Posts tagged ‘Aquí hay tomate’

Las gafas de Angelino

Ayer vi Las gafas de Angelino porque me producía curiosidad saber cuál iba a ser el nuevo rumbo de las sobremesas de Telecinco. Ciertamente ha habido un cambio respecto al Tomate aunque la presencia de Carmen Alcayde podía hacer pensar lo contrario. De todas formas, el programa no es para mí porque los contenidos no son de mi interés, pero creo que puede tener su público y que puede funcionar si solucionan algunos problemas.

Angelino, sobre el que se sustenta el programa, peca de inexperiencia pero se intuyeron ciertos ramalazos de naturalidad que, en el momento en el que pille el tono y la dinámica, pueden alumbrar un personaje televisivo característico y amable. Me recuerda el perfil, eso sí, al Fidel de Aída. La silla que les han puesto (un diván de doble asiento que no sé qué nombre técnico tiene), favorece claramente a Carmen Alcayde, que está de frente luciendo encantos. El programa es en directo así que es difícil tapar los fallos de ritmo pero también es un valor que decidan hacer un directo con alguien con nula experiencia televisiva.

Los contenidos están sacados, en su mayor parte, de la prensa, con especial interés por la noticias más friquis. Es como un zapping de noticias absurdas: obleas sin gluten, terapia estética con sanguijuelas, resultados de un encuesta sobre sexualidad femenina, prohibición de la zoofilia en Holanda, decoración de lápidas de famosos. De cada noticia aportan el titular para demostrar que son verídicas y le dan la vuelta con vídeos de cámaras ocultas, bromas telefónicas y un guión con dobles sentidos. Montaron un vídeo sobre el enfrentamiento entre Rajoy y Losantos y en este caso tiraron también de YouTube. Los vídeos de producción propia no están mal aunque, como decía arriba, estos contenidos no me enganchan.

Se completa el tema con bromas con cámaras ocultas. Hicieron una de gente corriendo que ya había visto en YouTube. Por cosas como ésta, el programa no es para mí. La audiencia clara de un espacio de estas características es gente que no le da al play en Internet.

También hubo ración de autobombo hablando de contenidos de la cadena aunque esto en Telecinco es casi obligatorio. De hecho, hasta los informativos entran en este juego. En este caso, redundaron en el tema de la “fidelidad sustancial” de Mario Conde, en Miriam (Lucía Lapiedra, ganadora de Supervivientes), y en Jaime Peñafiel

Lo de regalar dinero que podéis ver en el vídeo no me parece una buena idea, la verdad. Generar una aglomeración de esas características puede desembocar en algo peligroso y me parece del todo innecesario. Si a este riesgo se le añaden los comentarios de Carmen Alcayde, diciendo que esperaba que no hubiese ningún percance y que está bien regalar dinero en tiempos de crisis, pues el despropósito es total. Dicen que la semana que viene volverán a hacerlo. Esperemos que se lo piensen mejor.

En conjunto, el programa es apropiado para una audiencia que no sigue los medios de comunicación de forma masiva y fluida. No creo que esté pensado para gente más joven y no creo que quieran competir con Sé lo que hicisteis…,. Más bien parece una opción complementaria. El toque naïf aportado por los chavales aún está por descubrir, creo yo, y a todos les falta mejorar en la interpretación y coger el pulso del directo. Debería de tener más chispa porque se supone que es un espacio de humor pero para eso creo yo que habrá que darles más tiempo.

1 abril 2008 at 09:33 29 comentarios

Dos años seguidos de liderato de Telecinco

He estado a punto de titular la entrada así: “Dos años seguidos de liderato sensacionalista”, pero me parece que es injusto para una serie de programas que están funcionando muy bien en Telecinco y que no entran dentro de la etiqueta.

Al liderato de Telecinco le pasa lo que le ocurre a la mayoría de los éxitos. Siempre se especula sobre cuándo caerá del pedestal. Cuando terminó la temporada de Fórmula 1 se dijo que su preponderancia había llegado a su fin. Vaticinio erróneo. Ahora Aída le da a la cadena una media de seis millones de espectadores por capítulo, unas cifras de otro tiempo. Algunos pensarán que cuando termine la temporada el liderato de Telecinco desaparecerá. El cierre del Tomate tampoco ha supuesto la pérdida de la ventaja sobre el resto de cadenas. Qué tiene que pasar, se preguntarán muchos, para que la cadena deje de ser la primera.

Desde mi punto de vista, hay que dejar de esperar que Telecinco falle. Me da la sensación de que un nutrido grupo de buitres acecha a un caminante en el desierto. Cuando caiga al suelo, le comerán las entrañas. Es esa actitud de espera del resto de cadenas lo que no me gusta. Si alguien quiere ser la cadena más vista, que haga televisión, en lugar de esperar a que Telecinco deje de hacerla.

Bien es cierto que Telecinco no es mi cadena favorita pero comprendo que hay un buen número de espectadores que valora su coherencia. No cabe la duda cuando entramos en Telecinco: sabemos qué vamos a ver y en qué tono nos lo van a contar. Si alguien quiere entretenerse pondrá Telecinco. ¿Pueden decir lo mismo el resto de cadenas? Telecinco incluso ha tomado medidas muy impopulares que no han afectado a su fortaleza porque esas medidas han ahondado en su coherencia. Por ejemplo: cargarse programas como El informal, en su momento, o Caiga quien caiga después, no han hecho sino reforzar la imagen de la cadena. Todos conocemos el proyecto de Telecinco pero, ¿cuál es el proyecto de Antena 3?, ¿y el de Cuatro?

En cualquier caso, la mejor manera de afrontar estas cifras en poniendo en duda, otra vez, las mediciones. Sofres y sus escasos audímetros. Más allá de que la muestra sea poco representativa, no tiene en cuenta la fragmentación de las audiencias ni las nuevas formas de ver televisión. Quizá las cadenas deberían de plantearse la posibilidad de introducir cambios en las medidiones pero ya dice la sabiduría popular que no hay que morder la mano que da de comer y gracias a Sofres se reparte la publicidad en las cadenas.

2 marzo 2008 at 09:23 22 comentarios

A3 bandas agoniza

Parece ser que Cantizano deja definitivamente el programa para centrarse en ¿Dónde estás corazón? y en Tres deseos. El sustituto, el gran Ximo Rovira, un experto en cargarse programas. También se rumorea que habrá cambios en la dirección del programa. Como no haya una renovación, A3 Bandas va directo al matadero.

Pensaron en Antena 3 que la desaparición del Tomate les convertía en herederos naturales de la audiencia huérfana y ampliaron el horario. Se equivocaron y tuvieron que rectificar y volver al horario antiguo. Con la desaparición de Channel nº4 la cosa parece que no les va mejor. ¿Será el fin de los programas de tarde? Tampoco es cuestión de ser tan optimistas, Está pasando goza de muy buena salud y España Directo también.

El verdadero problema parece estar en la franja de la sobremesa, en la que los que se llevan el premio gordo son Fama y las telenovelas de La 1, que a la chita callando superan el 20% del share. Estábamos todos centradísimos en especular sobre los programas de actualidad y hemos dejado pasar el interesante dato de Amar en tiempos revueltos y Marina, dos culebrones a la antigua usanza que dominan la tarde con holgura.

Hay que ver, con lo defenestradas que estuvieron las telenovelas en otras épocas y el poco caso que se le hacen ahora, a pesar de los datos. En el fondo, también en televisión, todo es cuestión de modas. Cierto es que queda lejos el fenómeno social de Cristal y que parece que el único culebrón que hay ahora es Yo soy Bea, pero los datos hablan de otras ficciones que mantienen altos niveles de audiencia y a las que no se le da ninguna importancia. Cuestión de marketing. Es conocido por todos que La 1 tiene serias dificultades para venderse.

En cualquier caso, será cosa de ver cómo afronta A3 Bandas la nueva época. La solución fácil sería ir un paso más allá pero la audiencia no permite según qué cosas a según quiénes. Es decir, que hay cosas que sólo podía hacerlas el Tomate. Cantizano es un imán para la audiencia único y eso va a ser muy difícil de sustituir. La pareja Rovira-Patiño tiene un regustillo friqui total. Mariñas no es nadie sin Cantizano. Habrá que ver si son capaces de renacer de sus cenizas.

27 febrero 2008 at 08:44 15 comentarios

Los TP de Oro

No vi la Gala, lo reconozco, opté por La 1, pero me apetecía comentar algo de estos premios, que este año han estado muy repartidos. Para empezar, Ángel Martín es el “Mejor Presentador de Programa de Entretenimiento” y le ha ganado la partida a Patricia Conde así que seguro que hoy montan un show al respecto en Sé lo que hicisteis…, aprovechando que el programa también se ha llevado el premio.

Son las cadenas las que presentan sus programas a las candidaturas. De hecho, Telecinco no presentó este año Aquí hay tomate, cosa que hizo sospechar que la cosa no iba demasiado bien. Las votaciones se han realizado por Internet, a través de la web, lejos quedan los tiempos en los que tenías que rellenar un cupón que venía en la revista, enviarlo por correo y, además de votar, participabas en el sorteo de algún premio que no recuerdo.

  • Me sorprende mucho que La Noria se haya colado en la categoría de “Mejor Programa de Actualidad y Reportajes”, es de risa.
  • Me sorprende que haya ganado el premio a la “Mejor Serie Nacional” El internado, un drama que combina misterio y juventud y que contaba entre el público con un buen número de fans. Las comedias que tanto éxito suelen tener en España no han tenido su huecoen los premios de este año. Sólo Aída mantiene su lucha.
  • Me sorprende que el Tikitaka de La Sexta le haya ganado la partida a las retransmisiones de la Fórmula 1 de Telecinco, sobre todo pensando en la escasa antenización de La Sexta.
  • Me sorprende que La 2 cuele en la categoría de “Mejor Serie Extranjera” a Mujeres desesperadas y a Perdidos, sobre todo porque les han dado un trato espantoso y tenerlas las tienen, claro, pero no les han sacado el partido que las series merecen.

Las categorías son escasas para los tiempos que corren, sin presencia de cadenas temáticas, de TDT ni de autonómicas. Además, yo dividiría alguna categoría e incluiría premios diferentes para las comedias y los dramas. Falta también un reconocimiento a los actores secundarios. Ausencia total de premios técnicos, de mención a los late nigths, de tv-movies, de guionistas…,. En fin, que estos premios son un escaparate publicitario único para las cadenas y si bien es cierto que el voto por Internet da el tono de aclamación popular y de fingida democracia, en el fondo esta entrega de premios sirve para difundir los productos que las cadenas están interesados en vender.

Podéis ver el listado completo de los premiados aquí.

14 febrero 2008 at 09:54 21 comentarios

El apagón del Tomate

tomate-apagon.jpg

De todas las informaciones derivadas de la cancelación de Aquí hay tomate, incluida la de la esquela, me ha llamado la atención ésta que publican hoy en El Periódico, en la que se afirma que 47.000 televisores se apagaron en protesta por la despedida del programa.

Extraen su conclusión de una comparativa de datos del viernes anterior y este último. El 25 de enero se apagaron 22.000 televisores y 57.000 cambiaron de canal. El 1 de febrero, 39.000 cambiaron de canal y 47.000 se apagaron. Como resulta que había por ahí una campaña que propugnaba el apagón como forma de protesta, el silogismo está servido. Los 47.000 se apagaron en seguimiento a la protesta.

Los audímetros está que echan humo. Nunca se le había sacado tanto provecho a los poco más de tres mil aparatos de medición de audiencia que funcionan en todo el territorio. Si no hay noticia, una lectura de audímetros (tan vilipendiados en otros tiempos), nos llena media página. Y es que hablar del Tomate parece que se ha convertido en un requisito.

Sería interesante un seguimiento de medios que cubren la noticia, de una manera u otra. Anoche en La Noria mostraron unas cuantas portadas de diarios de tirada nacional que cubrían la noticia. En la radio, espacios más o menos sesudos han sacado punta al tema. El debate está servido y los ingresos que genere el debate van para las arcas de las cadenas, emisoras o diarios que ofrezcan una información más original del tema.

Mientras en Telecinco prometen Tomate en Internet (el que tuvo, retuvo), en todos los debates de postín del resto de cadenas le dedican minutos a la Telebasura. En fin, todos revolcándose en la porquería para apuntar un buen dato con un tema que, para mí, no admite tratamiento.

Casi sufro un cortocircuito al ver cómo Jordi González encaraba el debate con toda la dignidad que le cabía en el cuerpo y hablaba de Telebasura (en su acepción más extendida), él que hace un programa exento de toda crítica, que se dedica a pelotear a famosos y que permite decir tacos porque no están en horario infantil. Y como él, otros tantos. Jordi Gónzález hizo propósito de enmienda. Miedo me da.

Pero los debates venden, y los de este tema más que ningún otro en estos momentos. Aún hay gente que necesita que le confirmen que ver lo que ve está bien. Son las mismas personas que son incapaces de analizar con sentido crítico el espectáculo que tienen a golpe de mando a distancia. Desde mi punto de vista, el problema no es tanto lo que se emite, sino cómo se ve, pero el sentido crítico y la capacidad de análisis no se inculcan mediante la televisión (o la radio, o la prensa escrita), así que me parece que todo este movimiento lo único que consigue es que todos nos afiancemos en nuestra posición personal. Un debate estéril donde los haya. Para relajar el ambiente yo prefiero que discutamos sobre el sexo de los ángeles. Total, el resultado va a ser más o menos el mismo.

En La tele que me parió: La cancelación de Aquí hay tomate 

3 febrero 2008 at 09:56 19 comentarios

La cancelación de Aquí hay tomate

Ayer, cuando los de Sé lo que hicisteis… colgaron el pantallazo de Ver Tele con la noticia de la cancelación de Aquí hay tomate, empezaron las saturaciones: se saturó Ver Tele, se saturó la web de Telecinco, se saturó el panorama de noticias. La noticia en la web de Telecinco, pese a los problemas del servidor, alcanzó ayer en sólo cuatro horas 37.900 visitas.

La decisión ha sido unilateral, impuesta por la cadena, y parece que al equipo le ha pillado por sorpresa. No sé si a este tipo de estrategias habría que llamarles ya “telecincadas” porque esta temporada se están cubriendo de gloria (recordemos las desapariciones de MIR o Allá tú). No parece un a política de empresa demasiado recomendable.

Yo he sido seguidora del Tomate durante bastante tiempo, aunque últimamente para mí había perdido interés y gracia. Las últimas temporadas ya no seguí el programa porque, a pesar de divertirme determinadas cosas, ciertos vídeos me apartaron del programa. Sobre todo, aquel del hermano mayor de Isabel Pantoja, al que pillaron borracho por la calle. La información del corazón que sólo recibía a través de este espacio empezó a llegarme gracias a Sé lo que hicisteis…, así que terminé prescindiendo de sus servicios.

El Tomate ha marcado una época, de eso no hay duda, y el revuelo que ha generado la noticia de la cancelación lo pone de manifiesto. Quizá es hora de que aparezca un nuevo programa que, heredando las virtudes de éste, como el sentido del humor y la cuidada producción, alumbre una nueva forma de tratar la información. Han sido azote de famosos y eso es algo que nadie podrá quitarles, de igual manera que Sé lo que hicisteis… es azote de profesionales.

Sus más de mil programas han sido escuela de tele para un buen número de trabajadores del medio que ahora tendrán que buscarse las castañas en otro sitio así, de golpe y porrazo (mi solidaridad para ellos), pero que gracias a la experiencia adquirida en el programa estarán en disposición de enseñarnos cosas nuevas. Porque estas cosas son así, que a nadie se le olvide que Juan Andrés García Ropero, el director de Sé lo que hicisteis…, dirigió en los noventa el ¡Qué me dices!.

Me llama la atención que se hable de Telebasura en casos como éste porque no entiendo bien las acotaciones del término. ¿Es por los contenidos, que comparte con Corazón, corazón o con decenas de programas de tarde? ¿Es por el sentido del humor, que comparte con la competencia? En cualquier caso, quiero destacar el hecho de que la cancelación del programa no obedece a un supuesto criterio de calidad de la cadena, sino sólo a motivos basados en la pérdida de audiencia. Audiencia que le ha arrebatado Fama, ¡a bailar!, que no es precisamente un programa cultural. Y el espacio será sustituido por los resúmenes de Supervivientes, Yo soy Bea y Está pasando, programas que tampoco responden al estereotipo de “programas de calidad”, signifique eso lo que signifique. En cualquier caso, me preguntó cómo van a afrontar los de Sé lo que hicisteis… esta nueva etapa porque se quedan sin una parte importante de sus contenidos.

30 enero 2008 at 08:43 45 comentarios

Entradas antiguas Entradas recientes


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.279.195 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: