Posts tagged ‘Ángeles González Sinde’

La televisión es cultura

Ayer Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura, anunció en Los desayunos de TVE, que va a instaurarse un Premio Nacional de Televisión que reconozca la labor del medio en la difusión de la cultura y sus potenciales posibilidades creativas. Y poco más se sabe al respecto porque a pesar de que he estado un buen rato navegando por la web del Ministerio no he encontrado información respecto a esta iniciativa, sólo esta descripción general de qué son los Premios Nacionales:

Galardón de carácter internacional que premia la totalidad de la obra de un creador en el ámbito de las artes plásticas en cualesquiera de sus manifestaciones. Recompensa la aportación sobresaliente del autor a la cultura hispánica.

De lo anterior se deduce que el Premio Nacional de Televisión premiará a alguien del gremio que haya hecho sus aportaciones a la cultura nacional, y como cultura tenemos en el RAE dos acepciones pertinentes, aunque yo creo que se refieren sólo a la que cito ahora:

2. f. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.

¿Tanto rollo para qué? Pues para terminar diciendo que este Premio me parece un arma de doble filo. En la parte positiva: la legitimización de la televisión como medio de cultura que yo creo y defiendo. Es una manera de alejar al medio de ese calificativo de caja tonta que desprestigia el trabajo que se hace y a sus profesionales. En la parte negativa: que sea un premio demasiado institucional que se aleje de lo que se está haciendo ahora para premiar trayectorias enteras (hombres y mujeres mayores). Entendedme, lo que no me gustaría es que la edad se convirtiese en requisito para aspirar al galardón.

Entiendo que hay mucha gente que se merece este Premio pero creo que debería cumplir la doble función de prestigiar al medio y reconocer al profesional, y eso no se consigue, desde mi punto de vista, premiando lo evidente por el contenido de una trayectoria. Me mojo: yo le daría el Premio a Muchachada Nuí / La hora chanante. Hala, ya lo he dicho. ¿A quién se lo dariáis vosotros?

1 julio 2009 at 09:21 10 comentarios

La Gala de los Goya

Aún no me puedo creer que vaya a afirmar esto: la Gala me gustó. Tenía mis dudas y era escéptica al respecto pero en líneas generales se me hizo bastante llevadera. Y me alegro de que hayan conseguido hacer una Gala decente, ya era hora.

Corbacho estuvo mesurado, aunque hizo algún que otro comentario pasado de rosca, pero su histrionismo estuvo frenado todo el rato. Me pareció que estaba natural y su mala leche me hizo gracia (soy de las de Corbacho sí, qué le voy a hacer). La cara de Carlos Larrañaga era un poema cuando, al no ganar el premio al que estaba nominado, Corbacho le dijo que dos buenas noticias en una misma semana eran demasiadas, que tenía bastante con el fin del Tomate.

El guión supo combinar el humor en diferentes niveles, haciendo bromas sobre el cine en general, los temas que más preocupan a la industria y la televisión, los tres pilares sobre los que se apoya la Gala. Los cortes de Woody Allen propugnándose como director español y pidiendo votos para su película porque ha rodado en España pusieron de relevancia la absurdez de que, según la Ley del Cine, sólo es cine español el cine dirigido por españoles (independientemente de la producción). Los falsos doblajes de las películas nominadas a Mejor Película fueron divertidos e introdujeron un punto de vista de preocupación social (El Orfanato, por ejemplo, se tradujo como los problemas de una pareja para encontrar vivienda). Hubieron reiteradas menciones a la televisión. Y las parodias de las propias Galas anteriores se consumaron en la protesta contra el Euribor, que recordó aquella Gala del No a la Guerra, y en la imitación de Ángeles González Sinde que hizo Corbacho, que superó a la original.

En el lado negativo, el retardo en la emisión que permitió cortar determinados agradecimientos para agilizar la emisión pero, sobre todo, fue la excusa perfecta para introducir cortes de publicidad muy medidos (diez minutos de anuncios cada media hora). La Gala empezó a las diez y terminó sobre la una, con lo que una hora de la emisión se fue en publicidad. En realidad, la Gala terminó sobre las doce de la noche y a esa hora ya estaban en Internet los resultados.

El discurso de la Presidenta de la Academia, Ángeles González Sinde, volvió a ser una metáfora larguísima y, por ello, incomprensible, y fue leído con empeño y buena voluntad, pero resultó fallido porque es imposible pillarle el rollo a esta mujer, poniendo símiles que se hilvanan párrafo a párrafo y con un exceso de literatura atroz para un discurso. Para arengas, las de Mercedes Sampietro.

El Goya de Honor a Alfredo Landa fue un poco triste porque al pobre le superó la emoción y no consiguió articular frases inteligibles (literalmente). Al final tuvo que salir José Sacristán a llevárselo y yo creo que a Landa se le ha quedado un espinita clavada con el asunto. Señor Landa, no se preocupe, a cualquiera nos hubiera podido ocurrir lo mismo.

En resumen, que la Gala mantuvo la emoción en los momentos clave, tuvo un ritmo aceptable y Corbacho la condujo con naturalidad. Hasta los “entregadores” estuvieron bien, incluidos los que aceptaron hacer numerito, como la partida de póquer para ver quién entregaba el Goya al director revelación. Entre los premiados no puedo dejar de mencionar a mi adorado Alberto San Juan, que fue honrado y sacó su lista de agradecimientos que incluía un brindis por la disolución de la Conferencia Episcopal.

Quizá la anécdota de la noche fue la recurrente confusión entre Bayona (director de El Orfanato), y su acompañante. Si veis el vídeo, cuando se habla de la peli y les enfocan, enfocan al tío equivocado y el pobre gesticula diciendo que Bayona es el otro. Pues llegado el momento de la entrega del Goya al Director Revelación, en el cuadradito aparecía el acompañante. ¿Cuál diréis que fue la solución? Bayona dio un salto y se cambió el sitio con el compañero para salir en el cuadro. Cero para la realización, hombre.

4 febrero 2008 at 09:07 25 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.273.821 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: