‘Los pilares de la tierra’, ni sí ni no

15 septiembre 2010 at 08:46 16 comentarios

Antes que nada, mi enhorabuena a Cuatro por la gestión que hicieron de la publicidad en la emisión de Los pilares de la tierra. Apenas algún que otro parón intercalado (bien intercalado), y una pausa más larga, de unos diez minutos, antes de las doce de la noche. Estaba claro que esto no iba a ser como ver una serie en La 1 pero podría haber sido mucho peor (a los antecedentes me remito).

También quiero decir que no he leído la novela de Ken Follett (sí, soy de esas), así que mis reflexiones van a ser únicamente televisivas pero sois libres en los comentarios de dejar vuestras apreciaciones comparando el libro con la serie, si gustáis. Tuve en la universidad una asignatura de literatura comparada y me gustaba, pena que de los libros que yo he leído no se hagan series muy a menudo. Eso sí, no me pidáis que me ponga ahora con el tocho, que tengo muchos libros en cola.

Respecto a la serie en sí o, mejor dicho, respecto a los episodios de ayer (emitieron dos y la serie se compone de ocho), tengo que decir una cosa buena y otra mala. La buena: la excelente presentación de personajes y el ritmo narrativo sostenido. La mala: la falta de intensidad total, para mi gusto, que se traslucía en una frialdad excesiva. Quizá es que la abundancia de tópicos (amor, ambición, venganza, poder…), dificulta darle un tono general a la producción pero me acuerdo de clásicos como El nombre de la rosa (novela leída y película vista), y me parece que no hay color.

Los pilares de la tierra es exigente con el espectador, aunque no demasiado. Los espacios son demasiado sobrios y no llegan a convertirse en un personaje más. Los actores están bien pero sus papeles son muy estereotipados, demasiado planos para mi gusto. La historia es interesante, claro, pero nada que no se haya contado en otras ocasiones y, pese a ser una narración histórica, se queda en detalles muy superficiales. Estuve entretenida, sí, pero no me han quedado las ganas de saber más, como sí me pasa con Los Tudor, por ejemplo. El tema de la religión (la contraposición entre la fe y la Iglesia como institución), creo que podría dar más de sí, ser más apasionado.

En fin, que esta sensación destemplada es lo que me ha quedado de anoche. Eso y que los hijos de Tom, el albañil, son repelentes cada uno en su estilo: la niña porque parece una “happy flower” y el chaval porque odia sin remedio. Lo que decía, no hay términos medios.

Y por cierto, que anoche hice doblete en Cuatro, algo que no hacía desde tiempos inmemoriales, y también vi a Fernando Alonso en El hormiguero. ¿Me lo parece a mí o Pablo Motos estuvo comedido? Soy “talifan” de Alonso así que a ver qué decís. Anoche estuvo genial.

Anuncios

Entry filed under: Cuatro, Ficción internacional, Serie, Televisión. Tags: .

‘Las chicas de oro’ no son para mí Antena 3 roza la vergüenza

16 comentarios Add your own

  • 1. Oscar  |  15 septiembre 2010 en 08:57

    Partiendo de que nunca nunca una serie o película alcanzara la emoción de un libro puedo decir que:

    1. He leído el libro dos veces.
    2. Muchos de los personajes son representados por actores que son idénticos a como los imaginaba.
    3.La serie va muy muy rápido, pero es normal solo ayer fueron 400 paginas.
    4. La serie se queda con lo esencial de la historia, pero la sigue casi al pie de la letra, incluso poniendo en palabras de los actores algunas frases de los diálogos del libro.
    5. Me ha gustado el vestuario, los escenarios, la ambientación la luz, la música.
    6. Una persona que no haya leído el libro no puede apreciar el esfuerzo que han hecho los productores, para llevar a la televisión una historia tan rica, llena de matices, de historias secundarias, personajes y secretos.
    7. Cuatro se a comportado muy bien con el tema de los anuncios.
    8. En general me a gustado y aplaudo a todos, desde el director y productores, pasando por los actores hasta el tio/a que ponga los focos.

    Responder
  • 2. noeslomismo  |  15 septiembre 2010 en 09:10

    Mi titular es: Nadie se acuerda de El Marco por culpa de Los pilares de oro

    Pedaaaazo de dato de aduciencia (Chiquiteando) que se apunta Cuatro, un 31,1 como una catedral de grande.

    Luego comentaré lo de Alonso y el feo que le hizo a Buenafuente, pero aquí no, mejor en mi blog que no quiero abusar

    un saludo¡¡

    Responder
  • 3. carla  |  15 septiembre 2010 en 12:13

    Hola Ruth

    Todavía no he visto la serie. Ayer la grabamos y espero verla esta semana antes de que emitan más capítulos y se me acumulen.

    Sí he leido el libro y he de decir que me gustó mucho, así que espero que hayan hecho una buena adaptación porque cuando un libro te gusta es fácil que te decepcione su versión cinematográfica o televisiva.

    Comentaré cuando la haya visto ¡ya tengo ganas!

    Responder
  • 4. srnocivo  |  15 septiembre 2010 en 12:28

    A mi se me olvido que emitian tanto El Marcos como “Los pilares de la tierra”, así que no vi nada T_T

    Responder
  • 5. David I  |  15 septiembre 2010 en 12:44

    Me gustó tan poquito “La Catedral del Mar”, que se me quitaron las ganas de leer al tipo del que se copió, un tal Ken Follet.

    También es verdad de que ni me enteré de que la hacían.

    Responder
  • 6. pez  |  15 septiembre 2010 en 13:59

    Que manía tienen los de cuatro con emitir dos episodios juntos, vaya manera mas absurda de que la gente se pierda parte de la trama y termine dejándolo porque a la mañana siguiente tiene que madrugar y no se puede quedar viéndola.

    Responder
  • 7. mairim  |  15 septiembre 2010 en 14:50

    He leído el libro y me gustó mucho y lo que vi ayer también me gustó. Sé que ahora no tienes tiempo, pero el día que leas los maravillosos Pilares… verás lo difícil que es adaptar un libro así y aún con todo, el resultado es bastante bueno. Lo de los actores me ha sorprendido muchísimo, cuando vi a Tom Builder dije “es igual a como lo imaginaba!”, y veo que no soy la única.

    Responder
  • 8. fon_lost  |  15 septiembre 2010 en 15:19

    Para empezar hay que admitir que Alonso estuvo mejor de lo que me esperaba. Aunque no se le hicieron tantas gracias/bromas como a otros invitados.

    En cuanto a Los Pilares…. leí la novela en Agosto (en un plis, que engancha que no veas) y la verdad es que me gustó mucho la adaptación (libre, porque se cambian muchas cosas). De todos modos, es un placeraco disfrutar de Sarah Parish (la mala malísima), aunque es una pena no escuchar su maravilloso british accent.

    Responder
  • 9. TELEpatético  |  15 septiembre 2010 en 18:42

    Yo me quedé con El marco porque las superproducciones me dan cosica. Y eso que A3 no me lo puso nada fácil, corte publicitario larguísimo nada más empezar y hora y media de paja antes de explicarnos cómo iba el concurso y presentarnos a los concursantes. Pero al final he podido cumplir mi objetivo, verlo y escribir una crítica del asunto en el blog. Eso sí, parecía que fueran la propia A3 la que quería que triunfara la serie de Cuatro.

    Responder
  • 10. Doctora  |  15 septiembre 2010 en 20:49

    Yo lo puse un momento cuando salía Alonso y es verdad lo que dicen,¡no tiene cuello!.

    Responder
  • 11. Kotinussa  |  15 septiembre 2010 en 20:57

    Yo no vi la serie pero leí la novela en su momento. Adolece, como es normal, de bastantes fallos históricos. Pero destacaría uno a la hora de perfilar los personajes, que es la tendencia de los autores de novela histórica a dotar a sus personajes de una mentalidad casi idéntica a la actual. Ni una mujer en el siglo XII, XIII o XIV (por decir cualquiera) puede pensar, actuar o tener reacciones como una mujer de finales del XX. Ni una aristócrata ni una campesina. Ni una que en su época resultara moderna ni una que resultara tradicional. Las “progresistas” de la época y los personajes más singulares hoy nos darían risa. Nos resulta prácticamente imposible ponernos en la mentalidad de la gente de la Edad Media. No los comprenderíamos

    Prácticamente todos los autores caen en transferir estereotipos actuales a personajes del pasado.

    Responder
  • 12. Carla  |  16 septiembre 2010 en 09:01

    Hola de nuevo,

    Anoche vi lo que grabamos ¡por fin!

    Diré que me gustó mucho. Estoy bastante de acuerdo con lo que dice Óscar, aunque yo no he leido el libro dos veces.

    Me gustaron los personajes, la adaptación que hacen de la historia, el vestuario, la ambientación… todo en general.

    Es de agradecer ver escenarios de castillos y exteriores en los que no estás pendiente todo el rato del “cartón-piedra” de las paredes en vez de estar por la trama.

    Que aprendan las series españolas. Sí, esto va por Águila Roja (entre otras)
    Recuerdo que la promocionaron como que habían gastado una pasta en decorados. Y cuando ves la serie te das cuenta, porque lo que más se nota es que son decorados.
    Seguro que en los castillos, abadías, priorato y demás de Los Pilares había mucho de decorado, pero lo bueno es que no se notaba. Ahí está la gracia.

    Por lo quedarme sólo con Águila Roja, estoy pensando en “El Internado” y sus paredes de piedra y la chimenea ¡¡¡arggg!!

    Volviendo a los pilares, seguro que hubo algunos cambios respecto al libro (lo leí hace mucho y se me escapan muchos detalles) pero los personajes estaban muy acertados y me pareció una buena adaptación. Me he quedado con ganas de ver el siguiente.

    Responder
  • 13. Ruth  |  16 septiembre 2010 en 09:37

    ÓSCAR: Totalmente respetables todas tus opiniones aunque discrepo en el punto seis. Si me atreviese a hacer un comparación entre serie y libro, sin haberlo leído, lo aceptaría, pero me he limitado a expresar mi opinión respecto a la serie así que ahí no acepto barco.

    NO ES LO MISMO: Yo no creo que le hiciera un feo y mucho menos que sea cosa de Alonso. Esta gente apenas puede decidir sus destinos, para eso están los gabinetes de prensa y demás.

    SRNOCIVO: Fail! 😉

    DAVID: Hay que estar más al tanto, hombre 🙂 .

    PEZ: Pues yo pensé que iba a terminar más tarde. Tal y como están ahora, en un mes se la quitan de encima pero, visto el éxito, igual cambian de idea y se limitan a un episodio a la semana para que dure más.

    MAIRIM: Aunque no lo haya leído sé que tiene que haber sido un trabajo enorme adaptarlo, no lo niego.

    FON_LOST: Alonso mola 😆 .

    TELEPATÉTICO: Yo es que desde que me puse en huelga he decidido que no me sacrifico más por el blog 😀 .

    DOCTORA: Pero tiene unos ojos… 🙂 .

    KOTINUSSA: Si no lo hicieran, no habría best-sellers de época 😉 .

    CARLA: Me alegro de que te haya gustado tanto.

    Responder
    • 14. Oscar  |  16 septiembre 2010 en 09:54

      El punto 6 no se refería a la opinión que dabas en el post, solo a que en general cuando no has leído (tu o cualquier otro) un libro, una serie no te pude mostrar toda la grandeza de una historia, y por tanto el espectador no puede apreciar mas allá de lo que la serie le da.

      Pero cuando lo has leído previamente y vez algo en la pantalla tu cerebro mezcla lo que estas viendo con los recuerdos, (frases, imágenes,sensaciones) que tienes de la época en que leíste el libro.

      A mi me paso con esta serie y con la trilogía del señor de los anillos (leí los libros antes de las películas) y con otras obras que han pasado del papel al cine/televisión.

      Responder
  • 15. Jordi  |  16 septiembre 2010 en 20:25

    Pues me enontraría cansado, desmotivado… qué se yo. Pero, teniendo el libro aún en la memoria (lo he leido hace muy poco y me gustó muchísimo), lo poco que vi me transmitió una frialdad pasmosa. Le daré una 2ª oportunidad, en versión original , a ver qué tal.
    PD: Aliena,en el libro y en mi imaginación,es muchísimo más guapa que la actriz.

    Responder
  • 16. Ruth  |  17 septiembre 2010 en 09:51

    ÓSCAR: Yo creo que una obra audiovisual se puede valorar independientemente de una obra literaria porque son lenguajes distintos. Otra cosa es que queramos comparar, pero entonces no estaremos haciendo ni crítica televisiva ni crítica literaria. En ese caso será literatura comparada, una rama que, como digo, me gusta, pero que no tiene cabida en la temática del blog.

    JORDI: A mí me pasó tres cuartos de lo mismo con la frialdad.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2,204,130 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: