Posts filed under ‘Drama’

A Antena 3 le toca el gordo

Como siempre, cuando una fórmula funciona en televisión hay que repetirla y Antena 3 ha demostrado un tino insuperable en las adaptaciones de ficción. Sus últimas propuestas en este sentido se están consolidando bien en parrilla así que no quedaba más remedio que ponerse manos a la obra. El nuevo drama que preparan está basado en una miniserie canadiense que, a su vez, está basada en un hecho real: Les Lavigueur.

¿Qué pasa cuando a una familia humilde le toca el Gordo? Nada bueno. El caso de los Lavigueur es una leyenda en Canadá porque el premio les recubrió de un aura maldita que ni los Kennedy, con muertes, suicidios y demandas interpuestas entre ellos por la reclamación del premio. Vamos, lo mejor del ser humano sacado a relucir. Aquí tenéis a la familia real en la época, 1986. No me digáis que no parecen personajes de Me llamo Earl.

La miniserie canadiense tiene seis episodios y ha ganado un Rose d’Or al mejor drama. Habrá que ver si en la adaptación respetan la estructura o si hacen una serie más larga pero, en cualquier, caso, me parece una buena idea que tras algunos intentos fallidos en las producciones originales, se vuelquen en las adaptaciones como fuente de ideas probadas. Eso sí, que no se acostumbren porque los espectadores, malvados como somos, nos disponemos enseguida a poner etiquetas y como esto siga así en la próxima temporada somos capaces de pensar que Antena 3 es como los loros, que imitan las palabras pero que no saben hablar.

Zebra (Lalola), es la encargada esta vez de realizar el trabajo y quiero subrayar lo de “esta vez”. Doctor Mateo ha sido cosa de Notro y La chica de ayer está producida por Ida y Vuelta. Es decir, que Antena 3 no se casa con nadie y, es más, parece que procura una alternancia en las productoras o que, al menos, no quiere darle a ninguna el monopolio de su ficción. Es un modelo de negocio mucho más abierto que el de Telecinco, que trabaja con productoras de confianza de las que, en algunos casos, tiene parte accionarial. En el caso de Acusados, Telecinco quiso hacer un homenaje a Damages que casi le procura un disgusto, mientras que Antena 3 compra y adapta formatos a las claras, por la vía oficial. En cualquier caso, Antena 3 parece que está fuera de la órbita de influencia de Globomedia y el apoyo a productoras más pequeñas puede entenderse como un fomento de la industria para evitar la presión del gigante (Globomedia ha conseguido la renovación de dos temporadas más de Aída a base de apretar las tuercas), pero estoy segura de que hay cosas más espinosas detrás. Eso sí, no me pidáis que os las explique porque yo en cuestiones de macroeconomía me pierdo.

8 mayo 2009 at 07:34 7 comentarios

21 días, reportajes en carne propia para Cuatro

Cuatro ha dado el pistoletazo de salida a un nuevo formato, 21 días, producido por BocaBoca y presentado por Samantha Villar, que se estrenará el próximo viernes 30 de enero y que tiene como característica esencial la implicación “real” de la reportera en las historias que cuenta. Tal y como lo plantean, la reportera no será la mirada objetiva, sino que será parte implicada en las historias porque para contarlas vivirá las situaciones límite.

21 días se suma a la oferta de los viernes y está a medio camino de lo que nos ofrecen a día de hoy, entre los programas de coach y los reportajes de Callejeros. Un paso más al reality, esta vez en forma de docu-reality, que con periodicidad mensual tratará aspectos de relevancia social como las drogas, los trastornos alimenticios o la indigencia. No puedo evitar acordarme de Super Size Me, la película documental del tipo que decidió demostrar en su propio cuerpo los peligros de la comida basura.

Pero volviendo a 21 días, la promo nos presenta a una reportera muy neutra y la imagen casi parece de ficha policial. Es de suponer que los programas, o su mayoría, ya estarán grabados porque si no se puede perder algo del efecto por el reconocimiento. También es de suponer que las cámaras le seguirán de lejos porque si no la supuesta experiencia vital queda un poco en duda, a lo Pekín Express.

Entiendo la intención del programa y la motivación pero me parece algo arriesgado decir que se transmite una verdad sólo por el hecho de que una reportera la haya vivido en carne propia, aunque ya sabemos que esto es televisión. El juego está en entrar o no en la historia. Yo aún no tengo claro si me dejaré engañar por el planteamiento, para eso tengo que ver el programa, pero sí es cierto que de buenas a primeras no soy muy receptiva a este tipo de historias artificiales que se montan para, supuestamente, transmitir una realidad. La diferencia la marca muy bien el título del programa: la reportera sabe que sólo pasará 21 días en esa situación y esto ya es suficiente para que su historia, sus impresiones, no sean reales. En unas semanas saldré de dudas.

20 enero 2009 at 09:23 17 comentarios

El adiós de Aída

Si no has visto el sexto episodio de la séptima temporada de Aída, no sigas leyendo y no reproduzcas el vídeo.

Ya está, ya es oficial, ayer pudimos ver el episodio en el que Carmen Machi se despide de Aída. El capítulo se tituló “La familia mata”, supongo que en un guiño a la serie de Antena 3 porque este tipo de casualidades no suelen producirse, y la trama central desarrolló el espinoso tema de los malos tratos. Según parece, el equipo de guionistas estuvo asesorado por una asociación para el tratamiento del conflicto y les salió uno de esos capítulos en los que prima más el fondo que la forma y en el que todo se supedita al mensaje. El capítulo más dramático de la serie, decían ellos; a mi me pareció que fue el capítulo menos “Aída” de todos.

Se barajaron otras opciones para la desaparición del personaje, como un cáncer de mama, pero al final prefirieron optar por esta versión menos taxativa y que deja la puerta abierta al regreso de Carmen Machi, si es que ella decide en algún momento volver para algo. Hasta un cameo es posible con el personaje encarcelado (los permisos penitenciarios suelen ser una buena excusa). Además, el personaje podrá seguir estando presente en la serie por las referencias que den de él el resto (cartas, visitas, llamadas telefónicas…). Vamos, que no creo que Aída desaparezca de golpe y porrazo, sería de locos, y esta solución les facilita la permanencia.

La secuencia clave del episodio fue cuando Aída deja planchado a Ángel, el marido maltratador de “la” Soraya. Una cortina, un trasluz y asunto solucionado. Las siluetas enseñando lo que no quisieron mostrar. Y lo entiendo. Menudo dilema: un asesinato en una comedia como Aída no tenía ni pies ni cabeza; pero hacer un asesinato cómico con un tema como el de los malos tratos era arriesgado. Optaron por la vía de en medio y no se quedaron ni con una cosa ni con la otra. Yo habría preferido el asesinato cómico. Mención aparte merece el hecho de que jamás me habría imaginado a  Aída cometiendo un acto así, pero como he dicho antes el mensaje predominó sobre todo lo demás y se saltaron las convenciones de la serie.

La audiencia apoyó el episodio con un indudable 24% de share (más de 4.800.000 espectadores), pero no sé si habrá alguien que haya pensado que el capítulo de ayer fue el final de la serie. De todas formas, lo dejaron claro:

Piensa que esto es como en las series de la tele, que aunque se vaya la actriz la serie sigue “pa’lante”.

14 enero 2009 at 09:14 20 comentarios

Han dado que hablar en 2008

Hoy me saco de la manga (o del teclado), una entrada recopilatoria. Me hace gracia repasar los temas que más se han comentado en el blog. Es una buena forma de recordad cosas que seguro que habíamos olvidado y nos sirve de termómetro para ver qué ha dado de sí este 2008. Como el año pasado, hacemos un repaso mensual.

  • Enero: Por goleada indiscutible, Tú sí que vales, una entrada que estuvo recibiendo comentarios sin parar. Incluso tuve que editar algunos porque ponían al jurado a caer de un burro. Sirvieron de desahogo a mucha gente, desde luego. Sin tetas no hay paraíso también tuvo sus momentos, cuando sorprendió a propios y extraños colocándose como quien no quiere la cosa como el programa más visto de su franja. 2008 será el año que terminó con La cancelación de Aquí hay tomate uno de los programas más polémicos de los últimos tiempos. Muchos pensaban entonces que aquello iba a significar el final del corazón en televisión, pero no ha habido manera. Después del Tomate han venido otros tomatazos varios. Nunca sabremos si Vasile se arrepintió de tomar aquella decisión.
  • Febrero: Otra goleada y una de las entradas más activas del año fue Mofándose de Miguel Ángel Silvestre, una entrada que escribí a raiz de una entrevista que le hicieron al Duque en El País. Lo que tiene este hombre son fans, y lo demás son tonterías. Qué pasión.
  • Marzo: Destacaron sobre todo dos temas, la compra de Caiga quien caiga por La Sexta y el anuncio de Telecinco contra la piratería. Hay que ver, los de Caiga quien caiga acaban de despedirse de La Sexta, con lo felices que pensábamos que íbamos a ser, y Telecinco ha culminado un año de vergüenza con sus polémicas con otras cadenas. Pero sobretodo hablamos de Rodolfo Chikilicuatre, que terminó yendo a Eurovisión.
  • Abril: El mes de Las gafas de Angelino. Un desastre que terminó en cancelación acelerada. Carmen Alcayde le ha cogido el puso a esto de las despedidas. No había nada que hacer con aquel programa, nada que hacer, y en Telecinco se dieron cuenta enseguida. En la parte positiva, las parodias que les hicieron en Sé lo que hicisteis…,.
  • Mayo: Sin lugar a dudas es el mes de El juego de tu vida (otra de las entradas más activas del año). Hasta recibí un requerimiento oficial, policía judicial mediante, para borrar un comentario de esta entrada porque desprestigiaba a una empresa de polígrafos (es verdad, verdadera). Además trajeron cola la cancelación de El síndrome de Ulises, la participación de Chikilicuatre en Eurovisión y mi crítica de La Tira. En esta entrada había un comentario airado al que le seguí la IP y, casualidades de la vida, esa IP era propiedad del Grupo Árbol, el mismo que hace la serie.

(más…)

31 diciembre 2008 at 10:19 15 comentarios

Contando Cuéntame

No soy de las seguidoras tradicionales de esta serie pero en el último mes he recalado en Cuéntame cómo pasó tres o cuatro veces. Sé que no son demasiadas, pero es que me da la sensación de que he pillado un punto de inflexión de la serie y he visto la angina de pecho de Alcántara, el incremento de la tensión con todo su círculo y el deterioro de sus relaciones con el resto de personajes. Antonio Alcántara se había convertido en un ser repelente, insoportable, amargado, gruñón, irreflexivo…,. ¿Siempre había sido así? Y si siempre fue así, ¿cómo lo resolvieron las otras veces?

Atención, no sigas leyendo si tienes pensado ver el episodio de anoche porque voy a soltar algún que otro spoiler.

Anoche un deus ex machina interpretado por Álex Angulo, en forma de ángel de la guarda, vino a resolver todos los problemas al más puro estilo de Cuento de Navidad. Era el episodio de Navidad y tocaba buen rollito, pero me da la sensación de que de paso aprovecharon para solventar los problemas que podría haberles acarreado en un futuro el tener al personaje de Antonio Alcántar cabreado con todo el barrio.

Las tramas se habrían vuelto muy complejas y la serie, familiar donde las haya, se basa en la resolución de confilctos gracias a la solidaridad interna del círculo, una solidaridad que peligraba porque tal y como estaba el Alcántara no había Dios que quisiese ser solidario con él. Resolver una a una las peleas habría dado como resultado una temporada demasiado gris. Hasta el niño parecía que iba a irse de casa.

Hicieron un viaje al futuro, desde 1976 a 1982, y el Alcántara apareció divorciado y solo, con una larga lista a traumas familiares a sus espaldas. Pero que nadie se alarme, que con el ángel de la guarda se resolvió todo de un plumazo. Antonio fue de puerta en puerta disculpándose y aquí no ha pasado nada, así que para la próxima temporada ya está todo preparado para que surjan nuevos conflictos.

No sé si las temporadas anteriores de la serie han sido autoconclusivas como ésta, pero intuyo cierto trabajo fuera de planificación en todo esto, en el sentido de que esta última temporada (y las que le sigan), han sido como un bonus track. La serie estaba pensada para que terminase con la muerte de Franco y todo lo que está viniendo después es de regalo en premio por los buenos índices de audiencia. Desde este punto de vista comprendo el recurso a la solución venida del cielo, pero este tipo de finales nunca me han gustado demasiado. Ahora son todos felices otra vez, menudo aburrimiento.

26 diciembre 2008 at 10:12 16 comentarios

El Comisario se termina para siempre

Me da lástima que se termine una serie como ésta, con doce temporadas a sus espaldas y con una trayectoria sólida y coherente, que no ha caído nunca en la tentación de un fichaje estrella y no ha cambiado su forma de hacerse con el tiempo. Una serie que ha evolucionado y que ha ido adaptándose a los nuevos tiempos con serenidad y sin morbo gratuito, a pesar de tratar temas siempre de actualidad social.

En principio la serie iba a tener más rasgos de comedia pero poco a poco se fue decantando no hacia el drama lacrimógeno, pero sí hacia un registro más serio y acorde con lo que se contaba, aunque nunca perdió cierto toques de humor que recaían en determinados personajes. En cualquier caso, siempre ha existido un sereno equilibrio entre las tramas más serias y las más ligeras.

En una serie de estas características hemos podido ver a montones de actores y actrices, pero yo tengo mis favoritos: Pilar Punzano, Tristán Ulloa, Francesc Orella y Joaquín Climent. Como curiosidad, a Sonia Castilla, la hija del comisario, la han interpretado Silvia Abascal, en las dos primeras temporadas, y Mercè Llorens en el resto.

Está claro que una serie no puede durar eternamente pero lo que ha hecho Telecinco con El Comisario no tiene nombre. Yo creo que todo esto tiene que haber sido el resultado de una disputa con BocaBoca, la productora, si no no se entiende que la cadena haya hecho todo lo posible por llevar la serie a su límite. La persecución ha sido tal que la serie termina con un final abierto y la productora está ofreciendo opciones a la cadena, como una TV-movie, para darle un final digno y cerrado.

Aquí repasan muy bien la historia de la serie. Os hago un resumen:

  • Entre semana El Comisario tiene audiencias superiores a los cuatro millones de espectadores, superando el 25% del share.
  • En septiembre de 2007 Telecinco la cambia a los viernes y la serie vuelve a consolidarse, aunque con medio millón de espectadores menos.
  • La temporada que empezó en septiembre de 2008 tiene unas audiencias más inestables y la cadena retrasa el inicio de los capítulos hasta las once y media de la noche, sustituye la serie por las entrevistas a ladrones o emite dos capítulos seguidos.

En fin, la crónica de una muerte anunciada que hasta los actores han denunciado, como comenté en ¡Vaya Tele!,. Yo he seguido esta última temporada como he podido, porque Telecinco no lo ha puesto fácil, y me estaba gustando pero qué se le va a hacer. Casi ciento noventa episodios emitidos. El Comisario entra por derecho propio en la lista de las series clásicas de la ficción nacional. Descanse en paz.

22 diciembre 2008 at 09:16 13 comentarios

Ñoñerías del Siglo XX: La bella y la bestia

Pues sí señores, sí, yo veía La bella y la bestia en Canal 9, y me gustaba. La serie es de 1987 y contaba una historia de amor imposible aderezada con una subtrama detectivesca. La bella, Catherine (Linda Hamilton), era abogada, y tenía un relación extraña con la bestia, Vincent (Ron Perlman), porque aunque estaban enamorados había demasiadas cosas que se interponían entre ellos. La más evidente, que la bestia vivía en el subsuelo de Nueva York, en un mundo paralelo habitado por seres humanos que habían decidido huir de la maldad de la sociedad. Catherine se pasó toda la serie dudando entre bajarse a las catacumbas definitivamente o no. Yo, sin dudarlo, me habría dejado seducir por ese extraño mundo que mezclaba lo arcaico y lo filosófico.

El creador de la serie fue Ron Koslow, hombre que ahora nos martiriza con Moonlight (esa funesta serie de vampiros que emite La Sexta). La bella y la bestia sólo tuvo tres temporadas y se canceló por su baja audiencia. La puntilla fue el abandono de Linda Hamilton después de la segunda temporada. No obstante, pese a este carácter efímero, la serie me marcó profundamente y me quedé prendada de los dos protagonistas.

Ron Perlman, pese a ser más feo que pegarle a un padre (o quizá por eso), ha tenido trabajo durante todo este tiempo y ha participado en todo tipo de producciones. Pero si hay una interpretación suya que lo elevó a mi categoría particular de mito es la del gran Salvatore en El nombre de la rosa.

Linda Hamilton no ha trabajado tanto, en su caso ser guapa no ha sido suficiente, pero después de verla interpretando a una lánguida recalcitrante para mí fue un shock encontrármela luciendo fibra en una de las obras cumbre del cine del siglo pasado. Fue una Sarah Connor perfecta en Terminator y su metamorfosis en la segunda parte de la saga me dejó patidifusa.

Es increíble cómo series de este tipo, menores a más no poder, han adquirido con el tiempo el rótulo de “de culto”. He descubierto que La bella y la bestia tiene clubs de fans y demás parafernalia. Y yo que pensaba que mi adicción a este serie era algo rara…,. Está claro que siempre hay un roto para un descosido.

14 diciembre 2008 at 09:58 26 comentarios

Entradas antiguas


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 93 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers










Bloguzz




bannerB&W








Han pasado por aquí

  • 2,052,518 televidentes

Están mirando esta tele…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 93 seguidores

%d personas les gusta esto: