Posts filed under ‘Cine’

‘Torrente 4′: Cómo promocionar una película

Hasta en la sopa. Santiago Segura está pisando más platós que la novia cornuda de cualquier torero. Puede hacerse pesado, o a mí me lo parece, pero a estas horas no hay nadie que no sepa qué es Torrente 4, cómo es la camiseta, cuál es la cuenta Twitter de Santiago Segura o quiénes salen en la película. Va a llenar los cines, de eso estamos todos seguros, y la suya volverá a ser una de las películas más taquilleras del cine español porque, aunque a algunos les pueda molestar ese halo populista, al fin y al cabo es lo que funciona y si se trata de vender, él sabe vender sus películas. Para ello, la televisión es clave.

El hormiguero, La noria, Sé lo que hicisteis, Buenafuente, una portada en Interviú, apariciones en los informativos… cualquier escaparate le sirve, no tiene prejuicios y se atreve hasta a tuitear en directo, incrementando exponencialmente su número de seguidores en Twitter gracias a la televisión. Podríamos decir que Santiago Segura, o su personaje, no tiene vergüenza ni escrúpulos, y hace bien. Utiliza la televisión para sus propios fines, como hacen la mayoría, pero sin hacer daño a nadie, eso sí, y obtendrá como beneficio unos buenísimos resultados en taquilla, que es de lo que se trata.

Cuando Telecinco producía películas, hace tiempo que no se vuelcan públicamente en ninguna, hacía que sus actores y directores pisaran todos sus platós. Recuerdo que Belén Rueda, cuando protagonizó El orfanato, estuvo en Ana Rosa, por ejemplo. Claro que Belén Rueda no tiene la chispa de Santiago Segura y le debe de ser más difícil sobreponerse a la idea de que se está vendiendo a la tele, que la tele no es más que una desagradable obligación que va con el papel y que por si ella fuera jamás habría pisado un plató de ese corte. Ojo, todo esto son suposiciones mías y no la critico, la entiendo, pero cuando se trata de vender una película hay que tragarse ciertos sapos, y eso es lo que Segura hace muy bien.

La industria del cine, la formal, le tiene mucha tirria a salir en la tele. Seguramente por lo bajini se criticará a Segura por su proliferación en todos los medios y programas. Para algunos supone rebajarse y evitan enfrentarse a su público, que es justamente el que está viendo la tele. ¿Con quién piensan llenar salas de cine si rechazan a los espectadores? Lo de Santiago Segura nos puede parece que es pasarse, yo no iré a ver su película porque no entra en mis cálculos pagar la entrada más el suplemento en 3D, pero entiendo que vaya a ser un éxito. Él se lo ha trabajado así y no creo que sea cosa sólo de contratar a famosetes de medio pelo. Creo que sería capaz de venderle hielo a los esquimales.

7 marzo 2011 at 09:11 15 comentarios

El torro de los Goya

Tenemos nuevo santo en Internet, San Álex de la Iglesia, que anoche pronunció su último discurso como Presidente de la Academia, porque además es que es mártir para su desgracia, con una llamada a la coherencia, a la realidad y con un par de… narices. Las caras de los contraplanos que nos ofreció la realización lo dicen todo. A mayor número de muecas, mayor número de aciertos. Tal y como iba la cosa, con un Andreu Buenafuente muy moderado y con los discursos obviando el tema (menos el de Jorge Drexler), muchos llegaron a dudar de que de la Iglesia fuese a ser capaz pero ahí estuvo, como un campeón, y desde mi pequeña parcelita quería darle las gracias por su honestidad. Ya hay quien hace la broma diciendo que tendría que ser Ministro de Cultura pero no, por favor, que ya se ha demostrado, y éste caso es el claro ejemplo, que la política lo estropea todo.

Televisivamente hablando esperaba mucho más de la Gala, sobre todo porque la del año pasado estuvo mejor y esperaba que pudieran superarse, pero no. El inicio de la gala, con el montaje de las películas, fue prometedor, pero luego Buenafuente salió poco y su declaración de intenciones de obviar la realidad le quitó fuerza al momento. Vamos a ver, habría estado gracioso que se hubiese metido en el tema de las descargas a saco (hizo alguna que otra broma velada). Entiendo que no lo hiciera pero creo que hay un término medio entre hacer sangre del asunto y pasarlo totalmente por alto. En general la ceremonia intentó repetir éxitos de la pasada y, claro, hay cosas que una vez chocan pero que cuando se vuelven repetitivas pierden fuerza, como el número musical, Santi Millán recubierto de besos o Santiago Segura haciendo de Torrente una vez más.

En Twitter había mucha gente que suspiraba por la censura de Televisión Española respecto a las acciones emprendidas por Anonymous en contra de la Ley Sinde pero no hubo suerte. En los momentos previos a la Gala, Carlos del Amor le preguntó por las protestas a Álex de la Iglesia y a la Ministra, y en el informativo le dedicaron una pieza a la manifestación. Además la cadena lo ha subido todo a YouTube. Creo que hay que quitarse el sombrero ante Televisión Española en lo que a esto se refiere. Aún así, también podemos ver los vídeos que el propio colectivo fue subiendo a Internet desde las puertas del Teatro Real.

Fallos incomprensibles de la Gala: la vuelta a los discursos eternos y sin sentido (siguen pensando que la fiesta del cine español no tiene por qué ajustarse a ritmos televisivos); la edición del momento “in memorian” que hacía imposible que el espectador viese quiénes eran muchos de los homenajeados en el momento; que se colase Jimmy Jump es inconcebible; las piezas inconexas con referencias a ceremonias pasadas que tendrían que haber servido para hilvanar la gala terminaron pareciendo cortes sin sentido; faltó ritmo en general y ni Buenafuente fue capaz de arreglar eso.

En resumen, lamento que la Gala no haya estado a la altura de la del año pasado. Esperaba divertirme pero no hubo manera y según avanzaba la noche se hacía todo más y más aburrido. Es posible hacerlo mejor, el año pasado lo hicieron mejor. Quizá sin la polémica del momento todo habría sido más fluido y tomar la decisión de pasarla por alto para destensar, como dijo Buenafuente, no surtió el efecto deseado. Yo ya sé que el cine es la fábrica de sueños pero de ahí a que intenten aparentar que viven en un mundo aparte va un paso. En fin, ahora ya no se puede hacer nada más que esperar la Gala del año que viene. Ah, y enhorabuena a los premiados.

14 febrero 2011 at 08:57 5 comentarios

‘Águila Roja’ al cine: los motivos

Hecha la Ley, hecha la trampa. ¿Que la Ley dice que las televisiones tienen que invertir un porcentaje de sus ingresos en producción de películas? Blanco y en botella. Además, con los datos que está haciendo en televisión Águila Roja no es de extrañar que alguien haya pensado en sacarle rédito cinematográfico. Muchas series han estrenado temporadas en pases en cines y hay, por ejemplo, una peli de Los hombres de Paco.

La noticia de la película de Águila Roja nos dice que está producida por Daniel Écija (Globomedia), y dirigida por José Ramón Ayerra que, a su vez, es productor de Águila Roja, LEX o Los hombres de Paco. He buscado la información acerca de quiénes van a ser los guionistas pero no he podido confirmar mi sospecha (los guionistas nunca aparecen en noticias de este tipo): creo que serán los mismos de la serie, como ha pasado otras veces. El grueso del reparto va a ser el de la serie aunque hay alguna que otra incorporación (Martina Klein, por ejemplo), pero ninguna con un brillo deslumbrante. La historia de la película es una trama propia, la lucha contra un complot internacional, pero estará rodada en escenarios similares a los de la serie.

Diréis que esto es calentarse poco la cabeza, otros pensarán que el cine se ensucia con cosas así, los habrá que nieguen el mérito a propuestas de este tipo. Evidentemente se trata de un proyecto con clara vocación comercial, como lo son todos, pero no me parece justo dar por supuesto que no tendrá mérito cinematográfico, por decirlo de alguna manera. Y aunque así fuera, aunque resultase una propuesta sin valor artístico, si cumpliese sus objetivos económicos ya podría darse con un canto en los dientes (son decenas de películas al año las que se producen y ni siquiera llegan a los cines).

En estos asuntos se suelen mezclar términos y conceptos. Es un tema espinoso por la cantidad de cosas que implica: la trampa para superar las exigencias de la Ley, el recurso fácil de lo más visto en la tele, la escasa inversión en personal ajeno a las producciones televisivas…,. Yo me inclino a pensar que estas propuestas, aunque se proyecten en cines y se rueden en treinta y cinco milímetros (esto es un arcaísmo porque lo que está más de moda es el digital), al fin y al cabo siguen siendo flecos de la industria televisiva aunque para la industria del cine pueda considerarse como intrusismo. Los intereses en esto son tantos y tan variados que es imposible no entenderlos a todos, pero como esto es un blog de tele y a mí me gusta el cine, tiendo a pensar que hay sitio para todo el mundo.

La industria televisiva nacional tiene muchas carencias. De hecho es difícil considerarla una industria en sentido estricto pero, así y todo, si este tipo de propuestas sirven para afianzar los cimientos de la tele nacional, les doy la bienvenida. Otra cosa es que los réditos de estas series convertidas en cine se inviertan en proyectos televisivos innovadores, algo que no suele pasar. También es verdad que estas propuestas me parecen que ejemplifican eso del “pan para hoy, hambre para mañana”: beneficios económicos inmediatos y poca perdurabilidad e innovación. Cierto es que preferiría que las televisiones apostasen por estrategias más sólidas y de más largo recorrido, que enfrentasen la realidad que se les viene encima en lugar de evitarla, pero con ideas como estas llegamos al quid de la cuestión: la industria la dirigen personas que representan los intereses de grupos mediáticos. El requiebro es enorme y la distancia entre los despachos y la realidad parece cada vez más insalvable.

Así las cosas, si películas como ésta sirven para dar de comer a un grupo de gente, para aumentar sus experiencias y conocimientos, y para posibilitar nexos y uniones, encuentro perfecto que las hagan. Luego el aprovechamiento que saquen de algo así es harina de otro costal pero, en resumidas cuentas, menos da una piedra.

13 agosto 2010 at 08:25 9 comentarios

Presentadoras y actrices: el largo camino a la interpretación

Ya lo dijo Pilar Rubio en su día, que si fichaba por Telecinco era porque tendría la posibilidad de participar en alguna serie de la cadena. De eso hace seis meses y hoy ya sabemos que será la estrella femenina de Piratas, una serie sobre lo obvio que estará ambientada en la época de los corsarios. A primera vista, promete ser una producción de las gordas.

La carrera de Pilar Rubio en el cine ha existido pero ha sido irregular, no ha alcanzado éxitos relevantes, y la televisión es un medio más que útil para probar registros, sobre todo si una es presentadora estrella.

Por otro lado, hace unos días me preguntaba dónde iba Cristina Urgel y hoy ya sé la respuesta: se ha ido a Colombia a grabar la serie La Reina del Sur para Antena 3 y Telemundo. Otra presentadora que ficha por una cadena con la promesa de hacer entretenimiento a cambio de ficción. En este caso, el proyecto es ambicioso porque Telemundo tendrá la serie de sesenta episodios y, aprovechando la jugada, Antena 3 hará la misma serie pero en trece capítulos. Un mismo proyecto para dos mercados diferentes, y Cristina Urgel intentando meter cabeza a ambos lados del Atlántico.

La trayectoria como actriz de Cristina Urgel en cine ha sido aún más irrelevante que la de Pilar Rubio, pero sí se puede asociar su nombre a algunos proyectos de ficción televisiva que tampoco han ido muy allá (El auténtico Rodrigo Leal o La dársena de poniente, por ejemplo), pero que la sitúan en el recuerdo de algunos espectadores.

Y es que éste es el nuevo rumbo para las presentadoras con ansias de dar el salto y consolidarse como actrices: tienen que aceptar presentar entretenimiento para que la cadena les brinde ficción. Y no todas las cadenas sirven para esto. La 1, por ejemplo, no acostumbra a mezclar papeles. Cuatro y laSexta apenas producen ficción y no les caben estrellas con demasiado relumbrón en sus parrillas (aún les falta conseguir espectadores). Pero Telecinco y Antena 3 son cadenas idóneas para dar este salto.

En ambos casos, el nivel de producción propia es elevado. Esto no asegura el éxito y en cada proyecto hay un riesgo pero el mercado de actrices nacionales está tan ajustado que ser presentadora para ser actriz parece una fórmula sólida para evitar otros obstáculos. La televisión asegura a veces más espectadores que una película en el cine, se hacen contactos y puede que, al final, alguien las tome en serio y les dé el papel de su vida. Es difícil, sí, pero es posible.

Sin ir más lejos, me acuerdo de Belén Rueda. Su camino ha sido largo pero ya ha tocado con éxito todos los palos y en la próxima temporada volverá a estar en Telecinco con otra serie (Soldados). Si esto nos lo hubieran dicho hace años, nos habríamos partido de risa.

23 julio 2010 at 08:30 7 comentarios

Un reality para los Cruise

Como lo leéis. Tom Cruise, su mujer y su hija serán los protagonistas de un reality destinado a demostrar varias cosas:

  • Que son una familia normal, a pesar de ser cienciólogos.
  • Que Katie Holmes no es tan tonta como parece (yo tengo la teoría de que sufre el síndrome Cruise, que las deja hechas polvo).
  • Que nada de lo anterior tiene sentido si al mismo tiempo afirman, como han hecho, que su reality va a basarse en Los Osbournes.

Dejando de lado el corte tonto de la noticia en sí, creo que no hay que pasar por alto (tratándose de Tom esto es fácil), que una vez más la televisión vuelve a ser la salvación de los honores perdidos. Salta esta noticia, casualmente, cuando Noche y día, el reciente estreno de Cruise con Cameron Diaz, no ha sido brillante en Estados Unidos y en España no ha despuntado demasiado. De hecho, el reality supuestamente nace de unos materiales que Tom estaba grabando para sus fans con la intención de unirlos a la promo de la película.

¿Habrá algo peor que ver cómo tu imagen pública se va al garete? Por lo visto, no, y aunque el reality finalmente no se lleve a cabo (es lo que sospecho), la sola idea de la “familia normal” ya es un revulsivo frente a esas noticias del papel cuché que hablan de placentas, de amistades peligrosas con Victoria Beckham y demás. Realmente, si estamos hablando de televisión, el rollo de “familia normal” no interesa a nadie. O nos enseñan sus monstruosidades o mejor que los vídeos idílicos se los guarden para sus fiestas de postín.

Hace un tiempo comentamos el reality de Steven Seagal y otros ejemplos. Seagal consiguió un éxito apabullante que pilló desprevenido a más de uno. ¿El secreto? Seguir manteniendo su personaje de éxito en los 90 en un reality. Pese a que pueda parecer una contradicción parece que la gente aún no tiene claro que reality no es sinónimo de realidad, sino de verosimilitud. El reality de Cruise funcionaría si la familia apareciese haciendo prácticas religiosas poco edificantes, si Katie se revelase como una histérica y Suri como una niña caprichosa y consentida, pero si lo que quieren hacer es un publireportaje el reality no es el medio.

Personalmente me importan poco las aventuras y desventuras de los Cruise pero sí que me gusta que se tome la tele en serio. Todos los formatos tienen su razón de ser, hasta los que puedan gustarnos menos, y en este caso el reality cumple una función cómica y de culebrón que no hay que soslayar. Sólo nos faltaba eso, que empezasen a cambiar los géneros televisivos a razón de los intereses de marketing de unos pocos. Que contraten anuncios y tan contentos.

21 julio 2010 at 07:31 6 comentarios

‘Tormenta’, una nueva TV Movie que me suena

El de arriba es el trailer de La ola, una fantástica aunque minoritaria peli de 2008. Y ahora voy a pegar la sinopsis de Tormenta, la nueva TV Movie de Calparsoro para Antena 3, tal y como la he leído aquí:

“Se decide dividir la clase en dos grupos, los nacionales o “superiores” y los extranjeros o “inferiores”. El objetivo que han de conseguir tanto unos como otros son los privilegios de comida, alojamiento y acceso a los libros para preparar los exámenes. Hay alumnos de otras etnias que entran en el grupo de nacionales y viceversa. Sin embargo, lo que en un principio se plantea como un simple juego se convierte rápidamente en algo incontrolable que transforma el aspecto lúdico y docente de los cursos en una máquina de corte castrense donde la competencia y la excelencia se erigen como únicos valores”.

¿Qué me decís? Yo es que ya estoy curada de espantos, o eso creo, pero cuando llega un caso como éste siempre me pregunto lo mismo: ¿tan difícil es buscar materia prima no explotada ya? Porque, claro, lo de basado en hecho reales queda genial para una TV Movie y, de hecho, ya casi parece un requisito ineludible para que la producción funcione pero como podéis comprobar aunque el contexto o desarrollo de la historia sean diferentes, la idea de la TV Movie de Daniel Calparsoro no es nada original. Por un lado, repite fórmula con adolescentes encerrados y, de hecho, busca repetir el éxito de El castigo, y por otro centra su mirada de una forma cómoda en cosas que han hecho otros ya. Es lo malo de la maquinaria de las TV Movies, que tienen que salir como churros y más en esta época, con las teles volcadas en el género. Por lo menos tenemos que agradecer que no es el biopic de un famoso pero, eso sí, el reparto está lleno de jóvenes actores televisivos con un atractivo fuera de toda duda.

Antena 3 no ceja en su empeño de convertirse en cadena de adolescentes. Anoche, sin ir más lejos, emitieron Luna nueva, de la saga Crepúsculo. Hombres lobo, vampiros, adolescencia, hormonas…,. También produjeron el año pasado Mentiras y gordas para el cine. Tiene en su haber el éxito de Física o Química y de El internado. Vamos, que la tendencia es clara. Su problema, desde mi punto de vista, es la heterogeneidad de la oferta. Que sí, que es un canal generalista que tiene que ofrecer cosas para todos los públicos, pero entiendo que la muchachada prefiera en horario de tarde las pasadas de rosca de Sálvame antes que la sobriedad elegante de Glòria Serra en 3D. Cristina Lasvignes tampoco fue un buen icono en ese sentido.

Vamos, que en ficción, a base de ensayo-error, van haciendo camino, pero en entretenimiento se quedan atrás. Las TV Movies son un ingrediente más de la mezcla. La Ley les obliga a invertir un porcentaje de sus ingresos en cine y las TV Movies hasta ahora se han demostrado rentables. Eso sí, van a terminar matando la gallina de los huevos de oro si siguen repitiéndose más que la cebolla. Supongo que serán de la filosofía de “que nos quiten lo bailado” y lo entiendo. Por suerte, nosotros podemos quitar la cadena en cuanto nos dé la gana.

14 julio 2010 at 08:17 8 comentarios

De la tele al cine: estrenos y rumores

Cómo se nota que la nostalgia vende y ahora, con los nuevos medios, el negocio está servido. De todos los colores son las adaptaciones que se nos vienen y unas dan más miedo que otras. Mis recuerdos tristes del año pasado son la película de Sexo en Nueva York (una pamplina como un piano), y la adaptación de Superagente 86 (amo a Steve Carell con todas mis fuerzas, pero el guión no daba para mucho). Hace más tiempo vi Corrupción en Miami (una macarrada que deja la original a la altura del betún). Y es que parece difícil que las adaptaciones superen el filtro de nuestros recuerdos, pero una vez pagada la entrada del cine (aquí en Elche las pelis en 3D valen diez euros en fin de semana), lo que menos importa a la industria es si la peli gusta o no. Si picamos con el trailer, estamos perdidos, así que ojo con estas adaptaciones que os traigo hoy porque yo no me responsabilizo si las pelis al final resultan ser un asco. Aquí ya hablé de MacGyver y El equipo A, así que vamos con otras.

  • Los Pitufos. Ojo que uno de los guionistas fue guionista de la serie en los ochenta. Espero que eso sea garantía de algo. Yo no puedo evitarlo, debe de ser una tara generacional, pero cada vez que veo a Papá Pitufo, me acuerdo de Martes y Trece con su “Papá Pitufo, Papá Pitufo. Papaaa Pitufooo”.
  • Entourage. A punto de empezar a emitirse la séptima temporada, que será la última, en Estados Unidos, ya hay vía libre para la película, que en la IMDB tiene fecha para 2013. Mark Wahlberg (de New Kids on the block al cielo), ha prometido que la peli estará a la altura de las expectativas. Sobre todo de las expectativas de su bolsillo. El rollo adolescente puede dar mucho de sí en las salas de cine pero como le quiten el componente intelectual de la serie, va a ir a ver la película quién yo me sé.
  • The equalizer. Otra de los Ochenta que aquí se conoció como El justiciero. Acción por un tubo con un protagonista de excepción, Russell Crowe, que anda algo perjudicado económicamente hablando porque su último estreno, Robin Hood, le ha dejado el bolsillo temblando. La película tiene fecha de estreno en 2011 y lo que yo les pediría es que mantuviesen ese sórdido rollo ochentero y que no incluyesen a los enemigos públicos americanos, pero quizá sea demasiado. Eso sí, una tiarrona guapa no nos la quita nadie, aunque en la serie el personaje no existiera como tal.
  • 24. Por ahora tiene fecha de estreno para 2012 y es una de las pelis más esperadas por los fans de la serie, que la llevan reclamando mucho tiempo. Jack Bauer ha dejado un vacío de los grandes y si la peli funciona creo que podemos tener saga para rato porque cumple todos los requisitos: acción, tramas renovadas, estructura y un héroe reconocible.
  • Arrested development. ¿No habéis visto esta serie? Pues no sé a qué estáis esperando. El verano es buena época y sólo son tres temporadas pero, eso sí, os aviso de que fue cancelada de mala manera y la peli es una redención que lleva años rumoreándose pero que parece que ahora sí, por fin, llegará en 2011. Amantes de lo absurdo y del gag de situación, no la dejéis escapar, es una verdadera obra maestra. Aquí me extendí glosando sus virtudes y espero la peli con ansia porque el responsable es el genio que creó la serie, Michell Hurwitz.
  • Friends. La IMDB que todo lo sabe no dice ni media de esta peli, que lleva rumoréandose años. Las últimas noticias la sitúan en 2011 y a mí me da más miedo que una granizada porque siempre que se habla del tema se comenta que será una reunificación de los “colegas” años después. Para eso, que dejen la serie en paz, por favor, que andamos escasos de mitos como para que nos vayan tirando por tierra los que tenemos,

20 junio 2010 at 08:39 14 comentarios

Entradas antiguas


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 96 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers










Bloguzz




bannerB&W








Han pasado por aquí

  • 2,071,984 televidentes

Están mirando esta tele…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 96 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: