Posts filed under ‘Deporte’

Anuncios del clásico

Ah, amigos, el fútbol. Qué tiempos aquellos en los que la gente iba al bar a ver los partidos y… qué caray, hemos vuelto a esos tiempos. El espejismo gratis se terminó y ahora veremos menos anuncios como los que os traigo hoy, verdaderas perlas publicitarias que hablan de los beneficios que sacan unos y otros por la emisión de estos partidos porque, si no, a santo de qué iban a publicitarlos tanto.

El polémico. De estos hicieron una serie. También está el de la ducha, por ejemplo. Terminaron retirándolos porque se consideraron demasiado.

Con caras conocidas. Esto también es un clásico. Esta semana en la radio he oído a Joaquín Reyes y Raúl Cimas hablando del asunto, cada uno va con un equipo.

Hay dos clases de personas. En ocasiones así aparecen forofos por todas partes y parece obligatorio tomar partido, nunca mejor dicho. Pues va a ser que no.

El de la épica. Cuando la belleza del deporte está por encima de todas las cosas. Igual se pasan con lo de héroes pero no es más que un anuncio que resalta los valores del fútbol, que también los tiene.

El de las bajas pasiones. Y es que el fútbol saca lo peor de nosotros mismos (de algunos más que de otros). Creo que las respectivas hinchadas quieren ganar para no tener que soportar las coñas de la semana siguiente (meses, si el seguidor rival tiene verdadera mala leche).

Lo curioso es que todos estos anuncios tienen parte de razón y es fácil que los aficionados al fútbol se sientan identificados con ellos. Porque sí, el fútbol levanta pasiones, nos guste más o menos, y mueve una cantidad de dinero brutal. Que gane el mejor.

28 noviembre 2010 at 08:05 4 comentarios

La papeleta de Sara Carbonero

Me gusta el deporte y soy seguidora de los programas deportivos, qué le voy a hacer. El caso es que anoche escuché en El Larguero que la prensa deportiva iba a hacerse eco de los comentarios de Sara Carbonero en el programa de Ana Rosa, donde participa en la tertulia semanal sobre fútbol desde esta temporada. Ya sabéis que Ana Rosa es feminista, o de eso presume, y supongo que impulsada por ese feminismo simplista ha escogido para la tertulia a dos mujeres que saben de fútbol: a Sara Carbonero y a Cristina Tárrega. Pero a lo que iba, que sí, que hoy el Marca y el As destacan las palabras de Carbonero como si fueran palabra de Dios. Imaginad la lectura que se hace del asunto. Supongo que la prensa generalista haría lo mismo si Sonsoles Espinosa, la mujer de Zapatero, participase en una tertulia política.

La que le estará cayendo a Carbonero es de órdago. Si este verano la pusieron a caldo en el Mundial, ahora llega septiembre y, zasca, nuevo garrotazo. No me extrañaría que en próximas semanas viésemos a Casillas aparecer por sorpresa en Ana Rosa para plantarle un morreo a su novia, otro, que fue lo que la última vez consiguió callar bocas, incluida la de la propia Sara. A Ana Rosa esto le gustaría mucho, estoy segura, de hecho es ella la que le hace la “broma” a Carbonero preguntándole por los problemas del capitán del Real Madrid. ¡Ay, Ana Rosa!, que se te ve el plumero.

¿Se puede criticar a Sara Carbonero por ser mujer? ¿Hay que dejar de criticar a Sara Carbonero porque es mujer? Francamente, no creo que en este caso haya debate feminista que valga. Ahí tenemos a Cristina Tárrega, casada con el ex futbolista Mami Quevedo, que puede hablar de lo que le dé la gana sin que nadie la mencione. De hecho, corrobora muchas de las opiniones de Carbonero sin que nadie venga a decir que sabe lo que sabe por compartir su vida con alguien vinculado al fútbol.

Yo creo que en general se le tiene ojeriza a Sara Carbonero porque se le supone el disfrute de información privilegiada como si esto fuera algo único y excepcional. Todo periodista deportivo tiene contactos y amistades en los vestuarios pero, por algún motivo, que cualquier periodista filtre una información en forma de noticia es más llevadero para el gremio que el hecho de que Sara Carbonero emita una opinión en la tele. A ver con qué rellenarían los programas la gente de Punto Pelota, por ejemplo, si no tuvieran contacto con los jugadores. Ahora, además de no estar supuestamente capacitada para informar, tampoco lo está para opinar. A este paso no tardará en tener que pedir permiso para salir a la calle.

Me fastidia el acoso y derribo contra Sara Carbonero, sí. No soy fan suya, no me gusta especialmente su forma de trabajar, pero no considero que lo haga peor que otras personas. Para muchos su delito es que trabaja en Telecinco y eso, por mucha rabia que nos dé, no me parece motivo suficiente para defenestrar a nadie. A otros les fastidiará que esté con Casillas y este motivo me parece aún más absurdo que el anterior. Ni ella ni él me parece que sean “tontacos” y ambos conocerán perfectamente los límites de la relación que mantienen. No entiendo por qué presuponer que ella saca tajada y él no. Algunos dirán que por el bien de Casillas es mejor que no opine nada pero eso es algo que deberían establecer ellos en su intimidad y los demás no somos nadie para meternos ahí.

En resumidas cuentas, creo que en el fondo de todo esto lo único que hay es la querencia de los medios deportivos a explotar los supuestos escándalos del deporte. Hace mucho que los espacios deportivos que triunfan, incluso en televisión, son los que parecen programas del corazón. Dejé de ver la información deportiva de Cuatro hace mucho tiempo, cuando aún era Canal +, porque me terminó de tocar la moral un reportaje absurdo que hicieron sobre cómo vestían los futbolistas. En ese contexto, que un futbolista y una periodista, ambos en activo, mantengan una relación, es una mina. Y curiosamente muchos de estos dignos hablan despectivamente de la tele y critican la telebasura. Yo reniego de este concepto pero si se utiliza el término me gustaría decirles que ellos hacen lo mismo.

21 septiembre 2010 at 08:30 21 comentarios

Qué esperar de la nueva temporada

Hoy es el día D, 1 de septiembre, y empiezan a calentarse las cosas otra vez después del verano que, paradójicamente, las había enfriado. Empiezan los movimientos y me temo que seguimos anclados en una especie de “stand by”. Me temo que ésta tampoco va a ser la temporada de la revolución televisiva pero quizá se den algunos pasitos de cara a la nueva era que, antes o después, tendrá que llegar. Hay cosas que no hay quien las pare. Aquí van mis predicciones según lo que me han contado la bruja Lola y Aramís Fuster.

  • Series nuevas en Telecinco y Antena 3. Han hecho un esfuerzo en lo que respecta a la ficción nacional, eso está claro. La 1 ha apostado más por reforzar las temporadas de sus series porque donde hay patrón no manda marinero y por ahora su ficción domina. Después habrá que ver qué queda de todos estos estrenos pero el esfuerzo de producción es considerable (piratas, vaqueros, barcos…), si cuaja una media elevada podríamos asistir a la consolidación de una nueva forma de hacer series y eso sería una buena noticia.
  • En el entretenimiento la cosa está más parada. Otras temporadas ha habido estrenos relevantes en este sentido pero a día de hoy no hay noticias de que se vaya a intentar nada nuevo. Eso sí, los realities de todo pelaje brotan como setas y se las tendrán que ver unos con otros, los nuevos contra los clásicos, y esas batallas se librarán sobre todo en el prime time.
  • Fruto de las disputas entre las generalistas tenemos la contraprogramación, que no va a perder ni un ápice de protagonismo. Para que os hagáis una idea, Telecinco tenía previsto empezar con OT pero al final se han decantado por estrenar antes Gran Hermano para intentar pisarle a Antena 3 el estreno de El marco, y eso que aún no se sabe ni que día empiezan. Imaginad qué puede pasar con la batalla de las series.
  • La TDT está ocupando su sitio pero sin pisar fuerte, con la excepción del grupo de Antena 3, que son los únicos que parecen tener claro de qué va el asunto. Animaos a resintonizar vuestros decodificadores y así podréis añadir nuevos canales a la lista, aunque no sé si os servirán de mucho.
  • La TDT de pago pinta aún peor porque la oferta sigue siendo eminentemente deportiva (es lo más rentable), y el que quiera poder ver series o cines de estreno va a tener que seguir optando por otras opciones. En este terreno, que es el que más novedades debería de aportar, se nota cierto temor. Goles y más goles.

Así las cosas, no espero ni siquiera consolidaciones de espacios porque la mayor parte de los estrenos de la temporada pasada duermen el sueño de los justos. Espero que cosas de la TDT vayan ganando adeptos y empiecen a considerarse las producciones específicas, perdiendo peso lo generalista. Quizá tengamos que despedirnos de La 2 antes o después. Y, eso sí, vamos a poder seguir disfrutando de los espacios más emblemáticos (cada uno que escoja el suyo). El que no se consuela es porque no quiere.

1 septiembre 2010 at 09:23 3 comentarios

‘Crackòvia’: exportando el formato del humor deportivo

Crackòvia (TV3), ha vendido su formato a Telemadrid, Aragón TV y Castilla la Mancha TV, que empezarán pronto a emitir sus versiones propias de este programa. Crackòvia nació originalmente como una especie de secuela de Polònia, el programa de sátira política de TV3, y basa sus principios en el mismo modelo aunque se centra sólo en asuntos deportivos, destacando las parodias a futbolistas, directivos y prensa escrita. El nombre del programa se va a mantener en las nuevas versiones, aunque si se le aparta de su contexto original puede quedar raro. Por lo demás, yo diría que esta vez van a tener más suerte.

¿Cuántas veces han intentado exportar el humor de Polònia? Ni se sabe, ya hemos hecho cuentas en otras ocasiones. El tema político es difícil de digerir y cuando han intentado ir por otro lado, como con La escobilla nacional, tampoco han tenido mejor suerte. Desde mi punto de vista el principal problema siempre ha sido el mismo: tratar de trasladar el modelo completo, olvidándose de que el formato es al final lo importante. Ahora con Crackòvia parece que cambian de estrategia y cada una de las autonómicas hará su propia versión, centrándose en la información deportiva de su zona y con sus propios personajes. Así sí que puede funcionar porque algo tan importante como la identidad es único y hay que tratarlo como tal.

Obviamente, con esta fórmula pierden el control sobre el resultado o, al menos, no lo supervisan de igual manera que si fueran los mismos creadores de Crackòvia los que realizasen el programa en Telemadrid, por ejemplo, pero yo creo que se aseguran una mayor flexibilidad y que las posibilidades de continuidad son mayores. ¿De qué sirve exportar un programa completo si luego no va a funcionar a mayor escala? Estoy pensando ahora en ¡Vaya semanita!,. Todos nos las prometíamos muy felices cuando aterrizaron en Cuatro pero no pudo ser. En temas de humor ser excesivamente fiel a la propuesta original es arriesgado, como ya hemos podido comprobar.

Si ésta fuera la manera, si comprobasen que ésta es la vía sería una buena noticia para todos. Las teles nacionales abarcan a un público tan amplio que es complicado que un humor tan concreto se haga un hueco, pero tiene que haber una fórmula para que todos podamos reírnos de lo mismo afrontando asuntos como el fútbol. Y no vayáis a pensar que el tema es superficial, qué va, porque la crítica y la sátira hincan el diente a lo general enfocándose en lo particular. Tengo muchas ganas que los de Minoria Absoluta alcancen el éxito nacional que se merecen. Sería genial para la salud mental de nuestra televisión.

19 agosto 2010 at 08:33 6 comentarios

Telecinco y el fútbol hacen historia

Perdóneme, padre, porque he pecado. He visto todos los partidos del Mundial que he podido (me gusta el fútbol); he disfrutado con el pulpo Paul; he deseado recuperar la vuvuzela que teníamos en los años 80; he maldecido a Telecinco por sus cortes publicitarios con ventana compartida y por sus entrevistas grabadas a pie de campo mientras a nosotros nos ponían anuncios; he rabiado un poco porque a Telecinco les estuvieran saliendo las cosas tan a pedir de boca…,.

Anoche ninguna cadena quiso competir con la emisión del partido de fútbol y las calles a partir de las ocho y media se convirtieron en sitios solitarios. Ayer fue un buen momento para hacer planes si el fútbol no era lo nuestro. A estas horas es fácil suponer que la emisión habrá hecho unos registros históricos porque en la parrilla de generalistas no había alternativas. Nadie quiso quemar cartuchos en una noche que, sí o sí, iba a ser de Telecinco. El resto se batieron en retirada a sus cuarteles para esperar tiempos mejores. Dicen que una retirada a tiempo es una victoria. Algunos canales hicieron especiales del partido. Sobre todo Cuatro, que desde la Eurocopa 2008 domina estos haceres, y se pasaron el día conectados con Sudáfrica, incluso repitiendo contenidos. Qué más daba, había que hablar de fútbol, aunque fuera de mala manera.

No entraré a hacer comentarios del partido a lo José María García, sólo quiero decir que esta Selección, pese a las primas que cobren y pese a que el fútbol sea uno de los mayores negocios, han hecho su camino a base de una serie de valores que, queramos o no, se transmiten a la audiencia y eso me parece el mayor triunfo. Con la cantidad de programas de dudosa moral que se emiten a diario, ver a un equipo de gente joven jugando con deportividad y siendo humildes es una imagen valiosa que puede dar ejemplo, y de ejemplos no vamos muy sobrados últimamente.

Y mi último pecado: emocionarme con el beso que ha dado la vuelta al mundo. Qué queréis que os diga, yo también tengo mi corazoncito. Sara Carbonero intentó hasta el final hacer su trabajo como estaba mandado pero la euforia del equipo se lo ponía difícil. Tiene que ser duro saber que millones de personas están esperando que metas la gamba para decirte que eres guapa pero tonta. Y entonces apareció Casillas, uno de los jugadores clave del Mundial, y redimió todo asomo de polémica con un beso en directo. Así es como se hacen las cosas: con naturalidad y con sinceridad.

En lo que a mí respecta, prometo no volver a hablar de fútbol hasta que la ocasión lo merezca otra vez. Qué se le va a hacer, nadie es perfecto y yo, como todos, tengo mis debilidades. Aún recuerdo el España – Malta de 1983, el olor de las calles y la cara de mi padre. La afición me viene de largo así que permitidme este paréntesis hoy. Sé que todo el mundo está hablando de lo mismo pero ya seré original otro día.

12 julio 2010 at 07:50 12 comentarios

Telecinco y Cuatro aupados por el Mundial

Las audiencias del mes de junio han cumplido lo que prometían. Telecinco ha liderado el mes gracias al fútbol, pero por la mínima, y Cuatro ha subido dos décima importantes. laSexta ha bajado sin la liga y a pesar de tener la Fórmula 1 (sin las carreras, habría sido la debacle). La 1 y Antena 3, sin un evento deportivo que llevarse a la parrilla, son las que acusan la caída más grande. La 2 está desaparecida en combate.

Me resulta muy chocante la paradoja: por un lado, los partidos de Liga son de pago ya casi al cien por cien; por otro, los grandes eventos deportivos en abierto demuestran su clara solvencia de cara a conseguir espectadores a millones. Será que como ya decían en los noventa, nos gusta el fútbol, pero en casa, o en el bar. Dejando a un lado la eterna polémica de lo que supone a nivel social un evento deportivo y hablando sólo de televisión, estas audiencias revelan a las claras cómo es de rentable tener en parrilla una competición de altos vuelos.

Telecinco, por ejemplo, apenas ha tenido que hacer nada más en el mes y ha podido aprovecharlo para ir finiquitando discretamente algunos programas que van de capa caída. Es el caso de Supervivientes, que renquea en la noche de los jueves. En otras condiciones ya habrían cambiado su día de emisión para probar suerte pero con el fútbol como garantía de share han decidido dejarlo donde está hasta que termine y aquí paz, y después gloria. Hasta algunos estrenos sonados han sido pospuestos por el fútbol y es que la publicidad que están metiendo en los partidos tiene que ser una inyección vital para la cadena.

Cuatro, por su parte, sólo puede presumir de Mundial este mes. Ha tenido algún que otro estreno que han pasado sin pena ni gloria, como ese de Fiesta, fiesta o su Hotel, dulce hotel. Pero qué más da, con el fútbol todo se tapa. Lo mejor ha sido estrenarlos este mes, son estrenos sin riesgos porque a pesar de que no funcionen no lastran los datos de audiencia. Están tan metidos en harina que la contraprogramación les sale por las orejas. Hoy mismo han decidido emitir la semifinal de Wimbledon con Nadal y Murray, además del partido de fútbol entre Brasil y Holanda.

Y ¿qué podéis hacer los que nos os gusta el deporte en televisión? Buscar alternativas, es lo único que puedo deciros. Esas descargas atrasadas, esos libros sin leer, una tarde en la playa…, no sé. Lo cierto es que la televisión generalista está hecha para audiencias mayoritarias, ya sean de deporte o de escándalos amorosos del famoseo, por ejemplo. Todo lo demás, los porcentajes pequeños, son los primeros en caer. Si formáis parte de la minoría, os acompaño en el sentimiento porque mientras la Selección Española de Fútbol siga pasando fases, hasta los informativos van a ser, como lo son ya, un infierno de noticias ridículas y anecdóticas relacionadas con el deporte. Que un evento deportivo abra un informativo siempre me ha parecido demencial, pero tienen que animar el cotarro de sus propios productos. El autobombo en los titulares ya es norma y los informativos cada vez informan menos y “forofizan” más. Hay que fastidiarse. Mientras la recuperación del Águila Imperial no dé dinero en forma de publicidad y arrastre el interés de los espectadores, no será noticia. Y como ésa, muchas otras. Las fuentes de información hay que buscarlas en otros sitios.

2 julio 2010 at 08:07 11 comentarios

Entradas antiguas


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 92 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers










Bloguzz




bannerB&W








Han pasado por aquí

  • 2,023,302 televidentes

Están mirando esta tele…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 92 seguidores

%d personas les gusta esto: