Posts tagged ‘Ally McBeal’

Música de series: abogados

Las series de abogados han sido un continuo en mi vida de espectadora televisiva. Siempre me han gustado, a veces creo que más que las de médicos (están ahí, ahí), y su banda sonora siempre ha ido ligada de alguna manera a mis acontecimientos vitales. Como en las series nada es casual, a través de sus créditos podemos llegar a saber muchas cosas de la serie en sí. Aquí os dejo una selección de temas con los motivos que me han llevado a escogerlos. He intentado ser variada pero, claro, he tenido que hacer una criba importante.

Perry Mason (1957 – 1966). El tema es Park Avenue Beat, de Fred Steiner, y es uno de lo más reconocibles de la tele. Yo esta serie no la vi en su momento (no soy tan mayor, aún), pero la canción es mítica y esa intro, con Perry Mason sentado sólo en una sala de juicios, examinando pruebas y sonriendo, es un excelente resumen de la serie en sí, en la que éste abogado defensor de inocentes siempre terminaba encontrando al verdadero asesino.

Juzgado de guardia (1984 – 1992). Al ser de una comedia de situación estos créditos son menos narrativos pero el tema es un clásico de Jack Elliott que os puede sonar de un episodio de Padre de familia (el trece de la quinta temporada), donde Bill Clinton lo interpreta con el saxo. Ya sabéis, lo que no sale en Padre de familia, no existe.

Turno de oficio (1986 – 1987). La aportación española a la lista. He estado a punto de poner Anillos de oro, mítica, pero valorando los créditos me gustan más estos. La música es el Concierto para trompeta en Fa menor de Georg Philipp Telemann y encajaba a la perfección con el ambiente de la serie. San Antonio Mercero me perdone pero ¿no veis similitudes entre las cabeceras de Turno de oficio y Juzgado de guardia?

La ley de Los Ángeles (1986 – 1994). Éste es el componente sentimental de la lista. Esta serie y Canción triste de Hill Street las tengo vinculadas a ver la tele con mi padre, que no era muy amante del medio pero que disfrutaba mucho con ambas, cosa que a mí me hacía pensar que eran buenas. Nos sabíamos las sintonías de memoria y las cantábamos mucho.

Ally McBeal (1997 – 2002). Ésta no podía faltar de ninguna de las maneras. En esta serie la música era esencial porque servía para expresar los pensamientos y sentimientos de los personajes. En este sentido, la que hizo su agosto siendo el alter ego de Ally McBeal fue Vonda Shepard, que interpretó la gran mayoría de temas y tenía incluso apariciones en la serie, casi siempre sentada al teclado. Se puso muy de moda, demasiado diría yo. Tanto que yo siempre preferí los momentos de Barry White.

Y tenía que terminar pero me quedaban tres apuntadas y no sabía cuál elegir: ahí estaban El abogado (The practice) y Damages, pero finalmente la elegida ha sido:

The good wife (2009 – ). La secuencia de créditos dura apenas once segundos, no aparece hasta bien empezado el episodio y es capaz con unas imágenes congeladas y esos tonos de piano explicar todo el conflicto de la trama. La música, si no me equivoco, es de Chris Knox. Claro, no soy objetiva, Julianna Margulies y Josh Charles, sobre todo, me gustan mucho.

3 octubre 2010 at 10:24 7 comentarios

Lex, ser o no ser

Debe de ser complicado hacer una serie original al cien por cien, una serie en la que todo sepa a nuevo, en la que todo sea sorprendente. Yo diría que es casi imposible. Contando con esta dificultad, creo que cualquier espectador está dispuesto a asumir referencias, similitudes, paralelismos u homenajes siempre que el nuevo producto ofrezca algo diferente. No sé, un tratamiento distinto, una intención revisionista, una crítica soterrada, unas motivaciones más actuales…,.

Lo más relevante de Lex, y lo más triste desde mi punto de vista, fue que se propusieron, o eso parece, que Javier Cámara no pareciese Javier Cámara, y lo consiguieron. No digo yo que el actor tuviese que ser el Paco de 7 vidas en un despacho de abogados pero noté cómo intentaron hacerle parecer un actor “serio” y eso me parece un error. De hecho, me juego el cuello a que uno de los motivos de su contratación fue su trayectoria profesional que luego, a golpe de dirección de actores, se cargaron.

Por lo demás, un conflicto mil veces repetido, unos personajes de sobra conocidos, una trama exagerada…,. Parece que intentaron hacer un éxito sumando los éxitos de los demás y el resultado final fue una exageración constante carente de todo equilibrio. No me pongo a enumerar similitudes porque de sobra sabéis a qué me refiero, sólo diré que la hermana es como el personaje de la hija de Shark, House sólo hay uno y Ally McBeal afrontaba claramente el asunto de la mujer florero. ¿Y qué me decís del joven abogado? Él supo ver la bondad del que va a ser su nuevo jefe, ya ha conseguido algo más que yo. ¿Y lo de “Lex”? Casualmente son las siglas de los apellidos de los titulares del despacho de abogados y coinciden con la palabra latina que significa ley. ¿Era necesario?

Por cierto, la batalla de anoche la ganaron Los Serrano, en segundo lugar quedó Amar en tiempos revueltos y Lex se llevó la tercera plaza. En cualquier caso, y como si de unas elecciones se tratara, las tres opciones superaron los tres millones de espectadores. Hay gente para todo.

6 junio 2008 at 09:21 16 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.260.849 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: