Posts filed under ‘Autonómicas’

Grandes programas de TV3

Los que tenemos una edad en la País Valencià hemos tenido la suerte de crecer con TV3, la autonómica catalana, que hasta el viernes podía verse en el territorio gracias a unos repetidores instalados por Acció Cultural y que se financiaron siguiendo el modelo de suscripción popular. Yo pagué mis cien pesetas en 1982 para poder ver la autonómica catalana. El proceso de cierre de los repetidores lleva en marcha un par de años y el apagón total y definitivo llegó el viernes. ¿Por qué se han clausurado los repetidores? No entraré a enumerar aquí motivos políticos pero en resumen diré que porque a Francisco Camps y su corte les ha dado la gana. No les convenía la pluralidad. Pero bueno, no es el tema, hoy quiero hacer un homenaje a esos grandes programas que pude ver en TV3 y que me enseñaron muchas de las cosas que sé hoy de televisión. La más importante: quererla y valorarla.

- Bola de Drac. Supongo que cada uno preferirá la versión doblada de su autonómica. Yo siempre preferiré la de TV3 y ésta es la canción que me sé. Fue toda una revolución y pude vivirla gracias a TV3. En Canal 9, la autonómica valenciana, llegaron bastante más tarde.

- Poblenou (1994). Fue mi primera telenovela patria (antes veía también en TV3 Neighbours), y, aunque después vendrían otras, a esta le guardo un cariño muy especial precisamente por eso, por ser la primera. Esta serie también la emitió Antena 3 con el título de Los mejores años, por si a alguien le suena. He visto crecer a Quim Gutiérrez, entre otros, gracias a ella. Con esta telenovela se inauguró el modelo de producción local, ambientada en entornos reales y con personajes cotidianos.

- La vida en un xip (1989 – 1992). Programa debate sobre actualidad con una estructura que empezaba con una serie, La granja, ambientada en un bar popular y cuyo capítulo trataba del tema en cuestión, después iba el debate y al final se aportaba una encuesta real, realizada con los parámetros sociológicos correspondientes (nada de votar por Internet y cosas de esas). De este espacio aprendí pluralidad, a debatir con argumentos y a escuchar al resto.

- Persones humanes (1993 – 1996). Cito éste porque es el recordado por haber descubierto a Buenafuente pero, en realidad, todos los programas que hacía Miquel Calçada (Mikimoto), son memorables. De estos espacios aprendí qué era el entretenimiento sano, el humor inteligente y la parodia. Muchas veces echo de menos a Mikimoto.

- Malalts de tele (1997 – 2000). Un fantástico programa de crítica televisiva que repasaba en clave de humor lo más divertido de la tele. Me enseñaron a reírme de la tele y a ellos no les denunciaron por hacer zappings. Eran otros tiempos.

Y hasta aquí mi repaso. Sé que la entrada de hoy ha quedado muy localista pero quería reivindicar de alguna manera una cadena que, por el idioma, pasa inadvertida para mucha gente. Que ahora mismo el APM? sea un éxito nacional gracias a YouTube no es casualidad, llevan muchos años produciendo buena televisión. Y conste que me he dejado el Canal 33, el segundo canal, que de ahí podría sacar programas para hacer dos entradas más. Sobre el cierre de los repetidores de TV3 sólo me queda decir una cosa:

20 febrero 2011 at 09:27 12 comentarios

Campanadas en diferido

Desde que en 2007 me comí las uvas con laSexta y pagué la novatada porque las dieron en diferido y antes de hora, ahora voy loca buscando anécdotas similares y no, ni ha sido la única ni ha sido la primera vez que se dio tal circunstancia. De hecho, y estáis avisados, este año las dan en diferido otra vez pero ya avisando, como está mandado.

Las campanadas del 2002 de Telecinco también fueron en diferido y a traición. Aquel año las llamaron “campanadas solidarias” y las dio Mercedes Milá desde Muxía para apoyar a la zona más perjudicada por el desastre del Prestige. Aquel año a los de Telecinco les quedó todo muy mono, con unos barquitos situados como un reloj, dando bocinazos a cada campanada. Días después tuvieron que confesar, porque en el momento no dijeron ni media, que lo que se emitió fue en realidad el ensayo general porque el 31 amaneció con un temporal que les fastidió la posibilidad de hacer un directo. En aquel entonces también se adelantaron al horario y las emitieron a saco tras un bloque de anuncios.

En 2003, los soldados desplazados en Iraq tuvieron uvas peladas en lata y campanadas grabadas a una hora surrealista. Esto de las tradiciones se lleva demasiado lejos. A estos señores les pusieron un vídeo grabado de una cadena autonómica a las diez de la mañana del día 31 para que pudiese asistir el mayor número de gente posible a la cantina y para que la celebración no entorpeciese sus labores. En fin, hay cosas tan absurdas que ni a Berlanga se le habrían ocurrido.

En las campanadas de 2008 de TV3 se les colaron unos espontáneos protestando por el Plan Bolonia y este hecho consiguió que los directivos de TV3 se planteasen muy seriamente el emitir las campanadas en diferido. Al año siguiente las emitieron grabadas justificándolo en el ahorro (para no pagar horas extra), y se dice que las de este esta ya están grabadas pero son rumores. No he encontrado confirmación del asunto.

Cuatro ha emitido las campanadas en diferido varios años pero sin duda me quedo con el montaje del año pasado. En 2009 y con motivo del Mundial de Sudáfrica, los Manolos se montaron un cutre croma que daba vergüenza ajena. Viendo el vídeo, sobran los comentarios.

En fin, lo peor de todo esto es que lo hacen con nocturnidad y alevosía. No suelen avisar de los diferidos y supongo que se encomendarán a algún santo para que la cosa no trascienda o no se note. Mi recomendación es que después de comeros las uvas no cambiéis de canal inmediatamente si sospecháis que os han dado grabado por directo, más que nada para ahorraros un berrinche. Por si alguien anda despistado, os dejo las mejores instrucciones del mundo para comerse las uvas, de la mano de Antonio Ozores.

Y para los alternativos, La 2.

¡Feliz 2011!

31 diciembre 2010 at 09:26 8 comentarios

“Mucha homosexualidad”, ¿en serio?

No termino nunca de asombrarme. Cuando ya creo que estoy curada de espantos voy y me llevo la sorpresa. La “gañanada del día” va hoy para los que votaron a favor de que el Consejo Audiovisual de Andalucía tramitase una denuncia anónima de un espectador que decía que veía “mucha homosexualidad” en el programa infantil La Banda que emite Canal Sur. Para morirse.

Tanto unos como otros han dado argumentos peregrinos a la hora de posicionarse a favor y en contra de la tramitación de esta ¿queja? Que si la conducta sexual es privada y no se puede estudiar, que si habría que tramitar todas las quejas por igual…,. Tonterías enormes. ¿Por qué nadie dice que la homosexualidad no es un delito? Sería sencillo y habrían quedado la mar de bien, pero han preferido andarse por las ramas, hacer que la noticia salte a los medios y conseguir así que el programa sea examinado por unos y por otros. Que a estas alturas tengamos que asistir a este tipo de barbaridades es grotesco.

Por otro lado, si las quejas anónimas reciben tratamiento y son estudiadas, yo propongo enviar quejas anónimas con los siguientes motivos:

  • Veo muchas mujeres en las mañanas de La 1.
  • Veo a Jordi Hurtado en mis peores pesadillas.
  • Veo que Susana Griso se ha puesto colágeno.
  • Veo que Javier Ruiz ha cogido un par de quilos.
  • Veo a Belén Esteban hasta en la sopa.
  • Veo que en los informativos de laSexta usan vídeos de YouTube.

¿Qué os parece? ¿Denunciamos a ver qué pasa? Que a estas alturas haya gente que cree que aún está activa la Ley de Vagos y Maleantes es una cosa, pero que desde las instituciones públicas no se dé una respuesta contundente al tema es lo preocupante. Y ya no digo nada de la opinión que tengo de las personas que abogan por admitir esta queja a trámite como cualquier otra. Porque lo de “acusar” de homosexualidad sigue siendo muy común en la sociedad, pero también en la tele. Hay ciertos programas en los que se permite utilizar esta palabra como insulto y hay espectadores que la usan para despreciar a ciertos presentadores. Por favor, en pleno siglo XXI y que sigamos hablando de estas cosas. Me parece terrorífico. Si la tele es un espejo de la sociedad, y viceversa, vamos apañados.

17 septiembre 2010 at 09:48 21 comentarios

‘V’, la defenestración de un clásico

Hoy quiero comerme mis palabras tal y como Diana se comió la rata en los Ochenta. Para que sigáis el hilo, esta entrada es mi propia réplica a esta otra en la que, tras ver el piloto de V, me quedé más feliz que una perdiz y pensé que la serie podía ser un buen producto. El caso es que Cotillera profesional ya me avisó en los comentarios, pero he tenido que sufrirlo en mis carnes.

Después de andar detrás de la serie como vaca sin cencerro porque en TV3 la cambiaron de horario varias veces, al final he recalado en TNT donde la emiten a una hora potable para mí y ahí he caído del burro. Ayer vi el episodio titulado “Cielo rojo” (el doce de la primera temporada), en el que se tenía que descubrir todo: la cara oculta de Diana y el hijo lagarto de Ryan (el alter ego del entrañable Willie). Después de varios episodios lentos y pesados pensé que por fin en éste venía lo bueno, pero me equivoqué.

Mi primera conclusión es que en los Ochenta éramos unos animales. Diana comiéndose la rata o el hijo lagarto de Willie plagaron las carpetas gracias a las pegatinas que venían en la Teleindiscreta y demás. Fue un momento mítico que nos dejó a todos de piedra y aquello será recordado siempre, por los siglos de los siglos. Sería de esperar que en el siglo XXI se hiciera algo todavía más osado pero no, todo lo contrario: la Anna de ahora no se comió a ningún bicho ni descuartizo a un humano vivo ni siquiera, y del hijo de Ryan apenas vimos una especie de rabito mono que se le enredaba en el dedo. Nada que ver con esto.

Antes de que critiquéis la calidad del muñeco, tened en cuenta que la serie original es de 1983 y que en aquellos tiempos no estábamos acostumbrados a este tipo de cosas. Pero dejando de lado esta pataleta nostálgica, aunque con fundamento, V me parece que ha resultado ser mucho menos de lo que podría haber sido.

La serie es fría, no hay ningún tipo de emoción. Vale que los extraterrestres no tienen sentimientos, pero los humanos supuestamente sí. Hay una barrera enorme entre los personajes, sus angustias, y el espectador. Al menos a mí me parece que todo lo que sucede en la serie es banal, poco relevante, sin ningún tipo de tensión y carente de la chispa necesaria porque no se transmite angustia. Con el paso de los episodios esto ha ido a peor.

Lo que ha aumentado de forma exponencial son los cromas que nos escupen entornos totalmente artificiales y vacíos. Creo que hay pocas cosas peores que un croma que llama la atención porque eso anula su efecto y en el caso de V es así. En lugar de contextualizar a los personajes lo que hace es situarlos en medio de la nada, en estancias sin techo y paisajes forzados. Esto no me llamó la atención al principio así que no sé si es que habrán tenido problemas de presupuesto o qué, pero ahora no puedo dejar de salirme de la historia cada vez que veo un croma mal hecho.

V ha terminado siendo una serie sin identidad y mira que eso es difícil porque al ser una historia conocida podía haberse beneficiado de ello, pero no. No recuerdo ningún momento de la actual que vaya a pasar a la historia y de la legendaria os he puesto dos de los más impactantes. Debe de ser difícil hacer una adaptación de una serie con un carácter tan marcado pero eso se puede solventar imprimiendo carácter al producto nuevo, cosa que no han hecho. Vale que aún me quedan episodios por ver pero, qué queréis que os diga, es fácil ilusionarse con un producto pero cuando llega el chasco y con la cantidad de cosas que hay por ver, la decepción pesa mucho y se convierte en un lastre importante. Así las cosas, no sé si seguiré con V, la verdad. Los momentos de “¡¿pero esto qué es?!” son cada vez más frecuentes.

10 septiembre 2010 at 08:06 19 comentarios

‘Crackòvia’: exportando el formato del humor deportivo

Crackòvia (TV3), ha vendido su formato a Telemadrid, Aragón TV y Castilla la Mancha TV, que empezarán pronto a emitir sus versiones propias de este programa. Crackòvia nació originalmente como una especie de secuela de Polònia, el programa de sátira política de TV3, y basa sus principios en el mismo modelo aunque se centra sólo en asuntos deportivos, destacando las parodias a futbolistas, directivos y prensa escrita. El nombre del programa se va a mantener en las nuevas versiones, aunque si se le aparta de su contexto original puede quedar raro. Por lo demás, yo diría que esta vez van a tener más suerte.

¿Cuántas veces han intentado exportar el humor de Polònia? Ni se sabe, ya hemos hecho cuentas en otras ocasiones. El tema político es difícil de digerir y cuando han intentado ir por otro lado, como con La escobilla nacional, tampoco han tenido mejor suerte. Desde mi punto de vista el principal problema siempre ha sido el mismo: tratar de trasladar el modelo completo, olvidándose de que el formato es al final lo importante. Ahora con Crackòvia parece que cambian de estrategia y cada una de las autonómicas hará su propia versión, centrándose en la información deportiva de su zona y con sus propios personajes. Así sí que puede funcionar porque algo tan importante como la identidad es único y hay que tratarlo como tal.

Obviamente, con esta fórmula pierden el control sobre el resultado o, al menos, no lo supervisan de igual manera que si fueran los mismos creadores de Crackòvia los que realizasen el programa en Telemadrid, por ejemplo, pero yo creo que se aseguran una mayor flexibilidad y que las posibilidades de continuidad son mayores. ¿De qué sirve exportar un programa completo si luego no va a funcionar a mayor escala? Estoy pensando ahora en ¡Vaya semanita!,. Todos nos las prometíamos muy felices cuando aterrizaron en Cuatro pero no pudo ser. En temas de humor ser excesivamente fiel a la propuesta original es arriesgado, como ya hemos podido comprobar.

Si ésta fuera la manera, si comprobasen que ésta es la vía sería una buena noticia para todos. Las teles nacionales abarcan a un público tan amplio que es complicado que un humor tan concreto se haga un hueco, pero tiene que haber una fórmula para que todos podamos reírnos de lo mismo afrontando asuntos como el fútbol. Y no vayáis a pensar que el tema es superficial, qué va, porque la crítica y la sátira hincan el diente a lo general enfocándose en lo particular. Tengo muchas ganas que los de Minoria Absoluta alcancen el éxito nacional que se merecen. Sería genial para la salud mental de nuestra televisión.

19 agosto 2010 at 08:33 6 comentarios

La manipulación informativa: incendios

Vaya por delante que esta noticia hay que ponerla en cuarentena porque se refiere a la gestión de la información de los incendios del Gobierno gallego y la fuente es la oposición pero si la utilizo para esta entrada es porque, dejando de lado interpretaciones y subjetividades, podría ser verdad. No es la primera vez que asistimos a manipulaciones en las televisiones autonómicas de mano del gobierno autonómico de turno. Cada uno puede hablar de su autonómica y llevarse las manos a la cabeza. Yo experimento en mis carnes el planfleto que son los informativos de Canal 9 que, si no adquieren más relevancia a nivel nacional, es porque se emiten en valenciano y el idioma siempre es un escollo a la hora de ampliar horizontes. Quiero decir que los informativos de Telemadrid, por ejemplo, al ser en castellano, los entendemos todos.

Acerca de la manipulación informativa vale la pena asumir que existe y superar la indignación que eso produce para intentar ir un poco más allá y saber por qué existe. Es decir: que se haga una versión libre y mal interpretada de la actualidad responde a unos intereses, normalmente económicos o electoralistas, y si nos quedamos en el cabreo no sabremos qué se esconde más allá de esas verdades a medias.

En el caso de hoy, los incendios en Galicia, el PSOE acusa al Gobierno gallego de ocultar datos, manipular cifras de héctareas y minimizar las consecuencias del fuego. Según ellos, desde el sábado las cámaras de la Televisión de Galicia tienen orden de no grabar incendios menores de ochenta hectáreas y, a la vez, se presiona a los encargados de medir los perímetros incendiados para que sus estimaciones sean menores a esa cifra. En consecuencia y si esto fuera verdad, es una manera muy efectiva de hacer desaparecer los incendios de los informativos de la cadena autonómica y de contribuir a que el discurso de Feijóo, al que podéis ver arriba abogando por la desaparición de los incendios en su comunidad, se convierta en verdad.

Ahora es cuando hay que ser malpensados. ¿Qué interés puede haber, si es que existe, en ocultar el número exacto de la madera quemada? ¿Especulación inmobiliaria, por ejemplo? Sería grave, ¿no? Más grave que la manipulación en sí, diría yo. ¿Podría esconder todo esto una campaña de imagen electoralista? También sería un propósito deleznable (esta palabra y la palabra “facineroso” me gustan especialmente). En cualquier caso las noticias en sentido estricto a veces no dan tanta información como las noticias manipuladas y de nosotros depende leer más allá de las líneas que nos ofrecen. Los métodos seguramente no van a cambiar pero al menos seremos unos ciudadanos críticos, que es precisamente lo que muchas veces la tele trata de adormecer.

Para terminar quiero pediros un favor. Si os fijáis en el texto he tratado de poner en duda todas las afirmaciones que podrían ser consideradas como una acusación de un delito. Es decir que, en términos de prensa del corazón, ésta es una entrada “supuestamente” y os pediría que vuestros comentarios vayan en la misma línea porque soy responsable de todo lo que se publica en el blog, hasta de lo que decís vosotros, y ya he tenido algún problemilla por comentarios injuriosos.

18 agosto 2010 at 08:27 8 comentarios

Entradas antiguas


Teleadicta sin remedio

"La tele que me parió" es un blog sobre televisión, sobre cómo la vemos y sobre cómo la hacen. Sólo es televisión pero me gusta y aquí encontrarás una entrada diaria de mis delirios catódicos de espectadora irredenta.

Si te suscribes recibirás las actualizaciones del blog en tu correo electrónico.

Únete a otros 92 seguidores



Seguir a Ruth en Twitter

Puedes escucharme en La caja de spoilers










Bloguzz




bannerB&W








Han pasado por aquí

  • 2,022,013 televidentes

Están mirando esta tele…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 92 seguidores

%d personas les gusta esto: