Posts tagged ‘El barco’

‘El barco’, viento en popa

Pues sí, vi El barco el lunes. Tenía curiosidad aunque sabía que la serie no iba a ser de mi estilo. No es que sea adivina pero por las promos ya se veía venir. En fin, el resultado me pareció entretenido, aceptable para lo que se emite en la tele nacional, pero yo prefiero ver otras cosas. Cuestión de gustos. Para los que no lo visteis os diré que un mal experimento con el acelerador de partículas termina con la vida en la tierra y los del barco se salvan por los pelos, después de olas y olas gigantescas simuladas por ordenador, con platos cayéndose por todas partes y hasta un momento de magnetismo en el que todos los cubiertos se pegaron al techo del comedor. Magnetismo, sí, para que luego se molesten si se hacen comparaciones.

En el Estrella Polar, que así se llama el barco en cuestión, se ha enrolado una pandilla de jóvenes que, además de tener buenas notas, son todos guapos. Hasta el cura y el cojo son guapos y que se me entienda, por favor, que una cosa no quita la otra, eso está claro. El único feo es el segundo de a bordo que tiene a su hijo bastardo de polizón, más guapo que no sé qué deciros. La hija pequeña del capitán, una cría, es muy mona, aunque actúe fatal, y Juanjo Artero, el susodicho capitán, me sigue pareciendo de cartón, como me lo parecía en El comisario. Cuando hacía de Javi en Verano azul se le podía perdonar pero ahora… Irene Montalá es otra historia. Me gustaba más cuando actuaba en los culebrones de TV3 pero claro, la tele nacional es la tele nacional.

Hay en el Estrella Polar un vestuario mixto como el de Un paso adelante y en el vídeo de arriba habéis podido disfrutar del momento de diversión de los alumnos, una vez capeado el primer temporal. Pues sí, se consolida esto como uno de los aspectos clave de estas series pero no cabe escandalizarse si pensamos a qué público van dirigidas. Las historias de amor shakesperianas también están ahí, manteniendo el culebrón imprescindible de fondo. Los adultos con sentimiento de culpa, cada uno de ellos tiene su cruz, tienen que intentar domar a jóvenes que son rebeldes como condición intrínseca a su edad. En fin, problemas de autoridad al canto y todo lo que os imaginéis porque sí, en El barco hay de todo.

El estreno fue impresionante y le auguro un buen camino a la serie, cosa de la que me alegro. Quizá estas no sean las ficciones que más me gustan pero cumplen su papel y no hacen daño a nadie, que ya es más de lo que pueden decir muchos. Que la serie pueda ser facilona no es un defecto. Peor es una serie muy elaborada y que se pegue el castañazo, así no vamos a ningún lado. Lo interesante para la tele nacional es que sus series funcionen, que conecten con los espectadores. Es la única manera de que empiece a abrirse poco a poco el abanico de producciones y las teles se atrevan a poner un pie fuera de su perímetro de seguridad. Estamos en el camino. Claro, de ahí a pedir producciones “a la americana” hay un paso y tenemos que ser realistas, pero poco a poco veo que los horizontes se aclaran y se multiplican las opciones de manera que sí, El barco no me gustó pero su triunfo me beneficia así que enhorabuena.

20 enero 2011 at 08:46 10 comentarios

‘El barco’ contra ‘OT’, vuelven los duelos

Lo primero que quiero avisar es que el enfrentamiento entre El barco (Antena 3), y Operación Triunfo (Telecinco), está previsto para el martes que viene. De aquí a entonces pueden llover las contraprogramaciones como churros y es posible que el martes de la semana que viene no se emita ni la serie ni el reality, que ya sabemos a qué juegan estas dos cadenas.

Dicho esto tengo que confesar que me apetece mucho más ver El barco que Operación Triunfo por dos motivos: prefiero la ficción a los realities y porque Operación Triunfo, siguiendo la rutina de Telecinco, podrá verse en La Siete, en Sálvame, en el informativo o hasta en Cuatro, que no me extrañaría nada visto como van las cosas últimamente. De hecho, la gala inicial de OT es el domingo en prime time y los seleccionados se anunciarán el sábado por la noche en La Noria. Sí, amigos, Operación Triunfo hasta en la sopa, como hicieran antaño con Gran Hermano. Parece que el reality musical sea la nueva esperanza de la cadena.

Si tuviera que hacer una apuesta, y ojo, fallo más que una escopeta de feria, creo que El barco puede ganar la noche, aunque no creo que lo haga por goleada. Esto, claro, teniendo en cuenta que las cosas se queden así y que no empiecen a hacer cambios a última hora. Las ficciones de Antena 3 últimamente gozan de muy buena salud y por lo que he visto en las promos El barco responde bien a las expectativas de sus espectadores. Eso sí, que su emisión condene a Los protegidos al domingo por la noche no sé si es una buena jugada, el tiempo lo dirá.

Sobre Operación Triunfo, muchos pensarán que el reality está quemado pero los cambios introducidos con Pilar Rubio, Nina, los nuevos profesores y los nuevos jurados parece que van en el camino de olvidar rencillas del pasado y de recuperar cierto espíritu del espectáculo, con concursantes menos puros pero con más madera televisiva. Si hicieran esto sería de agradecer.

Y ya puestos, sería un notición que El barco apenas llevase publicidad. Sin duda ésta es la mejor manera de ir recabando espectadores porque lo que me extrañaría mucho sería que Telecinco no hiciese las pausas correspondientes. Luego los de Telecinco se quejarán de las trampas pero, qué caray, no poner anuncios es una opción que está al alcance de todos, si ellos no se atreven es problema suyo.

Y vosotros, ¿qué pensáis respecto al martes que viene?:

12 enero 2011 at 09:29 8 comentarios

‘El barco’ y ‘Piratas’ se verán las caras en 2011

El pitote que se ha montado con Hispania (Antena 3), y Tierra de lobos (Telecinco), no va a ser nada comparado con el segundo asalto que se producirá a principios del año que viene. El barco (Antena 3), y Piratas (Telecinco), tienen todos los números para ser los continuadores del duelo entre las dos cadenas. Es curioso, a la vez que positivo, que las batallas se luchen en el terreno de la ficción nacional, dejando algo de lado el circo del corazón.

No estamos hablando de Waterworld (o eso espero, por el bien de Antena 3, porque la peli me pareció infame). El barco apunta intencionadamente a ser la sucesora del fenómeno fan de El internado. Los ingredientes son básicamente los mismos: jóvenes encerrados en un barco-escuela, el Estrella Polar, donde pueden dar rienda suelta a sus pasiones, y rodeados de un misterio: la tierra ha desaparecido. Ya se dijo en su momento que El internado tenía muchas cosas de Perdidos y les fue bien. No veo por qué ahora no iban a intentar repetir la jugada.

El actor principal, si es que se le puede llamar así en una serie que apunta a la coralidad, es Mario Casas, el terror de las nenas. Se convirtió en popular gracias a su papel en Los hombres de Paco y ha participado en recientes éxitos de la taquilla cinematográfica como son Mentiras y gordas o Fuga de cerebros. Fue capaz de sacar a la luz las bragas de Patricia Conde en Sé lo que hicisteis…,.

Además en El barco, como pasó en El internado, los personajes adultos son interpretados por actores de reconocido prestigio y se separan de El internado como pueden (aquí podéis ver a Irene Montalà hablando de la serie). Insisten en que la serie es comedia, aunque las promos no destaquen ese aspecto de ninguna de las maneras así que habrá que esperar a ver cómo desarrollan el asunto porque por ahora desde la cadena apuestan por el hermetismo. ¿Será que van a hacer una buena campaña de promoción? Eso sería lo ideal.

Como veis, Piratas apunta a ser otra serie de época con amores prohibidos, aventuras y demás, más en la línea de Tierra de lobos. Pilar Rubio es la cabeza de cartel, por mucho que le pese a Óscar Jaenada, y es su primera oportunidad de demostrar sus dotes como actriz más allá de los numeritos que hacía en Sé lo que hicisteis…,.

De la promo me llama la atención que también hablen de comedia, como en El barco, que las escenas de acción parezcan reguleras y que en principio no me creo a Pilar Rubio en su papel, aunque es pronto para valorar tal cosa. En líneas generales, parece que Piratas y El barco se mueven en los mismos ámbitos de aventuras, romance, acción, comedia… aunque El barco apunta a un público más joven.

Y para terminar retomo una idea del principio de la entrada para destacar otra vez que, pese a que estas series puede que no encajen en nuestros gustos, me parece relevante que el prestigio de las cadenas se bata en duelo en el terreno de la ficción. Supongo que se habrán dado cuenta que fidelizar espectadores a través de series, además de mejorar su imagen, termina siendo mucho más estable que dar exclusivas puntuales en programas del corazón. No sé si esto marcará un cambio de rumbo pero si es cierto que da la sensación de que la ficción nacional seriada (las TV movies y las miniseries ya han demostrado su efectividad), toma nuevos y renovados aires y eso es bueno para la industria, que puede crecer y explorar nuevos terrenos. Sólo por esto, espero que les salga bien.

7 diciembre 2010 at 09:27 7 comentarios

Lo más visto de la temporada

Pese a que la fragmentación de audiencias ha hecho bajar la exigencia de las cadenas del 20% en el prime time, esta temporada ha habido algunos programas que, o la han superado, o se han quedado cerca. Qué tiempos aquellos en los que todo lo que no pasaba del 20% del share era retirado o cancelado. Si a día de hoy eso siguiera así, nos habríamos ahorrado más de un bodrio.

Sin contar con el fútbol o las predicciones del pulpo Paul, esta temporada se han dado casos, ya excepcionales, que han podido con la barrera psicólogica en horario de máxima audiencia, convirtiéndose en éxitos memorables al instante. Son los programas de referencia que hacen que las cadenas orienten sus programaciones a buscar éxitos similares y que, por tanto, marcarán la evolución de las parrillas en la próxima temporada. Viendo lo que triunfó en la temporada que acaba de terminar, creo que podemos echarnos a temblar pensando en la temporada que empezará en septiembre porque si las cadenas se guían por el conservadurismo, que es lo que parece que hacen, los próximos espacios van a ser calcos de estos.

La 1 y Telecinco se han repartido los éxitos, con una única incursión de Antena 3. En la lista están Águila Roja, Gran Hermano, Un burka por amor, La Duquesa, Cuéntame cómo pasó, La hora de José Mota, Gran Reserva, Gran Hermano, el reencuentro y El pacto. Estos son los espacios que están en la primera división de la tele nacional en estos momentos y, en consecuencia, ya hemos escuchado ecos de los programas que llegarán a rebufo de estos éxitos. La 1 es la cadena que en teoría más tranquila tiene que estar porque con renovar sus espacios de éxito tienen bastante porque al ser series no van a tener que innovar demasiado, pero el resto tienen que intentar subirse al carro.

La influencia de Águila Roja: Tanto Telecinco como Antena 3 preparan ficciones históricas que mezclan acción, amor, venganza y aventuras en contextos poco habituales en la ficción nacional. Telecinco está ya promocionando En tierra de lobos (western en el siglo XIX), y después lo intentará con Piratas (corsarios con Pilar Rubio). Si les sale bien la jugada tienen la temporada cubierta. Antena 3 lo intentará con Hispania (peninsulares contra el Imperio Romano), en una superproducción muy ambiciosa.

La influencia de las miniseries: Este formato no nos lo vamos a quitar de encima tan fácilmente. Como Antena 3 ha tenido un único éxito en este sentido (Un burka por amor), parece que para la próxima temporada se inclinan por seguir la línea de las adaptaciones literarias y preparan El tiempo entre costuras (adaptación de la novela e María Dueñas). Además, y aunque no sea para prime time, seguro que la adaptación de La reina del sur (Arturo Pérez-Reverte), también dará que hablar. En el caso de Telecinco, como no podía ser de otra manera, se trabaja en miniseries con el componente de biopic sobre la vida y milagros de algunos famosos. Podrá ser un incordio, pero es una actitud coherente.

La influencia del protagonismo joven: El pacto es la bandera pero otras miniseries y series se han hecho un hueco entre los espectadores. En este sentido, Antena 3 prepara El barco, una serie sobre un barco escuela con cuarenta alumnos que quedan atrapados en él. En este target, tanto Antena 3 como Telecinco seguirán con sus realities.

¿Qué harán Cuatro y laSexta?: Estas cadenas juegan en otra división y tienen una pugna propia que las enfrenta continuamente y ninguna de las dos ha presentado aún un plan de estrenos propiamente dicho. De Cuatro sabemos que anda trabajando en Punta escarlata, otra serie de misterio, y de laSexta aún no se sabe nada. Es de esperar en ambos casos que redunden en las series internacionales que les han funcionado y que lo intenten con alguna nueva. Más allá de esto, su prime time puede resultar poco revelador.

Después de este repaso se me queda el cuerpo frío. Se confirma la teoría de que hay que hacer que las cosas cambien para que todo siga igual. A este paso van a quemar formatos a una velocidad de vértigo pero, por otro lado, los espectadores van a ganar en criterio y los aficionados a determinados géneros van a tener donde elegir. En cualquier caso, las televisiones muestran muy poca iniciativa y una actitud poco osada ante el panorama de cambios evidentes. Antes o después tendrán que meter la quinta y adentrarse en el proceloso mundo de la innovación televisiva pero, mientras tanto, a repetir ideas, no sea que se acabe el mundo por arriesgar un poco.

5 agosto 2010 at 08:00 4 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.260.865 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: