Los terribles modelos adolescentes

27 junio 2009 at 08:22 5 comentarios

Ya estamos otra vez con que si la abuela fuma. El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid respalda un estudio en el que se refleja que los roles adolescentes marcados por el cine y la televisión son nocivos y afirma que mandará “recomendaciones” a las cadenas. En el estudio también hay palabras para las “violentas” series de animación japonesas que ven los más pequeños.

El riesgo de imitación de conductas pone en entredicho, como siempre, la madurez o la capacidad de los adolescentes y desde mi punto de vista, como hacen las series, este tipo de estudios generalizan y aplican una vara de medir grosera. Parece que suponen que en la realidad todos los adolescentes son como los de la ficción, con lo que la serie vuelve al mundo real rebotada por opiniones adultas que parecen saber muy poco de qué van la historia. ¿Culpar a la televisión de lo que ocurre en la sociedad? Eso sí que es una novedad.

Por suerte hay excepciones y mencionan dos series: Cuéntame, supongo que por su carácter familiar y no olvidemos, añado yo, que de otra época, y una cosa llamada La familia Patata que he tenido que buscar en YouTube.

Los niños de hoy en día son ñoños a más no poder. Yo me iba a dormir con Casimiro, un monstruo polvoriendo que cantaba un rock.

En fin, que cada cierto tiempo salen estudios de estos que pretenden hacer ver lo terrible que es la televisión para los jóvenes y las cosas tan malas que les enseña.  Ahora, a modo de terapia de grupo, quiero confesar que yo he visto en mi adolescencia esas series que en su momento también fueron tachadas de nocivas, como Sensación de vivir y, sobre todo, Melrose Place, que era conocida por el alto nivel de “putiferio” (eso decíamos entonces), y aquí sigo, vivita y coleando, sin traumas debidos a la tele. Pero en fin, institucionalmente queda bien sacar estudios de estos de vez en cuando, para que los adultos estén tranquilos pensando que hay alguien que vela por los contenidos que ven sus hijos, ya que ellos no lo hacen.

(Por cierto, esta entrada está programada. Mañana estoy aquí otra vez).

Anuncios

Entry filed under: Años 80, Ficción nacional, Serie, Televisión. Tags: .

Michael y Farrah, tratamientos informativos Los peligros del directo

5 comentarios Add your own

  • 1. coquik  |  27 junio 2009 en 12:57

    En cierta forma, hay determinados cargos e instituciones que deben autojustificarse su existencia, su puesto, para continuar sentaditos en el despacho.
    Esto no quiere decir que no tengan parte de razón, pero que sí la remarquen para darse importancia y demostrar la utilidad para la que fueron establecidos.

    Responder
  • 2. TELEpatético  |  27 junio 2009 en 13:18

    Pues yo también leí ayer el informe y he tenido que buscar a los señores Patata y la verdad es que me han dado mucho miedito. tanto colorín debe estimular a los niños de mala manera, como para conseguir que se duerman después. Por cierto, Casimiro era genial hoy dirían que no es políticamente correcto y que asustaría a los niños o que es un mal ejemplo por vivir con fantasmas y “maltratar” de esa manera a las arañas. Ainssss

    PD: Por cierto, esta opinión está programada. Mañana estoy yo también por aquí 🙂

    Responder
  • 3. David I  |  27 junio 2009 en 14:24

    Ya estamos tardando en crear la figura del Defensor del Defensor del menor, para poder ponerlo a caldo a gusto.

    Responder
  • 4. agentvblog  |  27 junio 2009 en 17:36

    ‘Los Patata’ son lo peor del mundo. Son una copia de los Lunnies pero muchísimo más cutres. Deberían morir.

    Estoy de acuerdo contigo en que no es para tanto, yo de chico veía Goku (‘Bola de Dragón’, aunque yo lo llamaba Goku) o Los caballeros del zodiaco, y jugaba a ser ellos en el patio del colegio, y después no he tenido traumas ni he matado a nadie ni soy una persona agresiva. Como decís, estos estudios parecen más una forma de justificar que haya alguien en un despacho que otra cosa, porque siempre hablan de lo mismo.

    Por ejemplo, ‘Física o química’, que se supone muy perniciosa para la juventud, a mí me parece que no es una mala serie, tiene sus cosillas y bastante “putiferio” (como tú dices), pero también tiene sus valores….

    Responder
  • 5. Ruth  |  28 junio 2009 en 08:59

    COQUIK: Pero se supone que defienden “al pueblo”, a todo, y está feo eso de crear alarmismo sólo sobre un sector de la sociedad.

    TELEPATÉTICO: Jaajjajjjaaa. Y atención, que Casimiro se quitaba los calcetines sin quitarse los deportivos. ¡Qué falta de higiene! 😆

    DAVID: Jajjajjajjajjaa. Es lo único que falta.

    AGENTETVBLOG: Claro, pero las cosas como aprender a madurar, el valor de la amistad, la familia no convencional y todo eso son cosas demasiado modernas que estas instituciones tan arcaicas no pueden valorar.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2,205,862 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: