SOS Adolescentes ha terminado temporada

1 marzo 2008 at 09:11 11 comentarios

El vídeo es el del capítulo más espeluznante de la temporada. El peor momento del programa empieza más o menos en el minuto 1:35. La psicóloga terminó llorando cuando revisó con la madre el vídeo. Creo que este momento no se tendría que haber emitido. No por el contenido violento de la escena sino por las consecuencias que la emisión de ese contenido podía tener en los menores: lo verían sus amigos, lo vería el padre…,. En fin, dicen que rectificar es de sabios pero la televisión no admite momentos reflexivos a posteriori. El daño ya estará hecho.

¿Qué habría pasado si esto, en lugar de emitirse en SOS Adolescentes, se hubiera emitido en El diario de Patricia? Seguramente habría pasado menos inadvertido, se habría alzado una campaña en contra del programa, se habría hablado de telebasura, alguna asociación se habría arrogado el deber y el derecho a amparar a los menores…,. A veces lo malo de la televisión está en cómo la miramos. Nuestra forma de mirar y de ver afecta a la percepción de las cosas. Si se emite en SOS Adolescentes es menos reprobable que si se emite en otros programas. Que yo sepa, no ha habido consecuencias. No sé si el Defensor del Menor habrá tomado cartas en el asunto.

Salvando este momento el resto de la temporada se ha caracterizado por un aumento de la presión hacia los padres. La psicóloga se ha mostrado muy dura con ellos y los chicos y chicas han salido bastante airosos del trago. Ya estaba bien de cargar a la adolescencia con toda la responsabilidad del fracaso del proyecto familiar. En la línea argumental de los programas se ha introducido un espacio para animar a la lectura, muy didáctico y políticamente correcto pero muy poco útil. Se ha incluido también una dinámica con padres e hijos en común que hacía falta para cerrar los casos. Y en algún programa la psicóloga ha interactuado con el ambiente de los chavales (amigos, instituto…).

Estos programas de coach (entrenadores personales), me gustan. Tanto éste como el de la Supernanny. Creo que ofrecen una imagen certera de los errores más recurrentes en los que solemos caer en nuestro trato con niños y adolescentes. Están pensados con maestría, los guiones son buenos y los personajes escogidos les dan bastante juego. Tratan los temas con seriedad, no hay apenas crítica y se caracterizan por aportar soluciones.

Eso sí, para próximas temporadas creo que deberían de tener cuidado con las historias que escogen. Creo que el episodio del que os he puesto el fragmento es muy desafortunado y trata una problemática que no se puede resolver en un programa de televisión. No creo que las situaciones familiares más extremas sean las idóneas y merezcan el tratamiento que hace el programa. Ante una cosa así lo suyo habría sido llevar el caso a un departamento de Asuntos Sociales. En cambio, el capítulo de anoche es el claro ejemplo de lo que, desde mi punto de vista, sí merece tratamiento: unos padres terriblemente exigentes con una niña de catorce años modélica. Espero que el señor del episodio de anoche se haya bajado del burro porque si no, pobre criatura.

Entry filed under: Cuatro, Documental, Drama, Reality, Televisión. Tags: , , , , .

Jesús Quintero y su mina saqueada Dos años seguidos de liderato de Telecinco

11 comentarios Add your own

  • 1. isma18  |  1 marzo 2008 a las 12:07

    Esta clase de escenas no se deberían emitir en la televisión. Totalmente de acuerdo contigo. Yo he sentido escalofríos al verlo, terrible. No es necesario emitir este tipo de escenas.
    Ayer, además, me quedé de piedra, al ver las terribles exigencias de unos padres, sobre una pobre chica de 14 años. Lo peor es que fueron los padres los que llamaron al programa..no la hija. Cuando debería haber sido al revés.

    Responder
  • 2. almoraima  |  1 marzo 2008 a las 13:50

    A veces veo este programa mientras zapeo. Es cierto que algunos chic@s tienen guasa. Pero la verdad es que la mayoría de las veces que lo he visto eran a los padres a los que se debería tratar. Como dices, la chica de anoche era una buena niña., pero con unos padres hiperexigentes que continuamente minaban su autoestima y no valoraban su esfuerzo. la semana pasada también era una situación con ciertas similutudes. Padres separados, dos hijos de uno de ellos y una niña del otro conyuge. El niño de 10 años que fregaba, recogía la mesa, y en vez de valorarle eso, criticaban que no lo había hecho del todo bien. Siempre criticamos a los niños y los jóvenos. Pero deberíamos ser menos cínico y criticar la actitud de los padres y reeducar a algunos. A ni también me gusta el de Supernany. Creo que a muchos padres y a los que un día lo seremos nos viene bien este tipo de espacios educativos

    Responder
  • 3. LoveSick  |  1 marzo 2008 a las 22:43

    Estamos de acuerdo en que no se deberían emitir, que son vergonzosas, etc. pero luego son las que más se difunden tanto por YouTube como por los blogs, aún reconociendo que no son representativas del contenido del programa.

    Responder
  • 4. Ruth  |  2 marzo 2008 a las 08:42

    ISMA18: Casi siempre son los padres los que necesitan tratamiento. Se les suele olvidar que los adultos son ellos.

    ALMORAIMA: Yo reconozco que ser padre debe de ser dificilísimo, pero a muchos padres se les olvida que ser adolescente también lo es. Estos programas yo creo que tienen cierta utilidad. Si bien es cierto que las soluciones no son universales, la mayoría de los problemas sí son compartidos y está bien que los expongan y que se genere un debate.

    LOVESICK: Acepto el reproche. De hecho, estuve dudando acerca de si publicarlo o no porque, como dices, es dar difusión a una situación deplorable. Al final decidí usar el vídeo para exponer una realidad: el asunto apenas ha tenido trascendencia. Se emitió en televisión a principios de febrero y durante este tiempo no ha tenido eco en Internet. Como digo, si esas imágenes hubieran sido emitidas en Diario de… o en El diario de Patricia se habría montado una buena y creo que eso es responsabilidad de todos.

    Responder
  • 5. Tristana y yo  |  2 marzo 2008 a las 13:32

    La educación es una cadena corroída, tod@s descargamos en el débil que nos sigue en el escalafón de esa cosa llamada familia.
    Es vergonzoso que madres y padres responsabilicemos a l@s hij@s de sus comportamientos-respuesta hacía nosotr@s.
    La responsabilidad es de l@s adult@s.

    No sigo estos programas, no me gustan y dudo mucho de la veracidad de los mismos, llorar ante las cámaras es lo mínimo que se le puede pedir a quien se expone públicamente con temas tan privados.

    Me gustaría saber que tipo de contrato se establece entre las partes.

    Responder
  • 6. JUAN  |  2 marzo 2008 a las 14:15

    En estos días me he puesto al día en SOS adolescentes y había visto este episodio, la verdad es que es muy violento. A mi también me gustan este tipo de programas porque sacan a la luz lo que pasa en muchas de las casas españolas. Es como ver la otra cara oculta de la familia, la que nadie saca cuando hay visitas.

    Para mi, lo mas importante que destaca Ana es potenciar la empatia, ademas de poner a cada uno en su sitio. Estoy también de acuerdo en que se le de mas caña a los padres, es más deberian hacer un SOS padres y que los chavales se fueran a un hotel para ver que reacción tendrían los mayores.

    Ana, una maquina, soportar esas vivencias no tiene que ser fácil.

    Responder
  • 7. Ruth  |  2 marzo 2008 a las 16:24

    TRISTANA Y TÚ: Pues estaría bien saber cómo se establecen los términos del intercambio. En cualquier caso, parece que quien sale ganando es la cadena, para variar.

    JUAN: Desde que Ana se ha puesto borde con los adultos me gusta más. Discute con ellos sin ningún tipo de cautela y pone en evidencia una realidad aterradora: que hasta con los propios hijos, el conflicto generacional roza la histeria.

    Responder
  • 8. Javi Moya  |  3 marzo 2008 a las 11:37

    pocas veces he visto este programa…
    pero cuando lo he visto me han dado ganas de hacerme la ligadura de trombas

    Responder
  • 9. Javi Moya  |  3 marzo 2008 a las 11:38

    tromPas !

    Responder
  • 10. Ruth  |  3 marzo 2008 a las 16:52

    JAVI MOYA: Jajjjajjaaa. Es un programa de justicieros contra los padres. Ya me habría gustado verte a ti en la adolescencia 😆 .

    Responder
  • 11. Jose  |  26 julio 2010 a las 04:47

    Si creéis que lo que sale en esos programas es terrible, es que no tenéis ni idea de lo que es un niño y un adolescente maltratado. Así os va, que luego criticáis a los asesinos en serie, violadores y demás, pero ni os paráis a preguntaros el porqué una persona llega a tales extremos.

    Particularmente ya me hice la vasectomía hace años y me niego en redondo no ya a formar una familia, sino a formar pareja. Relaciones profesionales, ganar dinero y un mundo de uno sólo: el mío. Es la única forma de poder vivir en paz (y ni aun así).

    Lo de estos programas no es nada, no veo a qué tanto alarmismo por las chorradas que aparecen en él.

    Responder

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más


Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.290.304 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: