Posts tagged ‘Cómo conocí a vuestra madre’

Solteros: el personaje fijo

Hasta llegar a series como Impares, protagonizada únicamente por solteros en busca del amor, la tele nos ha proporcionado grandes momentos de personajes adultos pertenecientes a un sector de la sociedad que ha ido adquiriendo protagonismo con el paso del tiempo. De ser unos solteros secundarios cascarrabias y malhumorados, su imagen ha ido mejorando en la tele a medida que aumentaba su valoración en la sociedad gracias a la importancia de su nivel de consumo. Hay enfoques para todos los gustos pero ya sea a través de la comedia pura, el sarcasmo o la tragicomedia, los solteros han ido ganando terreno en las ficciones y ahora, en este mundo globalizado que quiere llegar a todos, es difícil ver una serie que no incluya a uno, e incluso hay series en las que todos los protagonistas lo son.

Repartos corales de solteros: Apartamento para tres (1977), Seinfeld (1989), Friends (1994), o Sexo en Nueva York (1998). Obviamente, en estas series la soltería no era perpetúa y aparecían parejas con la misma velocidad con la que desaparecían, pero nos han dado algunos de los mejores solteros de la tele como Larry, el soltero crápula de Apartamento para tres, o Joey de Friends como el soltero inocente. Puestos a elegir personajes de estas series me quedo con dos.

George Constanza, ese miserable que se alegró mucho de que su futura mujer falleciese intoxicada por la goma de los sobres baratos de las invitaciones de boda que él había comprado al coste para ahorrarse dinero. En Seinfeld la búsqueda de pareja era algo natural, no iba orientada al matrimonio, y las parejas iban y venían, algunas con más permanencia que otras, pero la soltería no era un lastre. George, con su eterna insatisfacción vital, nunca estaba satisfecho con las parejas que conseguía y pocas veces conseguía que las relaciones llegasen a buen término. Se lo tenía merecido.

Mención aparte merece Sexo en Nueva York, serie que me gusta mucho pero a la que no le perdono el hecho de que al final la redención de las protagonistas llegase a través de la consecución de una pareja estable. De esta serie me quedo, cómo no, con el personaje de Samantha Jones, por su gracia para decir guarrerías y porque me parece que es uno de los personajes mejor construidos de la serie. Estereotípica como las demás, claro, pero con unas contradicciones mejor marcadas y explotadas que las otras.

Murphy Brown (1988), supuso toda una revolución. Esta periodista ex-alcohólica estaba dedicada por entero a su profesión, era una mujer moderna de la época y consiguió revolucionar el panorama en dos momentos clave del proceso vital del personaje: cuando fuma marihuana como tratamiento contra el cáncer de mama y cuando decidió ser madre soltera. Os recuerdo que estamos en los Ochenta y que en aquel entonces este tipo de cosas tan privadas eran consideradas tabús, sobre todo en el caso de las mujeres. Hacían unas promos diferentes.

Claro que voy a hablar de Cómo conocí a vuestra madre (2005). Dejarme a Barney en una lista así sería un crimen. No hay nada que pueda decir que no sepáis, sólo destacar el parecido de su personaje con Larry, el de Apartamento para tres.

Y quiero terminar con Brian, de ¿Qué hacemos con Brian? (2006). Brian me parece un soltero llorón, no me gusta nada. El conflicto que tiene no está mal, pero me parece que se cuenta de una manera poco atractiva, a excepción de alguna ex destacable. La alienación de todos los personajes de la serie se me hace cansina pero para gustos, los colores.

¿A quién me he dejado? ¿A Liz Lemon (30 Rock)? ¿A Chris Peterson (Búscate la vida)? Pues para eso están los comentarios, para que completéis la entrada con vuestras aportaciones.

10 octubre 2010 at 08:23 11 comentarios

Personajes maravillosos que no soportaría conocer

A ver si a vosotros os pasa lo mismo. En las comedias, porque me ocurre sobre todo en las comedias, hay personajes adorables en la ficción, suelen ser los que más gracia me hacen, pero a los que sé que no soportaría jamás en mi vida real. Serían personas odiosas en la realidad, inaguantables, pero que en comedia funcionan a las mil maravillas y hacen que les adoremos. Tengo una buena colección de personajes perfectos que, si se convirtiesen en personas reales, expulsaría de mi vida sin miramientos. Y es que todo lo que me hace gracia en una serie, si lo traslado a la vida cotidiana me parecería una tortura.

  • Michael Scott (The Office USA). También podría haber elegido a Dwight, pero con él me pasa que es uno de los personajes de la serie que más reales me parecen. En alguna que otra ocasión me he cruzado con un Dwight y se me hace un poco odioso hasta en la serie. A Michael lo adoro con todas mis fuerzas, pero tenerlo de jefe sería para pegarse un tiro.
  • Barney Stinson (Cómo conocí a vuestra madre): Esta serie no es de mis favoritas, el rollo romántico treintañero no me termina de hacer gracia y si no fuera por Barney no le dedicaría a la serie ni la mitad de atención. Sus poses, sus teorías y sus actitudes me hacen partirme de risa pero si yo tuviera un amigo así hace tiempo que me lo habría sacudido de encima.
  • Sheldon Cooper (The big bang theory): Sheldon es lo más, tan inteligente y desamparado a la vez, tan fuera del mundo, tan metido en sus historias y tan divertido gracias a la caricaturización de su enfermedad. En la vida real, mucho habría que quererle para que resultase digerible más de diez minutos a la semana.
  • Borja Pérez (Qué vida más triste): Es mentiroso, interesado, manipulador, hipócrita y adorable. Nunca le sale nada bien y se monta unas películas alucinantes. Si le conociese no me fiaría de él un pelo.
  • Doctor Dick Solomon (Cosas de marcianos): En realidad, de esta serie me quedaría con todos y por eso le pongo a él. Es la cuota debida a la nostalgia que podría haber ocupado por ejemplo George Constanza (Seinfeld), pero me quedo con Dick por su aparente ausencia de malicia, por su egoísmo y por ese perfil de niño grande. Tener un profesor así tendría que ser una tortura.

Como veis, todo son tíos. Las mujeres que se me han ocurrido no les llegan a estos personajes ni a la suela de los zapatos pero estaré encantada de que me enmendéis la plana en los comentarios con vuestras aportaciones. A veces me da la sensación de que es más fácil hacer parodia con personajes masculinos que con los femeninos, que suelen ser por desgracia los juiciosos. Vosotros diréis.

4 abril 2010 at 08:33 20 comentarios

Día de fiesta, día sin tele

Los festivos son auténticas torturas para los amantes de ver la tele y el zapping compulsivo puede acabar lesionando hasta los dedos más expertos. Con nuestra vocación de servicio público, os resumo qué podéis ver en las cadenas generalistas, para hacer el día un poco más llevadero.

La 1 mantiene Corazón de Otoño, Gente, Cuéntame y los informativos, y rellena el hueco de la parrilla con cine. A las cuatro de la tarde, El hombre que susurraba a los caballos, una peli potable para los amantes del drama romántico dirigida e interpretada por Robert Redford y con una jovencísima Scarlett Johansson. La novela de Nicholas Evans me sorprendió favorablemente. La comparan con Los puentes de Madison.

La 2…, ni lo miro, que nadie ve La 2. Es broma, las series y programas habituales, y Días de cine pasada la medianoche.

Antena 3 cine a porrillo. Destaca El sexto sentido, a las cuatro de la tarde (nunca me cansaré de ver a Toni Collette) y después hacen Smilla, Misterio en la nieve. Mantienen La ruleta y Los Simpson, y los informativos, claro. Por la noche más cine con Invasión a las 22:00 horas, una peli de suspense y ciencia ficción. Se aprecia la intención de la cadena de ofrecer una parrilla de misterio, acorde con la fecha.

Cuatro en la sobremesa, cine, Elegir un amor (lo siento, pero no). Mantienen intacta la franja de tarde, con Alta tensión y Money, money, y Pablo Motos trabaja con El hormiguero. En prime time estrenan High School Musical 2, un fenómeno de masas que cumple con el esquema clásico de drama musical adolescente. Toda la artillería de Cuatro desplegada los jueves para ganar a Gran Hermano. Vaya una obsesión.

Telecinco mantiene una parrilla similar a la del domingo. A las 11:30 repiten Clever, para los que no lo vieron el domingo y a las dos de la tarde rellenan con Rex. Cine de tarde con Desaparece pero no se olvida (¿qué será esto?). La noche es para Gran Hermano, con un especial de terror (Halloween), que incluye de posible vuelta a la casa de Amor.

La Sexta mantiene su parrilla habitual y hacen trabajar otra vez a los de Sé lo que hicisteis…, que estarán a punto de denunciar a Emilio Aragón en el sindicato por explotación laboral. Después Cómo conocí a vuestra madre y las series habituales. Por la noche, fútbol y Buenafuente.

En fin. ¿Quién alquila una película? Yo pongo los aperitivos. O si no, propongo maratón de Wii.

1 noviembre 2007 at 10:47 17 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a 99 seguidores más



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.277.054 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: