Posts tagged ‘Miami Ink.’

Adiós a People + Arts

Vaya disgusto traigo para un día de fiesta. Según leo el canal People + Arts cesará sus emisones en España justo después de Reyes, el 8 de enero, y además no tienen con qué sustituirle (hace un año que desapareció de Digital +). Para los que no sepáis que es eso de People + Arts, os lo cuento: es un canal, en teoría para mujeres, en el que he podido ver algunos de mis programas favoritos de los últimos tiempos. Cierto es que tiene una parrilla escuálida y repetitiva, pero les debo el conocimiento de algunos programas espectaculares y no quería que se fuera sin dedicarle un sentido homenaje (siempre me ha gustado esa expresión). Me pone triste que en la Wikipedia (tenéis el enlace arriba), hablen de él en pasado, a lo FlashForward: «Emitido en Portugal y Latinoamérica (anteriormente en España, ya que desapareció el 8 de enero de 2010)». La negrita es mía.

A diferencia de las emisiones en Estados Unidos o en Latinoamérica, el canal en España ha tenido poco éxito porque no ha conseguido mantener una programación estable, sólida y duradera. No obstante, ha habido lugar para los descubrimientos. Mis favoritos son los que siguen.

Qué va a ser de mi vida sin estos tatuadores. El mejor docu-show que he visto en mucho tiempo. También lo emiten en el canal Discovery, que es de los propietarios de People + Arts. Centrado en un estudio de tatuajes, cuenta las historias de los tatuadores y de los clientes que van a hacerse un tatuaje para rememorar un acontecimiento importante en sus vidas.

Es la versión original y buena de esa Reforma sorpresa que hacen ahora en Cuatro. Durante un fin de semana, reforman en secreto la habitación de alguien. Lo mejor es el anfitrión, Evan Farmer, un tipo muy divertido. Otro docu-show que se sostiene gracias a los protagonistas.

Y otro docu-show más. En éste ayudan a una persona a cambiar su estilo de vestir como un viaje hacia una mejora personal, guiando un cambio en su vida. Los anfitriones americanos son la bomba, muy divertidos. En el lado negativo, ver cómo el cambio personal está supeditado al dinero. La apariencia no lo es todo, pero es a veces demasiado importante.

Por poner alguna serie. Si he de ser sincera, esta serie era más bien flojita, con todos los rollos del aeropuerto, pero es que siempre he tenido debilidad por Blair Underwood, que le voy a hacer.

El original de El aprendiz (laSexta). Donald Trump es de lo mejor que ha parido madre en televisión. Este tipo es un freak de cuidado. Ese peluquín, ese despacho forrado en madera, esos concursantes rebotones…,. La vida sigue, dice. Me parto de la risa. Es todo tan exagerado y tan dramático que me resulta hilarante.

Y hasta aquí mis favoritos. Los que no conozcáis el canal, viendo este top cinco os haréis una idea de por qué no ha funcionado. El entretenimiento como línea temática no está mal, pero termina siendo repetitivo y poco original. En cualquier caso, yo he pasado buenos momentos viendo a todos estos especímenes, que no sólo de emisiones elevadas vive la tele, al contrario, el entretenimiento es el principio de todo.

8 diciembre 2009 at 09:47 17 comentarios

En Gran Hermano no hay palabrotas

Ayer por la tarde estuve viendo el resumen de Gran Hermano para evaluar el papelón de Jorge Javier Vázquez (sin comentarios, un soseras), y me dí cuenta de que las palabrotas, tacos, palabras malsonantes o similar son acalladas con un silencio. En el vídeo de arriba, sobre el minuto tres se puede comprobar cómo uno de los concursantes dice de otra que es una tía de (…) madre. Y lo hacen todo el rato.

¿Eso cómo se consigue? Supongo que habrá un señor o señora contratado encargado de observar escrupulosamente los diálogos para eliminar lo que no es correcto. ¿Por qué lo hacen? ¿Para respetar el horario infantil? No entiendo nada. Si hay imágenes de «edredoning» no las pondrán, ¿no? ¿O eso sí se puede? Y los gestos como los cortes de manga tampoco aparecerán, ¿no? ¿Las conductas criticonas estarán permitidas a esas horas? Supongo que el resumen correspondiente pondrían las imágenes de gente de la casa pobre robando en la rica, ¿no? ¿Eso se puede? Y los comentarios tomateros de Jorge Javier Vázquez sí que están permitidos, que los he visto.

En fin, no sigo con las dudas que me corroen porque son todas del mismo corte filosófico existencial y éste no es el sitio. Está pasando, en cambio, se emite sin censurar, vaya usted a saber por qué. Las lenguas afiladas que vomitan improperios contra otra gente por lo visto sí que están permitidas a las siete de la tarde.

En un contexto en el que nadie se toma en serio el horario de protección infantil (nadie pero nadie, como mucho La 2), me hace gracia que sea precisamente Gran Hermano el que venga a dar lecciones, pero las dé a medias. No hay que olvidar que la protección a los niños forma parte de un código de autorregulación de las cadenas así que las propias cadenas incumplen su palabra cuando se lo saltan. Esto de tapar las palabrotas me parece que es ser más papista que el Papa y que viene motivado no tanto por proteger a la infancia como para protegerse a sí mismos de posibles demandas de asociaciones de telespectadores, pero esto es una especulación mía.

En fin, que me ha hecho gracia el asunto. Me pregunto si llegarán al extremo de ciertos programas americanos. He visto en Miami Ink., por ejemplo, cómo además de silenciar la palabra en cuestión le emborronan a la persona la boca para que no se pueda leer en sus labios el insulto. Si hicieran eso, a más de un concursante de Gran Hermano no le reconocerían ni en su casa.

16 octubre 2008 at 08:25 13 comentarios

De patitas en la calle, nuevo reality para La Sexta

No contentos con haberse pegado el batacazo con Una cámara en mi casa, el docu-show en el que niños graban su día a día, y teniendo unos resultados discretos con Vidas anónimas, en La Sexta atacan de nuevo con De patitas en la calle, un docu-show sobre la independización de los jóvenes. Lo que más me llama la atención de este programa es que la información que se ha dado sobre él es dispar.

Por un lado, buscan a jóvenes que quieran independizarse y, por otro, hacen un llamamiento a los padres que quieran quitarse de encima a sus hijos. Me recuerda a cosas como El diario de Patricia, pero disfrazado con un trasfondo social.

Estoy un poco harta de que se utilicen temas de trascendencia social para crear programas de televisión absolutamente frívolos. Con la de temas estúpidos que hay para hacer un reality no sé por qué se empeñan en hacernos creer que la parte «docu» del show tiene interés más allá de sacar a relucir los trapos sucios de una familia. Parece que se crean que nos hemos caído de un guindo.

Por otro lado, qué manía en fomentar el mal rollo en este tipo de programas. ¿Qué le interesa más a la gente, ver mal rollo o cosas un poco más positivas? Si hay mal rollo, yo creo que tienen que introducir un elemento de solución, como en los programas de coaching tipo Supernanny y similares. Y si no hay intermediación, el mal rollo de por sí me parece una mala idea. Yo, al menos prefiero lecturas positivas de las desgracias. En este sentido me parece un ejemplo modélico Miami Ink., un docu-show en el que los tatuajes sirven para redimirse y en el que los tatuadores son unos genios.

23 agosto 2008 at 10:30 9 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 suscriptores


Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.291.426 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: