Posts tagged ‘Factor X’

La batalla de los coros, otro reality para Cuatro

Otro más, suma y sigue. En su línea de ser originales y de disfrazar el formato, Cuatro parece que ya está trabajando en la adaptación del formato americano Clash of the choirs, que une varias de las tradiciones de más éxito en los realities patrios. A saber: castings de selección, música y cantantes amateurs, famosos que serán directores de los coros, ensayos, televoto y jugoso premio que irá destinado a una ONG.

Un poquito de OT, una pizca de Mira quién baila, unas migajas de Factor X, Tienes talento y Fama, todo bien mezclado y agitado, adornado con una aceituna por ejemplo. El formato les viene al pelo porque os recuerdo que la última edición de Factor X la ganó el grupo Vocal Tempo. Aquí el experimento se llamará La batalla de los coros.

Agarraos los machos que vienen los nombres que se barajan para esta historia: Josep Lobató como presentador (a este hombre le gustan los experimentos sin red); y como profesores se habla de Carlos Baute, Marta Sánchez, Mikel Erentxun, Lolita o Soraya (“Poyeya”). Enero parece que es la fecha prevista de estreno y si lo hacen a la americana, habrá cuatro galas en prime time para elegir al famoso ganador.

¿Qué os parece? Yo aún tiemblo al ver el nombre de Mikel Erentxun en esa lista. ¿Terminará en el 2009 convertido en Miqui Puig (“puaj”, dicen las malas lenguas)? A mí no se me ha olvidado que David Summers formó parte del jurado inicial de Tienes talento pero una supuesta gripe le apartó de la exigente rutina del concurso. A veces una enfermedad a tiempo es una bendición. Y de Josep Lobató no digo nada, que al pobre no le salen las cuentas y parece que no se da cuenta de que el problema puede ser él y no sólo los programas que le dan, que también.

Qué harta estoy de los realities amables. Me parece una hipocresía querer hacernos creer que son mejores que otros porque aparentemente son más blancos o se basan en causas filantrópicas. Al final todo es lo mismo. ¿Cuatro donará a alguna ONG el dinero que gane con el televoto? Vamos, hombre.

Anuncios

24 noviembre 2008 at 07:29 24 comentarios

Factor X no tiene Factor X (y 2)

Hace unas semanas escribí otra entrada con el mismo título y los peores presagios se han confirmado. Esta semana Factor X termina deprisa y corriendo, antes de tiempo, porque sus resultados no han sido los esperados. No es para menos, lo que comentábamos entonces sigue valiendo ahora, no han hecho propósito de enmienda y eso ha conducido a un final a toda pastilla (en Cuatro no suelen cancelar los realities, les dan un final precipitado).

En un reality en el que el peso recae sobre las espaldas del jurado y en el que los concursantes no tienen el carisma friki necesario es imperante que ese jurado interprete bien los guiones para que los enfrentamientos, las críticas y demás sean creíbles. Eso aquí no pasa. Por algún motivo los concursantes creen (o simulan que creen), que están en un concurso musical “de verdad” y se rebelan como gato panza arriba cada vez que el programa emite vídeos con sus problemas personales. El jurado insiste en que los vídeos son inapropiados y que sólo sirven para poner nerviosos a los concursantes antes de cantar. ¿Mande? Esta hipocresía patente y manifiesta es el verdadero lastre del programa desde mi punto de vista.

El formato del programa impide que sea un reality amable, que parece que es lo que les gustaría. Yo creo que Cuatro tendrá que ampliar la escuela de Fama para meter dentro todas las cosas que no le están funcionando, desde el circo hasta los modelos pasando por los cantantes, porque fuera de allí cualquier intento por sacar adelante un programa de estas características se ha quedado en agua de borrajas. Las comparaciones son odiosas y yo no soy fan entuasiasta de Fama pero basta comparar a los profesores de un programa y de otro para que nos demos cuenta de que a los de Factor X les falta algo a lo que llamaremos credibilidad.

En la final de este año se han colado grupos que el año pasado eran vocales, sin música. En esta edición le han quitado lo de “vocales” a la categoría porque en la edición pasada no entró ninguno a la final y este año la mayoría cantan con música de fondo (el año pasado no tenían música). Paradojas del destino se ha colado un verdadero grupo vocal en la final. Y hablando de Vocal Tempo, parece que los concursantes de este año ya hacen actuaciones fuera del aislamiento del concurso para empezar a explotar el filón comercial antes de que se agote.

Me ofrecieron la posibilidad de asistir a esta última gala como bloguera invitada, con la posibilidad de hablar con Núria Roca y poder curiosear por allí así que he estado viendo el programa las últimas semanas. Decidí declinar la invitación porque no sé si habría sido capaz de decir algo positivo aunque la iniciativa me parece buena, que conste, pero el programa acumula para mí demasiados despropósitos. Os dejo con los concursantes que desde mi punto de vista valen más la pena. A ver qué os parecen.

10 noviembre 2008 at 07:40 11 comentarios

A Cuatro le crecen los enanos

Es uno de los peligros que tiene montar un Circus, que te crezcan los enanos (reconozco que guardaba este mal chiste desde que vi los casting del programa). Y es que Cuatro, a la vista de los pésimos resultados del talent show en la sobremesa, ha decidido comprimir el formato en una gala semanal que se emitirá los sábados en prime time.

Por supuesto, la guerra entre Telecinco y La Sexta les ha perjudicado pero no explica la totalidad del asunto. Desde que Fama se convirtiese en programa revelación con el formato diario de sobremesa Cuatro ha tropezado dos veces con la misma piedra, primero con Supermodelo y ahora con Circus. Esperemos que no vuelvan a repetir el error y que se hayan dado cuenta de una vez que lo importante no es el horario sino el programa. Fama fue un buen reality, a diferencia de los otros, y a Circus le veo pocas posibilidades compitiendo contra La Noria, pero ellos sabrán.

Como dice Marta en ¡Vaya Tele! todo esto recuerda al fiasco de Estudio de actores (Antena 3), cuando el auge de los reality hizo pensar que el éxito era meter gente en una casa a estudiar lo que fuera. Además, yo no puedo olvidarme de El bus (“pase lo que paseeee”), y de la clausura de La casa de tu vida (¿qué habrá sido de aquellos concursantes, que jamás dijeron esta boca es mía?).

Para colmo, en Cuatro han tenido que tomar la decisión de mover Factor X del prime time de los lunes al de los miércoles porque CSI y Mira quién baila les estaba estrangulando. A esto en el argot televisivo se le llama “proteger el programa”, es decir, evitar la competencia pura y dura, pero de cara al espectador cuando un espacio empieza a hacer su travesía en parrilla se le transmite una mala imagen que perjudica más que otra cosa. Es como si el programa no diera más de sí, no aceptara cambios, y la única solución es buscarle aire. Qué triste.

Suerte tiene Cuatro de Pekín Express, que tiene muchos seguidores pese a falsear fatal el directo. Y esta noche empieza Madres adolescentes, un coaching (formato que dominan a la perfección), y que esperan que se sume a los éxitos de Supernanny o S.O.S. Adolescentes, aunque la pinta de retiro espiritual que tiene me pone los pelos como escarpias.

26 septiembre 2008 at 07:33 23 comentarios

Factor X no tiene el Factor X

No lo puedo evitar, me aburre mucho este concurso. Anoche me tragué el programa de la selección final, enterito, y hubo momentos en los que tuve que luchar ferozmente para no quedarme durmiendo.

Comprendo que un distintivo del programa es el protagonismo del jurado pero de ahí a que hagan paripés absurdos creo que va un paso. ¿A quién se le ocurrió la idea de que Flo imitase a El Padrino? Y no lo hizo sólo una vez, lo hizo muchas. Y los discursos solidarios con los eliminados son muy empalagosos, los ojos bañados en lágrimas, las muecas de dolor…, demasiado melodramático todo para mi gusto.

Para tomar la decisión final el jurado contó con la ayuda de asesores musicales. De entre los eliminados de las categorías de solistas se montaron dos grupos vocales y los repescaron para esa categoría, uno de ellos se coló en la final. Eso es, las reglas están para saltárselas, para indignación del resto de grupos vocales, claro. Qué manía tienen en estos programas en sacarse normas de la manga para su propio beneficio. ¡Ah! Y no entiendo por qué siguen con la categoría de grupos vocales, si hasta el propio jurado no confía en ella y ninguno quiere hacerse cargo de los grupos.

El espacio publicitario llegó de la mano del maquillador que también salía en OT, ese hombre que se parece a Carlos Jean, y que contó lo mismo que contaba en OT, que si la mirada y los polvos, sobre todo los polvos. Y no podía faltar La oreja de Van Gogh, que han seleccionado a Leire como cantante, una chica que estuvo en las finales del año pasado y a la que el jurado terminó poniendo en la picota. Eso sí, ahora están muy orgullosos de ella.

Al programa de anoche llegué limpia y pura porque no he visto los casting así que las caras de los que optaban a un puesto en la final no me sonaban de nada. En la final ha entrado un chico con una voz especial. Yo creo que el mayor aliciente será ver si cambia la voz a medio concurso. Con tanto participante apenas dieron información de los finalistas, ni siquiera emitieron vídeos con sus opiniones y sentimientos. A algunos pudimos verlos dando la noticia en sus casas, y poco más. Es crucial que el espectador conozca a los concursantes desde el momento cero, desde sus nombres hasta sus cantantes favoritos, y en Factor X hasta se ahorraron poner un rótulo con sus nombre cuando resumían los finalistas de cada categoría.

El único que me resultaba familiar era un chico inglés que se llama Matthew y que se quedó fuera por los pelos (creo que es el gran perjudicado de la victoria de Paul Potts en la versión británica del concurso). Este chico ya se presentó el año pasado a Factor X y le dieron para el pelo, igual que en Inglaterra. Este año lo han aguantado hasta el final y ha sido el último en recibir un no. Él lo habrá pasado fatal pero así el programa ha demostrado que aunque un año se sea un poco capullo, al siguiente uno se puede volver a presentar para rozar las mieles del éxito. Qué considerados, amables y ecuánimes.

16 septiembre 2008 at 07:33 14 comentarios

Novedades televisivas: no hay nada nuevo

Ya estamos por fin en septiembre y arranca la temporada. Atrás quedan los meses de hastío veraniego, de improvisaciones, de pruebas. Después de los ensayos a los que hemos asistido en julio y agosto llega la hora de la verdad y nos encontramos con que, por ahora, las cadenas tiran de lo conocido para enfrentar su vuelta al cole particular.

María Teresa Campos hace su puesta de largo en Telecinco y por la noche tendremos lo nuevo de Camera café; La Sexta emite Caso abierto desde el principio, una serie que ya lleva siglos emitiéndose en La 1; Cuatro apuesta por Factor X en la sobremesa y por la noche vuelve El Hormiguero; a Antena 3 vuelven Susana Griso y Física o Química; cambio de imagen en Televisión Española, con cambios en el aspecto de sus magazines, y poco más.

La única novedad para hoy es el estreno en Cuatro de The Company, una serie sobre la guerra fría. Por lo demás, y a lo largo de la semana podremos ir comprobándolo, pocas audacias en una época en la que las cadenas se muestran demasiado conservadoras para mi gusto.

Un arranque de temporada poco atrevido después de un verano lleno de experimentos. ¿A qué esperan las cadenas para desplegar su artillería pesada? ¿Qué esperan que pase en estos meses? ¿Quieren vernos reaccionar? ¿De qué quieren asegurarse? En fin, mientras se deciden nos toca esperar a que vayan cayendo con cuentagotas las novedades.

Me da la sensación de que la última tendencia es que todos intenten consolidar sus novedades en verano, época de menos riesgo, para entrar en septiembre con audiencias aseguradas, el problema está en que este verano no les ha salido bien casi nada: El Sacapuntas, El método Gonzo, Rex, Sabes más que un niño de primaria, Canta Singstar, Quiero bailar, Díselo bailando, Life, Va la nota, Yo soy Bea reloaded, Una cámara en mi casa, Gladiadores Americanos, Fifty Fifty…,. Menuda colección de chascos.

1 septiembre 2008 at 08:00 9 comentarios

Cuatro apuesta por la telerealidad

Hace días leí en el blog del Guionista hastiado, a propósito de una reflexión sobre la industria de la televisión en nuestro país en comparación con la americana, la inevitable comparación entre Cuatro y la HBO. ¿Cuándo caerá ese mito? Cuatro tiene el honor de estar enraizada en el mítico Canal +, una cadena de pago como lo es la HBO que se basaba en estrictos criterios de calidad para programar series y películas. Eso sí, Canal + no tenía producción propia, ya sabemos que la HBO sí la tiene, y en cualquier caso aquellos tiempos pasaron a la historia cuando se pasó de ser un canal de pago a una generalista. El cambio de criterios ha sido tan radical que no ha pasado desapercibido para nadie.

La nueva temporada de Cuatro, más allá de definirse por las series de ficción internacional como lo hacía Canal + (en abierto pudimos ver algunos de los clásicos de la tele actual como Seinfeld), se plantea los reality como una soluación en el salto adelante que quieren hacer con la audiencia. Gran parte de la culpa de esto la tiene Fama, que fue revelación la temporada pasada.

Así, a partir de septiembre, a los productos ya conocidos como Supernanny, Ajuste de cuentas y Factor X, se le unen Circus. Más difícil todavía y Pekín Express, dos formatos que pretenden alejarse de la fórmula de Gran Hermano en cuanto a que hay que hacer un esfuerzo para ganar los concursos, pero que parecen especializaciones de otros programas, como Tienes talento, Tú sí que vales o el Sin domicilio fijo de Pocholo. Vueltas de tuerca para dar con un programa que enganche a la audiencia con holgura, no como les pasó la primavera pasada con Supermodelo.

Éste es el verdadero modelo de negocio de la cadena. Lo de la ficción internacional da prestigio, sobre todo ante un público específico frente al que parece que quieren seguir manteniendo la falacia de “somos la HBO española”, pero lo que de verdad debe darles ingresos publicitarios son los reality, si no no se explica que tengan tantos.

26 agosto 2008 at 07:31 12 comentarios

Tienes talento y Tú sí que vales, cara y cruz

Razones de sobra tienen los de Cuatro para estar cabreados con Telecinco. Anoche se estrenó Tienes talento y las similitudes entre los dos programas se materializaron. No hay duda, son clavados. La diferencia es que el programa de Cuatro les debe de haber costado un buen pastón, mientras que el de Telecinco es bastante más barato. En Cuatro, además, machacan constantemente con la originalidad, pero remitiendo a los éxitos internacionales del formato, una paradoja.

El cabreo de Cuatro es tan hiperbólico que se pasaron el rato hablando del programa de la competencia, que empezaba justo después del suyo, a través de rótulos machacantes, rompiendo la regla de oro de la televisión que prohíbe hablar de espacios de la competencia:

  • Si no tienes talento para tener tu propio formato: tú sí que vales.
  • Hay quién vale y hay quién, además, tiene talento.

El resto del programa (la dinámica, Eduardo Aldán entre bambalinas, bocinazos, semifinales…), remite directamente al Tú sí que vales de Telecinco, sin concesiones.

Los de Telecinco, no obstante, se permitieron seguir con la chufla y la ironía. Para esta segunda edición se han ahorrado el botón rojo y, en su lugar, ahora usan la sirena de un megáfono para parar las actuaciones. Por lo demás, el programa de Telecinco sigue con su dinámica de la edición anterior, poniendo al jurado como total protagonista del programa (en esto se diferencian de los de Cuatro, que son un jurado con mucho menos afán de notoriedad).

En Tú sí que vales se promueve el friquismo más absurdo. Carne de Youtube es el señor de las pinzas, un tipo cuyo talento era ponerse cincuenta pinzas de tender la ropa en la cara en dos minutos. No lo consiguió. Le preguntaron si podía ponérselas en otro sitio y el señor afirmó que podía hacerlo en sus partes nobles. Le animaron a hacerlo y el hombre volvió al rato envuelto en un albornoz que se abrió para que todos viésemos que, efectivamente, llevaba las cincuenta pinzas en semejante sitio. Después de todo esto, un NO como un piano y a otra cosa mariposa.

En principio, Tienes talento parece un programa más respetuoso con el aspirante y su realización es más cuidada y elaborada que la de Tú sí que vales. No obstante, y a pesar de que Cuatro vaya a bombardear todo el fin de semana con el programa, sólo el martes, después de la Gala del lunes, podremos saber si la audiencia respalda el formato. No sé por qué me da que va a triunfar Telecinco en esta guerra. En un formato de estas características el fair play no atrae a la audiencia, que busca más el enfrentamiento y el espectáculo puro y duro.

Apuntes de jurados cambiantes. David Summers será sustituido por Miqui Puig en breve porque al de Hombres G una gripe le ha apartado de la producción. En Tú sí que vales, Sardá se irá a grabar Dutifrí y será sustituido por Los Morancos.

26 enero 2008 at 08:12 28 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.254.235 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: