Callejeros, la ley de la calle

12 enero 2008 at 09:55 20 comentarios

Hoy vengo a pedir que me hagáis crónicas de Callejeros porque yo no sé a qué palo cogerme, la verdad. Me reconozco tan identificada con las historias de barrios marginales que tratan (viví en uno durante diez años), que soy incapaz de ver los reportajes con la distancia necesaria.

Anoche estuvieron en Los Junquillos, pero como si dicen que estaban en Palma Palmilla o en El Cabanyal. Con la excusa de grabar la realidad sin intermediarios, reproducen una y otra vez los mismos estereotipos. En cada una de esas historias a mí me parece que falta contraste y la normalidad aparece siempre como excepción.

Lo que más me desconcierta es no saber qué quieren contarnos en los reportajes de este corte. Cualquiera que se pasee por un barrio de esas características podría ver lo mismo que ven ellos, con la excepción de las casas. La pobreza, la falta de empleo, los modos de vida particulares basados en la supervivencia, se repiten y saltan a la vista, pero ¿qué mensaje quieren transmitir con ellos? ¿Es responsabilidad de los ciudadanos entrevistados? ¿Es un problema social del que todos somos responsables? ¿Es una realidad paralela a la de la mayoría?

Pincharon en hueso con el tema de El Cabanyal porque detrás de toda la historia hay una plataforma de asociaciones que está luchando por salvar su barrio y que no se vieron identificados en el reportaje. ¿Pasa esto en el resto de barrios que visitan?

Demasiadas preguntas, como veis, que necesitan de vuestra iluminación. Yo no sé con qué carta quedarme.

Entry filed under: Cuatro, Documental, Televisión. Tags: , .

Cuenta atrás no puede con Tú sí que vales Oda a las buenas personas de Renault

20 comentarios Add your own

  • 1. David I  |  12 enero 2008 a las 13:12

    Pues sí hija, sí. Jalis de la Serna (qué nombre más chulo) y sus compañeros se recorren España y Portugal buscando lo más chungo para luego dar penica en los reportajes, pero, en fin, no es que traten de engañar a nadie, sino que te enseñan la realidad, pero la realidad más chunga posible.

    El mensaje que quieren transmitir es que los veas y les suba la audiencia, como quiere el Jon Sistiaga, el Gabilondo o el Jaime Cantimpalo.

    Por cierto, que el estereotipo que reproducen siempre es el del desgraciado (sobretodo en el que nos enseñaron las casas más lujosas), en todas sus vertientes posibles.

    Y después de decir todo esto, acabo dicinedo que me gusta el mucho el programa. ¿Contradicción? Yo creo que no. Nos movemos en terreno resbaladizo, así que es muy difícil sacar conclusiones.

    Por cierto, cuando veo estos programas siempre me queda la duda de si estarán “preparados” como los reportajes del National Geographic. ¿Le comprarán la botella de vino al borracho, la heroína al yonki, pagarán a algunos para salir? Yo pongo la mano en el fuego por los Callejeros, pero por nadie más.

    ¡ Ay, qué resacón que tengo ! La verdad es que no me encuentro muy “catódico” hoy, así que le daré al Quim Monzó.

    ¡ Siguenteee !

    Responder
  • 2. chicadeletras  |  12 enero 2008 a las 13:31

    Lo del Cabanyal fue de vergüenza. En clase Comunicación Audiovisual lo estuvimos analizando y la verdad es que el reportaje estaba construido de una manera que casi parecía darle la razón al gobierno para que lo echaran abajo. Fatal.

    Responder
  • 3. Tristana y yo  |  12 enero 2008 a las 14:08

    Callejeros se podría llamar “A simple vista”
    Nos muestran lo que ellos ven y quieren que veamos, creo David I, que la realidad no puede mostrarse, realidad es la vida real, no la que pasa por la interpretación de otros.
    Creo Ruth, que la realidad no puede grabarse, lo que se graba es UNA imagen de una parte de un todo inabarcable desde un reportaje de calle.
    Callejeros nos muestra ” A simple vista” fotografías en movimiento, imagenes, que no pueden abarcar más allá del enfoque de la cámara.
    Creo que lo que pretenden con el programa es mostrar que atrevidos son y que buen rollo con las personas que entrevistan. Y nada más.
    Son, como apunta David I, turistas que van de visita y se hacen la foto al lado del “OTRO” y luego la muestran a los amigos diciendo; yo estuve allí.
    No hay reflexión, solo pueden suscitar un comentario tipo: ¡Hay que ver que mal viven algunos, y parecen felices!
    O dar penica al tiempo que nos reconforta lo bien que estamos nosotros.
    Y la veracidad de encargo, ¿cobran, está a veces preparado?
    Está entrando en estos momentos por la ventana un olorcillo a chamusquina…

    Responder
  • 4. rusia  |  12 enero 2008 a las 14:25

    Hmmm… Interesante…

    Cuando veo los reportajes de Callejeros no tengo la sensación de que tengan una agenda oculta. No creo que pretendan mucho más que constatar que esa parte de nuestra sociedad también existe. Y, creedme, hay mucha gente que tiene ni idea de que existe… Me da la impresión de que, conscientemente, no tratan de ir más allá, buscando explicaciones o culpables.

    Evidentemente, se busca lo extremadamente miserable (o lo extremadamente lujoso) porque es también lo menos habitual en la sociedad. A mí me llega con claridad el mensaje de que eso es una parte seleccionada de la realidad, no toda ella.

    Lo del Cabanyal no lo entendí, (el follón, me refiero), yo vi el reportaje y entendí las reivindicaciones de la plataforma, la verdad.

    Responder
  • 5. rocky  |  12 enero 2008 a las 16:35

    Lo de anoche fue indignante y sobre todo muy, muy triste.

    La realidad de ese barrio y de todo el pueblo de La Linea es bastante bien distinta que la que quisieron reflejar anoche. Soy residente de esta barriada, en la que además de gente humilde hay mucha gente trabajadora y los que se dedican a este tipo de negocios son en la actualidad una pequeña minoría.

    En un pueblo donde nos esforzamos mucho por cambiar una imagen externa muy arraigada y poco positiva y mostrar los encantos de un pequeño pueblo andaluz costero, de su cultura, sus monumentos y sus gentes, esto es injusto e inmerecido.

    Problemas los hay en todas partes, y los de nuestro pueblo se solucionan de otra forma, no a cañonazos. Si no con infrestructuras, creación de empleo, servicios..
    Sólo decir que una vez más los sucios negocios de la política están detrás de esta jugarreta en la que perdemos los de siempre, los linenses.

    Responder
  • 6. Ricardo Mella  |  12 enero 2008 a las 17:12

    No te engañes, Ruth. La única razón por la que hacen esos reportajes es porque tiene audiencia. Habría que preguntarse qué busca la gente al ver ese tipo de reportajes. (Yo lo ví un rato, porque me gusta conocer esas otras realidades que existen en este país y que no acostumbramos a ver. Otra cosa distinta es que el reportaje esté manipulado).

    Responder
  • 7. peibol  |  12 enero 2008 a las 18:04

    Yo, sin meterme en analisis demasiados profundos he de decir que el programa me gusta y es de los pocos por los que espero todos los anuncios para seguir viendolo.

    No diré si el enfoque o tratamiento en algunos casos haya sido el mas correcto o justo. Tampoco creo que haya que juzgar el programa por 1 o 2 reportajes. Pero creo que sí ayuda a darse cuenta de lo que hay por España y de lo afortunado, hablo de mi, que me puedo considerar por tener lo que tengo que, aunque haya sido fruto de mi esfuerzo y del de mis padres, en otras circunstancias no habría podido llegar a tenerlo.

    Ah! y tambien me sirve para cagarme en toloquesemenea cuando sale una casa presuntamente oprimida que no paga ni alquiler, ni luz ni agua y despues está llena de tesoros y tecnología. O aquella “pobre” señora que no sabe decirle otra cosa a la camara que le “regalen” una casa, que donde ella vive no se puede vivir.

    Ale, ya me he quedado agusto 😀

    Responder
  • 8. Negra Murguera  |  12 enero 2008 a las 19:07

    A mi me encanta Callejeros.
    No pretendo ni espero nada mas de ellos que ENTRETENIMIENTO.
    Me gustan los “personajes” que descubren, que son tan reales como la vida misma (siempre quise decir esta frase!)
    y tan cercanos (el programa del Lujo me pareció curioso, pero no es de los que mas me gustaron)

    Ahhh y ademas estoy enamorada de uno de ellos, porque es re amoroso con la gente.

    PD: mientras escribía este comment en Smonka! preguntaban: en que canal se emite Callejeros? =)

    Responder
  • 9. Almudena  |  12 enero 2008 a las 19:08

    ¡Gracias Ruth!
    Un soplo de aire fresco es tu comentario. Estoy un poco agotada de los “buenrrollistas” que se creen que la tele está para retratar este tipo de situaciones y sujetos, porque así se arreglará el mundo o la injusticia…
    Siempre he dicho que no necesito meter la cabeza en la cloaca para saber que huele mal. Soy consciente de que esas situaciones existen. Que hay quien pide que le den un piso a la primera cámara o al primer político que se pasa por allí. Pero luego cuando tiene que hecer el mínimo esfuerzo por conseguirlo, ni rellenar un impreso, oiga que me lo hagan…
    Creo que la televisión es entretenimiento.
    Para entretenerme necesito que me cuenten las cosas, y me las argumenten. Habría que ir, caso por caso, para poder ayudar en serio…
    Quizá se me movería más la fibra si me contaran el caso de alguno de los que estando en una situación de pobreza consiguen -con su trabajo- salir adelante.
    Prefiero la admiración y el respeto a la pena blandengue e hipócrita de quien contempla la miseria cenando calentito en su casa, me hacen hasta caerme mal a mí misma. Y total ¿Qué hemos conseguido?

    Responder
  • 10. cuvric  |  12 enero 2008 a las 19:18

    Grupo Prisa+(Progresía Pija+Conciencia social hueca)xShare/Prime Time=Callejeros

    Responder
  • 11. El hombre del sombrero  |  12 enero 2008 a las 19:19

    ¿Puede ser que nos encontremos ante un “tomateo” de lo social?

    Responder
  • 12. Ruth  |  13 enero 2008 a las 09:19

    DAVID: Francamente, no creo que lo tengan preparado. Eso sí, me llama la atención que, como la gente ya conoce el programa (son pobres pero ven la tele), se prestan gustosos a salir. Y conste que el programa me gusta, pero al verlo a menudo tengo la sensación de que todo lo cuentan como realidad demasiado separadas. Ellos y nosotros, y no me gusta.

    CHICADELETRAS: Se produjo entre la gente que lucha por la supervivencia de su barrio la sensación de haber sido engañados, pero eso no es culpa del programa. Ellos pensaron, seguramente, que el programa iba a ser más reivindicativo en lo referido a su causa, y se sintieron decepcionados cuando vieron que no fue así. De todas formas, aquel programa, como el resto, no se dedicó a la crítica.

    TRISTANA Y TÚ: Sa la sensación de que pretenden ser objetivos y estériles, como cirujanos de la realidad, y esa es una contradicción de fundamento. Imposible la objetividad al tratar de personas.

    RUSIA: Yo no creo que se trate de buscar culpables pero creo que no estaría de más establecer responsabilidades. Pero claro, eso es porque soy de la opinión que la marginación es también marginalidad y que los barrios, además de marginales, también son marginados. Soy un poco rollera en este aspecto.

    ROCKY: Te comprendo. Pocas virtudes se pueden sacar del barrio viendo el reportaje del otro día. A eso me refiero con que falta normalidad. De todas formas, no merece la pena enfadarse. En la tele todo es efímero y esto se habrá olvidado en dos días. Suerte en vuestra lucha por la dignificación de vuestra ciudad.

    RICARDO: Supongo que vende más el lado oscuro de la vida que la normalidad, es eso tienes razón. Veo tanta tele que a veces se me olvida que estoy viéndola.

    PEIBOL: Comprendo lo que dices, la comparación sirve a la gente para ser consciente de su propia realidad, pero no me termina de convencer que esto tenga que suceder juzgando la realidad de los demás. Es triste que haya que ver a gente muriendo de hambre para disfrutar de la comida.

    NEGRA: Buen apunte haces con lo del entretenimiento. Como formato televisivo, el programa es único, eso es verdad. Lo que pasa es que a mí, cuando tocan estas pobrezas que me son tan próximas, se me va de la cabeza que es sólo televisión.

    ALMUDENA: Claramente, no se busca ayudar ni remover conciencias. Sólo apenas testimoniar desde la frialdad del plano una realidad llena de relieves y altibajos. Algo simplificador, pero eficaz, a la vista del éxito del programa.

    CUVRIC: Toma fórmula telematemática. Jajjajjajaaa.

    EL HOMBRE DEL SOMBRERO: Qué acertado comentario, qué acertado.

    Responder
  • 13. Desesperada  |  13 enero 2008 a las 21:00

    también a mí me encanta callejeros. pero creo que esperáis que sea un programa de reportajes, al estilo de un equipo, y no lo es. no se les pide que sean objetivos, sino que se lancen con la cámara a mostrar lo que ven. es el truco… y es lo malo, porque a veces no profundizan. pero a cambio gana en frescura, en rapidez, en agilidad. es una visión somera, claro, pero hay que ver ese espacio como lo que es, no como un informe semanal. bicos.

    Responder
  • 14. Ruth  |  14 enero 2008 a las 09:50

    DESESPERADA: Para mí, ese es el problema, si mostrasen lo que ven ofrecerían una realidad más diversificada y no sacarían jugo de los mismos tópicos. Eso sí, puede que les exijamos demasiado.

    Responder
  • 15. Víbora  |  14 enero 2008 a las 18:15

    Es un programa muy al uso de hoy: Parece de crítica, parece social, parece denunciar, parece…
    pero sólo lo parece.
    En realidad es buscar lo más extravagante, llamativo y estereotipado.
    Es “El buscador” con aires de reporterismo (pero sólo los aires).

    Responder
  • 16. Ruth  |  15 enero 2008 a las 10:14

    VÍBORA: Fachada. Por cierto, que he leído que el Ayuntamiento de La Línea estudia medidas contra el programa.

    Responder
  • 17. rusia  |  15 enero 2008 a las 11:50

    Es evidente que les tiene que molestar que se emitan las peores partes de su ciudad/barrio/zona pero… ¿es que esas partes no existen? Nadie dice que esas partes sean TODO el barrio… Todo eso me resulta un pelín chovinista.

    Víbora, espero que la comparación de Callejeros con El Buscador sea un recurso estilístico, porque… 😉

    Responder
  • 18. Ruth  |  15 enero 2008 a las 17:08

    RUSIA: Yo sí que comprendo que una imagen como la que se transmite en el programa pueda molestar, sobre todo porque no se busca el lado contrario, el contraste. Debe de haber mucha gente trabajando para cambiar una imagen, para que ahora vengan de un programa y lo fastidien. Pero claro, el lado oscuro de la vida es más comercial.

    Responder
  • 19. rusia  |  16 enero 2008 a las 00:33

    No sólo es más comercial, es también, periodísticamente, más interesante por menos frecuente.

    Entiendo por ejemplo, que a los colombianos les moleste que su país se asocie con la violencia o las drogas cada vez que se da una noticia sobre las FARC o el narcotráfico, pero no creo que haga falta que cada vez se diga que hay mucha gente que vive allí con normalidad. La normalidad no suele ser interesante peridísticamente.

    Lo siento, mi vena peridística al ataque 😉

    Responder
  • 20. Ruth  |  16 enero 2008 a las 08:47

    RUSIA: ¡¡No lo sientas!! Esto es la mar de interesante. Comprendo que las cosas que son noticia, por definición, son las extraordinarias. Quizá por eso lo extraordinario en entornos como el que nos muestran es la normalidad, pero no me hagas mucho caso, que mi vena es la haber vivido en un barrio así y el haberme sentido excluida y mal mirada por ello.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.264.928 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: