‘Curso del 63’, la falacia del experimento sociológico

7 octubre 2009 at 09:32 27 comentarios

Tiene guasa, ¿eh? Con la de caña que se le dio a Gran Hermano por definirlo como experimento sociológico y ahora vienen los de Antena 3, años después, y dicen lo mismo de Curso del 63. Y no lo dijo cualquiera, qué va, lo dijo Roberto Arce, una de las caras de los informativos de la cadena asociada con el rigor y con la objetividad, al comienzo del debate que hicieron después de la emisión del reality. Me parto y me mondo. Si Antena 3 quería un Gran Hermano tendrían que haberlo dicho en lugar de sacarse de la manga este trasunto utilitarista, maniqueo y más falso que un euro de plástico.

Dejando a un lado la ambientación pobre y la producción escasa, hay varias cosas que llamaron mi atención. Los profesores gritan como posesos y confunden autoridad con intimidación. Saco ahora a relucir unas palabras que dijo el personaje de Félix Torán “Bacterio”, interpretado por Miguel Rellán en Compañeros. La definición etimológica de autoridad es “ayudar a crecer”. Aquello se me quedó clavado porque me pareció una filigrana impropia de aquella serie. ¿Qué tiene que ver ese concepto originario de autoridad con esto que nos quieren vender en Curso del 63?

En lado opuesto están los alumnos, una pandilla surgida de un casting con unas intenciones demasiado evidentes. O se les ve el plumero a los responsables del programa, o todos los jóvenes están recién salidos de escuelas de teatro. El comportamiento de todos es grotesco e irritante así que no puede ser casualidad. Se comportan todos como macarras maleducados. Yo tiendo a pensar que están interpretando un papel porque me pareció todo muy forzado y muy llevado al extremo. Estamos hablando de gente mayor de dieciocho años, gente que ya puede votar y conducir un coche, pero que se comportaban todos como niños de teta. Patético. Y lo peor eran sin duda las imágenes de los padres justificando las actitudes de los hijos. En fin.

Todo es muy parecido a aquello de Libertad vigilada y, de hecho, los datos de audiencia del estreno de Curso del 63 igualan a los de aquél. Más de cuatro millones de espectadores vieron anoche Antena 3. No sé si les habrá gustado lo que vieron, a mí desde luego, no. Creo que el mérito del formato ha estado en venderse como “necesario” para toda la familia, para “comprender” una realidad social preocupante que se dedican a mitificar a golpe de vídeos de YouTube. En una época como ésta de fragmentanción de las audiencias, reunir delante de la tele a varias generaciones es un éxito. En lo que a mí respecta, con su pan se lo coman. Repito: no me creo nada.

Anuncios

Entry filed under: Antena 3, Reality, Televisión. Tags: .

Delitos y pifias ‘Granjero busca esposa’, si algo funciona no lo toques

27 comentarios Add your own

  • 1. Carbayón  |  7 octubre 2009 en 09:46

    Pues si esto tiene éxito, a ver si hay suerte y para el año que viene adaptan “Curso de 1999”, una película en la que para evitar la delincuencia juvenil en los institutos, cambian a los profesores por Terminators de cuatro pesetas.
    Ay, los 80 y la ciencia-ficción, qué combinación tan maravillosa…

    Responder
  • 2. Ayka  |  7 octubre 2009 en 11:01

    Repecto a tu opinión me gustaria aclararte, que por desgracia, me atreveria a decir q el 80% de la juventud de hoy en dia, es así, tal como la defines, grotesca e irritante.
    Asi, q de “recién salidos de escuela de teatro” nada; no es cuestión de casualidad, si no de realidad.
    Y sinceramente, a mi si me gusta ver como se exaltan una panda de mal educados a la hora de impartir algo de respeto en ellos.
    Y la justificación de su compartamiento en los padres, no es mas q un reflejo de los valores que han impartido en ellos.

    Responder
  • 3. Currok  |  7 octubre 2009 en 11:10

    Coincido totalmente con el comentario anterior. Serán actores, pero sólamente han tenido que dejarse llevar, ya que la gran mayoría de los niños de este país es así: egoista, indolente, maleducada, estúpida, sin aguante alguno… así es como les han educado sus padres (como esa madre que salía diciendo que lo que contaba su hija era “incierto”) y así han salido los hijos.
    A lo mejor lo que hace falta es ponerlo así, clarito y en televisión para que los políticos se den cuenta que nos vamos al garete con unos jóvenes así.

    Responder
  • 4. Helen  |  7 octubre 2009 en 11:41

    No lo ví (me pareció bazofia en los anuncios y para eso, veo capitulos repetidos de House por la fox) pero por lo que pude vislumbrar en avances y demás…actores no se, pero de chavales como estos conozco ya a unos cuantos, porque entre primos adolescentes, vecinos adolescentes y vivir al lado de un colegio, una ve de todo.

    Y la insolencia, el egoísmo, la chulería y ese creerse el ombligo del mundo, sin educación y sin respeto a nada y nadie es el hoy en día de la juventud actual. Da miedo, sí…pero es lo que hay.

    Por como has criticado el programa…seguiré viendo mis queridos y repetidos capitulos de House.

    Saludos!

    Responder
  • 5. JUAN  |  7 octubre 2009 en 11:54

    Y yo que pensaba que era una serie ambientada en esa época, y veo que esta mañana en “Espejo Púbico, perdón Público” lanzaban elogios por el récord de audiencia logrado. Y me veo a personas de más de 18 años comportándose como si tuvieran 16. Me hago una pregunta, ¿Porqué se empeñan en poner a gente mas adulta en cosas de adolescentes?

    Responder
  • 6. almoraima  |  7 octubre 2009 en 12:33

    No los veo actores, son así, desgraciadamente. Como una gran mayoría de los adolescentes y no tan adolescentes españoles. La verda es que yo me harté de reir y me lo pasé de p.m viendo el programa. Se me hizo cortísimo. Momentos como el corte de pelo, tema piercings, la ropa interior o la comida, me parecieron fantástico. pienso seguir este programa. No es que crea que les vaya a servir para mucho el paso por el programa pero sí que al menos reflexionen durante 5 minutos (creo en los milagros) y moderen aunque sea levemente su comportamiento y su trato a los demás.

    Responder
  • […] Sospecha la amiga Ruth que son actores. Lo triste es que más bien parecen el resultado de un buen casting entre ese sector de la juventud que no quiere estudiar ni trabajar, sino ser famosos. Haberlos, haylos, el error es generalizar. ¡Qué pronto nos hemos olvidado de Carlos Blanco! Y qué bien que existen los grados intermedios. […]

    Responder
  • 8. David I  |  7 octubre 2009 en 18:45

    Pues en el SLQH he escuchado dos frases para el recuerdo:

    1- Que tengo un “pirsin” en el pessón y se me va a clavar con la floresilla.

    2- Váyase usted a la mierda (tras la rotura del tanga de una concursante por parte de una señorita Rotemmeller… por cierto, que el tanga no lo llevaba puesto en el momento del tijeretazo…)

    A pesar de estos dos poderosos argumentos, creo que paso, gracias.

    Responder
  • 9. Pasota Ilustrado  |  7 octubre 2009 en 20:27

    Lo he visto un poco, porque no aguanté más. Menuda panda de imbéciles. Espero que ahora la gente no empiece a ponerlo de ejemplo para decir “así va la juventud”. Que no todos somos así, ni de coña.

    Responder
  • 10. Doctora  |  7 octubre 2009 en 20:31

    En 1963 no existía Antena 3.

    Responder
  • 11. coquik  |  7 octubre 2009 en 20:54

    Comparto y apoyo las opiniones de Aika, Currok, y Helen sobre los adolescentes.
    Tele realidad como experimento sociológico ya se quemó como argumento de “tv de calidad”, no sé como ha colado de nuevo. Si encima como dices la ambientación es de baratillo, y todo parece un teatro: apaga y vamonos. Pero seguramente funcione con regular que sea; la tele que merece la pena es descargable y poco rentable. Bazofias de usar y tirar como esta (teletiendas, chafardeo y noticiarios cochambrosos aparte) son la tele de hoy y la de mañana.

    Responder
  • 12. Ruth  |  7 octubre 2009 en 21:16

    CARBAYOK: Jajjajjjaa. Una combinación fantástica.

    AYKA: Yo no creo que lo de este programa sea representativa de la juventud pero, en el caso que lo fuera, los métodos correctivos que se les aplican me parecen nefastos y que se use un programa así para alimentar la alarma social me resulta deprimente. De ahí mi crítica.

    CURROK: Yo ya he dicho que no me lo creo. Siempre se ha afirmado que los jóvenes de cada generación son peores que la anterior. Pero bueno, que es tu opinión y la respeto, faltaría más.

    HELEN: Es que puestos a generalizar, no sólo hay jóvenes así. También me cruzo a diario con adultos que dan ese perfil. Lo que me parece que intentan con este programa y el rollo del experimento sociológico es sacar pasta a base de simplificar una realidad mucho más compleja.

    JUAN: Porque hay una ley que protege a los menores de este tipo de atropellos, por eso.

    ALMORAIMA: Y ya que lo dices, ¿qué objetivo tiene el programa? ¿Hay premio económico? ¿Dan una beca al que tenga mejor conducta? Es por esto que digo que me parece todo un montaje burdo. Me hubiese divertido si me hubiese resultado verosímil, pero cada uno se entretiene con lo que quiere, eso está claro 😉 .

    DAVID: La verdad, no creo que te gustase ni un pelo.

    PASOTA ILUSTRADO: Pues de eso va el tema, de que nos echemos las manos a la cabeza con lo mala que es la juventud. En realidad, lo que está podrido es la sociedad pero eso interesa menos.

    DOCTORA: Jajjajjajjjjaa. 😆

    COQUIK: A mí lo que me preocupa es que funcione porque la gente se “crea” que es todo verdad y que la realidad es así. Si a uno le divierte el programa, pues muy bien, pero que se defienda como muestra de la realidad me parece preocupante.

    Responder
  • 13. cotillera profesional  |  8 octubre 2009 en 00:14

    Me gustaria darte mi opinion, pero tuve la sufiiente sensatez como para no poner este programa y ver la nueva serie de cuatr “flash forward” la cual recomiendo

    Responder
  • 14. cotillera profesional  |  8 octubre 2009 en 00:24

    Antiguamente te daban una serie de hostias hasta en el carnet de identidad (si lo tenias) si te portabas mal y yo me pregunto ¿se atreveran a pegar a los alumnos? y si lo hacen ¿actuara la ley en contra del maltrato o lo justificaran porque es un programa?

    Responder
  • 15. Ruth  |  8 octubre 2009 en 07:36

    COTILLERA: Yo es que vi la serie en AXN el día anterior. A mí también me gustó, pero quiero darle un par de capítulos más. Y no creo que le pongan la mano encima a nadie. Sería de locos.

    Responder
    • 16. cotillera profesional  |  8 octubre 2009 en 12:29

      Entonces van a faltar a esa realidad a la que tanto hacen referencia.

      Responder
  • 17. Ayka  |  8 octubre 2009 en 17:57

    Venga vamos, si, dejemos a un lado el sentido comun y las leyes, q les peguen también xa no faltar a la realidad…
    A ver si todos los demas programas son totalmente fieles a la realidad.
    Es simple entretenimiento; alarma social? Mas se alimenta con el telediario.
    No se pq hay q analizar todo al detalle, ni considerarse mas sensato por ver otra programación; mas bien, pedante.

    Responder
  • 18. Ruth  |  8 octubre 2009 en 21:15

    AYKA: No saquemos las cosas de quicio, que no se trata de eso. Al que le entretenga esto, pues bien. Yo veo Gran Hermano todas las semanas. Lo que critico en la entrada es que sea la cadena la que venda un reality como si tuviera una función social. No valoro a los espectadores y ni siquiera califico a los concursantes, que no quiero que nadie se me ofenda 😉 .

    Responder
  • 19. TELEpatético  |  11 octubre 2009 en 18:44

    A mí me hicieron mucha gracia. Aunque más algunos padres que sus hijos. Sobre todo esos padres defendiendo que a su hijo no le corten el pelo. No sé por qué me vino a la cabeza la imagen de ese mismo chico en la milia obligatoria de antaño explicándoles que él no se cortaba el pelo. Divertido.

    Responder
  • 20. Ruth  |  12 octubre 2009 en 11:05

    TELEPATÉTICO: Esa parte es chocante, sí, aunque creo que no era necesario que en lugar de compresas les dieran paños, pero bueno.

    Responder
  • 21. SPIDER313  |  15 octubre 2009 en 23:34

    Para comenzar, nada de actores. Ahi los unicos actores son los que hacen de profesores y algunos por cierto muy buenos. En cuanto a los supuestos actores segun tu, aparentemente ”sacados de una escuela de teatro”, no son mas que lo que ya estamos hartos de ver en este país y por enesima vez continuamos sin aprender. ”meros mediocres, niñatos con cabezas mas que huecas y marginales donde los haya” muy propios de esta nuestra magnifica España. Pues si, la dictadura nos retrasó hasta tal punto que mentalmente y sabiendome mal el tener que generalizar, estamos todavia en la edad media, hasta creo quedarme corto. Estoy absolutamente en contra de dictaduras y escuelas que fomentan la disciplina de este tipo, pero esta panda de cutres se merecen muchisimo mas de lo que se les está haciendo en esta escuela. Un par de tortas bien dadas a tiempo por sus papis a mas de uno le hubieran sentado de lo lindo. Niñatos guaperas que cuando ves lo limitaditos y lijeros de cascos se les quita lo bonito. Niñatas monisimas pero que habren la boca y la cagan de una forma espantosa. En definitiva lo mejorcito que tiene este país y lo digo absolutamente sin acritud. Porsupuesto los psicologos son los unicos que han hecho una buena labor teniendo el ojo justo y sabiendo a la perfección que tipo de personas iban a dar juego en este reality, sinceramente no es nada dificil. De cada 10 Españoles 8 son o marginales, o chulitos o cabezas huecas o chapados a la antigua o fachas o van de modernos pero son unos intolerantes o poco inteligentes. Los dos que se salvan o son listos y en este programa interactuarian con los actores como muy buenos actores o simplemente no entrarian al trapo en algo tan obvio y falso como la televisión.
    En fin, está claro y tiene razón el 70% de la comunidad Europea, España es el pus del grano del culo de Europa (hablando vulgarmente para que en este país se me entienda). Viva la mediocridad, llegaremos muuuuuuy lejos.
    Saludos a todos

    Responder
  • 22. DarkDudae  |  18 octubre 2009 en 22:02

    Lo verdaderamente sorprendente de este programa, al margen de mostrar una juventud que tristemente existe, es que los chavales simplemente no entienden un “no”. Todo tiene que tener un porqué y una explicacion, todo es cuestionado, son simplemente incapaces de aceptar que hay normas y se comportan como niños pequeños de rabieta cuando no se salen con la suya.

    Da miedo.

    Responder
  • 23. Carlos  |  21 octubre 2009 en 00:06

    Sólo un par de expresiones:
    Este programa es basura reaccionaria de la peor ralea, y debería ser sometido a valoración judicial por sus clarísimos contenidos de exaltación de comportamientos y expresiones atentatorias de derechos fundamentales por parte de los pseudo-docentes que allí aparecen. De la misma forma en que no es admisible la emisión de un programa exaltando comportamientos terroristas, xenófobos o de violencia de género, de esa misma forma creo que no es admisible la emisión de un programa en que hay clara exaltación de comportamientos de agresión y acoso contra menores de edad. La libertad de expresión tiene límites, y son los definidos por la defensa de los derechos fundamentales consagrados en la Constitución Española.

    Responder
  • 24. Tete-Elche  |  24 octubre 2009 en 04:42

    Hola, Ruth!
    Antes que nada, decirte que he decubierto esta página por casualidad y me estoy divirtiendo un montón, así que te pido permiso para engrosar tu lista de amigos y poner, de vez en cuando, mi granito de arena en los temas que tocais. Un saludo, pues, a tod@s.
    Bueno, al hilo de esto, lo del Curso del 63 me parece ligeramente espantoso, yo tengo 42 años y no puedo decir que viviera cómo fueron las aulas en ese año, pero sí viví los primeros 70, cuando sobre la pizarra colgaban Jesucristo y Franco y había que rezar no recuerdo qué al entrar en clase y hombre… era todo bastante rancio pero no había tanta tortura jajaja… Claro, que es verdad que los críos de antes y los de ahora no tienen nada que ver.
    Estoy de acuerdo en que hoy día el 90% de los críos anda un pelín “aplatanaos” pero los del programa ese me parecen tan ficticios… Una cosa así como los de “Física o Química”, ¿esos reflejan la realidad de la juventud actual? ¿y sus profesores reflejan algo? Joer, ni tan mal rollo como los del 63 ni tan bueno como los de “Física o..”, que aparte de que nunca se les vea estudiar es tan normal como la vida misma andar de cama en cama, con sus mega peinados (ellas), sus cuerpitos de gimnasio (ellos), drogas, broncas familiares, adulterios y demás preñeces (que las hay, que las hay…)
    Chicos, a mi me aburre todo ese rollo pseudo adolescente que se están sacando de la manga todos los canales, así que me quedo con Aída, que la Lore, el Jonathan y el Fidel son los adolescentes más simpáticos que hay jejejeje

    Responder
  • 25. Pedro  |  31 octubre 2009 en 11:11

    No comparen ustedes el “putiferio” de Gran Hermano con este programa, que ciertamente es un reality show, ¡y me gusta!. ¡Quién lo iba a decir!. Me gusta porque demuestra que buena parte de los jóvenes de hoy confunden la libertad con el libertinaje. La libertad de una persona termina donde comienza la de los demás o, en otras palabras, no se puede hacer lo que a uno le dé la gana cuando se mete en el terreno de los demás. La disciplina es buena, tanto para el educando como para los que le rodean. El educando lo va a agradecer en un futuro en el que tiene que encontrar y mantener un puesto de trabajo, lo que forma parte de la adaptación a una sociedad competitiva y cruel. Tanto es así que la sociedad está permitiendo y apoyando la indisciplina de los jóvenes y luego los abandona a su suerte sin capacidad para encontrar un trabajo y comprar un pequeño hogar en el que desarrollar su vida tranquilamente y con independencia. Por otro lado, los padres que están de acuerdo con educar bien a sus hijos, los profesores y los viandantes que no están dispuestos a aguantar las gamberradas, el vandalismo y la mala educación lo agradecerán. Todos lo agradeceremos. Un claro ejemplo, es el botellón. Me parece bien hasta cierto punto, pero no se puede consentir que se moleste a los vecinos con un ruido insoportable que impide dormir y no se pueden dejar las calles y los parques como un vertedero. Otro ejemplo son los cristales rayados del Metro y de los Cercanías (incluso de algunos Regionales; ¡ya sólo falta verlos en el Altaria, el Alaris y el AVE!), y otros bienes públicos que pagamos entre todos con nuestros impuestos (personalizado en este chico del programa que raya una mesa). Pienso que es sumamente hipócrita defender la sindicación pero excluir de la misma a los profesores mediante la erradicación de sus derechos en cuanto a las condiciones del desarrollo de su tarea. La disciplina en su justa medida nos enseña a ser consecuentes entre muchas otras cosas, como responsables. Yo nací en 1980. Creo que he vivido en la mejor época para todos en muchos aspectos. En las décadas de los 80 y los 90, la calidad del sistema educativo era mucho mayor. El nivel académico era mucho más elevado que ahora y existía disciplina, basada en el respeto mutuo profesor-alumno. Era el término medio: ni el profesor extremadamente autoritario (años 60) ni el alumno extremadamente autoritario (actualidad). Hay que puntualizar que no se puede comparar el profesor al alumno, puesto que el primero es una persona mayor cuya misión es enseñar una materia al segundo y hasta cierto punto, educarlo. Por lo tanto, el alumno le debe respeto al profesor y ha de cumplir unas normas de convivencia. Por su parte, los padres tienen la obligación de educar correctamente a sus hijos; sobre ellos recae todo el peso de la educación. El profesor ha de corregir la falta de educación, pero la verdadera responsabilidad educativa la tienen los padres, que en muchos casos y con absoluta irresponsabilidad escurren el bulto y tiranizan junto a sus hijos al profesor. Por último, decir que los profesores-actores de Curso del 63 no tienen ni de lejos la severidad de los profesores de los años 60. Mis padres me ha contado que a uno le castigaban de rodillas mirando a la pared con los brazos en cruz con unos cuantos libros en cada uno, que les levantaban de las sillas tirando de las patillas, que hacían revisión de uñas y si no estaban correctamente cortadas les daban un fuerte “reglazo” en ellas, etc. Yo no he visto en el programa ni una sola vejación física. El San Severo de ahora es mucho más suave que el de antes. Hemos visto la soberbia de los alumnos, y que les hace falta que les bajen un poco los humos, que lo van a agradecer en un futuro aunque ahora sean unos llorones. Lo que ahora puede ser la expulsión del centro el día de mañana puede ser la expulsión del trabajo, la exclusión de círculos sociales, etc. No comparemos curso del 63 con Gran Hermano. El primero te enseña la importancia que tiene la educación en la sociedad, de la que adolece nuestro país, que siempre va a la cola; el segundo satisface el morbo. Las generaciones de los años 70 y 80 creían que erradicando para sus hijos la disciplina a la que estuvieron sometidos (más mesurada que la de los años 60) la educación y la formación que recibirían sería mucho mejor. Nada más lejos de la realidad. Muchos padres de hoy han abandonado a sus hijos a la suerte de la “caja tonta”, a Gran Hermano. Al menos, curso del 63 tiene algo que aportar y subjetivamente, no lo incluyo en la elevada proporción de programas basura.

    Responder
  • 26. Pedro  |  31 octubre 2009 en 11:27

    Se me olvidaba otra cosa. Los alumnos se han sometido VOLUNTARIAMENTE a las normas de San Severo. Nadie les ha obligado. Saben a lo que van. No es ningún atropello a nada. Es como cuando firmas un contrato de trabajo. Que sean consecuentes, igual que algunas personas que han escrito en esta página poniendo el grito en el cielo por esto. Hay que tener en cuenta que no ha habido vejación física, y que tienen la absoluta libertad de abandonar el programa. Sean consecuentes.

    Responder
  • 27. Omar  |  4 noviembre 2009 en 00:22

    Yo solo tengo 2 opiniones referente a esto.
    1.- Para todo aquel,(Lo he leido en los comentarios de esta pagina),que dice que no ha visto el programa porque es una bazofia…que siga viendo documentales…que yo seguire sin entender como una persona que piensa que ese programa es una bazofia…termina colocando un comentario por Internet,de un programa que supuestamente no ve……sociedad…capaz de construir un aparato que te lleva a la luna y todavia tan primitiva en lo personal.
    2.- Este programa me parecio de lo mas curioso…y quizas necesario porque es posible que mas de una persona…se haya dado cuenta de una realidad que es un secreto a voces.La juventud…y mira que tengo 28 años,esta totalmente caotizada,inculcada en una disciplina que brilla por su ausencia,absolutamente perdida y sin ningun tipo de referente paternal…
    En el 4º y ultimo capitulo de esta serie…podemos ver como los crios cometen una de tantas estupideces y son explulsados del colegio por ello,sin antes pasar por la evidente fase de intentar enmendar su error en 2 minutos…pues bien,aqui tenemos el ejemplo de la actual sociedad.¿Esta fallando la educacion social,referente a los jovenes?
    ¡¡¡Sin problemas!!!,cuando sea demasiado tarde…la sociedad intentara arreglarlo en 2 minutos cuando todo este echado a perder.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2,213,453 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: