‘Glee’ me ha robado el corazón

17 abril 2010 at 06:59 20 comentarios

Soy una chica fácil, lo sé, porque a mi edad, pasando de los treinta de una forma desconsiderada, que me enganche a Glee debería de ser motivo de vergüenza pero qué lo voy a hacer, toda la vida me han gustado las series de adolescentes así, al peso. Ahora mismo también estoy viendo Gossip Girl, me he tragado alguna temporada entera de Física o Química y en mis tiempos seguí con fruición Al salir de clase, Compañeros, Sensación de vivir…,. Todo lo que huela a hormonas me engancha a la tele. Si hasta soy de las que defiende la relación entre Marcos y Eva en Los Serrano. Por no hablar de Buffy o Es mi vida. Sé que semejante mejunje referencial puede haber provocado algún que otro shock, y lo entiendo, pero tenía que sentar las bases de mi postura ante Glee.

A pesar de disfrutar de la serie como una enana, la estoy viendo en Fox. Es decir, con retraso respecto a la emisión americana. Pero los que aún no hayáis catado esta pequeña pieza de humor y música, Neox os da la oportunidad en abierto de hacerlo los lunes a las diez de la noche, a razón de capítulo doble. Ya han avanzado un poco, pero la trama no es compleja (no estamos hablando de The Wire, caramba), así que si os apetece investigar las claves del fenómeno aún estáis a tiempo. Sé que quedaría como una señora si ahora comentase la vuelta de la serie a Estados Unidos, pero no va a poder ser. Tampoco voy a decir nada de las tramas porque ya se me ha indigestado algún que otro spoiler malintencionado. Me voy a limitar a relatar los por qué de Glee.

Glee no tiene unas tramas despampanantes, las historias en sí están más vistas que el TBO, pero los personajes son la clave y se debaten entre la locura más freak y la necesidad de adaptación. Los guiones plantean las historias como duelos constantes, con malos de manual, tontorrones y el anti-héroe por antonomasia. La realización es osada, cambiante en sus puntos de vista, que refuerza la crueldad en forma de parodia de la vida en un instituto. Los miembros del Glee Club sólo tienen una oportunidad para triunfar, sus voces, y algunos adultos maquiavélicos parecen estar dispuestos a fastidiar el invento a la mínima, para no perder sus respectivas cuotas de poder. Una representación grotesca del fracaso y del éxito, con las dosis convenientes de bondad y de cursilería, todo agitado y servido con adaptaciones musicales que están partiendo la pana.

Glee no es un musical en sentido estricto aunque algunos de los temas escogidos sirvan para reforzar las tramas. No se pasan todo el rato cantando pero en cada episodio tenemos la oportunidad de ver números muy bien montados, buenas adaptaciones de canciones muy conocidas y coreografías tremendas. Es una serie con números musicales y su progreso simboliza el progreso de los personajes en sus tramas personales.

Llamadme floja pero yo soy de las que se emocionan con estas cosas. Tampoco mucho, no os vayáis a creer, pero lo suficiente como para desear que en mis tiempos hubiese podido formar parte de un club así. ¿Soy yo la única a la que la adolescencia se le hizo bola cuando intentó tragarla? Y de aquellas frustraciones seguramente vengan estos lodos. No quiero engañar a nadie diciendo que Glee es lo mejor que ha parido madre en los últimos tiempos, pero creo que por lo menos se merece un vistazo para que podamos dejarnos sorprender por un nuevo enfoque de un tema eterno, el de los inadaptados. Han hecho maravillas con el humor, la parodia y la música, y eso hay que reconocerlo.

Entry filed under: Cadenas de pago, Ficción internacional, Serie, TDT, Televisión. Tags: , , .

‘Gran reserva’, gran culebrón Amigos de ficción que más valdría no tener, o sí

20 comentarios Add your own

  • 1. Ella  |  17 abril 2010 a las 07:41

    Ohhhhhh!!!Llevo semanas esperando que hablaras de esta super serie.Es de lo último a lo que me he enganchado y eso que los primeros capitulos me parecian aburridos y sosos,no se en que estaria yo pensando.Luego decidí darle otra oportunidad.Una serie que era del mismo creador que Nip/Tuck,me tenia que gustar si o si.Soy asi de influenciable,jajaja.Los personajes son a cada cual más friki que el anterior.Y esa entrenadora de las ”Cheerios” que es un armario ropero,una bestia.Una mala malísima.La psicologa es de lo más bestia en cuanto a gente rara que he visto ultimamente por la tele y de los integrantes de El Glee club,me quedo con Chris Colfer.ese numerio de las ”single ladies” es inolvidable!.

    Responder
  • 2. David I  |  17 abril 2010 a las 11:01

    Floja (pero no la serie sino tú, que has dicho que te lo llamemos en el último párrafo).

    No dijiste nada de los números musicales cuando la recomendaste hace tiempo, hay que ver cómo escondes tus cartas.

    En cuanto me acabe la tercera temporada de Big Bang Theory, me pongo con Glee.

    Por cierto, The Wire, serión !

    Responder
  • 3. Pilar Toro  |  17 abril 2010 a las 12:50

    Ay, a mí también me gusta mucho Glee (aunque el primer capítulo después del parón haya sido flojo…). De todas formas, creo que tiene algunas cosas que hacen que sea mejor que las típicas series adolescentes: el humor y los números musicales. Y tienes toda la razón, las tramas están completamente manidas y, yo diría más, los personajes son muy inestables, en un capítulo son de una forma y en el siguiente de otra, pero mientras me siga entreteniendo, no va a ser una serie a la que le exija nada más.

    Pilar, de Con Series y a lo Loco.

    Responder
  • 4. Loli  |  17 abril 2010 a las 13:47

    Acabas de relatar mi adolescencia televisiva, de serie de adolescentes en serie de adolescentes y tiro porque me toca. Ahora paso de los 30 y sigo siendo una eterna adolescente! Me declaro Gleek total, no es la mejor serie del mundo pero Ryan Murphy le ha dado un toque de humor negro que me encanta. Y donde haya un musical…

    Responder
  • 5. fon_lost  |  17 abril 2010 a las 13:57

    Es una serie muy muy disfrutable. Todo un fenómeno merecido. Yo sí que la sigo a ritmo americano, y aunque aún no he visto su capítu de regreso, estoy seguro de que lo disfrutaré como hasta ahora. Por supuesto que los números musicales son lo mejor de la serie, pero los guiones y los actores no se quedan atrás.

    Responder
  • 6. Adicto tv  |  17 abril 2010 a las 14:20

    Me ha pasado lo mismo que a ti con la serie (aunque tengo unos añitos menos) me está encantando, y como dice fon_lost es que es muy disfrutable. Siempre he sido fan de los musicales, pero creo que hasta los que odiasen el género, “Glee” les gustaria. Saludetes

    Responder
  • 7. Tete-Elche  |  17 abril 2010 a las 14:21

    Yo no he tenido ocasión de verlo todavía, y así es complicado opinar, pero tras leer la entrada y las opiniones de los compañeros, creo que puede estar bien; de hecho, con que esos adolescentes no anden todo el día fumando porros, alcoholizándose y liandose con todo lo que respira ya hemos conseguido bastante, porque en las series españolas juveniles hoy en día ese es el cliché. ¿Se nota que no trago “Fisica y Quimica”?

    Responder
  • 8. Sr. Atrapado  |  17 abril 2010 a las 18:02

    Es que son todos tan PERFECTOS, tan GUAPOS, tan BUENORRAS… que cuando acaba el capitulo y vuelves a la realidad te entra un bajón considerable…

    que lo vamos a hacer, soy más de HBO

    Responder
  • 9. Borja Alonso Terán  |  17 abril 2010 a las 18:05

    ¡Pues sí! Tenemos conexión mental temática, hablando los dos de Glee. Lo próximo será que hagamos una flashmov de esas entre blogs. Ja. :))))

    Responder
  • 10. lidiaelora  |  17 abril 2010 a las 20:12

    Sabía que te gustaría!😀

    Responder
  • 11. srnocivo  |  17 abril 2010 a las 20:22

    A mi también me encanta pese a estar peligrosamente cerca de los 30, es divertida y fresca pese a ser un “Popular”+”High School Musical”+”Election”… ¿qué le voy ha hacer? su mala leche y las canciones me tienen enganchado.

    Responder
  • 12. Pasota Ilustrado  |  17 abril 2010 a las 22:26

    Yo no hace mucho que salí de la pubertad y todavía no me he resignado. También me he tragado FOQ y veo Dawson crece en la televisión canaria de madrugada (no sabes cuánto me río con estas series, aunque no sean comedias). Por no hablar de Buffy, serión. Adolescentes, monstruitos y posmodernidad. Podría verla millones de veces.

    Sin embargo con Glee no me atrevo. Todo lo que huela a musical me tira para atrás. Son prejuicios tontos, lo sé. Pero es que no puedo con ello. Ya te contaré si algún día me atrevo.

    Responder
  • 13. María  |  17 abril 2010 a las 23:09

    Hola Ruth,
    Te leo casi siempre pero nunca había comentado. Y hoy me he decidido a hacerlo porque me has recordado mucho a mí. Yo empecé a verlo (a nivel anglosajón) y me encantó, me pasaba el día recomedándolo a todo el mundo y echándole flores como tú has hecho. Pero no sé por qué, llegó un momento en que me cansé. Los capítulos eran predecibles, tanta mala leche por parte de todos le quitaba hasta realismo (por increíble que parezca) y el ver que los personajes no evolucionaban, sino que se quedaban tan “atontados” y frikis como al principio me aburría hasta la saciedad. Intentaron hacercarse a los “losers” homenajeándolos una serie atractiva, con música y temas adolescentes, pero al final han conseguido mostrar sólamente los defectos de las personas (si te pregunto por una cualidad de los personajes, ¿serías capaz de decirme alguna aparte de que cantan genial? En cambio, si te pido un defecto, empezarías y no acabarías… la prepotente, el egocéntrico, el iluso…). Siento ser la única que discrepa en los comentarios, pero es que me enamoré de Glee de una forma asombrosa y me ha decepcionado muchísimo, por eso el “dolor” que esa decepción ha dejado en mí ha sido mucho mayor que si no me hubiera enganchado demasiado.
    De todas formas, espero que los demás la disfrutéis y consigáis verle el punto que a mí se me escapó. Después de todo, el “High School Musical anti-disney” sigue barriendo en USA. Por algo será.
    Un saludo,
    María

    Responder
  • 14. Ruth  |  18 abril 2010 a las 07:48

    ELLA: Mujer, acepto peticiones así que la próxima vez que quieras que hable de algo sólo tienes que pedirlo🙂 .

    DAVID: No son número musicales, son ¡numerazos!

    PILAR TORO: Así es, un entretenimiento más que digno.

    LOLI: El humor negro es básico en la serie. Si se tomasen en serio tendríamos una serie de adolescentes más, pero no.

    FON_LOST: Los actores son un gran descubrimiento, es verdad.

    ADICTO-TV: Está entre el musical y la serie cantada, así que puede enganchar a cualquiera, creo yo.

    TETE-ELCHE: Es otra visión de la juventud. Aquí, desde Verano azul, todo es perversión y pecado😆 .

    SR. ATRAPADO: Jajjajjjaa. Una cosa no quita la otra. A mí también me gusta la HBO.

    BORJA ALONSO TERÁN: Jajjajjjjaaa. Podríamos intentarlo🙂 .

    LIDIAELORA: Es que me conoces bien😉 .

    SRNOCIVO: Me pasa lo mismo. Yo también le veo aires de Parler Lewis nunca pierde.

    PASOTA ILUSTRADO: Yo creo que si te haces el ánimo te sorprenderás.

    MARÍA: Yo creo que el hecho de que los personajes tengan defectos es un rasgo definitorio de la comedia pero al no tener la serie un género definido sí es cierto que puede llegar a rechinar.

    Responder
  • 15. Tristana y yo + Trosket  |  19 abril 2010 a las 20:08

    Hoy a las diez en NEOX, no?

    Responder
  • 16. Ruth  |  20 abril 2010 a las 06:56

    TRISTANA Y COMPAÑÍA: Eso es, sí🙂 .

    Responder
  • 17. Loquemeahorro  |  20 abril 2010 a las 15:23

    A mí no me ha súper enamorado, ni súper decepcionado, en general está bien, aunque algunas cosas me gustan bastante más que otras.

    Sí me gusta su lado irónico, pero a veces me carga su lado sentimental.
    Sí me gustan los musicales (en general) y me gusta ver un número bien montado, pero tienen una cierta tendencia a las “divas” tipo Mariah Carey, que no.
    No sé, una de cal y otra de arena.

    Responder
  • 18. Ruth  |  21 abril 2010 a las 07:54

    LO QUE ME AHORRO: A mí es que el lado sentimental también me gusta🙂 .

    Responder
  • 19. Pablo Martinez  |  21 abril 2010 a las 10:30

    Mi señora esposa y yo (ambos dejando atrás los 30) nos enganchamos a un par de capítulos, y tenemos pensado seguirla en cuanto terminemos “Chicas Gilmore” (nos quedan 10 capítulos).

    La serie me enganchó por lo que comentas, por los personajes y la forma en la ocurren las cosas, ya que las tramas no aportan demasiado, son sólo un conductor para los personajes. No se porqué me recuerda un poco a “Ugly Bett” (la americana) y me han entrado ganas de ver esa también (sólo vi algunos capítulos).

    Responder
  • 20. Ruth  |  22 abril 2010 a las 07:03

    PABLO MARTÍNEZ: Me encanta Las chicas Gilmore y de Ugly Betty me quedo sobre todo con la primera temporada. Ya diréis qué os ha parecido Glee.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 98 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2,182,180 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: