Las reivindicaciones de los guionistas españoles

16 diciembre 2008 at 09:45 7 comentarios

El sábado tuvo lugar en el cine Doré la asamblea de ALMA (Autores Literarios de Medios Audiovisuales), donde se reunieron un centenar del profesionales y se pusieron de relevancia los problemas del sector. El año pasado también hubo una reunión así, alentada por la huelga de guionistas en Estados Unidos, y desde entonces hasta ahora, aunque se ha estado trabajando para introducir mejoras, esta organización de carácter social no termina de arrancar.

He estado leyendo lo que se ha publicado del asunto y se me queda un sabor agridulce. Me gustaría que el colectivo de escritores (programas, ficción y cine), estuviese mejor considerado en general, tuviesen lo que se merecen y disfrutasen de una situación laboral decente, pero por lo que leo topan con la realidad de un sector atomizado y desregularizado hasta rozar la economía sumergida, dos motivos que en lugar de empujar a la revolución lo que hacen, lógicamente, es desatar el miedo y la prudencia, manteniendo al personal quieto y temeroso de perder su empleo. Es triste pero la historia se repite en todos los ámbitos laborales que padecen una falta de organización y que han sido sometidos a una vulneración sistemática de derechos que se ha convertido en norma.

Miss Julie nos cuenta de forma clara y concisa cuáles son las reivindicaciones del sector: rechazo a la Ley del Cine, con carta de protesta incluida, porque los autores apenas aparecen en el texto y no son tomados en cuenta para nada, y ausencia de un convenio colectivo que hace que las condiciones laborales sean cada vez más precarias. Como veis, la pescadilla que se muerde la cola. Si no hay convenio, empeoran las condiciones, y si empeoran las condiciones se dificulta la lucha por el convenio porque la gente cada vez puede arriesgar menos.

El Guionista Hastiado se llevó una buena sensación de la asamblea y destaca que, pese a la variedad de situaciones nacida de la ausencia de regulación, hay en el sector puntos en común que facilitarían el tomar acciones conjuntas y eficaces. Para ello, la base social es imprescindible y anima a la afiliación a ALMA, que está camino de convertirse en un sindicato que tomará las riendas del sector, cuando la burocracia lo permita, es imprescindible.

Menos optimista es Luis Murillo, que centra su análisis en la imposibilidad de hacer aquí una huelga de guionistas a la americana. La huelga no es una opción precisamente porque no hay regularización del sector y animar a los profesionales a que arriesguen sus puestos de trabajo es una utopía. En Estados Unidos sí que hay un sindicato, la WGA, al que es obligatorio afiliarse para trabajar y ser profesional. En España ALMA sigue sin ser representativo, aunque están trabajando para serlo, pero se encuentran con que las distintas asociaciones profesionales autonómicas hacen la guerra por su cuenta. En cualquier caso, pienso yo, la huelga fue una solución en Estados Unidos pero, como las situaciones son diferentes, en España no podría adoptarse la misma determinación. Habría que decidir cuál sería la solución aquí, y eso es lo complicado.

Las verdaderas dificultades del sector están descritas en esta entrevista a Carlos Molinero, que habla de la becarización de los puestos de trabajo y que comenta las diferencias de consideración del guionista en España y en Estados Unidos. Allende los mares los guionistas son, además, productores ejecutivos de la series y controlan gran parte del proceso de la ficción. Comenta que los precios por quión están congelados hace años  y se paga precio de guión completo, independientemente de lo que tarde en escribirse y del número de guionistas que hagan falta para escribirlo. Paradojas del sector: el guionista cobra parte del canon si se compran DVD vírgenes y se hacen copias privadas; pero no cobra nada de la venta de un DVD original.

Pero no todo fueron lágrimas, que conste. Me parece buena idea la creación del Premio Rafael Azcona al mejor guión de cine y de televisión. Guste o no, los guionistas tienen que dedicar parte de sus esfuerzos a mejorar su imagen ante los espectadores porque sin apoyo social no van a ningún sitio. También es interesante la creación de un registro de productoras morosas para que no puedan acceder a las subvenciones. Y muy a considerar el hecho de que sean los operadores de telecomunicaciones los que paguen el canon a los autores ya que son ellos los que se benefician de las descargas.

En resumen, mi total apoyo a los trabajadores que están llevando a cabo una lucha sin cuartel. La guerra es complicada y no hay que bajar la guardia. Desde el Instituto de Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), dicen que los guionistas no han planteado enmiendas a la Ley del Cine. Empieza la guerra sucia.

Anuncios

Entry filed under: Cine, DVD, Ficción nacional, Guionista, Premios, Serie, Televisión. Tags: , , , , , , , .

Canal Cultura busca financiación Audiencias millonarias: Aída, El castigo y compañía

7 comentarios Add your own

  • 1. TELEpatético  |  16 diciembre 2008 en 10:47

    Que se preparen. Porque primero las estrellonas van de presentadoras y luego se quieren apropiar también del currelo de sus compañeros guionistas. Ahí tenemos a la Obregón, que seguro que intenta sindicarse, presumiendo de haber escrito ella Ana y los Siete y también su último fracaso, aunque de esa presume menos. Así que preparaos guionistas para tenerla como presidenta. Será ella o Ana Rosa Quintana, Belén Esteban… Claro que ya me trabajáis en el noble género de la ficción… pues eso.

    Responder
  • 2. gromland  |  16 diciembre 2008 en 11:09

    Con el Reino de Taifas que tienen montado (ALMA, la catalana GAC, la vasca EHGPE, la gallega AGAG – anda, que el nombrecito… – y la valenciana EVA… que, a su vez, configuran la FAGA), creo que es más difícil que consigan un acuerdo global que Belén Esteban deletrée la palabra “exhausto”.

    Como siempre, las rencillas internas deben ser las que están entorpeciendo la posibilidad de crear un frente común: la asociación de guionistas catalanes, GAC, tiene una fuerza considerable en su tierra – 233 afiliados – frente a la estatal ALMA – unos 200 (¿cómo es posible que el Vicepte. Molinero no sepa cuántos afiliados tiene?!) -. Y cada uno tirará hacia su terreno; si me permite la comparación grotesca, esto es como acabar con el terrorismo: todos quieren colgarse la medalla de liquidar el problema.

    Hasta ahora ALMA es el único sindicato de guionistas existente en nuestro país (le puedo asegurar que esta información no la he conseguido gracias a su “maravillosa” web… la madre de Dios, qué desastre)… O era: el 22 de Noviembre, el GAC parece haberse convertido en el sindicato territorial de guionistas catalanes – imposible confirmarlo en su página web -.

    Súmele a la falta de coordinación entre los representantes de los trabajadores el carácter cuasiautónomo de los guionistas (y la ausencia de unas normas que delimiten el concepto laboral de “guionista”, que aquí lo puede ser hasta el tato) y ya tiene los ingredientes para que se les desinfle el soufflé.

    Se lo dice alguien que ha formado parte de un sector (picapleitos, también conocido como “abogados”) que no pudo conseguir en su puñetera vida unas condiciones justas para el pago de honorarios en el llamado “turno de oficio”, por ejemplo, por falta de consenso entre ellos.

    Disculpe la perorata, pero es que a veces se me escapa la vena litigiosa. Afectadísimos saludos.

    Responder
  • 3. La Telebisión  |  16 diciembre 2008 en 11:29

    La cosa no es fácil, pero creo que es muy positivo que se esté trabajando y hablando de ello.

    Las cosas tardan su tiempo y, por lo menos yo, creo que la cosa ha mejorado en que la reunión de este año ha tenido algo más de repercusión que la del año pasado, de la que me enteré de casualidad y a duras penas…

    Responder
  • 4. Mninha  |  16 diciembre 2008 en 13:34

    Perdona por salirme un poco del tema, pero lo que describes en el segundo párrafo es también aplicable, en muchos casos, al periodismo.

    Saludos.

    Responder
  • 5. Galahan  |  16 diciembre 2008 en 15:49

    La verdad es que es un panorama duro, pero por eso precisamente, hay que luchar.
    Lo que no se puede es ir quejándose y no hacer nada. ALMA no es un centro comercial que busque agradar a sus clientes para que gasten su dinero, es una herramienta. Es la manera de sentarse de tú a tú con los productores… y hoy en día, no podemos.
    Es tristísimo que lo MUUUUY POCO que pedimos, ni se nos de ni se nos contemple. Ya no hablo de lo que DEBERÍAMOS pedir.

    Así que, por favor, guionistas… ¡afiliaos!!

    Responder
  • 6. Miss Julie  |  16 diciembre 2008 en 16:40

    Gromland: En el sindicato ALMA, al día de hoy somos 312 guionistas afiliados y seguimos creciendo. Molinero no lo sabe con exactitud porque -como te digo- seguramente ahora este número que yo te he escrito haya variado. ALMA se fue de FAGA por razones que ahora no vienen al caso pero que si quieres te cuento si me mandas un mail, pero mantenemos con ellos una relación continua y amigable. Con la calificación de la web actual te quedas corto, es una verdadera mierda, pero en breve habrá una como es debido, palabrita del NIño Jesús.

    Como muy bien sabes, parece que por experiencia, todo cuesta dinero, pero sobre todo cuesta mucho esfuerzo y energía por parte de unos pocos que tienen que tirar del carro en el que vamos subidos muchos, a lo mejor si nos bajamos y tiramos un poquito cada uno, llegamos más lejos y encima más contentos. De todos modos, como afiliada te agradezco la atención que nos prestas y tengo que reconocer que en algunas cosas tienes razón, pero ya sabes que las cosas no son fáciles de conseguir, pero hay que intentarlo y en ello estamos con gran ilusión todos lo que formamos parte de los trecientos y pico afiliados.
    Un saludo, amigo.

    Responder
  • 7. Ruth  |  16 diciembre 2008 en 20:31

    TELEPATÉTICO: Jajjajjjaaa. No creo que la Obregón sepa lo que significa sindicarse, la verdad.

    GROMLAND: Pues a pesar de tu descripción del panorama, que comparto, creo que hay esperanzas y que doscientos asociados, aunque no son muchos, es un buen comienzo. Eso sí, una huelga no es la manera, no creo que funcionara.

    LA TELEBISIÓN: Totalmente de acuerdo.

    MNINHA: Eso es, es una situación común a muchos sectores profesionales, por desgracia.

    GALAHAN: Así me gusta, ché, muchos ánimos. Podéis sentar las bases de un buen futuro con todo esto.

    MISS JULIE: Ánimo, que yo sé que tu eres de las que tiras. Si yo pudiera tiraría también. ¡¡A las barricadas!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2,194,187 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: