Posts tagged ‘Call-TV’

Teletiendas en peligro de extinción

Hecha la ley, hecha la trampa. Telecinco son los primeros a los que les hacen cosquillas con el asunto, pero otros podrían venir detrás. El Ministerio de Industria ha dado un ultimátum a Telecinco para que retire CincoShop de la TDT. Los próximos en caer podrían ser Tienda en Veo y Canal Club. El problema de CincoShop es que emite de forma residual, de ahí su mala calidad, y Telecinco supera el máximo legal de cuatro canales en emisión (ahora mismo tiene cinco). ¿Cómo se hace esto? Aquí lo explican muy bien. Reducen un poco la calidad de todos los canales y obtienen un espacio extra para emitir teletiendas, call tv y tarotistas. Es un negocio: se maneja la cifra de dos millones de euros por el alquiler al año más los beneficios obtenidos de los teletimos que se emiten por la noche.

Claro, en Telecinco están que se suben por las paredes con la noticia. Dicen que es injusto que se les penalice por haber sido originales en este chanchullo (ya podrían ser originales en otras cosas), que se basa el ocupar el espacio de los servicios interactivos que se le suponían a la TDT rellenando el hueco con un canal que es una porquería. Sus argumentos son paradójicos y absurdos. Ahí van:

  • Tecnología sí, pero la que les dé más beneficios a ellos. Esto es lo que dicen: “Supone un contrasentido pedir máxima promoción para la nueva tecnología digital y, a la vez, limitar propuestas empresariales que aprovechan al máximo el ancho de banda adjudicado”. Claro, lo aprovechan en su propio beneficio y ni se plantean que la bicoca de los servicios interactivos que nos prometieron vaya a llegar en algún momento. Esto no es del todo culpa suya porque nadie habla de esos servicios interactivos, ni siquiera el Ministerio de Industria, es como si hubieran desaparecido de la faz de la tierra de golpe y porrazo. Me pregunto si en este sentido sabrán ellos más que nosotros aunque, claro, esto es una obviedad, siempre saben más que nosotros y, si es así, ¡que alguien tire de la manta!
  • Argumento conspiranoico: “Resulta lamentable que las otras cadenas que no han sabido aprovechar una oportunidad de negocio como la de Telecinco y la de otros operadores presionen al Ministerio de Industria para que se veten iniciativas empresariales lícitas”. ¿Para quién va la puya? Obviamente no va para Prisa, que ahora son de los suyos, así que, según Telecinco, o laSexta o Antena 3 están presionando para que se les quite el negocio. Ninguna de estas dos cadenas tiene un chiringuito similar y ya sabemos que las relaciones entre laSexta y Telecinco no van como la seda precisamente. No obstante, aunque fuera cierto que hay alguien presionando al Gobierno, tampoco es menos cierto que lo que hace Telecinco es saltarse la ley así que quizá esta pataleta de innovadores no sea lo más pertinente en una situación así.

Así las cosas, parece que el entretenimiento nocturno de mucha gente va a ser definitivamente condenado pero no nos alegremos todavía, seguro que encuentran alguna argucia para seguir explotando al máximo el multiplex que tienen concedido y esto no va sólo por Telecinco. Todas las cadenas, cada una a su manera, se aprovecha como puede. Mirad si no la absurda carrera por emitir en HD, que ocupa en el multiplex el doble de espacio que un canal normal. ¿Cuántas de las cosas que vemos por la tele se producen en HD? ¿Qué sentido tiene ver una serie en HD? Porque para eventos deportivos podría entenderlo, pero ver cualquier informativo en HD me la trae el fresco, además de que tendría que comprarme una tele para eso. Pero ahí están todas, sacando canales en HD a toda velocidad.

Mucha carrera por la tecnología pero los contenidos no avanzan. La pugna por los infames canales de teletienda es una muestra clara de ello. Esto de la TDT sigue siendo una tomadura de pelo.

28 septiembre 2010 at 08:11 7 comentarios

Call-TV, la fábrica de los sueños

El Consejo Audiovisual de Catalunya (CAC), amenaza con demandas si determinan que hay indicios de fraude en los teletimos, esos programas en los que presentadores histéricos ofrecen cantidades de dinero a cambio de respuestas de parvulario.  Aunque parezca otra cosa, las cadenas estatales son las que más horas emiten de este tipo de concursos y en cualquier generalista que se precie hay un programa de estas características. Comprensible: los beneficios multiplican la inversión.

Son programas baratos, muy baratos (sólo hay que verlos), estúpidos en su mayoría, con premios irrisorios como cien euros del ala pero que le vienen bien a cualquier hijo de vecino. Desde el CAC nos recuerdan que la ludopatía asociada a este tipo de programas va en aumento y ya hay centros hospitalarios que cuentan con unidades de tratamiento específico.

Haciendo una pequeña investigación en la red, he encontrado noticias de hace un año (aquí tenéis un ejemplo), en las que se anunciaba la inclusión de los 905 como números de tarificación adicional, con las consecuencias que eso supone. A día de hoy, y según la web del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, los 905 siguen sin estar incluidos en los prefijos de tarificación adicional.

Básicamente, los 905 nacieron como prefijo para lo que comunmente se llama “televoto” y su uso se ha extendido a lo que todos conocemos hoy como teletimos. A diferencia de este prefijo, los de tarificación adicional tienen que advertir mediante locución del importe de la llamada, su coste tiene que venir desglosado en factura distinguiendo entre el importe que cobra el operador y lo que cobra la empresa prestadora del servicio, las llamadas no se pueden prolongar de manera innecesaria, tiene que cumplir medidas de protección al menor y en la publicidad tienen que decir el precio del servicio y quién lo presta.

A día de hoy, los 905 se usan para todo, y demasiado. Uno de los últimos usos que he visto de un 905 es el que hacen en Telecinco con su concurso de “Lluvia de premios”. En las promos salen actores de la cadena (yo he visto a los de Escenas de matrimonio), pidiendo llamadas a un 905, animando como dicen los del CAC, a que la gente opte a ganar un porrada de dinero, aunque aquí el coste es de 1,10+IVA y son necesarias dos llamadas. Es barato, pero sólo si llamas una vez.

Y lo que voy a decir ahora es una mera suposición pero de un tiempo a esta parte me da la sensación de que algunos realities se estructuran en función de las nominaciones no porque generen interés o audiencia, que también, sino porque implican llamadas a los 905. Ha habido veces que con tanta posibilidad de salvar, expulsar, premiar, mandar al limbo y demás cosas que se inventan, alguien con querencia al teléfono podría llamar más de dos veces a un mismo concurso con intenciones diferentes.

¿Qué pensáis? ¿Esto es tan sencillo como “al que no le guste que no llame”? Yo creo, pensando en términos económicos, que si estos números son un negocio tendrían que estar regulados por el Estado, más aún si tienen derivaciones en la salud pública.

22 octubre 2008 at 07:45 23 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.281.865 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: