Posts tagged ‘Manu Carreño’

Manolo Lama, ese humorista con la gracia en…

No sé si a la hora a la que leáis esta entrada el vídeo seguirá en su sitio. Yo lo he visto en el blog de Borja y todavía me encuentro estupefacta. Comparto al cien por cien la opinión de Eduardo Arcos y lamento profundamente tener que volver a incidir, una vez más, en que hay aspectos de la televisión que siguen siendo un verdadero asco y que a veces parece que vamos hacia atrás, perdiendo la dignidad en lugar de ganándola. Esta vez no ha sido Telecinco, no, ha sido la cadena antes llamada “progre”, y quizá por eso a algunos les duela más, la que ha hecho espectáculo con un mendigo que no sabía de qué iba el asunto. La dignidad de la persona, el respeto, la empatía…, son cosas que no se enseñan en las universidades pero que una empresa tendría que tener en cuenta a la hora de desarrollar su trabajo. No puede valer todo.

J.R. Mora ha dado en el punto en el que más duele y ha dibujado una serie de viñetas imprescindibles para comprender cuán lejos se ha llegado con este asunto y el papel de la cadena. Yo no voy a ponerme a insultar a Lama ni a sus compañeros, que le ríen la ¿gracia? desde plató. Tampoco voy a hacer hincapié en la despreciable colaboración necesaria de los aficionados que participan en este circo. No creo que haga falta, todos ellos se califican a sí mismos.

Mirando el vídeo con detenimiento se entiende, para los que no seáis seguidores del espacio, que Manolo Lama siempre trae “sorpresas” al final de las conexiones. Él afirma que su intención es demostrarle al país que la gente es generosa. Mientras los aficionados ponen y quitan cosas en el platillo, seguramente temerosos de que el mendigo les robe el móvil y hasta la bufanda, se escucha cómo Carreño desde el plató dice: “Que no se la lleve”. Después de hacer la gracia con otras cosas enseñan la calderilla que le han dejado y la moraleja es: “Que este hombre sea feliz”.

Feliz sería si una panda de payasos no le tocasen las narices pero parece ser que como el señor pide en la calle, tiene que estar dispuesto a soportar las idioteces de todo aquel ser “superior” que pase por su lado. Desgraciadamente su situación de extrema necesidad es la que aprovechan para tomarle el pelo impunemente y sin pensar en que eso que está tirado en el suelo es, como ellos, un ser humano. Pero despedir a lo grande la conexión es más importante que ponerse en la situación del otro.

No entiendo qué criterios mínimos de ética y moral rigen las emisiones en televisión, cada vez lo entiendo menos. Los programas de entretenimiento, y en concreto este informativo deportivo de Cuatro entra en esa categoría, les guste o no, superan cada día los límites razonables de integridad y la política denigrante de todo por el espectáculo alcanza límites desproporcionados. Esos límites se superan con holgura cuando se abusa de uno de los involucrados, tal es el caso.

Hay quienes esperan consecuencias: un despido, un comunicado de la cadena, un expediente…,. Pero para que se consiga algo de eso no hay que meterse con el débil. Llamar hijo de puta a un directivo, como parece que ha hecho Paco González en la SER, es lo que toca el orgullo de la cúpula. Para estas cosas de la dignidad de un ser humano, los peces gordos no tienen tiempo.

Anuncios

13 mayo 2010 at 06:47 33 comentarios

El pulso de Los Manolos a Florentino

Manu Carreño y Manolo Lama tuvieron esta semana en su espacio de deportes a Florentino Pérez, el Presidente del Real Madrid, y le hicieron un acoso y derribo inédito. Cambiad el decorado. Si la entrevista hubiera sido una conversación en un bar no habría levantado tanta polvareda. El problema ha sido que Florentino le ha apretado las tuercas a Cuatro y desde la cadena se han enfadado con Los Manolos por subírsele a las barbas a un señor tan influyente.

Hay dos puntos de vista en todo esto: los que lamentan que la libertad del periodista se vea influida por un grupo mediático; y los que celebran que los fantásticos resultados de audiencia del momentazo sirvan para reforzar a los periodistas, a los que Cuatro amenazó con sancionar por su actitud pero que, finalmente, parece que se irán de rositas a pesar de la indignación del invitado.

Para mí el problema sigue siendo el mismo que vengo comentando desde hace tiempo: se mezclan churras con merinas. Lo que hacen en la Ser cada noche en El larguero no puede encontrar su reflejo televisado en un informativo. No creo que un espacio de tertulia, un magacín deportivo, tenga cabida dentro de los límites y del rigor de un informativo convencional. Antes, cuando eran Canal +, tenían El día después, pero ahora todo está reconcentrado en Los Manolos y compañía. Hasta el aniversario de El larguero se comenta en el informativo.

Supongo que cuando a Florentino le invitaron a una entrevista en el informativo esperaba lógicamente otro trato, no esperaba encontrarse con la distensión de El larguero, de ahí su enfado. Respecto a Los Manolos, tampoco veo lógico que se les ataque porque hicieron lo que saben hacer y, aunque a mí no me guste, el estilo de los deportes de Cuatro es el que es, lleno de cebos, de posicionamiento y sin un gramo de objetividad. Ese es el planteamiento de la cadena que vemos cada noche.

Esta batalla la han perdido todos: Florentino porque se cabreó, sacó sus influencias a pasear y apuntó un amenazante “tomo nota” que puso a temblar a los directivos de Cuatro; Cuatro porque de buenas a primeras soltó una reprimenda a los periodistas y les hizo disculparse en el informativo siguiente, a pesar de hacer lo que hacen siempre; y Los Manolos porque han sentado un precedente y tienen un Presidente menos, junto a su área de influencia, al que entrevistar y eso puede uno permitírselo en un magacín pero no en un informativo.

Yo creo que Cuatro necesita un programa deportivo con entidad propia. No es posible que en un informativo se den situaciones como ésta y no me vale el argumento de la mezcla de formatos porque creo que lo que hacen es que se aprovechan de estar en un informativo para después cambiar de improviso a un magacín y eso no me parece honesto. Sigo con el ejemplo de la radio: en la Cadena SER se distingue a la perfección la información deportiva contenida en el informativo, más aséptica y sin opinión, de la que dan en El larguero, marcada por la opinión y protagonizada por los periodistas y sus rifirrafes. Yo escucho El larguero pero no puedo con los deportes de Cuatro y es que me gusta cada cosa a su tiempo.

14 noviembre 2009 at 09:15 22 comentarios

Comentaristas deportivos: la nueva escuela

Tengo sobredosis de chascarrillos. En los últimos días he visto tenis, baloncesto y Fórmula 1 en diferentes cadenas y he acabado hasta las narices de bromas, autopromociones de las cadenas, anuncios de patrocinadores con sonido y demás prácticas, cada vez más habituales en las retransmisiones. No, fútbol no he visto, ya sería lo que me faltaba.

En general se abusa del componente forofo, sobre todo si hay en juego identidad nacional y patriotismo que sirve para arrastrar audiencias y para convertir un evento deportivo en asunto de interés general. Lo comprendo, que conste, y sólo fuera eso me aguantaría, pero a veces es que parecen amigotes viendo un partido de la liga universitaria.

En el partido de tenis del US Open que retransmitió Cuatro de sopetón viendo que Nadal tenía posibilidades, Manu Carreño repitió varias veces que el partido tenía que terminar antes de las diez porque volvía Pekín Express. También intentó explicar varias veces el horario del informativo de después pero sin mucho éxito.

La Fórmula 1 la veo en TV3 porque la emiten en panorámico y sin publicidad. Me pierdo los comentarios de de la Rosa, que me parece que son lo único salvable de las retransmisiones de laSexta, pero es que Lobato falla más que una escopeta de feria y eso de la ventana compartida para los anuncios me parece uno de los timos más grandes de los últimos tiempos.

Y qué decir de Andrés Montes. Nunca he sido fan de sus retransmisiones. Hasta Buenafuente hace broma de su estilo.

Sus retransmisiones de los partidos de baloncesto están siendo de impresión. Ayer le hicieron una mala jugada a Calderón, que está de comentarista, preguntándole con insistencia por el supuesto mal ambiente que hay en el vestuario. Si yo no fuera una chica educada diría que le hicieron una putada. Tener a un jugador sentado al lado e intentar que dé más información de la debida es de ser malo, malo, por mucho que todo se adorne de risas y cachondeo. Luego están los apodos a los jugadores, las promociones, las porras y todo lo demás.

Y ahí está la competencia entre equipos televisivos. Juego limpio ante todo, que estamos hablando de deportes.

Yo vuelvo a decir lo mismo: soy de José Ángel de la Casa. Todas estas historias me aburren, mucho. Entiendo que hacer periodismo deportivo en televisión hoy en día es una batalla constante, que los derechos de los eventos van de unos a otros, que la información pierde valor si viene de una cadena rival y todo lo demás. Yo he seguido retransmisiones deportivas por la radio que eran como las que hacen hoy en la tele, pero es que la radio es radio, no hay imágenes, y de alguna manera hay que rellenar tiempos muertos. Pero en la tele no me acaba de gustar todo esto, sobre todo porque antes se hacía de otra manera.

15 septiembre 2009 at 09:46 17 comentarios

Puesta de largo para Visto y oído

Con la victoria de la Selección Española a Cuatro se le ha aparecido la Virgen y van a cerrar el mes reventando en audiencias. Pero sobre todo los más afortunados van a ser los de Visto y oído, el nuevo programa de las tardes que ha pasado de empezar de cero a estrenarse con los actos conmemorativos de la victoria, con lo que luego podrán presumir (y seguro que lo harán), de haber tenido el estreno de programa más espectacular de todos los tiempos.

Los presentadores de Visto y oído, Raquel Sánchez Silva y Joaquín Prat (el hijo, no me seáis macabros), empezarán su andadura a partir de las cinco y media de la tarde en Zona Cuatro. El programa es otro más de reporteros y conexiones, como Está pasando o España Directo, pero ellos dicen que van a ser diferentes, que “en principio” no habrá crónica rosa y que sacarán el “lado humano” de la actualidad. Veremos en qué quedan estas declaraciones de intenciones porque como tengan a alguien en casa de la abuela de Iker Casillas yo cambio de canal inmediatamente.

El estreno del programa, además, contará con el ¿atractivo? de ver cumplir las promesas que los profesionales de Cuatro se han dedicado a hacer a lo largo de la Eurocopa: los de Visto y oído dijeron que se bañarían entre tiburones; los Manolos prometieron despelotarse en la Plaza de Colón; Concha García Campoy amenazó con teñirse de rubio platino; e Iker Jiménez dijo que se subiría a la estatua del Ángel Caído. Contenido de autobombo y, por qué no decirlo, algo ridículo. No me apetece demasiado ver la euforia de los de Cuatro, queriéndose como se quieren y jactándose de haber podido todo el rato. Es que se ponen muy pesados.

Para terminar, os dejo una curiosidad. La señora de la promo de Visto y oído y la de los Pelochos que se van de boda son la misma. Mira que me gusta encontrar estas tonterías.

30 junio 2008 at 07:16 10 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.254.032 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: