Terapia de pareja, qué horror

8 noviembre 2007 at 08:21 16 comentarios

Ayer caí en desgracia, otra vez. No tenía otra cosa mejor que hacer a las once de la noche que ponerme a ver Terapia de pareja en La Sexta (sí, era yo). Por lo general, estos programas de coach (entrenamiento), tienen muchas posibilidades de verse abocados al desastre y en esto Terapia de pareja no es una excepción.

En principio, me parece abominable que alguien se preste a airear sus trapos sucios de esa forma, con una ausencia total de tacto y elegancia. Unas cámaras grabando veinticuatro horas al día los conflictos de una pareja que tiene montada la de San Quintín en su casa. Luego estos serán los mismos que digan que Gran Hermano es telebasura, pero este es otro debate.

Con todo y con eso, lo peor del programa estaba por venir. Redoble de tambores: ¡¡los psicólogos!! Pantalla partida en tres, en el centro la pareja gritándose y a izquierda y derecha psicólogo y psicóloga criticando, más que diagnosticando, lo que estábamos viendo. Frases del tipo: «Mira lo que le dice», o «ella no tiene razón», discutiendo entre ellos y manteniendo una conversación con los gritos de fondo.

El formato a tomar por saco, claro, porque desde mi punto de vista este género no admite que el entrenador, psicólogo o lo que sea se convierta en estrella del programa, dejando en un segundo plano las situaciones que trata y que dan origen a la idea. Otro ejemplo claro de este síndrome agudo de terapeutas enfermos de fama es el de Juanjo Oliva en Desnudas (Cuatro), programa que tuvo una corta vida.

En el extremo opuesto podríamos situar a Supernanny y a S.O.S. Adolescentes, los dos de Cuatro. En ambos casos, las psicólogas desarrollan su papel de una forma discreta, sin levantar polvareda, sin emitir opiniones ni juicios de valor y primando el protagonismo de la familia.

Y es que al ver un programa de estas características el espectador busca puntos en común con los protagonistas de las historias y nos cuesta identificarnos si los protagonistas son los psicólogos, qué le vamos a hacer.

En La tele que me parió: Se buscan parejas.

Entry filed under: laSexta, Reality, Televisión. Tags: , , , , , .

Gominolas El prestigio del guionista

16 comentarios Add your own

  • 1. Esther  |  8 noviembre 2007 a las 09:52

    A mi supernanny me parece buenísima.

    Terapia de pareja no lo vi, porque ponen las cosas tardisimo para los que madrugamos, pero vi los anuncios y me dio esa sensacion que explicas: verguenza ajena de ver a las parejas discutiendo de segun que formas y los terapeutas listillos y demasiado protagonistas. Parece que mi sensacion fue acertada!

    Responder
  • 2. Jesus  |  8 noviembre 2007 a las 10:45

    Cuando una pareja entra en crisis lo mejor es disolverla. Una pareja es un equipo. SI ya no hay equipo, pues eso mismo, y cuanto antes mejor. Luego esas personas se llevan mejor (mejor que si arrastran crisis durante largos periodos, crisis que generan resentimiento y acumulan mierda que luego echarse en cara) e incluso quién sabe si pueden volver a formar equipo.

    Respecto a hacer un programa de esto… bueno, de todo se ha visto, y no es lo peor. Aquí hay un canal en el que el 80% (y no exagero) de los programas de lunes a viernes son reallity, de todo tipo. Parece que es la televisión del mañana. Hasta que deje de interesarnos la vida de los demás, porque realidad ya tenemos en nuestras propias vidas, y la tele devería ser intrumento de evasión, de ilusión y entretenimiento, algo que nos relaje de esa «realidad» de la vida de cada uno.

    En fin

    Responder
  • 3. Señorita Puri  |  8 noviembre 2007 a las 10:59

    Qué programa más desagradable. Es como revivir las propias crisis de una. Estoy de acuerdo con Jesús.
    Y añado: Un buen polvo tras una bronca ayuda.
    Y mucho.

    Besos y sonrisas.
    La Señorita Puri.

    Responder
  • 4. David I  |  8 noviembre 2007 a las 11:51

    Yo también lo vi (ya somos cuatro), y malo , malo malo. (Igual de malo que el Muchachada de anoche).

    El momento «lloro de espaldas a la cámara» fue lo peor.

    Yo creo que a estos programas se presenta gente que lo que quiere, por encima de todo; es salir en la tele, y no solucionar sus problemas.

    Por cierto, el otro día empezó Supernanny (buen programa), y al acabar repusieron uno de S.O.S: Adolescentes, el del «chaval» de veintipico años Alejandro. ¡ Vaya tela !

    Responder
  • 5. Maikel  |  8 noviembre 2007 a las 12:21

    Despues de ver promos como esta en la sexta durante un mes (¡¡¡Moises se ha olvidado de amar!!! ¡¡¡Laura no se siente amada!!!), digamos que preferí no verlo jamás.
    Los miercoles hay que ver Muchachada Nui (discrepo con David, los dos últimos programas han sido bastante cómicos; eso si, los dos o tres anteriores fueron bastante flojillos)

    Responder
  • 6. Miss Sinner  |  8 noviembre 2007 a las 12:48

    Vi que lo anunciaba Wyoming en el Intermedio, pero ni se nos pasó por la cabeza verlo. Nosotros nos quedamos con Kyle, que por cierto, últimamente va muy lento (supongo que tienen que sacarle partido al misterio durante toda la temporada).

    Un beso, Ruth

    Responder
  • 7. Javi Boix  |  8 noviembre 2007 a las 17:51

    Ni si quiera le di media oportunidad a esto!! preferí hacerme unas cerves con amigos.
    Lo triste es que por lo que he visto anunciado, es una copia de un programa inglés llamado «Inspectores del Sexo» donde dos psicólogos estudian las conductas de las parejas y ven porqué tienen problemas de alcoba (las imágenes de sexo son como cuando Depredador veía a Swarchzeneger)
    Hablando de programas ingleses, ¿porqué ninguna cadena en abierto compra los derechos de Little Britain? si es que siempre nos quedamos con la bazofia anglosajona!!

    Responder
  • 8. Youngblood  |  8 noviembre 2007 a las 18:10

    A las once no sé, pero habiendo presentado esta semana un libro el ‘ínclito’ ex-presidente del gobierno, perderse el CQC no estuvo nada bien… aunque creo que fue un poco más tarde de las 11. Incluso Fedegico contestó algunas preguntas del reportero !!!!

    Responder
  • 9. Víbora  |  8 noviembre 2007 a las 18:44

    Ruth, si vas a tragarte estas cosas sólo por el blog vamos a tener que pagarte, porque hacerlo así, de gratis, tiene un punto masoca que asusta… ¡y mucho!

    Responder
  • 10. Ruth  |  8 noviembre 2007 a las 21:08

    ESTHER: Acertaste de pleno, ya te digo.

    JESÚS: Por suerte yo creo que quedan espacios libres de esta contaminación, pero sí es cierto que va ganando terreno peligrosamente.

    SEÑORITA PURI: Jajjajjaaa. ¡Qué bonitas que son las reconciliaciones!!

    DAVID: Vi el programa ese del tal Alejandro. Los pelos como escarpias, oiga.

    MAIKEL: Yo estaba tan perdida que se me olvidó que hacían Muchachada, menos mal que está YouTube.

    MISS SINNER: Buena elección. A Lidia le encanta.

    JAVI BOIX: Están a punto de salir en DVD las tres primeras temporadas. La espera se me está haciendo larguísima.

    YOUNGBLOOD: Que también lo vi, hombre, pero toca hablar de novedades, es mi deber 😉 .

    VÍBORA: Jajjajjaaaa. Tú sí que me entiendes. Yo en realidad lo que busco es la beatificación televisiva 😆 .

    Responder
  • 11. Ricardo Mella  |  9 noviembre 2007 a las 22:51

    Pues yo soy de los que, si no pusieran nada en la tele (y se me hubiese estropeado Internet o algo así), me pondría a verlo para reirme de las discusiones, o para hacer de criticón, como los psicólogos esos. A veces tengo mi punto marujo, no creas.

    Responder
  • 12. Ruth  |  10 noviembre 2007 a las 08:28

    RICARDO: Tienes claras inclinaciones hacia el gore (esto es un diagnóstico), y no me refiero a Al Gore, claro 😉 .

    Responder
  • 13. Tamaruca  |  11 noviembre 2007 a las 20:36

    Si no funciona, lo mejor es cortar de raíz.

    Igual soy un poco radical, ¿o qué? Conmigo los psicoterapeutas se arruinaban, qué horror…

    ¡Besitos!

    Responder
  • 14. Ruth  |  11 noviembre 2007 a las 21:23

    TAMARUCA: Por desgracia, ese método no está muy bien visto en la tele, pero en este caso nos vendría bien.

    Responder
  • 15. Juan  |  14 noviembre 2007 a las 02:12

    Pues para mi sorpresa el programa me gusto e invito al que no lo haya visto que le eche un vistazo antes de criticarlo porque puedes sentirte identificado con situaciones que les suceden a las parejas. Me parece un acierto.

    Responder
  • 16. Ruth  |  14 noviembre 2007 a las 08:24

    JUAN: Me alegro de que te gustase, hombre, y de que pases por aquí y lo digas.

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más


Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.290.304 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: