Posts tagged ‘Perdidos en la tribu’

Cuatro se trae a las tribus

Sé que soy una malpensada y que no tengo remedio pero es ver el vídeo de arriba, el original del programa que va a adaptar ahora Cuatro, y me recorren unos sudores fríos. Quiero pensar que no vamos a ser capaces de esto, de escandalizarnos primero de sus costumbres y de reírnos ahora de su supuesta ignorancia. Claro, si fuera así lo entendería porque el choque cultural, siempre que los que choquen sean los demás tiene mucha miga, pero a mí no me hace ninguna gracia.

Ya no me gustó Perdidos en la tribu porque, qué le voy a hacer, soy esclava de mis ideas, así que no creo que esta secuela me interese tampoco en lo más mínimo. Eso no significa que no sea consciente de que el programa tiene todos lo números para enganchar a la audiencia, a pesar de que lo presente Nuria Roca. Yo soy demasiado cerebral y a veces por culpa de eso me pierdo ciertos entretenimientos blancos de este tipo, porque quiero pensar que va a ser un entretenimiento blanco.

Cuando los de Gran Hermano metieron en la casa a una familia de indígenas consiguieron un resultado muy tierno pero, claro, los indígenas de Gran Hermano eran muy divertidos y los concursantes no dudaron en ponerse el hábito para generar más risas todavía. Y aquí está mi segunda duda. Me pasa con los realities una cosa extraña y es que, sobre todo los de Cuatro, no me los creo. Tanta edición, tanto vídeo excelentemente montado, a mí me sacan del meollo y me hacen dudar. Ya se dijo en su momento que las tribus de Cuatro eran de escaparate, gente escogida a dedo y disfrazada. ¿Ahora van a ser ellos los que simulen sorpresa ante algo que conocen? Perdonad mi escepticismo, no lo puedo evitar.

El programa está en fase de producción y están buscando a la tribu de las conocidas que vendrá a España a disfrutar de la modernidad (ironía off). Viendo la promo de arriba podemos pensar que a una de las familias españolas le ha tocado la china porque tendrán que alojar en su casa a los invitados y van a tener un reality para ellos solos. Pues muy bien, que lo disfruten. Parece ser que el invento llegará en otoño así que ya tienen que darse prisa si quieren hacer una producción en la línea de sus últimos realities, muy cuidados en ese sentido.

Para Cuatro los realities están siendo una buena vía porque hasta ahora les están funcionando la mayoría de los que estrenan. Han encontrado una forma diferente de hacer las cosas y eso siempre es interesante. Dejando a un lado lo distinto que es ésta Cuatro de la que nos prometieron al principio, sí que hay que reconocer que sus puntos de vista siguen siendo modernos. Esperemos que con la fusión no cambien esto y sigan apostando por la renovación de formatos. Yo sigo prefiriendo el reality sin editar pero tiene mérito que hayan podido encontrar filón modificando un género tan asentado. Repito, a mí no me gustan pero lo cortés no quita lo valiente.

4 agosto 2010 at 09:53 3 comentarios

Perdidos en la tribu, sin tribu

Igual que le pasó a Supervivientes, que recibió denuncias de vulneración de los Derechos Humanos, ahora le ha tocado a Perdidos en la tribu ser el centro de atención de las críticas de organizaciones de desarrollo y de los antropólogos, que no han tardado en expresar que lo que el programa nos enseña como cierto no sólo es falso, sino que además ha propiciado una situación de crisis para las personas que participan en el reality y que se ha promovido una imagen falsa e interesada de una realidad que es bien distinta.

Ya decía yo hace unos días que todo me parecía un montaje enorme y con esta afirmación no descubrí américa porque todos sabemos que la televisión es una gran mentira. Lo que no me gustaba era que intentasen venderme como verdad una situación manifiestamente falsa y artificial. Cuestión de preferencias. Tampoco me gustan cosas como las del vídeo de arriba, una situación en la que el gran hombre blanco les intenta descubrir las bondades del cepillo de dientes. Fijaos en los africanos: menos uno, los demás tienen unos piños que ya me gustaría tener a mí. Voy a ver si en algún parque cercano encuentro ramitas de esas de las que dicen que usan ellos.

Con Pekín Express no resolvimos la incógnita de qué se pagaba a los hospitalarios pero, por lo que dicen en este artículo, la gente de las tribus africanas ha cobrado, por un mes de trabajo, 175 euros los adultos y 67 euros los niños. Y digo trabajo porque, en realidad, no viven en cabañas de adobe ni se dedican a la caza como método de superviviencia. Son gente asentada en otro sitio que está desarrollando la agricultura como medio de vida. Por supuesto, lo de los taparrabos es más un guiño a las ilustraciones de los libros de historia del siglo XIX que una realidad. El programa no tendría ni la mitad de tirón si los indígenas se paseasen por la sabana en vaqueros. Desde las organizaciones denuncian, además, efectos colaterales como el abandono escolar de los niños durante el tiempo que ha durado la grabación del programa y el abuso de alcohol por parte de los adultos.

Ninguna de estas acusaciones irá a ningún sitio, claro. El programa está marcando buenos datos de audiencia y dudo que a sus espectadores les importe en lo más mínimo ninguna de las consideraciones anteriores. Están en su derecho, supongo. Tampoco conduce a nada el exigir a las productoras y a las cadenas que no hagan formatos-espectáculo que supongan la explotación de terceros en condiciones de desigualdad. ¿Mande?, me dirán. La productora ha actuado según la Ley, pidiendo permisos y reclutando voluntarios, nada más. Todo es legal. El día que la ética y la moral se regulen igual se plantean algo más pero, mientras tanto, no van a ser las televisiones las que diriman dilemas éticos que puedan frenar el ingreso económico. Hasta ahí podríamos llegar.

13 mayo 2009 at 07:44 15 comentarios

Perdidos en la tribu

Anoche Cuatro estrenó Perdidos en la tribu. No, no es un reality que cuenta las vivencias de Mercedes Milá junto a Javier Sardá, aunque podría ser, es un reality show de supervivencia que bien podría protagonizar Samantha Villar porque las familias van a estar veintiún días viviendo con las tribus que les han tocado.

No puedo con estas historias. No puedo con la postproducción en un reality, con los planos insertados de otras cosas, con la diferencia de texturas de imágenes y con toda la parafernalia de edición que se montan para hacer ver que aún es peor o más difícil de lo que ya es en sí. Ya me paso con Pekín Express y con Perdidos en la tribu me pasa también, pero elevado al cubo.

Tampoco me gustó la actitud general de las familias, que se van al culo del mundo a vivir una aventura de integración en una comunidad ajena y empiezan a hacer valoraciones absurdas sobre el machismo, por ejemplo, y a quejarse porque no les van a dejar ducharse. Igual es que les duele salir feos en la tele, vaya usted a saber.

Yo lo siento pero no me creo estos montajes tan épicos. No puedo evitar al ver un consejo de tribu, en el que los indígenas hablan en su lengua, imaginar que por algún sitio habrá alguien de producción traduciendo las normas de convivencia. No consigo que me desaparezca la sensación de estar viendo una película mal rodada y mal interpretada en las escenas corales de bailes, caza y demás. Hasta los escorpiones que corren por un tronco me parecen hijos de los efectos especiales.

Que nadie me malinterprete. En todo esto habrá una base de verdad que es la que sirve para hilvanar el montaje final que se emite pero yo, como espectadora, no consigo quedarme en eso. Ya lo he dicho otras veces: en este tipo de programas es necesario que los espectadores asumamos nuestra parte en la emisión. El que decide creer y valorar la base de verdad puede llegar a disfrutar con el espectáculo. Me alegro pero no es mi caso porque no consigo dejar de ver que hay cámaras y demás a los ojos de todos y que todo es artificial a más no poder.

¿No he dicho que lo presenta Nuria Roca? Bueno, sin comentarios.

4 mayo 2009 at 07:27 19 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.281.948 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: