Posts tagged ‘Hay alguien ahí’

Las series nacionales se la juegan en Cuatro

La ficción nacional es el único campo que se le resiste a Cuatro. Sin ir más lejos HKM o Los exitosos Pells han sido dos de los fracasos recientes más sonados. Y hay más pero tampoco es cuestión de hacer leña del árbol caído. Algo pasa entre Cuatro y sus espectadores, que de todas las series nacionales que han intentado estrenar, muy pocas han conseguido un seguimiento estable y suficiente. Hay alguien ahí, por ejemplo, es la excepción, pero excepciones como ésta no hay demasiadas.

Lo han intentado todo y a todas horas. En la sobremesa han caído varias pero el prime time también ha asistido a algún que otro desvarío, como Gominolas. Cuestión de sexo, en cambio, funcionó bien pero se fue desinflando. Es decir, que los jóvenes progres no ven las series de Cuatro, pero los adultos y jóvenes de otro target tampoco se han enganchado a sus culebrones de sobremesa. Tampoco parece que hayan funcionado en prime time las inspiraciones en series de éxito americanas como Génesis, en la mente del asesino, ni las adaptaciones de series argentinas como Los simuladores. Cuenta atrás, por ejemplo, empezó bien pero qué poco dura la alegría en la casa del pobre. Como premio de consolación tienen el haber podido venderla al extranjero. Quizá el quid de la cuestión sea en intentar hacer productos con un perfil de audiencia demasiado marcado porque, eso sí hay que decirlo, hasta ahora no se han centrado en las dramedias que vemos en otros canales.

Con todo este panorama, hacer una serie para Cuatro tiene que dar vértigo, mucho vértigo, pero al mismo tiempo supongo que se sentirá la tranquilidad de saber que, si no va bien, la serie sola no va a tener la culpa. En este contexto es en el que se reciben las apuestas que podremos ver en Cuatro a partir de enero. Propuestas muy variadas que llegan siendo legión. Quizá peco de mala pero ya dije que iba a tirarle la culpa de todo a la fusión. ¿Sería posible que necesiten desprenderse de productos que tienen en cartera de cara a los cambios de parrilla? Imaginaciones mías, seguro.

Pero a lo que vamos: las series que se la juegan en Cuatro a partir de enero son…

  • Valientes. La de la promo de arriba. Adaptación de una serie homónima argentina. A mí las imágenes me recuerdan a Pasión de gavilanes, con tanto  macho y tanta hembra a punto de reventar de amor y sexo. Es la historia de la venganza de tres hermanos contra el terrateniente que arruinó a su padre. Espero que eso de “terrateniente” que he leído aquí lo cambien por “empresario”, por ejemplo, que está menos pasado de moda.
  • Punta escarlata. Ya hablamos de ella hace un tiempo. Es una serie sobre sucesos sobrenaturales en un pueblo. En YouTube algún extra se ha dedicado a colgar vídeos tremendamente malos de momentos del rodaje así que, señores de Cuatro, si me leen, díganle algo a esa persona, que está terminando con la buena imagen de la cadena.
  • Hay alguien ahí. Ya se anuncia el estreno de la segunda temporada.
  • Y hay tres proyectos de los que aún no se sabe demasiado que son Cuerpo a cuerpo (Globomedia), Ángel o demonio (Plural), y Quiero vivir (Boca a Boca). Daniel Gavela no ha contado demasiado de ellos así que supongo que más adelante irán soltando las novedades con cuentagotas.

A todo esto hay que sumar, claro, las series internacionales, los programas de entretenimiento y demás, pero en este sentido no hay anunciada ninguna novedad de la que no se haya hablado ya. Veremos si la audiencia elige por fin las series nacionales de Cuatro. Me da a mí que sus espectadores son muy exigentes en este sentido, más que en el resto de cadenas, y es una pena para ellos porque las series nacionales son más baratas que las internacionales y si algo necesitan ahora es ahorrar.

Anuncios

23 diciembre 2009 at 10:02 9 comentarios

Hay alguien ahí termina en su segunda temporada

Parece ser que Cuatro y la productora Plural Entertainment han decidido no estirar el chicle de Hay alguien ahí y le pondrán fin en la segunda temporada de la serie que están grabando ahora y que se emitirá, si no hay cambios, en diciembre. Pese a que la serie no fue mal en audiencias lo cierto es que la historia no daba para mucho más y han preferido hacer una segunda temporada con resolución de misterios y cierre de tramas antes que liarse la manta a la cabeza e ir tirando hasta que ya no quedase nada.

Ya dije en su momento que la serie me pareció que estaba bastante bien, teniendo en cuenta el público al que iba dirigida, y como parece que la experiencia les ha gustado ahora andan liados con la posibilidad de un spin-off que circula por ahí y que depende en gran medida de las audiencias que marque esta segunda temporada que está ya a punto de caramelo.

La única manera, me parece a mí, de que una historia de lo sobrenatural pueda tener cierta continuidad lógica es incluyendo el factor procedimental de resolución de casos como hacen en Entre fantasmas, Medium o Sobrenatural, por ejemplo, y casualmente estas tres series ya están en manos de Cuatro. ¿Sería viable hacer un producto patrio siguiendo ese esquema para una cadena en la que abundan las producciones americanas del mismo corte? El personaje ya lo tienen. Es el investigador médium que interpretó William Miller y que podéis ver en la siguiente promo de la temporada pasada.

Lo que es una lástima es que para una vez que Cuatro acierta con su ficción nacional y que no la maltrata, al final sea con una serie con clara fecha de caducidad. En el fondo creo que es lo que más le conviene a esta cadena: producciones de calidad con una duración prederminada. Así evitarán que les pase lo de Gominolas, la mayor fábrica de humo de los últimos tiempos, o lo de Cuestión de sexo, que terminó abandonada en la oscuridad del late night después de cambios recurrentes en el día de emisión y que ha sido la única apuesta de ficción nacional de Cuatro que ha llegado a las tres temporadas.

28 julio 2009 at 09:32 10 comentarios

‘Hay alguien ahí’, desde luego que hay alguien

Otra ficción nacional que estrena arrasando. Se llevó por delante Una bala para el Rey, la TV Movie de Antena 3, y le pisó los talones a Pelotas en La 1. Hay alguien ahí se presentó como una propuesta de terror y misterio aunque yo me quedaría con la parte de misterio porque terror, lo que se dice terror puro y duro, no hubo mucho.

Me parecieron destacables las interpretaciones en general, aunque volvemos a pinchar en hueso en lo que se refiere a los actores adolescentes del reparto. Exceptuando a los hijos de la familia y a sus respectivas parejas, el resto no estuvieron para mi gusto a la altura, sobreactuados a más no poder en general. El momento ouija fue algo lamentable en este sentido. Me gustó la variedad de tramas y las distintas implicaciones de todos los personajes en el misterio, desde los albañiles hasta las empleadas de hogar. La producción es destacable en calidad, se nota que se han dejado una pasta y aunque el planteamiento de los planos exteriores de la casa, mostrándola como una maqueta, a mí no me convence, entiendo que es una decisión artística tendente a transmitir la fragilidad del entorno, por mucho que a mí me rechine.

Si no os gusta el tema “Poltergeist” ni intentéis ver la serie porque toda la historia se articula en torno a una casa que tiene vida propia y las tramas se desarrollan en función de cómo los personajes viven esa circunstancia. Son una familia distanciada que intenta resolver sus problemas empezando de cero, pero no lo van a tener fácil. Las relaciones deterioradas entre ellos dejan el campo libre para que cada uno interactúe a su manera con el fenómeno y aunque es difícil en este sentido ser originales a más no poder, los guiones son buenos, medidos, acertados en suspense y con un pulso muy equilibrado entre lo normal y lo paranormal.

Los efectos especiales merecen mención a parte. Que nadie espere que sean la bomba porque eso habría supuesto una inversión que ninguna serie nacional, ni muchas internacionales, pueden permitirse así que sabiendo esto y dando por sentado lo limitado de la partida, creo que han conseguido unos buenos resultados. Para ellos habría resultado más fácil rodarlos de otra forma más sencilla pero entonces la serie habría perdido gran parte de su razón de ser. Me da la sensación de que han sido conscientes de sus limitaciones y se han decantado por un tratamiento más cercano a lo fantástico que a lo fantasmagórico y me parece una buena decisión.

Veremos cómo les funciona la semana que viene pero han tenido un buen estreno y tienen que estar contentos. Si queréis dejarles algún mensaje, en Facebook tienen una página muy completa en la que cuelgan material exclusivo y van comentando cosas. Yo me alegro de que se apueste por géneros que no sean comedia. La diversificación de la producción es beneficiosa para todo, y que dure.

17 marzo 2009 at 08:54 25 comentarios


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 99 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers

RSS Antiegos

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Bloguzz

bannerB&W

Han pasado por aquí

  • 2.249.488 televidentes

Están mirando esta tele…


A %d blogueros les gusta esto: