Anuncios testimoniales, creerán que somos idiotas

15 marzo 2009 at 18:58 17 comentarios

¿Cuántas veces habéis visto un anuncio y habéis pensado que el que se lo crea es que es tonto de capirote? ¿Cuántas veces un anuncio se basa en la ignorancia y en el desconocimiento de algo para verder aprovechando ese vacío por parte del consumidor? Y lo peor es saber que si esos anuncios se llevan a cabo y se emiten, es porque en el fondo tienen que funcionar. Aquí os traigo algunos ejemplos de lo más casposo que he visto últimamente.

Varias cosas me remueven las entrañas en este caso. La primera de todas, el desfase de audio que a mí me hace pensar en un mal doblaje, aunque sé que en el fondo lo que pretenden es que me crea que este anuncio es americano o algo así, porque ya se sabe que todo lo que viene de aquel lado del océano es chachi piruli. Y luego la energía de la señorita, que tiene que tener mi edad más o menos, y que me pone frenética con esos gestos exagerados. Ya sé que limpiar es un rollo y una pérdida de tiempo, pero si comprando este producto me vuelvo como ella, a mí que no me esperen.

En general, los de compañías de telecomunicaciones son la bomba. No, no temáis que no voy a poner al tipo vomitando. En el de arriba, por ejemplo, hay un técnico chino que ayudará a este hombre maduro a ¡¡hacer presentaciones!! Me parto. Luego están esos otros que comentan que para apuntarse a una compañía han mirado en los foros y demás burradas por el estilo. Está claro que son anuncios que intentan venderle el producto a gente que no tiene ni idea de qué es Internet y, si me apuras, lo más cerca que han estado de un ordernador es cuando pasan por la caja del supermercado. No me gustaría estar en la piel de los técnicos que tienen que asesorar a estas personas porque estoy segura de que el servicio que ellos necesitan se llama hijo con tiempo y ganas de enseñar, y eso no hay compañía que lo facilite.

Y llegados al mundo de la salud podemos ver de todo. Yo no sé si este señor será dentista de verdad, pero ese “uy” que hace me parece de lo más falso que se ha visto en la tele en mucho tiempo. Más incluso que los concursantes de OT. Pero a lo que vamos. ¿Os habéis fijado en la edición del anuncio? Esta grabado a medias entre la cámara oculta y el talk show, y como imágenes de recurso utilizan, por ejemplo, fotos de los que se supone que serán sus hijos. Cuánta información en poco tiempo, ¿no? Los médicos dejan de parecer médicos, se les arrebata la frialdad, se les humaniza, y todo por un tubo de pasta de dientes.

En general, en los anuncios testimoniales se percibe cada vez más la relación que hay entre ellos, el público al que se quieren dirigir y el tipo de televisión que ve ese público. Si es un anuncio para señoras, el anuncio parecerá el programa de Ana Rosa; si se trata de champú para treintañeras, modelo al canto; si hablamos de Internet para profanos, usaran los mitos que hay sobre la red. Muchas veces me pregunto cuánta gente picará el anzuelo porque de una cosa no hay duda, seguimos comprando y la publicidad es una industria que funciona. No me gusta que me traten de idiota. Sin van a hacerlo, por lo menos que intenten que no me dé cuenta.

Anuncios

Entry filed under: Publicidad, Televisión. Tags: .

La cabina de Brundle El programa de Berto, el día después

17 comentarios Add your own

  • 1. Alessan  |  15 marzo 2009 en 19:32

    El esnobismo en España es histórico, y los anuncios lo reflejan perfectamente. Sólo hay que ver los spots de perfume, todos en francés y con voz bajita, agggg
    En cuanto a los testimoniales, creo que todo empezó con la tía que se negaba a cambiarle el tambor de Ariel a la otra… mi madre se lo hubiera cambiado encanta…

    Responder
  • 2. Javi Boix  |  15 marzo 2009 en 19:57

    Yo lo de los testimoniales jamás lo he entendido, a lo mejor en la España de los 60… pero tampoco, creo que el consumidor es lo suficientemente intelegente como para darse cuenta, pero como bien dices, si lo siguen haciendo será por algo.

    El anuncio de Zas no sólo me pone enfermo, sino que me indigna!!! cómo han podido hacer ese destrozo con “Viva la vida” de Coldplay!!!!

    Responder
  • 3. shysh  |  15 marzo 2009 en 20:02

    Muy buen análisis. Yo llevo tiempo pensando en escribir algo sobre la suciedad de los baños, cocinas y suelos de los anuncios de limpiadores, en especial de GiliBang. Pero se podrá ser así de guarro? Quién puede aguantar un váter con esa costra? Quien se ducharía en esa bañera que parece un criadero de champiñines negros? Y encima creo que lo que hacen en ellos es denunciable porque dudo que los productos limpien así de bien y así de rapido. Un abrazo

    Responder
    • 4. shalazar  |  18 marzo 2009 en 10:57

      ¿Os habeis dado cuenta que en esos anuncios del giliBang siempre dicen ke lo usan a diario?

      Luego pasan a demostrartelo en su casa y la mierda que te encuentras no es precisamente la de ayer.

      ¿Será que lo usan a diario en la casa de la vecina?

      Responder
      • 5. Ruth  |  19 marzo 2009 en 00:16

        Yo creo que lo que pasa es que se lo beben 😆 .

        Responder
  • 6. Ruth  |  15 marzo 2009 en 20:27

    ALESSAN: Qué gran parodia hicieron Martes y Trece de aquel anuncio, qué grande.

    JAVI BOIX: Es un misterio misterioso, pero ahí están. Cutres a morir y brotando como setas.

    SHYSH: ¡¡Es verdad!! Lo tienen todo hecho un asco esas mujeres de su casa. Bonita contradicción.

    Responder
  • 7. carabiru  |  15 marzo 2009 en 20:40

    Estoy con Shysh!!

    A mí el que más me indigna es el de Disiclín, del año catapún, con esa actriz que parece la doble de la Pantoja! y la cancioncilla, los efectos… es que me pone mala!

    Bueno, y el del tío que vomita con la factura de internet… yo creo que todos los que intervinieron iban hasta el culo de porros, y cuando se dieron cuenta, ya le habían dado el visto bueno y estaba en pantalla.

    Responder
  • 8. gromland  |  15 marzo 2009 en 20:47

    Hoy he visto uno sobre la sequedad vaginal.

    No entiendo nada…

    Responder
  • 9. Paco  |  16 marzo 2009 en 00:03

    Ya van saliendo hombres en los anuncios de detergentes para no cabrear a las feministas.
    Por cierto el anuncio de la vomitona es asqueroso pero siempre lo ponen a la hora de comer o por lo menos cuando lo hago yo.
    😉

    Responder
  • 11. Ruth  |  16 marzo 2009 en 09:00

    CARABIRU: Pues los del vómito atacan de nuevo. Ahora son una tías en una despedida de soltera que hacen mofa del pene enano (como la factura), del striper. Casi nada.

    GROMLAND: Los de la sequedad son jeroglíficos puros y duros.

    PACO: Lo de las feministas no tiene nombre. Hay uno del mayordomo buenorro de Tenn en el que las señoritas comentan lo bueno que está. Si fuese a la inversa se habría montado la de Dios.

    Responder
  • 12. shalazar  |  18 marzo 2009 en 10:52

    A mi me hacen mucha gracia los anuncios de cepillos de dientes en los que salen sus “cientificos” en un laboratorio como de la NASA pero con las pantallas de Minority Report.

    Responder
  • 13. Ruth  |  19 marzo 2009 en 00:17

    SHALAZAR: Esos también son buenos, sí. Cuánta fantasía en publicidad.

    Responder
  • 14. berto  |  11 junio 2009 en 00:26

    os habeis fijado en el anuncio nuevo de federopticos???el de la cancion de los village people?? vaya anuncio, parece hecho por retrasados.

    Responder
  • 15. marta  |  12 junio 2009 en 00:18

    y el de la mutua madrileña? soy soy soy… ni de coña me paso a ese seguro,que vergüenza

    Responder
  • 16. Carlos  |  12 enero 2010 en 12:41

    ¿Que pensais del anuncio de El Corte Ingles con la tipa que lleva un montón de años entrando la primera en las rebajas?

    ¿Resulta creible?

    Responder
  • 17. Ruth  |  13 enero 2010 en 09:31

    CARLOS: Yo no me lo creo y, además, la mujer me cae mal.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2,216,410 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: