Nacho Abad, el monstruo del armario

19 febrero 2009 at 09:25 17 comentarios

No he podido evitarlo. Me ha venido a la memoria un recuerdo de mi infancia. Hace un siglo Danone regalaba unas tonterías que te salían en las tapas del yogur y había una tarjetita que tenía un palíndromo (frase o palabra que se lee igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda); “Dábale arroz a la zorra el abad”. Qué cosas, ahora ese palíndromo cobra relevancia porque el papelón de Nacho Abad, acompañado de una audiencia brutal, se lee igual lo mires por donde lo mires: es un fracaso de la televisión.

Lo comparan con Nieves Horrores Herrero y su personificación del crimen de Alcàsser, pero el tal Abad también se ha adentrado en las procelosas aguas de pasado, con incisivas preguntas como podéis ver en el vídeo de arriba. Este señor se ha retratado a sí mismo, sólo hace falta leer cositas en Internet, que ya sabéis que es un arma que la carga el diablo. En esta entrevista declaraba:

“Yo obvio tener que abordar temas sobre pederastia porque me producen demasiada repugnancia (…). Para hablar de sucesos hay que manejar bien la terminología y es necesario tener formación en derecho penal. Yo he hecho un curso con el Consejo General del Poder Judicial prolongado en el tiempo para poder saber de lo que hablaba y hacerlo con exactitud. Me parece que el periodista debe ser riguroso y yo en lo mío intento hacerlo”.

No es necesario sacarse el carné de inspector Gadget para encontrar perlas como ésta. El tipo es periodista y me gustaría saber qué tiene que pasar para que un profesional, del ramo que sea, decida dar el salto al vacío que ha dado Abad. Ponerse en la picota de forma voluntaria tiene que estar muy recompensado, de lo contrario lo entendería aún menos. Ya venía haciendo méritos en el programa de Ana Rosa pero desde que se estrenó en solitario cada semana ha sido una muesca más en la culata. Ahora mismo no hay nada peor que encontrarse frente a frente a este señor. Eso sólo puede significar que algo malo ha sucedido y es que se las ha arreglado para convertirse en la encarnación del crimen, en su voz, en su cara más miserable.

Cuando sucedió el crimen de Alcàsser todas las cadenas de televisión removieron cielo y tierra para situar sus programas en la órbita de los más vistos aprovechando la sordidez del crimen. La Horrores Herrero abanderó la causa a nivel nacional pero en Canal 9, por ejemplo, salíamos a especial semanal como mínimo, con debates con “expertos”, el padre de la criatura y demás. De aquellos polvos salió algún que otro figura que consiguió dar un efímero salto de lo autonómico a lo nacional. Supongo que recordaréis la galería de personajes.

Traigo aquello a colación porque me parece que ahora está pasando algo parecido pero amplificado porque hay más cadenas nacionales y existe Internet con sus redes sociales (acabo de santiguarme tres veces). Abad es la cara deformada de toda esta realidad, pero no es el único. La Horrores Herrero pagó cara su entrega al crimen, ¿pasará lo mismo con Abad? La Fiscalía de Sevilla ha tomado cartas en el asunto y va a ponderar todas las intervenciones de menores en televisión relacionadas con el último caso (el vídeo está pero me abstengo de ponerlo porque me parece asqueroso). Apoyan a la Fiscalía la Asociación de Prensa de Sevilla y el Defensor del Menor.

Me parece muy bien, señores, pero que los árboles no les impidan ver el bosque. Les apunto dos cosas para que, si les parece, consideren la posibilidad de incluirlas en sus diligencias:

  • Se prepara una miniserie sobre el caso. Espinoso asunto. Quizá el telón de la ficción favorezca el tratamiento, pero quizá deberían echarle un ojo, más que nada porque al final todo termina siendo televisión que se aprovecha de un morboso crimen de una manera u otra y aunque no haya delito, el papel que ustedes han asumido es el de garantes de la integridad de los menores así que una supervisión es prácticamente obligatoria.
  • Reality con menores de entre 14 y 16 años en Antena 3. Las palabras “reality” y “menores” en una misma frase son espeluznantes. Dicen de él que es un “coach” positivo pero en su mano está garantizarlo.

No es que opte por la vigilancia pero está claro que las cadenas son incapaces de autorregularse. Mientras esto no pase creo que es necesario que alguien revise los contenidos de vez en cuando y dé las directrices necesarias para que no se vulneren los derechos de nadie. Así y todo el tema es complicado y estoy dispuesta a cambiar de opinión si me convencéis, que para eso tenéis los comentarios.

Anuncios

Entry filed under: Antena 3, Telecinco, Televisión. Tags: .

Crónicas Marcianas, el regreso Águila Roja arrasa y yo me aburro

17 comentarios Add your own

  • 1. MacGuffin  |  19 febrero 2009 en 09:40

    El deja vu con el crimen de Alcasser es evidente. Nunca vamos a aprender. Como dicen en “Galáctica”, todo esto ya ha pasado antes y volverá a pasar otra vez. Y no hacemos nada por evitarlo.

    Responder
  • 2. David I  |  19 febrero 2009 en 10:05

    Se me ocurre un nuevo palíndromo con las palabras zorra y Abad, pero me abstengo por si se entera el tío y viene a por mí acusándome de que una vez me tiré un pedo en misa.

    Entonces, era verdad lo que dijo el otro día Angel Martín sobre lo de la miniserie de las narices. Vaya tela.

    Responder
  • 3. Rebeca  |  19 febrero 2009 en 11:53

    A mí lo de la miniserie no me parece mal. Yo no la vería, pero no creo que debamos pedir que se censure a los guionistas para que escriban de unas cosas sí y de otras no. O peor, llegar al punto de que sean ellos los que se autocensuren. Creo que se puede escribir de cualquier cosa y filmar cualquier cosa (hablo de ficción) y luego cada uno, con su mandito (esa cosa con botones) que decida si lo ve o no lo hace.

    Lo que más rabia me da de todo esto es que, a toro pasado, todo son manos a la cabeza e indignación general. Pero mientras se está emitiendo, todos los momentos vergonzosos de los que hablas han sido pico de audiencia. Entonces… a ver… ¿no será que tenemos la televisión que nos merecemos? o dicho de otra manera ¿no será que nos están dando lo que la gran mayoría está pidiendo? Si juntas una sociedad con una moralidad discutible (o con unas ganas de morbo que tira p’atrás), un par de productores sin escrúpulos y un tipo con ansias de fama y reconocimiento… pues blanco y en botella.

    Pero vamos, no creo que la censura sea el medio. Lo grande sería que se hiciera y no lo viera nadie. Pero sería como aquelo que tanta rabia me da de “te imaginas que hay una guerra y no va nadie”… pues lo mismo…

    Toma tochazo!!
    Dios, Ruth, perdóname por el post-parásito 😛

    Responder
  • 4. carabiru  |  19 febrero 2009 en 12:56

    :S

    Lo que hay que ver… como dice Rebeca, no creo que la censura sea el medio, porque el mayor problema, según mi punto de vista, no es que se escriban, graven y emitan este tipo de productos, sino el hecho de que haya demanda de morbo y detalles escabrosos por parte de la audiencia…

    Si no fuesen rentables, no se harían, y son rentables porque un gran número de personas los ven…

    Responder
  • 5. Javi Boix  |  19 febrero 2009 en 13:42

    Me da bastante asco que las televisiones aprovechen estos sucesos para hacer programas de este tipo, pero mas pena me da el televidente que los ve.

    Estoy muy de acuerdo con informar estos sucesos, pero creo que hay maneras mas elegantes, por ejemplo, me acuerdo de la fantastica serie de TVE “La huella del Crimen” donde se relataban los peores crimenes sucedidos en España o la pelicula que Saura hizo sobre la matanza en Puerto Hurraco, “el 7º dia”.

    Tal vez hay que esperar a que la situacion se enfrie, ¿no?

    Responder
  • 6. Manuel  |  19 febrero 2009 en 15:22

    En Telecinco (y no solo en este canal) han pensado que basta con tapar los ojos o la cara por medio de efectos digitales para poner el testimonio de un menor, pero olvidan que ya se invade la privacidad del menor en el momento que se revela su identidad.

    Telecinco está demostrando no tener código deontológico alguno y otras, por esa excusa de informar continuamente, estan sacando todo tipo de imágenes y testimonios que nada aportan al caso, todo para que continue el cuentagotas y sacar audiencia a cualquier precio.

    Responder
  • 7. cotillera profesional  |  19 febrero 2009 en 15:48

    Me da verguenza admitir que empece a ver el especial que dio de Marta del Castillo y mas verguenza me da decir que me quede dormida viendolo y cuando desperte ya habia acabado.

    Por lo que vi, me parecio un programa hecho por hacer, porque tocaba y punto. No tenian datos nuevos, no paraban de repetir lo mismos datos que tenia una y otra vez, habia un psicologo que no hacia mas que decir paridas (como se atreve a dar un perfil de unos chicod de los cuales no ha visto , ni hablado nunca), pero claro, algo habia que decir que para eso cobra. Y por ultimo sacando a la chica de 14 años a la exposicion publica, ¿que esperaba que le dijera la chica? :”Sí, llego a casa y me confeso que mato a su ex novia” . Venga ya, era logico que la chica no iba a saber nada, solo la trajo al programa para dar morbo.

    Responder
  • 8. Angela  |  19 febrero 2009 en 15:51

    Qué buena la intromisión del mundo prosaico comercial en una charla así con los Kelos. Pues no sé, se están pasando 20 pueblos, pero creo que las historias pueden contarse con gusto y sin él. El oportunismo está ahí, eso seguro.

    Responder
  • 9. fon_lost  |  19 febrero 2009 en 20:07

    ya una mini-serie?? y cuál es la cadena? yo es que es algo que no entiendo. lo de las miniseries. no sé si los padres estarán de acuerdo, pero lo veo algo innecesario.

    y de todos es sabido que cualquier tragedia, para las televisiones, es un rayo de luz de cara a las audiencias

    Responder
  • 10. Ruth  |  19 febrero 2009 en 21:17

    MACGUFFIN: Es increíble que después de aquella carnicería hayan montado todo este tinglado. Qué asco.

    DAVID: Jajjajjaa. A mí se me ha ocurrido el mismo palíndromo. Jajjajjjaaa. Y sí, ya ves, es verdad.

    REBECA: Jajjajjaa. ¡¡Me encantan los post parásito!! Yo también creo que la gente es muy libre de hacer la ficción que le dé la gana, pero al mismo tiempo me parece que los jueces, el Gobierno o Urbaneja ( 😆 ), tendrían que vigilar que se garanticen los derechos de los menores constantemente, y no sólo en casos puntuales. Y claro que sería genial que nadie viera estas porquerías, pero es lo que hay.

    CARABIRU: Y lo peor es que no aportan nada. Se recrean una y otra vez en lo poco que saben, en lo escabroso y no salen de ahí, como en un bucle carroñero en el que la porquería engendra porquería constantemente. No son programas de investigación ni nada, sólo repetición de imágenes.

    JAVI BOIX: ¿Y cuándo se enfriará la cosa? Si este tipo volvió a remover Alcàsser. No tienen fin.

    MANUEL: Hicieron lo mismo con el accidente de Barajas. Conexiones con gente a la caza de la víctima y las mismas imágenes una y otra vez. Pico de audiencia.

    COTILLERA: Yo creo que se pueden hacer las cosas bien, pero si haciéndolas mal ya les va así de bien, ¿para qué van a complicarse la vida? Una pena.

    ÁNGELA: Me ha encantado el interés profesional que demuestra con la pregunta. Y a eso me refería yo, que pueden hacerse las cosas bien, con trabajo y rigor, o pasárselo todo por el arco del triunfo con tal de tener el programa antes que nadie.

    FON_LOST: Da igual si los padres no están de acuerdo. Al ser ficción pueden cambiar los nombres de los protagonistas de la noticia y listo. Lo interesante sería que hicieran una serie buena, pero no sabremos cómo es hasta que la veamos.

    Responder
  • 11. gromland  |  19 febrero 2009 en 21:23

    A ver, estimada Ruth, puede que haya entendido mal el artículo que vd. enlaza sobre la posible miniserie sobre el presunto asesinato de Marta del Castillo (por utilizar la situación procesal correcta, que yo SÍ me he tragado cinco años de carrera de Derecho), pero me da la impresión que, en realidad, el cronista ironiza, tanto en el título como en el contenido del artículo, sobre dicha posibilidad:

    “(…) Sus aristas (jóvenes de familias desestructuradas, violencia, redes sociales de internet, una familia angustiada) ya están dando materia a productoras para ir planeando una miniserie, el género de moda en los canales”.

    No obstante, de haberlo yo entendido mal, y realmente hubiera una miniserie en marcha – ¡cuando aún no se ha encontrado ni siquiera el cadáver! -, quizás deberíamos replantearnos qué espacios televisivos los poderes públicos deben a su vez perseguir o no. De otro modo, ¿por qué no emiten películas pornográficas en la 2 a las nueve de la noche? Seguro que subiría la audiencia. Y a quien no le gustara, que cambie de canal.

    Responder
  • 12. Jimmy Dix  |  20 febrero 2009 en 00:06

    Es cierto que en el artículo que Ruth ha enlazado lo de la miniserie es un comentario irónico. Lo que da miedo es que es tan creíble que la mayoría de la gente que lo ha leído ya está discutiendo si será Antena 3 o Telecinco la que la emitirá en prime time. La realidad siempre supera a la (irónica) ficción.

    Responder
  • 13. Ruth  |  20 febrero 2009 en 09:42

    GROMLAND: Seguramente lo he entendido yo mal, aunque lo he leído en más sitios. En resumen, lo que quería decir es que se pueden hacer los programas que se quieran, pero es necesario que alguien controle el tratamiento que se hace de los menores en televisión, desde informativos a concursos.

    JIMMY DIX: Yo no veo mal que se haga, siempre y cuando no se vulnere el derecho de nadie.

    Responder
  • 14. Rasky  |  20 febrero 2009 en 12:27

    Lo mejor de todo : “Qué son los Kelos?” Jajaja, debería hablar de esto Berto.

    Responder
  • 15. Ruth  |  20 febrero 2009 en 21:45

    RASKY: Es brutal, absolutamente brutal.

    Responder
  • 17. rober  |  6 mayo 2009 en 01:56

    Estoy viendo Rojo y Negro con el pc encendido y no aguantaba mas…tengo mejores palabras para defender mis ideas pero tengo que escupirlo…¿Que clase de persona es Nacho Abad? en serio…¿Nadie ve lo que esta haciendo esta persona? la manera que tiene de hacer periodismo es demencial y trata la informacion con absoluto amarillismo e imparcialidad cuando encima se jacta de todo lo contrario.es realmente asqueroso ver como dirige el programa y como se va creciendo a medida que este avanza en emision; su comportamiento deja claro el pie de que cojea. Es un autentico usurero informativo y se luce por la boca tanto a la hora de dar simples datos, como cuando se toma la licencia de dejar su impronta dando tristes y baratas opiniones….
    PORFAVOR! que alguien acabe con esto… Es un perro faldero con infulas de Sherlock Holmes y lo peor es que intenta crear opinion; eso ya me enerva que no puedo mas…
    Es lo peor que he visto en TV en años.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2,213,485 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: