Posts tagged ‘El programa de Berto’

‘El programa de Berto’ pasa a mejor vida

Pues no ha podido ser. La Sexta ha cancelado El programa de Berto por su escaso rendimiento en audiencias. Ya dije que el programa no me parecía redondo pero esta cancelación sorprende sobre todo porque viene de La Sexta, una cadena pequeña que se ha comportado como una grande. Espero que no sea una aviso a navegantes porque cuando las barbas de tu vecino veas cortar…,.

Ahora, a toro pasado, es fácil pensar en que si le hubiesen dado otro día o si le hubiesen dado otro formato las cosas habrían sido diferentes, pero son como son. Yo creo que tendrían que haber apostado por unos cambios más sustanciales pero también es cierto que apenas les han dado tiempo. Sobre todo se me queda un regusto de injusticia porque hay pogramas peores por ahí que aguantan más, pero qué se le va a hacer.

En su lugar nos plantan La hora 11. Yo he visto los tres primeros capítulos de la serie este fin de semana en Fox y, qué queréis que os diga, la serie no me parece la bomba. Me da a mí que con este estreno buscan enganchar a los seguidores de El mentalista, una serie que les funciona muy bien los jueves. Ambas producciones tienen en común a una pareja de policías en la que el hombre tiene unas habilidades especiales y en la que la mujer es una escéptica. El policía de La hora 11 es un científico, atormentado también y un poco asocial, aunque no tanto como Bones. Sabéis que a veces se producen series muy parecidas en la misma época y una de ellas es la menos buena, ¿no? Pues en este caso es La hora 11.

Está por ver si la serie mejora los datos de El programa de Berto y si aprovecha el arrastre de Salvados. Si no fuera así, ¿que harán? ¿Cancelarán la serie también? ¿Volverán al Terrat Pack? ¿Reemitirán el programa de Pocholo? En unas semanas tendremos la respuesta.

1 abril 2009 at 09:08 25 comentarios

El programa de Berto, el día después

Anoche Berto se convirtió oficialmente en presentador de televisión, como comentaba él, y el estreno me dejó un sabor agridulce, como de potencial desperdiciado y de posibilidades perdidas. Las promos no mentían: ni fieras salvajes, ni señoritas ligeras de ropa, ni nada de nada, sólo Berto en un monólogo largo con sketches intercalados. Es arriesgado porque no estamos acostumbrados a propuestas tan puristas pero Berto lo aguanta porque es natural y sabe reirse de sus errores. Eso sí, algunos de los sketches no me hicieron demasiada gracia (cuestión de gustos).

Lo que noté y me sorprendió es el toque…, ¿cómo decirlo?, ¿gamberro? Me refiero a los temas, temas espinosos sobre los que no se suele hacer humor y menos un domingo a las diez y media de la noche. Si van a tirar por ahí, cosa que me parecería bien, que se lancen a por todas porque en este tipo de programas el quedarse en un término medio es casi como no llegar, pero vayamos por partes.

Me encantó el arranque del programa con Berto intentando venderle el espacio al resto de cadenas. Eso estuvo bien aunque el remate pertenece a ese tono que tuvo el programa a ratos y como sólo era a ratos, resultaba un poco desconcertante. Aquí, al ser la primera vez, me sorprendió. Me refiero a Berto bajándose los pantanlones y uniéndose al trío montado por los directivos de La Sexta en pelotas. Los de La 1 eran unos abuelos, los de La 2 no existían, los de Antena 3 eran robots, lo de Cuatro eran pijos y los de Telecinco eran monstruos. Podéis verlos en el vídeo de arriba a partir del minuto treinta.

Siguió el asunto con Berto repasando su trayectoria en televisión como reportero en distintos espacios y eso también me gustó. Estos dos sketches me hicieron pensar que el programa iba a basar parte de su contenido en hacer humor sobre la tele y me tenía la mar de interesada cuando apareció lo de la conexión con El Salvador, que me descolocó, aunque tuvo su gracia. El bloque sobre la democracia se remató con un coleccionable de marionetas de la Transición que vendía Labordeta (si no es por él no habría entendido nada), y de repente Berto cantó una canción sobre cómo pedir con elegancia a una mujer que permitiese el acceso por la puerta de atras volviendo a las connotaciones verdes del programa y cerrando el bloque con una conversación con una chica del público que tiene un conejo al que le ha puesto de nombre Berto. Imposible para mí a estas alturas, como espectadora, situarme en la onda del programa, que más que una onda era un maremoto, con tanto cambio de enfoque y de tema.

La sección de la cruda realidad hizo humor sobre la venta y el consumo de drogas y después apareció Stefano, el alter ego de Berto, a lo Stefano de Cosas de casa investigando el origen de las fallas, ché. Muy surrealista y al final se le vio el culo. Otro giro a lo verde, por llamarlo de alguna manera. Para terminar, el tema de la crisis, sacó a su madre (como Buenafuente sacó a la suya), y terminó el programa bajándose los pantalones otra vez para enseñarnos los calzoncillos de papel de periódico que llevaba puestos.

¿Qué os pareció a vosotros? Yo durante todo el programa tuve la sensación de que no sabía a qué atenerme. No es que necesite una monotonía para enterarme de algo pero para el humor necesito estar predispuesta, saber qué tono están utilizando y sintonizar con la forma en la que me cuentan las cosas y en este sentido eché de menos una línea general. No me importaría que apostasen por lo irreverente pero, si van a hacerlo, que sigan la línea de principio a fin porque los saltos de eje, más allá de romper el ritmo, consiguieron que me saliera a menudo del programa. Creo que El programa de Berto puede funcionar si se quedan con una línea pero los saltos de tema y de tratamiento, sin un esquema aparente, me parecen peligrosos para la fidelización del espectador. Veremos qué hacen el domingo que viene.

16 marzo 2009 at 08:54 28 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.256.288 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: