Posts tagged ‘Madres adolescentes’

‘Madres adolescentes’ o Cuatro y el zoom dramático

Es curioso pero si ponemos “zoom dramático” en YouTube uno de los primeros vídeos que nos sale es el de la famosa ardilla (o perrito de la pradera, según gustos). Dentro de un tiempo al hacer la misma búsqueda nos saldrá un vídeo de Cuatro y es que en sus programas de coaching (entrenamiento, porque les entrenan a mejorar como personas, tipo autoayuda), el zoom dramático es esencial para que los espectadores veamos lo mal que lo hacen los interfectos y sepamos focalizar nuestra atención en el punto en el que se comete el delito. Vamos, que desde mi punto de vista usan el zoom como una criminalización y lo hacen en programas protagonizados por menores. El vídeo siguiente es bastante fuerte. Podéis ver a qué me refiero con lo del zoom si miráis, por ejemplo, el minuto 1’38. Este programa se emitió, como se emiten este tipo de programas en Cuatro, un viernes a las nueve y media de la noche.

Repetición de la escena, cambio de color, ralentización de la imagen…, siempre es igual. Anoche, en Madres adolescentes, además ponían un recuadro de color rojo sobre el punto conflictivo. Por ejemplo: si una de la chicas cogía mal al bebé y le colgaba la cabeza, repetición con zoom, blanco y negro, y recuadro en la cabeza del bebé. El colmo es ya cuando ponen música de susto. Este tratamiento, en programas con menores de edad, me parece perverso y manipulador y es más propio de programas como Impacto total, donde amplían al detalle para ver un atropello.

En programas como Supernanny, SOS Adolescentes o, incluso, Hermano Mayor, las imágenes sirven casi siempre para poner en evidencia a los adultos, pero en Madres adolescentes los adultos son, a la vez, menores, con lo que la paradoja adquiere tintes más funestos todavía. Igual me da que la psicóloga hable de ayuda, de información, y haya recibido un premio.

Anoche Cuatro estrenó la segunda temporada de Madres adolescentes y todo lo que pueda pasar ya lo vimos en la primera: convivencia en una casa tipo Gran Hermano, enfados, conflictos y, como siempre, final feliz. Un programa de televisión al fin y al cabo, un reality show aunque huyan de esta denominación como de la peste, pero hecho de una materia que, desde mi punto de vista, tendría que estar más protegida. Llamadme anticuada o lo que queráis pero este tipo de programas tendrían que ir destinados a los adultos, a los padres, y no emitirse en el horario de El hormiguero como si fuesen espacios para todos los públicos.

Anuncios

5 septiembre 2009 at 08:56 9 comentarios

A Cuatro le crecen los enanos

Es uno de los peligros que tiene montar un Circus, que te crezcan los enanos (reconozco que guardaba este mal chiste desde que vi los casting del programa). Y es que Cuatro, a la vista de los pésimos resultados del talent show en la sobremesa, ha decidido comprimir el formato en una gala semanal que se emitirá los sábados en prime time.

Por supuesto, la guerra entre Telecinco y La Sexta les ha perjudicado pero no explica la totalidad del asunto. Desde que Fama se convirtiese en programa revelación con el formato diario de sobremesa Cuatro ha tropezado dos veces con la misma piedra, primero con Supermodelo y ahora con Circus. Esperemos que no vuelvan a repetir el error y que se hayan dado cuenta de una vez que lo importante no es el horario sino el programa. Fama fue un buen reality, a diferencia de los otros, y a Circus le veo pocas posibilidades compitiendo contra La Noria, pero ellos sabrán.

Como dice Marta en ¡Vaya Tele! todo esto recuerda al fiasco de Estudio de actores (Antena 3), cuando el auge de los reality hizo pensar que el éxito era meter gente en una casa a estudiar lo que fuera. Además, yo no puedo olvidarme de El bus (“pase lo que paseeee”), y de la clausura de La casa de tu vida (¿qué habrá sido de aquellos concursantes, que jamás dijeron esta boca es mía?).

Para colmo, en Cuatro han tenido que tomar la decisión de mover Factor X del prime time de los lunes al de los miércoles porque CSI y Mira quién baila les estaba estrangulando. A esto en el argot televisivo se le llama “proteger el programa”, es decir, evitar la competencia pura y dura, pero de cara al espectador cuando un espacio empieza a hacer su travesía en parrilla se le transmite una mala imagen que perjudica más que otra cosa. Es como si el programa no diera más de sí, no aceptara cambios, y la única solución es buscarle aire. Qué triste.

Suerte tiene Cuatro de Pekín Express, que tiene muchos seguidores pese a falsear fatal el directo. Y esta noche empieza Madres adolescentes, un coaching (formato que dominan a la perfección), y que esperan que se sume a los éxitos de Supernanny o S.O.S. Adolescentes, aunque la pinta de retiro espiritual que tiene me pone los pelos como escarpias.

26 septiembre 2008 at 07:33 23 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.252.786 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: