Posts tagged ‘Albert Oliart’

El silencio en Televisión Española

Hace semanas que sabía de este encierro porque leo el blog de Isabel Paz pero hoy me he decidido a hablar sobre ello cuando me he encontrado con el siguiente titular: “La producción externa de Televisión Española ha aumentado un treinta y siete por ciento”. Es uno de los anuncios que ha hecho Alberto Oliart en su comparecencia periódica en el Senado y que he encontrado aquí. Sólo al final del texto se menciona de pasada y de forma partidista el encierro que está llevando a cabo un grupo de trabajadores en Televisión Española, se ofrece un punto de vista muy tangencial, simplista, y no se relaciona en ningún momento con esas cifras pírricas de producción interna sobre las que se le pregunta en la comparecencia.

Durante la comparecencia ha surgido además en varias ocasiones el encierro que mantienen desde hace más de veinte días un grupo de trabajadores para protestar por el despido de una trabajadora de TVE.

Oliart ha precisado que el contrato de esa trabajadora, “como el de otros 303 contratos por obra”, ya había vencido, ha observado que el encierro que protagonizan un grupo de trabajadores se refiere sólo a este contrato porque -ha dicho- es una afiliada a UGT, pero ha insistido en que el caso está “en vías de solución”.

Como veis, un versión totalmente opuesta a lo expresado en el vídeo que encabeza la entrada. Nada que ver tampoco con el velo de silencio que se ha extendido sobre la noticia durante semanas y que, según Isabel Paz, ha sido acordado desde diversos frentes. Es paradójico, por aportar algo de luz, que el despido de la trabajadora contratada, detonante de un encierro que denuncia los bajos índices de producción propia de Televisión Española (sobre un dieciocho por ciento), ha sido por finalización de obra. Esta trabajadora estaba contratada en España Directo, un programa que sigue emitiéndose. Es cierto que era afiliada a UGT, sindicato que está llevando a cabo al encierro, pero también es cierto que han visitado a los trabajadores y se han interesado por el tema representantes sindicales nacionales y políticos de tan distinto corte como Celia Villalobos o Leire Pajín, cosa que no se ha reflejado en los medios. Que la trabajadora afiliada sea defendida por su sindicato no implica neccesariamente que el despido esté ajustado a derecho, como parece que quieren hacernos creer.

Tras todo este asunto parece extenderse la sospecha que se verá confirmada, o no, cuando se materialice el relevo de Oliart al frente de Televisión Española. Se alzan voces contra el desmantelamiento de La 2 y ya hay rumores de que alguien del sector privado vendrá a culminar la privatización encubierta de Televisión Española que beneficia, cómo no, a las productoras externas, que están haciendo su agosto. Un culebrón que no acaba de empezar pero al que aún le quedan bastantes capítulos. Por ahora Televisión Española no cumple con su código interno ni con los preceptos que estipula la Ley. Las trabas a su modelo de financiación han sido un mazazo importante pero que, sin duda, se resolverá a favor del Ente Público. Oliart dice en la comparecencia que he citado antes que “Hacienda proveerá”. Intentar hacer un chiste de una situación así es, cuanto menos, vergonzoso. Con semejantes propósitos el futuro de Televisión Española como cadena pública es cada vez más oscuro para unos y más claro para otros. Si Hacienda termina cubriendo el parche que tendrían que pagar las telecos y las privadas, los beneficiarios, tal y como está la situación ahora, serían las productoras externas y, por supuesto, privadas. Yo no quiero que con mis impuestos se engrosen las cuentas de empresas que deberían de obtener beneficios por sus propios méritos. En este país de todo se hace un negocio. Qué asco.

29 octubre 2010 at 09:27 6 comentarios

La polémica del nuevo director de RTVE

Me parece impresionante que no haya vídeos en YouTube de Albert Oliart Saussol, el que presumiblemente será nombrado nuevo director de RTVE. Todo se andará porque con el nuevo cargo se multiplicarán sus apariciones públicas. Lo que me pregunto es dónde ha estado todo este tiempo de la era moderna porque no me digáis que no es curioso. En su lugar os he puesto un resumen de la Ley de Financiación que mencionaré después. Ojo cómo lo venden, que el vídeo es de Televisión Española.

Dejando de lado estas nimiedades, Albert Oliart tiene un claro perfil político (aquí tenéis otros curiosos datos biográficos), y su elección ha sido consensuada entre el PP y el PSOE. No le duelen prendas a este señor en afirmar, sin el mínimo síntoma de rubor, que no sabe nada de televisión. De hecho, este perfil de gestor que él defiende explica a la perfección cómo está el cotarro de RTVE, más preocupada en sacar adelante los planes económicos que otros orientados a la consecución de unos niveles de calidad, pero de esto Oliart no tiene culpa.

Luis Fernández, el anterior director, dimitirá este viernes, si el tiempo no lo impide, por discrepancias con la gestión que se ha hecho desde el Gobierno con la nueva Ley de Financiación de la televisión pública y que, según parece y desde su punto de vista, aboca a Televisión Española a perder el liderazgo. Supongo que esto hace referencia a las concesiones hechas a las cadenas privadas para sacarles el canon correspondiente y que, más allá de la eliminación de la publicidad, suponen una merma importante de eventos deportivos y unos límites en la compra de taquillazos de cine americano.

Albert Oliart tiene 81 años y menciono su edad porque me ha recordado a aquella funesta experiencia del Comité de Sabios que instauró Zapatero cuando llegó a la Moncloa. De aquellos también se dijo que no sabían de tele, tenían edades respetables, hicieron sus reuniones, lanzaron sus propuestas y si te he visto no me acuerdo. Se les lanzaron al cuello en cuanto pudieron y diluyeron el chiringuito a la primera ocasión. Una de sus propuestas que atañe al nombramiento del director general de la cadena, era la siguiente:

“El director general de RTVE será nombrado por el consejo de administración en lugar de por el Gobierno, como hasta ahora. Según el texto, el proceso de designación será público y con criterios profesionales. El director general tendrá amplios poderes ejecutivos.”

Como veis, no les hicieron ni caso. Me da a mí que la suerte que va a correr Albert Oliart va a ser la misma. Lo que queda de legislatura permanecerá en el cargo (si no lo deja antes por agotamiento), y más adelante y con más tranquilidad, cuando el Gobierno resuelva ciertos temas más acuciantes relacionados con la actualidad nacional, nombrarán a otra persona de un perfil distinto, quizá más emprendedor y menos observador. En cualquier caso, si algo no tiene RTVE es tiempo y parece que esta decisión introduce el sistema en un “impase” que puede tener consecuencias desastrosas a largo plazo.

Los cambios son ahora, las necesidades acuciantes, las decisiones y los planes estratégicos de desarrollo (que espero que los haya), tienen que iniciarse ya y no hay tiempo que perder. Cada oportunidad perdida puede ser después una enorme piedra en el camino de la recuperación necesaria. Señores del Gobierno, no jueguen a los dados con el universo televisivo público porque nos pertenece a todos. Ojalá RTVE fuera una responsabilidad política y no una carga. Entre todos la mataron y ella sola se murió.

12 noviembre 2009 at 07:03 20 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.269.264 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: