Como alcalde vuestro que soy…

Cuánto tiempo sin publicar en el blog y, cuando se me ocurre volver, lo hago con un tema que nada tiene que ver con la tele. Los fieles sabéis que encontré trabajo y que emigré a la capital a “labrarme un futuro” (en eso estoy, arando, pero ahora de vacaciones). El caso es que los cambios en la rutina, los horarios, pasarme la vida pegada a un ordenador, la novedad… Todo me alejaba de este mi bien querido blog y de vosotros. Error: Confundí el efecto con la causa.

Bien es cierto que el cambio de vida ha incidido en este blog pero no para alejarme de él sino más bien como disparadero. Ya en los últimos tiempos mostré reiteradas muestras de cansancio y los cambios me ayudaron a dar el paso que antes no terminaba a decidirme hacer.

Se acabó “La tele que me parió”. Tenía que decirlo así, sin paños calientes. Este tiempo de reflexión me ha servido para darme cuenta de que la tele actual me aburre (¡¡apenas la veo!!), de que escribía más pensando en los lectores que en mí, de que todo se había convertido en una odiosa obligación. Sigo leyendo sobre tele, disfruto lo que escriben otros, pero es un descanso leer que se habla de Pablo Motos y poder pensar que no voy a tener que ver ni un minuto de su programa, por poner un ejemplo. Estoy viendo Juego de tronos ahora, más tarde de lo que marcan los cánones de la actualidad televisiva pero a mi ritmo y disfrute. Y podría seguir poniendo ejemplos.

Reconozco que esta forma de esclavitud moderna en lo referido al blog no es más que fruto de mi tendencia obsesiva natural. Tendré que hacérmelo mirar pero, mientras encuentro remedio, me dedicaré a obsesionarme con otras cosas.

Ha sido un placer, un enorme placer. Se os quiere.

Ruth

11 agosto 2011 at 20:09 45 comentarios

‘El hormiguero’ y ‘Tonterías las justas’ desaparecen de Cuatro

El hormiguero y Tonterías las justas ya son historia en Cuatro. A partir de septiembre El hormiguero se emitirá, según afirman la mayoría de las páginas que he consultado, en Antena 3, y de Tonterías las justas aún no se sabe nada.

Parece ser que 7 y acción, la productora de Pablo Motos, no ha llegado a un acuerdo económico con Telecinco y, claro, por lo visto Antena 3 estaba al acecho y ha sacado el talonario a pasear. Como siempre, Antena 3 comprando cosas de éxito de otras cadenas. En este sentido, famoso fue el fiasco del fichaje de Pepa y Avelino, de Escenas de matrimonio, y parece ser que Arguiñano tampoco chuta como esperaban.

Por su parte, a Telecinco no le tiembla el pulso y le van los retos. Ambos programas estaban demostrando su efectividad en sus respectivas franjas. ¿Cómo piensa sustituirlos? A saber. Me muero de curiosidad.

¿Y qué me decís de laSexta? Acabando de cancelar Sé lo que hicisteis… va la competencia y sale con estas. Es obvio que aquí han fallado los espías que trabajan entre cadenas, si es que los hay (leyenda urbana al canto). O eso, o les ha salido la jugada fatal aunque aún están a tiempo de rectificar y aprovechar la ventaja.

No me arriesgaré a pronosticar cómo irá El hormiguero en Antena 3. A saber. Si no cambian un poco su línea seguiré sin verlo porque no me convence. A esas horas prefiero otras ofertas. Tampoco echaré de menos Tonterías las justas aunque me sabe mal que Florentino se quede de pronto así, compuesto y sin cadena pero, qué se le va a hacer, la tele a veces es así de injusta.

Decían en Telecinco que con la compra de Cuatro habían adquirido una marca. Ya se nota, ya. Sus espectadores pueden estar contentos. A este paso no quedará de Cuatro ni el color rojo.

24 mayo 2011 at 19:35 26 comentarios

Sol TV, el #notenemosmiedo en directo

Estaba yo esta tarde pensando en cómo hablar de lo que está pasando con el movimiento 15-M y me lo han puesto a pedir de boca: ya se puede ver en directo qué está pasando en la Puerta del Sol de Madrid, un hecho más relevante de lo que se pueda suponer.

Entre todas las consignas que se gritan en la Puerta del Sol, los medios de comunicación no se libran de las acusaciones de manipulación y eso, pese a que pueda parecer un tópico, a mí me parece más bien una realidad a la que estamos tristemente acostumbrados. En una situación como la que estamos viviendo ahora, televisiones independientes que emitan lo que realmente pasa es lo que se necesita.

Cómo confiar en lo que nos dicen los informativos o la prensa si, al mismo tiempo, en las redes sociales y en la calle se habla de otra cosa. Por no mencionar el bucle delirante en el que ha entrado Intereconomía que, con todos mis respetos, hace falta tener poca vergüenza para inventarse la tragedia griega que le cuentan a sus espectadores. Yo creo que se puede jugar a polemizar pero todo tiene un límite y con el futuro de la gente no se juega.

Gente pacífica en una plaza exigiendo, ni más ni menos, garantías democráticas. No es más que eso. No entiendo cómo en este país de demócratas de pelo en pecho se puede despreciar un llamamiento a la democracia real. No es un capricho de cuatro niñatos, hay mucha gente implicada de mil maneras diferentes en esta exigencia de cambio que va mucho más allá de las elecciones del domingo: desde los que duermen en el suelo hasta los que prestan los aseos de sus negocios, y ninguno de ellos está menos cabreado que el otro.

En todo esto, los medios de comunicación se han quedado fuera por méritos propios. Y sobre todo la televisión, que es ahora más que nunca sospechosa de complicidad con el sistema que nos acucia, un sistema que les da de comer. Me da pena pero no puedo defender a la televisión en esto. Como medio, sí, es un medio genial y muy potente, pero lo que han hecho de él salta a la vista en momentos como el actual. Ver informativos es, por desgracia, sinónimo de no enterarse de nada.

19 mayo 2011 at 21:14 4 comentarios

‘Se lo que hicisteis…’ se acaba

“Algo se muere en el almaaaaa, cuando un amigo se vaaaa”. Qué queréis que os diga, me da mucha pena. El viernes que viene Sé lo que hicisteis… echará el cierre tras cinco años en antena y aunque sí, es cierto, la última época ha sido de caída, me niego a olvidar esas tardes de gloria que nos ha dado, esas risas, ese frenesí de humor que ha hecho que, desde mi punto de vista, el programa se haya convertido en un clásico de la tele.

No es fácil que un programa aguante cinco años y menos un programa como este, que ha sufrido las embestidas de las cadenas y que ha ido sobreviviendo. La marcha de Ángel Martín fue insuperable pero lo siento, Vasile, se pudo vivir sin Pilar Rubio.

Sé lo que hicisteis… ha sido un referente, un programa al que han intentado imitar y que finalmente ha caído por su propio peso. No, Tonterías las justas no es lo mismo, por mucho que algunos se empeñen. Está claro que Sé lo que hicisteis… ha marcado un antes y un después en el tratamiento del corazón y de la actualidad.

Los momentos grandiosos han sido tantos: cuando colaron noticias falsas a los medios, cuando algún periodista les giraba la cara, esos guiones con chispa y mucha mala leche… En fin, quedan buenos recuerdos. ¿Habría sido distinto si laSexta les hubiera dado un tratamiento diferente? Nunca sabremos si los refritos, la ampliación de la duración y demás han tenido algo que ver en el desgaste, aunque yo apostaría a que sí. En cualquier caso: Sé lo que hicisteis… ha muerto, ¡viva Sé lo que hicisteis…!

16 mayo 2011 at 20:30 22 comentarios

El reportero y la noticia

Julio Muñoz estaba en Lorca cuando se produjo el terremoto de intensidad máxima que terminó como todos ya sabemos. Se encontró en el sitio adecuado en el momento oportuno y ha terminado convirtiéndose, aunque no creo que esa fuera su intención, en parte de la noticia. Pasó de ser un narrador externo a convertirse en víctima y eso es algo de lo que Televisión Española está sacando rédito.

España Directo, el programa para el que trabaja, está en la picota, y son cosas como ésta las que pueden influir en su renovación. Saltan a la palestra las definiciones de “servicio público” y demás y, aunque hay que agradecer que no se hayan regodeado en el dolor de las víctimas, no puedo evitar pensar que la contribución de la televisión en momentos así es más bien escasa y su labor informativa, prácticamente nula.

Dadas las circunstancias, Julio Muñoz hizo lo que buenamente pudo. Si en lugar de ser una conexión en directo destinada a enganchar a los espectadores hubiera sido una conexión meramente informativa en un telediario, como ha habido muchas desde entonces, ni siquiera sabríamos su nombre. ¿Era necesario que Televisión Española mantuviese la señal en directo pese al desastre? ¿Eso es verdadera información?

En su defensa destacaré que Muñoz afirma que hay imágenes y testimonios que no saldrán a la luz por lo impactantes que son, eso les honra. A cambio, hemos podido ver a personas corriendo y llorando, a gente desorientada y en estado de shock, a los servicios de emergencia desbordados, testimonios repetidos, preguntas vagas… Me vuelvo a preguntar si eso es información.

Soy consciente de que las circunstancias eran las que eran. Según el propio testimonio de Muñoz, que oscila entre la víctima y el periodista, hubo medios mucho más agresivos que ellos que tampoco buscaban la noticia, sino la imagen. Dicen que una imagen vale más que mil palabras pero yo no sé si eso debería de llevarse a rajatabla en televisión y menos en un programa de corte informativo.

No sé, las cosas me parece que se salen de madre demasiado a menudo.

14 mayo 2011 at 09:43 6 comentarios

‘Piratas’, ¡voto a bríos!

Bueno, qué decir de Piratas. Al pobre Óscar Jaenada le han caído palos por todas partes por su interpretación. En su defensa diré que hacer de Jack Sparrow no es nada fácil y que Johnny Depp sólo hay uno. El que pensase que ese tono de graciosillo iba a caer bien se equivocaba, desde mi punto de vista. Lo de Pilar Rubio es otra cosa. No sé por qué critican su interpretación. No es por ser malvada pero, ¿alguien esperaba otra cosa? Eso sí, lo que parece que fue de escándalo fue su participación en Twitter.

La ambientación de la serie, los decorados, el vestuario… creo que pasan ampliamente el aprobado. Que estamos en España, no podemos pedirle peras al olmo. Eso sí, vi recursos gastados de forma muy desequilibrada. Infografías precisas, por ejemplo, y los dobles que cantaban mucho en las batallas. Me jugaría el cuello a que el doble de Pilar Rubio es un señor con bigote (o sin bigote).

La serie hizo un buen dato de estreno pero eso no significa demasiado. La gente puede desengancharse enseguida. De hecho, yo ya me he desenganchado porque Piratas del Caribe ya la vi en el cine en su momento y me parece que hay demasiadas cosas parecidas, desde la banda sonora hasta algunos planos. Sí, en Piratas hay sangre. La secuencia en la que le cortan la mano a un señor está bien hecha, pero no sirve de nada si el resto de la producción no se ajusta a eso.

En fin, que no me gustó nada la serie. Los malandrines, bellacos y demás me parecían de pega. Sigue siendo una dramedia de toda la vida, aunque se pongan pongan parches y beban ron. ¿A nadie le ha molestado que le hayan cambiado CSI por esto?

10 mayo 2011 at 19:58 12 comentarios

‘Con H de Eva’, soso

Anoche vi el estreno de Con H de Eva en laSexta. Empezaban con una entrevista a José Luis Rodríguez Zapatero, el Presidente del Gobierno, y el Presidente hizo lo que sabe hacer: pasar el rodillo. Por cada tres minutos de pregunta, respuestas de diez minutos en ese tono pausado y falto de espontaneidad que me hizo bostezar.

No creo que fuera culpa de Eva Hache, que leía las preguntas con entrega e intentaba colar sus gracias; tampoco fue culpa de Zapatero, que sólo había ido a hablar de su libro. En cualquier caso, ambos consiguieron lo que buscaban: ella, un buen estreno; y él, salir en los papeles. Mira que decir que se lleva bien con Rajoy… Manda narices que eso sea de lo poco relevante que se dijo.

No esperaba más, es cierto, pero siempre tiendo a pensar que igual me sorprenden, que un político español será capaz de quitarse el disfraz para ir a la tele. Anoche no pudo ser, estaba todo más que hablado, y eso hizo que la entrevista no tuviese ritmo ni gracia.

Después pasaron a la entrevista de Martina Klein. Nada, más contenidos insulsos con la excepción de su plano en pelotas en Águila Rola, la película. Creo que se les fue la mano con la escatología, pero eso es cuestión de gustos.

Los monólogos intercalados, bien, pero he visto muchos monólogos y algunos ya me los sabía. A ver si vamos refrescando repertorio. Pero si el contenido central son las entrevistas a mí se me quedó un regusto amargo, como de quiero y no puedo. Supongo que es difícil alcanzar el equilibrio entre seriedad y desenfado pero para mi gusto mejoraría todo si el ambiente fuese más relajado y estuviese todo menos dirigido.

¡Ah! Y qué caray. Que le devuelvan su horario a Salvados para la próxima temporada. Ahora ya da igual porque sólo queda un programa, pero después me gustaría que el programa estuviera donde le toca, en el prime time de verdad.

9 mayo 2011 at 20:04 8 comentarios

Entradas antiguas


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers










Bloguzz




bannerB&W








Han pasado por aquí

  • 2,067,509 televidentes

Están mirando esta tele…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: