Posts tagged ‘Paula Vázquez’

Cuatro: reciclaje televisivo

Vaya trago para Paula Vázquez, tener que dar grititos de entusiasmo al hablar de la nueva edición de Fama cuando ya se sabe que la presentadora no va a ser ella, sino Tania Llasera (ahora presenta Resistiré, ¿vale? en Telecinco, pero estuvo en Cuatro con Estas no son las noticias). Se va tomar por saco la edición actual del reality que termina a toda pastilla para dejar sitio a la nueva edición (seguramente también renovada), que verá la luz a principios del año que viene.

Lo curioso de todo este asunto es que parece que hay poca reciprocidad, como si a los de Telecinco la gente de Cuatro le importase más bien poco. La gente de Telecinco se va a Cuatro pero por ahora pocos son los que se han confirmado para hacer el camino inverso. El hueco de Tania Llasera en Telecinco parece que lo cubrirá la profesional Cristina Tárrega. ¿Se atreverá a enseñar las tetas ella también? Pronto lo sabremos.

Sale a la luz el casting para buscar concursantes para Alla tú, en Cuatro. “Euros, euros, dubi dú…”. El concurso se desangró en Telecinco y terminó yéndose por la puerta de atrás, llevándose con él algo del aura profesional de Jesús Vázquez, que parecía que convertía en oro todo lo que tocaba. No creo que sean tan malandrines como para ponerle a presentar de nuevo el formato pero ya sabemos que los caminos de Vasile son inescrutables.

Y parda se está liando con la posible sustitución de Raquel Sánchez Silva por Jesús Vázquez al frente de Pekín Express. También se ha abierto el casting de la nueva edición así que, si pasa igual que en Fama, la presentadora actual tiene los días contados. Los fans están que trinan, y lo entiendo. Ya veremos cómo se ponen cuando las parejas elegidas parezcan todas salidas de Mujeres y hombres y viceversa, por poner un ejemplo.

He estado pensando y quizá en Telecinco acepten ideas para revivir programas del pasado. Tienen grandes perlas que valdría la pena recuperar y puede que ahora sea el momento adecuado. ¿No sería genial que emitiesen ediciones renovadas de sus grandes hits? Goles son amores con Manolo Escobar (sería uno más de Los Manolos), o Este país necesita un repaso (aquella tertulia pseudopolítica). Siendo más osados, podrían hacer un reloaded de El informal porque a Flo ya lo tienen. El abanico de opciones es inmenso. ¿VIP noche sin Emilio Aragón? En fin, os insto a que hagáis propuestas porque seguro que en Telecinco nos lo agradecen. Si las propuestas van con mala leche, mejor, que así nos reímos un rato.

1 diciembre 2010 at 09:20 12 comentarios

La vuelta de tuerca de Cuatro

En Cuatro no saben donde poner el huevo, no se me ocurre otra forma más gráfica de decirlo. Acaban de cancelar Valientes, el culebrón de la sobremesa, y lo terminan de golpe y porrazo, sin final forzado ni siquiera porque las audiencias que estaban haciendo eran dignas de La 2. Tal y como ha ido la serie, demasiado ha aguantado en parrilla. Seguramente la falta de repuesto ha sido el principal argumento para mantenerla. ¿Quiere esto decir que ya han encontrado sustituto? Lo veo complicado, la verdad, porque en sus tardes no les está funcionando nada.

Al mismo tiempo anuncian Billete de ida, la adaptación del formato The italian dream, que tendrá a Paula Vázquez de presentadora. ¿Quiere esto decir que Raquel Sánchez Silva se queda en Pekín Express? ¿O es que no van a hacer ese programa más? Porque, la verdad, esto de Billete de ida es otro programa de aventura, con parejas que van a trabajar juntas en un exótico destino sacando adelante el reto en forma de proyecto que les propone el programa. Aquí habrá jurado, eso sí, para darle más vidilla al asunto, pero en el fondo el foco de atracción es el mismo: la aventura.

Ya se publicita, por otra parte, la emisión de la serie Castle los jueves. Un estreno de una ficción americana a la que han puesto a competir con Águila Roja como quien no quiere la cosa y que, tal y como observa Kyra en ¡Vaya Tele!, tiene todos los números para fracasar por culpa de un horario tan despiadado. Castle no está mal, a mí me gusta, aunque en el fondo no es más que un procedimental que, como El mentalista, se sostiene por la presencia de un protagonista muy convincente interpretado por Nathan Fillion. En Estados Unidos la serie parece que tiene visos de continuidad y yo os la recomiendo, aunque sospecho que verla en Cuatro va a ser una penitencia.

Y para terminar, Paolo Vasile ha declarado que no tiene intenciones de convertir a Cuatro en Telecinco. Claro, no le hace falta, de eso ya se ha encargado Prisa. Muchos se quejan del aumento de realities y de programas de sexo en Cuatro y se acusaba a la fusión. Ahora sabemos que no tiene nada que ver, así que no sé qué es peor. Dice Vasile que quiere a Cuatro como es en un declaración de amor inédita en los tiempos que corren, sobre todo sabiendo que una cadena es, en realidad, las productoras con las que trabaja, y habrá que ver si realmente Telecinco sigue dándole bola a Plural, por ejemplo, o si empieza a funcionar con sus productoras de confianza con las que tiene pactados precios y reparto de beneficios. Yo creo que si algo no va a cambiar es el logo de Cuatro, pero ni siquiera de eso estoy segura.

La verdadera intriga en todo esto, a estas alturas, es saber qué estará emitiendo Cuatro de aquí a un mes. ¿Vosotros qué pensáis? Yo creo que un día de estos nos colocarán en emisión continua el vídeo de presentación de la cadena, a modo de flashback nostálgico, y lo intercalarán con imágenes del “Podemos”, a ver si recuperan el espíritu de la Eurocopa y dejan de marear con los cambios y las cancelaciones.

26 febrero 2010 at 08:34 13 comentarios

Fama vuelve por la ilusión

A estas alturas del partido me hace gracia que desde Cuatro pretendan hacernos creer que la debacle de sus sobremesas no ha tenido nada que ver con la vuelta de Fama, programada para principios de diciembre. Dicen que habría vuelto de todas maneras, que sólo han adelantado veinte días la vuelta respecto al año pasado y que lo que les ha motivado ha sido la ilusión que genera el concurso en la cadena. Sí, claro, la ilusión para volver a dominar las sobremesas. Se señalan dos hitos en la temporada pasada: el “podemos” de la Eurocopa y Fama. Y como este año no hay Eurocopa…,.

La pregunta que nunca tendrá respuesta es qué habría pasado si hubieran funcionado en la sobremesa Circus o Supermodelo. Nunca lo sabremos. Veremos qué pasa si funciona Pekín Express, que arranca el lunes que viene con su tira diaria. Eso sí, vamos a acabar de Paula Vázquez hasta el gorro.

Otra cosa que me llama mucho la atención es el apartado de los aspirantes. Se repite que este año se está presentando gente profesional que el año pasado no se presentó porque tenían reticencias de cara al formato. Me da la sensación de que va a pasar lo mismo que pasó con Gran Hermano, que sólo en la primera edición los concursantes eran verdaderamente ajenos a lo que estaba ocurriendo. Ahora vendrán más “enseñados” y esperemos que desde Fama lo tengan en cuenta porque si no van a tener problemas. La audiencia quiere ver superación y sufrimiento, no a gente experimentada haciendo cabriolas.

Respecto a esto, dicen que buscan perfiles nuevos y que no quieren otro Marcos, otro Hugo u otra Mery. Arriesgado, muy arriesgado. Por otra parte los profesores van a ser los mismos. Yo no sabría qué decir. ¿El éxito de Fama residió en el casting o en el claustro de profesores? Lo que está claro es que el formato no está por encima de todas las cosas, no hay más que ver el desastre que supuso Circus.

A mí la primera edición no consiguió engancharme. Nunca he comulgado con las catarsis colectivas, la energía en movimiento, no me llegué a identificar con ningún concursante, los profesores me caían mal y Paula Vázquez lograba sacarme de mis casillas. Si este año entra alguien que me interese caeré, pero me da a mí que buscan perfiles con los que tengo muy poco que ver. En general, la abundancia de situaciones emotivas me empalaga.

23 octubre 2008 at 07:37 15 comentarios

Pekín Express no es lo que parece

Me había hecho yo a la idea de que Pekín Express iba a ser un reality puro y duro y, en lugar de eso, anoche me encontré con un docu-show, una variante algo más ligera del género. En mi caso contribuyó al equívoco el hecho de que promocionasen el programa, como podéis ver en el vídeo de arriba, como “la mayor carrera por equipos transmitida por televisión”. En la palabra “transmitida” está el quid de la cuestión, un concepto lo suficientemente vacuo en este sentido y escogido con acierto. Mea culpa.

Como esperaba algo más sangriento, con partes en directo, Pekín Express me resultó algo flojo y falto de intensidad. Es lo que tienen las expectativas. La voz en off de Paula Vázquez me traía inevitablemente recuerdos de Supervivientes y el que haya una prueba de inmunidad no ayudaba a ver el programa como algo totalmente nuevo. El hecho de que estuviese todo grabado y editado le quitó fuerza e inmediatez al programa. Había parejas de las que se perdía la pista porque no incluían imágenes del estado de su aventura. Supongo que por falta de interés, porque no les estaba pasando nada de otro mundo, pero yo creo que en un programa de estas características es necesario, casi imprescindible diría yo, que nos lo enseñen todo.

Y los concursantes…, bueno. Un casting de lo más variopinto pero ayer apenas pudimos ver que esas diferencias derivasen en conflictos, como puede pasar en un programa de encierro, porque van cada uno por su cuenta. Si les hiciesen hacer etapas en equipos mejoraría la cosa en este sentido. El matrimonio que nunca ha salido de su pueblo con las gogós son una combinación perfecta, por ejemplo. O los dos empresarios con los chicos que hacen de drag.

Lo mejor, para mí, la gente de Rusia, su hospitalidad, su aguante…, es decir, la parte “docu” del show. La llegada de la primera etapa era en la Plaza Roja de Moscú y les cerraron la plaza para ellos, no había un alma. ¿No habría sido más espectacular que estuviesen rodeados de gente con banderitas del programa animando a los concursantes en su llegada, tipo Estadio Olímpico? Y para terminar y en un última instancia, se sacaron de la manga un sobre lacrado que da la posibilidad, si contiene una tarjeta verde, de continuar en el programa a la pareja eliminada. Vamos, hombre, un reality no consiente arbitrariedades.

En fin, que el programa me parece que tiene posibilidades pero va a resultar muy difícil que los espectadores se posicionen del lado de unos o de otros porque no nos enseñan las historias completas y si no hay empatía, un reality pierde enteros. El domingo que viene, además, en Telecinco hacen la primera Gala de Gran Hermano 10, así que Paula Vázquez la lleva clara porque contra Gran Hermano tienen poco que hacer. Si hubieran vendido el programa como lo que es, un docu-show de supervivencia, en lugar de como una gran carrera por equipos, creo que habría sido mejor.

15 septiembre 2008 at 07:38 46 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.281.864 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: