismo que terminó en gritos de facista, asqueroso, monstruo o imbécil. Los protagonistas son un escritor y una escritora, aunque bien pudieran parecer dos críos de quince años (con todos mis respetos hacia la gente de quince años que no tienen culpa de nada, es una forma de hablar).

Al día siguiente, como si nada hubiera pasado, cada uno a su tertulia correspondiente, que un calentón lo tiene cualquiera, y si es posible hacer broma del espectáculo pues se hace y aquí no ha pasado nada. Me recuerda al asunto aquel que comentamos hace un tiempo del señor al que le llamaban valiente por haber ido a El juego de tu vida a reconocer que había robado un coche.

Es lo que pasa cuando uno se convierte en mercenario de las ideas y tiene que ir a los platós a discutir de lo divino y de lo humano sólo con la consigna de llevar la contraria. Al final no hay argumentos porque los tertulianos, aprendices de mucho y maestros de nada, acaban derivando en el insulto para tapar su ignorancia y se agarran a la tabla de salvación de la descalificación personal para encubrir el naufragio de la falta de razón (toma frase).

Los espectadores, mientras, asistimos atónitos a este baile de monstruos. ¿De qué estaban hablando en La Noria el otro día? Da igual, no tiene importancia. Lo verdaderamente crucial es cuál de los dos es más villano, si él o ella (yo no acabo de decidirme). Y que después hablen de dignidad, cuando son capaces de vender su integridad por un debate sangriento, es grotesco. Estábamos acostumbrados a que estas cosas pasasen en los talk show, pero cuando la clase letrada del país se enzarza en la dinámica dogmática, en el recurso al grito, creo que es el momento de hacer una revisión.

Me gustaría no darle tanta importancia a un asunto de estos pero creo que hay que empezar a dejar claro que ese tipo de espectáculos no son sanos y no forman parte de la televisión que queremos ver. No se trata de que volvamos al tiempo de La clave, pero creo que hay que empezar a exigir honestidad. Este tipo de escaramuzas son cualquier cosa menos un debate así que, para no confundir al espectador, estaría bien que llamasen a las cosas por su nombre. ¿Se os ocurre alguno? Dentro de La Noria podría ser “El castillo de los horrores”, así poco a poco irían completando la feria.

Anuncios

Entry filed under: late night, Personajes, Telecinco, Televisión. Tags: , , , , , .

Telecinco apuesta por el thriller con Acusados Cuatro y Telecinco: pacto entre caballeros

22 comentarios Add your own

  • 1. Manuel  |  1 octubre 2008 en 09:03

    Se busca más a la figura mediática que al tertuliano, como ocurre con Miguel Ángel Rodríguez.

    Ya se encargó de armar otro pollo bueno hace tiempo en Espejo Público de A3 con José María Calleja.

    Responder
  • 2. Herrdoktor  |  1 octubre 2008 en 09:13

    Llo triste es que estos espectaculos atraen. Y son difundidos en zappings y otros programas. Con lo cual, atraen audiencia. Así que se busca a gente como el infame MAR para levantar audiencias, generando polémica (y náuseas en algunos casos).
    ¿Qué sería de estos programas sin un poco de carnaza? ¿Qué hubiera sido de “Tómbola” sin los periodistas metiendo caña al personaje invitado, solo entrevistandole; sin pelearse entre ellos… sin “Que te calles, Karmele!”? Un programa de entrevistas sin más, que hubiera durado un plis. Y aquellos polvos trajeron estos lodos….
    ¿Tenemos la tele que nos merecemos?

    Responder
  • 3. David I  |  1 octubre 2008 en 10:23

    Salvo al señor de la televisión catalana, a los otros tres que citas los he visto yo más que muchas veces y son tres impresentables de cuidado, que se les nota a la legua que les gusta el lio.

    Estos valen para confirnar mi teoría de que se puede ser muy inteligente (como estos tres, sin duda), y ser perfectos gilipollas (idem). Y creo que sí que es un tema importante, porqe como dices arriba, que pase en el Diario de Patricia pues bueno, pero que pase entre personas influyentes…

    ¿ Títulos? Por ejemplo, “Insulta, que da más audiencia” o “Los argumentos los tengo en oferta, pero la furia te va a salir más cara”

    Responder
  • 4. La malaeducación  |  1 octubre 2008 en 10:59

    […] Ruth en su blog una entrada sobre la bronca del pasado sábado en La Noria y muestra su preocupación ante la aparente costumbre de todo tipo de tertulianos y colaboradores […]

    Responder
  • 5. xirrisano  |  1 octubre 2008 en 11:40

    el problema sigue siendo el mismo a la gente le gusta la confrontacion,el insulto y que los tertulianos acaben pierdiendo los papeles (que eso da mucho share) y si no acordaros del programa cronicas marcianas donde estuvo 7 años en antena donde la mitad del programa era esto mismo ya fueran con pseudo-famosos o con Pilar Raola y el padre Apeles.

    Responder
  • 6. gromland  |  1 octubre 2008 en 11:50

    Vds. no lo recordarán que son muy jóvenes, pero cuando yo era pequeño – con menos edad, quiero decir -, había una cosa que se llamaban “argumentos”. No tengo muy claro cuando desaparecieron en las conversaciones, desplazados por algo diferente que se conoce como “decibelios”.

    Creo que fue con la entrada de una tal Encarni en el “programa” (por llamarlo de alguna manera) “Hotel Glam” quien instauró el absurdo lema de la sinceridad por encima de todo. A lo que se ve, desde entonces la sinceridad significa gritar, no razonar, insultar, despreciar,… obviando cualquier comportamiento que nos diferencie de las hienas.

    Aunque claro, esta mujer tambien dijo que “las uñas están diseñadas para que podamos rascarnos”.

    Una última reflexión: llama la atención que en el video que Vd., estimada Ruth, ha enlazado con la bronca de Sostres y Falcón en TV3, se pueda leer en el decorado del plató, escrito con mayúsculas, la palabra “pensar”. Irónico, ¿verdad?

    Responder
  • 7. savethemusic  |  1 octubre 2008 en 13:19

    La verdad es que ver este tipo de broncas por tv da vergüenza ajena. ¡Ni que estuivieran en el patio de un colegio de primaria discutiendo por quien ha llegado el último a tocar la pared!
    Yo creo que la culpa no la tienen solo los que debaten, sino también el moderador del debate. Un buen moderador no dejaría jamás que se llegara a estos extremos. Pero claro, conociendo a Jordi Gonzalez pues no se puede pedir mucho. En todo caso, dar las gracias por no haberles dejado convertir aquello en un ring de boxeo.

    Responder
  • 8. Jesús  |  1 octubre 2008 en 13:40

    Eso os pasa por ver la Noria y similares. hace más de una década que no veo telecinco el sábado por la noche, y unos pocos años menos que tengo boicoteados programas tertulianos, de “famoseo”, y similares (salvada excepcón de Sé lo que hicisteis”… y ya me está empezando a cansar).

    Es como el masoca que se queja cuando le pegan…

    Besos

    Responder
  • 9. Demian  |  1 octubre 2008 en 14:18

    “con todos mis respetos hacia la gente de quince años que no tienen culpa de nada, es una forma de hablar”

    ¿Una forma de hablar? ¡¡¡fascista!!!, ¡¡¡machista!!!

    😉

    Responder
  • 10. Paco  |  1 octubre 2008 en 14:18

    Pues a mi hermano le han llamao para hacer de antidisturbios en la tele y viendo esto puede que sea para algun programa de estos.
    Tambien para hacer de maton pero en estos programas ya tienen asi que sera para una serie.
    “Mariantonia” es que no se calla ni debajo del agua y es una maleducada que siempre quiere llevar la razon y no deja hablar a nadie y ademas esta en todos los programas.

    Responder
  • 11. Doctora  |  1 octubre 2008 en 14:59

    “¿De qué estaban hablando en La Noria el otro día?”.¿De qué están hablando cualquier dia?.Nunca sé los temas que tratan,por que cada vez que lo pongo se está diciendo lo mismo los unos a los otros.A “La Noria” van a eso y ya está,lo tienen asi programao.Recuerdo que antes si courría esto en un programa de debate se armaba un gran espectáculo,en cambio ahora es lo habitual.
    ¿A nadie más le recuerda Maria Antonia Iglesias a Jabba el Hut,de Star Wars?

    Responder
  • 12. Ruth  |  1 octubre 2008 en 18:21

    MANUEL: Pero lo de “figura mediática” qué significa, ¿que tiene facilidad para el insulto?

    HERRDOKTOR: A mí lo que me espeluzna es que los modos “tomboleros” lleguen a los ámbitos más formales. Veo ahí una frontera traspasada.

    DAVID: Yo no sé si serán inteligentes pero su actitud me parece éticamente cuestionable. ¿No darán bajas en las escuela de periodismo por estos asuntos?

    XIRRISANO: No me gustaba Crónicas marcianas, que es el ejemplo que pones, pero que el padre Apeles se levantase de un plató no me parecía tan grave como la ira de estos últimos tiempos en ambientes más supuestamente cultivados, no sé si me explico.

    GROMLAND: Pero qué argumentos puede tener alguien que, gracias a su posición social (periodista, politicastro o lo que sea), va todas las semanas a hablar de todo. Para tener un argumento hace falta reflexionar y conocer y a estos, al ritmo que van, no les da tiempo.

    SAVE THE MUSIC: Me ahorro mi opinión sobre Jordi González porque tendrá la cuenta corriente a tope gracias a numeritos como este.

    JESÚS: Jajjajjaaa. Este vídeo ha salido publicado en ediciones digitales de prensa “normal”. En el mundo en el que vivimos no hace falta ver Telecinco o cualquier otra cadena para saber qué pasa en ella.

    DEMIAN: Jajjajjjaaa. “¡¡Tómate la pastilla!!”.

    PACO: Espero que lo de tu hermano no sea para un programa como aquel de Leticia Sabater, en el que la gente se daba de tortas por idioteces, tortas pagadas, claro.

    DOCTORA: Jajjajjjaaaa. Por lo menos a Jabba no se le entendía lo que decía 😆 .

    Responder
  • 13. Jonhy Cage  |  1 octubre 2008 en 19:16

    http://www.rafaelrobles.com/?p=673

    http://mimigh8.blogspot.com/2008/10/basura.html

    Da que pensar sobre la tele, ¿no?

    Responder
  • 14. Tristana y yo + Trosket  |  1 octubre 2008 en 19:19

    ¿Pasan controles de seguridad?
    Igual llevan armas.

    Responder
  • 15. Paco  |  1 octubre 2008 en 19:40

    No creo supongo que sera para alguna serie española Lex u otra.

    Responder
  • 16. Pablo  |  1 octubre 2008 en 20:09

    Yo creo que Maria Antonia Iglesias se ha ganado a pulso tantas antipatías por su inestabilidad y prepotencia, que algunos seguro que disfrutan sacándola de quicio, cosa que hace muy bien ella sola sin ayuda de nadie. Porque da igual si tiene enfrente a alguien con argumentos, como no casen con los suyos, uff. Y si además es del PP…

    Responder
  • 17. Ruth  |  1 octubre 2008 en 20:53

    JONHY CAGE: Muy interesantes los enlaces que aportas, muy interesantes.

    TRISTANA Y COMPAÑÍA: Ellos sí los pasan, claro. Las palabras también son un arma pero no pitan en los detectores de metales.

    PACO: ¡¡Menos mal!! Ése es mejor plan, desde luego.

    PABLO: Esta señora es una dogmática así que con ella hay discusión asegurada.

    Responder
  • 18. Fétido  |  2 octubre 2008 en 00:27

    La Iglesias es un poco furra. Yo le hubiese espetado: “Como diría cariñosamente en castellonés vulgar su amigo y compañero de partido Carlos Fabra: es usted un hijo de la grandísima puta”. Y pelillos a la mar.
    Este es el cabrón que llamo nazi al doctor Montes. Un personaje que se dedica a esparcir mierda y a poner el cazo en las comunidades peperastas. Y bien que se lo llenan.

    Responder
  • 19. Juan  |  2 octubre 2008 en 02:12

    Estoy de acuerdo con que se debería de erradicar estas tertulias de la televisión, que al fin y al cabo lo que hacen es montar un circo para llamar la atención, según T5 el morbo=audiencia.

    Yo siempre le digo a mi madre, que tenga cuidado con ciertos programas y sus contenidos, ya tiene una edad, lo sé, pero hay que hacer cultura de la tv, por nuestro bien.

    Responder
  • 20. Ruth  |  2 octubre 2008 en 07:35

    FÉTIDO: No se libran ninguno de los dos, eso está claro, y van por ahí de cultos y de íntegros, cuando en realidad son una especie de mercenarios modernos.

    JUAN: Yo ni siquiera pido que las retiren, me conformaría que las anunciasen como el circo que son para que el espectador no creyese que está viendo a dos intelectualoides.

    Responder
  • 21. van hessa  |  2 octubre 2008 en 17:42

    Lo ví en el APM de TV3. Vergonzoso, horroroso. Asqueroso.

    Responder
  • 22. Ruth  |  2 octubre 2008 en 21:00

    VAN HESSA: Habrá que ver si Telecinco denuncia también a TV3.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2,216,410 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: