Posts tagged ‘Museo Coconut’

‘Museo Coconut’, aceptamos barco

Museo Coconut abrió anoche sus puertas en Antena 3 y, como suele pasar con el humor chanante, de buenas a primeras dejó a la mayor parte del respetable con un palmo de narices. Pregunté en la página del blog en Facebook y las notas no pasaban del seis pero, eso sí, los votos de confianza parecen una tendencia general que yo comparto. El vídeo de arriba lo he escogido porque muestra que las risas no son enlatadas, una de las ideas que más se repite. Tirando de la raíz de la sitcom grabaron los episodios con público y no con cualquier público. Como veis, la mayoría se definen seguidores del «chanantismo» así que es normal que estuvieran predispuestos al cachondeo. Vista la serie en casa es otra historia.

Coincido con que el primer capítulo fue más flojo pero las presentaciones de personajes y la necesidad de sentar las bases de las tramas no son fáciles para nadie. El segundo capítulo la cosa mejoró y la decisión de emitir dos capítulos por el precio de uno benefició mucho a la serie. Si nos hubiésemos quedado con el sabor de boca del primer episodio las críticas en general habrían sido mucho peores.

Es cierto, no me reí a mandíbula batiente pero no pierdo la esperanza. Confío en que según vaya conociendo a los personajes sus desastres me irán gustando más y más. Por ahora me tienen ganada Rosario (genial eso de ponerle un nombre eminentemente femenino a un personaje masculino), y Zeus («Mamá, ¿me das cash para la zona azul?»). Sigo pensando que Miss Coconut y su hijo son un homenaje a la Baronesa Thyssen y familia. De Onofre esperaba que se pareciera mucho más al Onofre de Smonka! pero no ha podido ser. Los cameos siempre son bienvenidos, aunque algunos tuvieran más gracia que otros. Y la tira de «Maricón y Tontico» me gustó más que otras tiras ya conocidas.

En general es cierto que el ritmo de la serie es irregular pero los chanantes son expertos en eso, en romper el ritmo. A mí suele gustarme pero creo que en los episodios que vimos anoche de Museo Coconut se pasaron un poco de rosca en algunas cosas. Había secuencias precipitadas, otras extremadamente lentas, otras sincronizadas con la desincronización. Si lo que se proponían en llevarnos de cabeza lo han conseguido pero creo que se les ha ido la mano. De todas maneras, como decía arriba, el segundo episodio mejoró en ese sentido así que creo que es lógico esperar que con el paso de los capítulos la cosa se termine de ajustar.

Como buena comedia de situación, en Museo Coconut no hay trama de continuidad, cosa que se agradece, y cada episodio será una locura nueva. Cumple con las normas básicas del género y aunque mantiene el tono chanante que todos esperábamos cumple con la idea de no encerrarse demasiado en sí mismos. Con el cambio de Paramount – La 2 – Neox se han ido perdiendo cosas por el camino, es cierto, pero también hemos encontrado cosas nuevas. Museo Coconut es un cambio real respecto a lo que llevaban años haciendo, un cambio que ellos necesitaban, así que en lo que a nosotros respecta creo que es cuestión de acostumbrarnos. La irreverencia sigue estando ahí, como esos comentarios sobre el programa de famosos que bailan y hacen el ridículo o como esa secuencia de amor entre Jaime, el personaje de Raúl Cimas, y un perro. Creo que lo mejor está por venir y disfrutarlo depende más de nuestra capacidad de adaptación y de nuestra paciencia que de la serie en sí. Es lo que tiene hacer un humor para minorías.

2 noviembre 2010 at 08:58 25 comentarios

‘Museo Coconut’ ya está aquí

Museo Coconut se ha hecho de rogar pero el próximo lunes 25 de octubre, a las diez de la noche, desembarca en Neox con aspiraciones de ser la nueva serie de culto. Conmigo lo tienen fácil, la verdad, porque aún sin haber visto nada ya soy fan entregada a la experiencia Coconut: una comedia de situación que promete ser surrealista e hilarante, grabada con público en directo, con cameos, con una tira animada y con referencias a algunos de los personajes más conocidos del clan Chanante / Muchachada. ¿Qué más puede pedir un seguidor del delirio de esta pandilla?

Ellos dicen que piensan que perderán seguidores incondicionales y que llegarán a otra gente pero bueno, eso está por ver. Me parece una forma de cubrirse las espaldas, la verdad, aunque Raúl Cimas lo explica a la perfección en el siguiente vídeo. También se enfrentan a la pérdida de personajes, como ya les pasó cuando pasaron de Paramount a La 2. En este caso la pérdida es menor porque el cambio de formato es beneficioso para ello.

Yo veo imágenes de los personajes y ya se me ríen los huesos, qué queréis que os diga. Por ejemplo: los dueños del museo son una rica señora y su hijo pavisoso, que directamente me hacen pensar en la baronesa Thyssen y su hijo, un personaje del que ya tiraron en Muchachada Nuí y que ahora recuperan aunque sin darle el nombre, no vaya a ser que alguien se enfade. Y qué me decís del personaje de Joaquín Reyes interpretando al guardia de seguridad del museo. ¿Es o no es Onofre? Onofre fue el azafato del concurso Smonka! que los «muchachos» hicieron en Paramount. Un personaje entrañable, encantador, con un mal humor tronchante, ingenuo cuando quería, con gracias del siglo pasado…,. En fin, una joya. Espero que este nuevo personaje se parezca lo suficiente al anterior porque lo cierto es que lo echo de menos. En realidad, echo de menos Smonka!, un concurso para frikis que no ha tenido igual. Hay tantos momentazos de Onofre en YouTube que valdría la pena dedicarle una entrada. Os dejo uno pero os recomiendo seguir investigando.

Estoy tan dispuesta a reírme que la espera hasta el lunes se me va a hacer eterna. Comentaremos el asunto largo y tendido así que recordad que el lunes tenemos una cita para ver Museo Coconut en Neox a las diez de la noche. ¡Ya falta menos!

21 octubre 2010 at 09:03 16 comentarios

Las tendencias de la sitcom nacional

Cuando un guionista de reconocido prestigio y amplia experiencia hace prospecciones sobre el futuro de la industria televisiva nacional hay que hacerle caso, sobre todo si sus aportaciones son tan claras y sensatas como las que he leído aquí. Es un resumen de la intervención de Jose Antonio Pérez (Vaya semanita, El hormiguero), en el curso «De Los Simpsons a Perdidos. El boom de las teleseries», que se está realizando esta semana en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Valencia.

Que la televisión nacional está en un proceso de cambio es evidente y la entrada de la TDT ha conseguido incluso aumentar el consumo televisivo con su mayor oferta de canales. Las generalistas tradicionales ha seguido una estrategia de intentar alcanzar el target más amplio posible y se han especificado poco, pero en la TDT hay una idea clara de que hay que tematizar los canales y eso, unido a las dificultades que atraviesa el sector debido a la crisis económica, genera un espacio óptimo para que lo disfrutemos los espectadores.

Dice José Antonio Pérez que a partir de septiembre veremos ofertas impensables hasta hace bien poco en la tele nacional, con presupuestos más ajustados, actores menos reconocibles y volcadas en parte a Internet como forma de fidelizar a los espectadores. Qué vida más triste o Museo Coconut (lo nuevo de los Muchachos), son claros ejemplos de historias pequeñas, con personajes distintos, contadas de otra forma y dirigidas a un público muy concreto. Parece, además, que se está fraguando el salto a la televisión de Malviviendo (tenéis el trailer arriba), y de Perestroika la serie. Sólo espero que corran mejor suerte que Qué vida más triste, que se despidió esta temporada sin compromiso de renovación. El propio Pérez trabaja en el desarrollo para La 2 de Ciudad K, un proyecto más que interesante. Yo añadiría el ejemplo de La pecera de Eva (Telecinco), una serie diferente, con todos los componentes descritos y que funciona, o recordaría a Impares, cuya segunda parte sigo esperando con muchas ganas.

El resumen de todo esto es que a partir de septiembre podremos ver en las teles nacionales una oferta de ficción distinta, muy alejada de las grandes producciones (que también las habrá). En la variedad está el gusto, que dicen, así que si todo esto se confirma la fragmentación de la audiencia va a seguir avanzando a pasos agigantados hacia ese modelo que algunos esperamos con ansia, que no puede ser que todo sean dramedias en la viña del señor. Los presupuestos serán más escasos, perderán peso las productoras y ganará la libertad de ideas. ¿Será posible o es que estoy soñando?

En cualquier caso, se cierra el artículo con un bombazo sin parangón: ¡¡Intereconomía hará ficción a partir de septiembre!! Nunca mejor dicho, que el señor nos coja confesados. No todo iban a ser buenas noticias.

16 julio 2010 at 07:44 13 comentarios

‘Museo coconut’, la nueva serie de los chanantes

Lo primero que he hecho cuando he leído la noticia ha sido irme a YouTube a rastrear influencias, que siempre existen, para tal magno título. No sería raro que lo de Museo Coconut saliese de esa canción de Enrique y Ana. Es más, sería lo más normal del mundo. Hasta podría valer de sintonía de la serie si no fuera por el tema de derechos y demás. Ojo, que todo esto son especulaciones de las mías. Que nadie me tome demasiado en serio.

Museo coconut es una sitcom grabada con público y con capítulos de veinticinco minutos, con tramas, personajes fijos y todo lo demás. Los scketches se han terminado, por ahora. Al ser una serie, han renunciado a parte de su absurdo y del surrealismo, qué se le va a hacer, pero citan como referencia a proyectos tan grandes como Cosas de marcianos y Búscate la vida. Si hacen una cosa que se parezca mínimamente a estas dos series yo voy a disfrutar como una enana.

Reconocen abiertamente que su proyecto no cabe ni de lejos en Antena 3 así que creen que Neox es un buen emplazamiento, entre animación y series más o menos frikis. Desde luego, tal y como pintan el proyecto, no les veo en la parrilla de la grande, para qué nos vamos a engañar, así que habrá que ver qué horario les dan y seguirles fielmente. Yo al menos pienso hacerlo.

Claro, como no podía ser de otra manera, los Monty Python también tienen su fantástico «coconut». Y la rana Gustavo también cantó la célebre canción Lime in the coconut.

Además de todo esto, prometen una serie on-line de Enjuto Mojamuto en la que ya están trabajando así que, qué queréis que os diga, estoy ansiosa por ver rodar todo esto. Creo que el cambio de registro puede ser muy positivo, tanto para el público como para ellos. Puede ser muy refrescante para ambas partes y, como a mí me tienen ganada, confío al cien por cien en la viabilidad de su nueva idea. ¡Ya falta menos para que vuelvan!

24 mayo 2010 at 05:47 7 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.287.922 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: